Bencic se hace mayor en 2015

La joven suiza estrenó su palmarés en este 2015 con dos grandes torneos, Toronto y Eastbourne.

 

Un total de 11 tenistas de la WTA ha logrado estrenar su palmarés en 2015. Algunas de ellas, como la suiza Belinda Bencic, la eslovaca Anna Karolina Schmiedlova o la brasileña Teliana Pereira, no se han conformado con un solo título y han levantado hasta dos trofeos.

Esta es la historia del primer título de cada una de estas once tenistas, entre los que destacan los conseguidos por Belinda Bencic, por la categoría de los torneos que conquistó.

Belinda Bencic: La suiza, de 18 años, logró su primer título de la WTA en Eastbourne al superar en la final a la polaca Agnieszka Radwanska por 6-4, 4-6 y 6-0 en una hora y 49 minutos.

Se trataba su tercera final, después de caer en 2014 en la de Tianjin y ya en 2015 3n la de s-Hertogenbosch, pero en Eastbourne. Con su victoria en el torneo de Eastbourne se convirtió en la tenista más joven, 18 años y 109 días, en conquistar un torneo de  categoría Premier, desde que lo hiciera la danesa Caroline Wozniacki en New Haven en 2008.

Semanas más tarde, Bencic lograría una gesta aún mayor al alzarse con el título en el torneo de Toronto, después de batir en la final a la rumana Simona Halep por 7-6, 6-7, 3-0 y abandono tras dos horas y media.

En su camino al título, Bencic logró batir a seis finalistas de Grand Slams, cuatro de ellas, Top Ten en esos momentos. En su debut ganó a la canadiense Eugenie Bouchard, para después imponerse a la danesa Caroline Wozniacki, la alemana Sabine Lisicki, la serbia Ana Ivanovic, la estadounidense Serena Williams y en la final a Halep.

De ese modo, se convirtió en la primera tenista, con 18 años, en haber ganado un evento de nivel Premier 5 o superior, desde que lo hiciera la bielorrusa Victoria Azarenka en 2009. Además, de ser la primera no cabeza de serie que doblega en un torneo a las dos principales favoritas en un evento de esta categoría desde que la belga Justin Henin lo hiciera en Charleston en 2005.

Anna Karolina Schmiedlova:
En su segunda final como profesiona, la eslovaca se hacía con su primer título de la WTA al superar en la final de Katowice a la italiana Camila Giorgi por 6-4 y 6-3.

Schmiedlova jugó este mismo año la final de Río, pero terminó cayendo ante la italiana Sara Errani. En el torneo polaco las cosas fueron distintas y es que dominó desde el inicio a su rival, quien cometió más errores de la cuenta con su peculiar tenis agresivo.

Si Errani la había impedido conquistar su primer entorchado de la WTA en Río, Schmiedlova se vengó de la italiana en la final de Bucarest por 7-6 y 6-3 y, de este modo, alzarse con su segundo título como profesional.

Teliana Pereira: La brasileña completó una semana de ensueño en Bogotá al hacerse con su primer título de la WTA tras batir en la final a la kazaja Yaroslava Shvedova por 7-6 y 6-1, siendo así la primera tenista de su país en conquistar un título de la WTA en los últimos 27 años.

“Esta ha sido la mejor semana de mi vida. Siempre soñé con ganar un título de la WTA y ahora lo he hecho”, reconoció Pereira en esos momentos, al ser la primera mujer brasileña en ganar un título WTA desde que Neige Dias lo hiciera en Barcelona en 1988.

La alegría de Pereira será de nuevo máxima tres meses después al alzar su segundo título como profesional, esta vez en su país, en el torneo de Florianápolis, después de superar en la final a la alemana Annika Beck por 6-4, 4-6 y 6-1 en más de dos horas y media de juego.

"No tengo palabras para describir lo que estoy sintiendo en este momento. Mi familia tiene una bonita historia, de dónde venimos y todo lo que hemos logrado alcanzar, todo lo que hemos luchado para ello. He pasado momentos muy difíciles en mi vida, las lesiones y todo lo demás, por lo que regresar no ha sido fácil y ahora conseguir todo esto es un sueño”, recordó al recibir el título.

Ana Konjuh: La joven tenista croata, de 17 años, inauguró su palmarés de la WTA al vencer en la final del torneo de Nottingham a la rumana Monica Niculescu por 1-6, 6-4 y 6-2.

Konjuh, quien jugaba su primera final, se convirtió así la tenista más joven que levanta un título de la WTA desde que lo hiciera la austriaca Tamira Paszek en 2006. “Significa mucho para mí y siempre llevaré este torneo en mi corazón”, apuntaba por aquel entonces la croata.

Camila Giorgi: A diferencia de Konjuh, la italiana Camila Giorgi necesitó cuatro finales para poder alzar su primer título de la WTA, después de imponerse a la suiza Belinda Bencic por 7-5 y 6-3, en poco menos de una hora y media de juego, en el último partido de s-Hertogenbosch.

Giorgi rompía de este modo una racha de tres finales perdidas. Además, se convertía en la cuarta tenista del año, en esos momentos, en ganar un título después de salvar puntos de partido en el torneo. Lo hizo ante la kazaja Yaroslava Shvedova en los cuartos, cuando levantó tres.

Johanna Larsson: A la tercera fue la vencida para la sueca, quien había perdido las dos finales previas disputadas en el torneo de su país, Bastad. En esta ocasión, Larsson logró llevarse el título y así estrenar su palmarés de la WTA al doblegar a la alemana Mona Barthel por 6-3 y 7-6.

“Estoy muy feliz. Creo que hice un gran tenis. Al llegar al torneo no había ganado muchos partidos, pero traté de hacer mi juego y seguir con mi topspin. Es una gran victoria y un gran momento”, anunció Larsson, quien ya había perdido las finales de 2011 y 2013, además de la de Portoroz en 2010.

Margarita Gasparyan: La rusa conquistó su primer título de la WTA en Baku al vencer en la final a la rumana Patricia Maria Tig, quien también se estrenaba en finales de la WTA, por 6-3, 5-7 y 6-0 en casi dos horas y media de juego.

La alegría para Gasparyan, quien se convirtió en la primera tenista con revés a una mano en ganar un título WTA este año, no terminó en individuales, ya que también se alzó con el título de dobles junto a su compatriota Alexandra Panova. En la final vencieron a Vitalia Diatchenko y Olga Savchuk por 6-3 y 7-5.

Lesia Tsurenko: La ucraniana ha conquistado su primer título como profesional tras ganar en la final del torneo de Estambul a la polaca Urszula Radwanska por 7-5 y 6-1 en una hora y 32 minutos de juego.

“Cuando vi el sorteo me parecía difícil, pero si vas a un torneo debes pensar que lo puedes ganar. He jugado un gran tenis y me he llevado mi primer título, por lo que estoy muy contenta”, afirmó Tsurenko, quien hasta la fecha tenía su mejor resultado en las semifinales de Brisbane 2013 y Tashkent en 2014.

Sloane Stephens:
Después de dejar atrás un 2014 complicado, la estadounidense estrenó su palmarés de la WTA en Washington al batir en la final a la rusa Anastasia Pavlyuchenkova por 6-1 y 6-2 en poco más de una hora de juego.

Se trataba de la primera final WTA para Stephens, quien llegó a la cita tras firmar un gran torneo, superando en las semifinales a la australiana Samantha Stosur. “Estoy muy contenta por haber ganado mi primer título. No estaba pensando en ello y ahora solo quiero celebrarlo”, indicó en esos momentos la norteamericana.

Nao Hibino: La japonesa, de 20 años, logró su primer título como profesional después de vencer en la final de Tashkent a la croata Donna Vekic, campeona en 2012, por un doble 6-2.

Hibino es la décima tenista japonesa de la historia en ganar un título de la WTA y podría llegar a ser la número uno de Japón. “Espero que de regreso a Japón la gente me conozca un poco mejor”, reconoció en la entrega de premios.  

Misaki Doi: Otra tenista nipona que inauguró su palmarés fue Misaki Doi, después de alzar el título en el torneo de Luxemburgo tras ganar en la final a la alemana Mona Barthel por 6-4, 6-7 y 6-0.

Doi consiguió su primer título a los 24 años y como ella misma reconoció “fue un momento increíble y estoy muy feliz”. Así, fue la undécima tenista japonesa de la historia en ganar un título de la WTA.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es