"Para mí, el futuro del tenis femenino español es bueno"

Sí alguien sabe de tenis femenino en este país, ese es Xavier Budó. Un licenciado en Administración y Dirección de Empresas que ama este deporte y que siempre ha estado ligado a él. Por eso, desde hace unos años entrena a parte de las mejores raquetas nacionales femeninas.

 

Usted jugó al tenis hasta los 18 y ahí decidió parar para estudiar una carrera, ¿se ha arrepentido alguna vez de esa decisión?, ¿le hubiese gustado ser tenista profesional?

Hasta los 18 años yo compaginaba tenis y estudios. Vivía en la Costa Brava, en Sant Feliu de Guixosl, una localidad maravillosa de 17.000 habitantes, pero donde no era nada fácil apostar por el tenis. Eran otras épocas y mis padres siempre me inculcaron la importancia de los estudios. Estudiar se me daba muy bien, pero mi pasión era el tenis. Era un buen jugador en edades juveniles, pero cuando recibí propuestas de Federaciones y Grupos para dedicarme al tenis,Ellos querían que estudiara, y me dediqué de lleno a los estudios.Eran otras épocas y no era fácil compaginar estudios y tenis a partir de los 18 años.

No me arrepiento, pero siempre te queda la duda de si hubiera valido la pena apostar por ello. Aunque siempre tuve claro que estudiaría carreras vinculadas con mi posterior inversión personal y profesional en el mundo del tenis.

Se licenció en Administración y Dirección de Empresas, pero siempre siguió ligado al mundo de la raqueta, hasta que ha llegado a ser entrenador. ¿cómo tomó esa decisión?, ¿cómo es su trabajo diario como entrenador?

Estudié primero Administración y Dirección de Empresas, soy economista y al acabar la carrera me especialicé en Recursos Humanos, Psicología e Inteligencia Emocional. Toda mi carrera me la pagué trabajando desde los 17 años en el mundo del tenis, en escuelas, y ello me permitió al finalizar la misma invertir en una “fábrica de sueños”: la academia de tenis.

Durante la carrera, paralelamente, hice muchos cursos y formación en distintas instituciones internacionles para poder formarme lo mejor posible como entrenador de tenis. Con el paso del tiempo me he especializado en tenis femenino porque creo que es un mundo apasionante, donde el trabajo emocional y mental es muy importante, y donde ellas tienen grandes cualidades personales que hacen que sea muy bonito trabajar. Para mí no es un trabajo, es pura pasión.

¿Qué consejo da siempre a sus jugadoras antes de saltar a pista?

Cada partido es una historia distinta y, como tal, lo planteo de manera especifica mediante un documento donde hay varios apartados: los aspectos básicos que le pido a mi jugadora, los aspectos más importantes a tener en cuenta de la rival, y el análisis mental y de cómo afrontar el partido, según llega mi jugadora al mismo.

Me gusta que los partidos dependan de mi jugadora y sobretodo enfoco mucho la charla en el aspecto psicológico-mental.Aporto distintos componentes de táctica y estrategia de cada partido, pero en un partido solo se juega el 20% del tiempo, en el 80% restante no se juega y la tenista tiene todo tipo de pensamientos y sensaciones. Yo trabajo para que puedan controlar esas emociones, que para mí es fundamental.

Y lo que me gusta es preguntarles mucho, saber como están, como se sienten, que ellas hablen, que todo el diálogo sea compartido. ¡por algo somos un equipo!.

A finales de año, presentó junto a Alejo Mancisidor Elitia, ¿qué es realmente Elitia?, ¿cómo ha ayudado a las jugadoras?, y ¿qué balance hace después de casi un año de vida?

Alejo y yo nos conocemos hace años. Coincidíamos por los torneos en todos los lugares del mundo y fuimos dando a la idea de juntar los dos grupos, PRO-AB y 40-15.

Ahora, creemos que fue todo un acierto. Hemos conseguido juntar a casi la totalidad de las mejores tenistas españolas y algún caso de jugadora extranjera destacada mundialmente, como la rusa Anastasia Pavlyuchenkova. Era un proyecto totalmente innovador. Un centro de alto rendimiento específico de tenis femenino, del que nos han confirmado que no existe otro a nivel mundial.

Por una parte, en Elitia disponemos de una amplia estructura a nivel técnico y deportivo. Y por otra, a un grupo de jugadoras de primer nivel mundial, con un gran ambiente de trabajo. Todas aprenden de todas, y eso siempre ayuda a mejorar su nivel. En un deporte tan individual, conseguir hacer vida de grupo ayuda mucho a nivel humano a personas que viajan 30 semanas al año. Además, cada jugadora tiene un proyecto totalmente personalizado en función de sus necesidades deportivas, sus objetivos y sus características.

Ahora hemos finalizado la primera temporada y el objetivo para el siguiente año es mejorar y buscar que cada jugadora tenga un proyecto personalizado según lo que necesite.

Quiero dar las gracias a todas las jugadoras, porque el ambiente que han creado entre ellas y con el grupo, en este primer año, ha sido una experiencia preciosa.

Con Alejo vemos el tenis de forma muy parecida y le damos la importancia a los mismos factores en la evolución de una jugadora, por tanto es muy fácil trabajar en equipo con él.

Usted ha estado trabajando en los torneos codo a codo con Carla Suárez, en su opinión ¿qué es lo que le falta a la canaria para dar el salto definitivo que la acerque al Top 20 e incluso al Top 10?

Carla tiene mucho talento y un tipo de juego que, cuando está con confianza y fluida, es capaz de ganar a cualquiera. Pero Carla mide 1.62 y tiene el revés a una mano, que es muy bonito, pero no le ayuda a contrarrestar la fuerza con la que se juega en la actualidad. ¿Qué quiero decir con esto?, que debido a su envergadura, Carla no tiene “puntos gratis” como tienen muchas de las jugadoras del Top Ten. Ella tiene que contrarrestar todo esto con mucha intensidad, agresividad, constancia mental.... Y ese es el camino por el que vamos trabajando. El circuito te exige jugar muy valiente, ofensivo, desde el saque y desde el resto, desde primera bola que tocas.

A mí me gusta siempre hablar de nivel y no de rankings. Es el nivel el que te lleva a los rankings, y más en un deporte que se juega 30 semanas al año, y que es muy justo. Para mejorar su nivel, Carla debe crecer en carácter competitivo, intensidad, agresividad tanto física como mental y dominio. Si conseguimos que su talento y su riqueza táctica se equilibren con los factores que os digo, entonces puede aspirar a crecer de nivel. Para mi un ejemplo de lo que es crecer de nivel en estos conceptos, es Sara Errani, pues te demuestra la importancia de la valentía y la capacidad de trabajo y ambición para mejorar.

"No tenemos detrás ningún programa, ni inversión importante en tenis femenino en España, y eso limita nuestro presente y nuestro futuro."

También trabaja en Elitia María José Martínez Sánchez, ¿es una tenista en peligro de extinción en el circuito?

Para mí María José es un ejemplo. Juega distinto, muy bonito, y en los torneos es mucha la gente de todos los países que le encanta ver este tipo de juego, pues como muy bien dices es una tenista en peligro de extinción. Se juega tan rápido hoy en dia, que hacer saque-volea y dejadas no es nada fácil, ya que no tienes tiempo para ello.

Para el espectáculo, es necesario que hubieran más María Josés.

Creo que con ustedes también ha trabajado Pavlyuchenkova, ¿qué le ha pasado a la rusa esta temporada?

Pavlyuchenkova nos dijo que quería apostar por un proyecto con nosotros, pero al final solo estuvo unos meses y unicamente en el apartado físico.El tenis se lo llevaba todo su hermano y decidieron tomar otro camino. No pudimos ni empezar a trabajar con ella. Creo que si apuesta por un proyecto estable y profesional, tiene un potencial espectacular para ser una gran Top Ten.

En lo que respecta al tenis femenino español, parece que ahora vienen jugadoras como Muguruza, Tita Torró o Arruabarrena, ¿cómo ve el futuro?

Para mí, el futuro del tenis femenino español es bueno. Es bueno porque hay jugadoras con talento y capacidad de trabajo y compromiso.Y estas premisas son clave. Garbiñe, Tita o Lara han hecho un gran año y son tres casos que demuestran todo esto. Las tres aún tienen muchísimo recorrido.

Por encima de ellas, por edad, tenemos a Carla y a Silvia, que para mí tienen por delante los mejores años para sacar su mejor rendimiento y su mejor tenis. Por debajo, tenemos a jóvenes promesas de muy buen nivel, como Sara Sorribes, que dará mucho que hablar.

Tristemente, todo esto llega por la capacidad individual de todas estas jugadoras. No tenemos detrás ningún programa, ni inversión importante en tenis femenino en España, y eso limita nuestro presente y nuestro futuro. Sólo hace falta analizar las ayudas actuales a jugadoras, los torneos que se han perdido...

Habla de los torneos que se han perdido, el de Marbella es el mayor claro ejemplo de ello, ¿eso demuestra la poca ayuda que recibe este deporte en su versión femenina?

Hace muchos años que nos quejamos de ello. No se ha invertido en tenis femenino, ni en su promoción, ni en el tenis base, ni en el de competición. Eso es un gran problema.

Lo que ocurre es que en España tenemos la suerte de que hay muchos entrenadores, muchas escuelas, clubs y academias privadas que trabajan bien. Eso es lo que esconde una realidad muy preocupante, que es la falta de apoyo institucional al tenis femenino.

Volviendo con las jóvenes que vienen pisando fuerte, una de ellas es Muguruza, ¿fue fácil aislarla de toda la presión mediática después de sus buenos resultados en Miami?

Garbiñe en Miami, simplemente, demostró que es capaz de ser muy buena jugadora. Asimilar todo lo ocurrido después del torneo es importante y forma parte del trabajo del entrenador.

Tras sus resultados en Miami salió a la luz pública, y en esta país estamos demasiado acostumbrados a tener números uno en muchos deportes .Esto no beneficia a las jóvenes, pues enseguida se les crea presión y se genera expectativas con ellos. Nuestro trabajo fue aislar a Garbiñe de todo eso. Ella puede llegar a ser una muy buena jugadora, pero dependerá de muschos aspectos en su trabajo diario. Es madura para la edad que tiene y es la primera que es consciente que todavía tiene que mejorar muchos aspectos en su tenis. Esa es la clave de su carrera y de su evolución en el tenis.

Garbiñe es una jugadora en la que Alejo y yo creemos muchísimo. Tiene un gran potencial y juega como juegan las mejores. Es decir, valiente, buscando siempre el punto, nunca especulando y dándole mucha importancia a los primeros tiros. Su mentalidad competitiva es buena, su patrón de juego es moderno y sus cualidades le dan mucho margen de mejora. Ella acaba de aterrizar en el circuito y solo su capacidad de trabajo y sus ansias de mejora diaria determinarán donde estará su límite.

"El problema que existe en el tenis femenino se debe a que no hay referentes claros y que el juego se basa mucho en la potencia y fuerza".

Hablando ya del tenis femenino a nivel mundial, ¿está de acuerdo con aquellos que dicen que el circuito femenino está en crisis?

No estoy de acuerdo. Llevo años en el circuito y la evolución a nivel deportivo es evidente. Muchas jugadores Top 50 pueden ganar en cualquier momento a una Top Ten y eso demuestra un mayor nivel.

Yo creo que el problema que existe en el tenis femenino se debe a que no existen referentes claros y que el juego se basa mucho en la potencia y la fuerza. Respecto al primer aspecto, creo que ahora con Sharapova, Serena y Azarenka puede existir una cierta rivalidad en su lucha por el número uno y eso puede atraer más a la gente. En cuanto al juego, se basa más en la potencia que no en estrategia o técnica, y eso a veces quita espectacularidad a los partidos.

En una entrevista que nos concedió Anabel Medina, afirmó que “la propia WTA solo se ha preocupado de mantener contentas a las Williams y Sharapova, y cuando hay alguien diferente a ellas no hay espectáculo”, ¿está usted de acuerdo?

Anabel es una deportista que habla claro y, si declaró eso, seguro que tiene sus motivos. Creo que la WTA piensa mucho en las jugadoras de arriba, en las Top Ten, aunque también es verdad que ellas son las que generan más. Sería un motivo de debate amplio este tema. Lo que sí es verdad es que hacen muchas diferencias entre las de arriba y el resto.

¿Cree que en 2013 Serena conseguirá llegar al número uno?

Serena es una fuera de serie, una número uno. Dependerá , como siempre, de su nivel de motivación en esta nueva temporada. Este año la he visto muy motivada, además físicamente está más trabajada, y eso es una señal de que tiene hambre de gloria. Cuando has ganado tanto como ella, dependes totalmente de tu estado de motivación. Esa será la clave.

Para terminar, ¿podría contarnos alguna anécdota que le haya pasado como entrenador en una pista de tenis?

No te diré el nombre, pero una vez en Roland Garros me pasó algo increíble en un entrenamiento. Carla llegó a París con escasas opciones de poder entrar en pista por una lesión de tobillo y decidimos entrenar allí los días antes y decidir si iba a jugar o no antes del partido.

En uno de los entrenamientos jugó un set contra una tenista del este y dicha jugadora se dio cuenta de que Carla estaba tocada y muy limitada en los desplazamientos, sobre todo para correr hacia delante. En una bola de break para Carla, la tenista, ni corta ni perezosa y ante la sorpresa de los presentes (Ángel Cotorro y yo), decidió sacar por debajo, como si hiciera una derecha, haciendo una medio dejada. Carla quedó tan sorprendida que perdió el punto, me miró y me preguntó ¿esto es normal Xavi?.

Este ejemplo resume el hambre y las ansias de competir y ganar de las jugadoras del este, que ven a Carla lesionada, es un entrenamiento, y aún así buscan todas las armas posibles para ganar.

 

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es