"El tenis es mi pasión y, de momento, quiero seguir con ella al máximo"

Profesional desde 1998, Tommy Robredo sigue siendo uno de los tenistas más destacados del circuito profesional. Tras firmar un gran Open de Australia, busca en 2014 "dar el máximo en cada partido". El gerundense también hace una importante labor social en su Fundación Tommy Robredo, apoyando y promocionando el tenis adaptado.

 

Firmó un gran Open de Australia, ¿podría esperar unos resultados así después de que no pudiera competir en ningún torneo previo debido a su lesión en el brazo derecho?

No me lo esperaba porque no pude prepararme bien, pero lo importante es que pude ir y competir, y al final se dio bien.

Jugó largos partidos ante Rosol, Benneteau y Gasquet, ¿cómo se lleva eso con las altas temperaturas que hubo en Australia?

Estaba con mucha ilusión de hacerlo bien después de las lesiones, cuando estás así siempre puedes dar el máximo de ti mismo.

¿Cree que ATP e ITF deberían ponerse de acuerdo y hacer algo para evitar situaciones como las que hemos visto estos días a causa del calor?

Hay una norma que dice que si pasa de una cierta temperatura y humedad  se pueden suspender los partidos,  pero la verdad es que no se bien como va.

Tras este buen arranque de temporada, ¿qué objetivos se marca en el 2014?

Los objetivos para mi son siempre los mismos, intentar dar el máximo en cada partido.

En Australia le frenó Wawrinka, ¿llegó demasiado desgastado al partido por los encuentros previos?

Estaba bien físicamente, pero el jugó mejor que yo y hay que felicitarle por el partido y el gran torneo que hizo.

¿Ve al suizo cambiado, tanto de tenis, como de mente y actitud con el Wawrinka de temporadas pasadas?

El año pasado ya le vi jugando a un gran nivel y  lo único que no se sabía era hasta donde podría llegar, pero es un grandísimo jugador y se merece todo el crédito del mundo.

Usted comenzó 2011 muy bien, pero ya su abductor derecho le jugó una mala pasada en Indian Wells y desde ahí fue arrastrando una lesión que le tuvo apartado de las pistas casi un año, ¿qué recuerdos tiene de aquello?

Me gustaría olvidarlo ya. Todo el mundo me pregunta lo mismo y la verdad es que ya lo tengo olvidado en el pasado. Lo importante es mirar hacia delante y aprender de lo que ha pasado en el pasado. De las lesiones, al igual que de las derrotas, se aprende mucho.

Volvió a la competición al año siguiente con un ranking por debajo del 400 del mundo, pero no tuvo problemas para jugar Challengers e ir cogiendo ritmo de competición y puntos. ¿Cómo se lleva eso?

Creíamos, con mi entrenador, que era lo que teníamos que hacer. Lo hicimos convencidos para intentar poder volver al máximo nivel y la verdad es que, poco a poco, estamos consiguiendo lo que queríamos.

¿En algún momento pensó en dejarlo o sabía que el sacrificio merecería la pena?

¡No, nunca!. Esta es mi pasión y, de momento, quiero seguir con ella al máximo.

Su afán de lucha, su duro trabajo y su creer en si mismo se vieron recompensados en 2013 con los títulos de Casablanca y Umag. ¿Cómo fue volver a celebrar la consecución de un título ATP?

Fue algo espectacular, que valió mucho la pena, y volvería a luchar tal y como hice para que volviera a pasar. Fueron momentos duros que están teniendo su recompensa.

También firmó los cuartos de final en Roland Garros y US Open. En París se convirtió en el segundo tenista que era capaz de remontar tres partidos consecutivos tras ir dos sets abajo, ¿cómo se consigue eso?


Con muchas ganas de ganar cada partido e intentándolo al máximo hasta el final.

En el US Open tumbó a Federer, ¿qué recuerda de esa victoria?, ¿lo podía esperar después de perder los diez enfrentamientos previos con él?

Fue algo muy bonito, ganarle al mejor jugador de todos los tiempos y encima en un Gran Slam. Es algo que siempre recordaré.

En este último tramo de su carrera, podemos decir que su madurez mental y su trabajo constante ¿han sido claves para la vuelta a la competición del mejor Robredo?

Podría ser. También hay que recordar que antes de la lesión estaba a un gran nivel y entre los 15 del mundo, así que lo único que ha pasado es que con mucho esfuerzo estamos de vuelta ahí donde estaba.

¿Se siente más fuerte ahora o cuando hace unos años llegó a ser Top Ten?


Me siento bien. No sé si mejor o peor, pero con mucha ilusión de seguir mejorando, que al fin y al cabo es lo más importante.

Siempre ha sido fiel al CAR, ¿qué es lo que representa en su carrera?

Fue mi casa y es donde entreno muchos días y tengo muchísimos amigos ahí. Es muy importante  sentirse en casa.

¿Se ve jugando hasta Río de Janeiro 2016?

¡Ojala!

¿Un sueño que aún le quede por cumplir en el mundo del tenis?

Cada día es un sueño. Seguir jugando y ganar cada partido.

¿A qué se debió su renuncia a la Copa Davis?

Yo dije que para esta eliminatoria no estaba disponible, ya que no he entrenado durante diciembre por problemas físicos y prefería intentar aprovechar esta semana para ponerme a tono para la gira americana.

¿Cree que sus logros y los de otros tenistas españoles, no se valoran lo suficiente en España?

No gano para que se me valore o no. Lo único que puedo hacer es dar mi máximo para mí y mi gente, y si después se valora más o menos es una cosa que ya no depende de mí.

¿Estamos malacostumbrados a los éxitos por los tenistas españoles?

¡Ojalá que sigan!. Eso es bueno para el país y para los deportistas jóvenes.

¿Cree que en España solo se habla de lo que hace rafa y no se tienen en cuenta los logros de otros tenistas españoles?. Por ejemplo Tati Rascón nos dijo que: “si Ferrer hubiera nacido en otro país sería un Dios a nivel tenístico, pero le ha tocado compartir su carrera con Nadal y eso eclipsa a cualquiera”

Si se habla mucho de uno será que se lo ha ganado. Si se hablara más de otros tenistas como David, la verdad es que estaría muy bien,  pero esto pasa en todos los deportes en este país.  Está Alonso, Gasol, Carbonell, Belmonte… pero también hay muchos más de los que se habla menos al máximo nivel. Esto que es ley de vida, siempre se habla de los GENIOS.

Hace unos años afirmó que Djokovic era “un poco payasito dentro dela pista”, ¿sigue pensando en la actualidad lo mismo?

No opino. Es uno de los mejores del mundo y hay que respetarle como tal.

Para terminar, creó la Fundación Tommy Robredo. Háblenos un poco de cuáles son sus objetivos y labor

Intentar aportar al tenis adaptado. Ellos se merecen todo el apoyo del mundo. Conocí un caso muy cercano de un chico en silla y vi lo mucho que le ayudó el tenis a volver a estar en forma, a sentirse bien y a gusto consigo mismo. He creído que vale la pena ayudarles a que tengan más oportunidades de jugar su deporte.

¿Cuáles serán los próximos actos o eventos que harán desde la Fundación?

Siempre tenemos el torneo que se celebra la semana después de Roland Garros en Olot y después, durante el año, intentamos hacer algunas acciones más.

 

Para terminar diez preguntas cortas:

1. Partido que recuerda con más orgullo: la victoria a Monfils o Almagro en París.
2. Peor partido que jugó: ¡Hay muchos! (risas).
3. Manías en la competición: no soy muy maniático, quiero tenerlo todo ordenado y listo y ya está.
4. Cómo se concentra antes de un partido: con mi entrenador hablando del partido y de la táctica.
5. Rivales a los que no le gusta medirse: a jugadores que sacan muy bien y no te dan ritmo.
6. Mejor derecha del circuito Federer
7. Mejor revés: Paire
8. Mejor saque: Isner
9. Rival más completo: Nadal o Djokovic  
10. Amigos dentro del circuito: todos los españoles nos llevamos muy bien.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es