"Soy bastante exigente conmigo misma y siempre quiero seguir creciendo"

Pese a no comenzar bien el año, Silvia Soler Espinosa ha firmado una buena campaña, en la que ha alcanzado su primera final de la WTA y ganado su primer título de dobles.

 

Una vez terminada la temporada, ¿qué balance hace la misma?, ¿ha cumplido los objetivos que se planteó a principios de año?

Ha sido una temporada muy positiva, en la que he vuelto a recuperar la ilusión y sobre todo he dado un paso adelante en cuanto a confianza en mi misma. Soy bastante exigente conmigo misma y siempre quiero seguir creciendo. Algunos objetivos los he cumplido y otros no como me hubiese gustado.

¿Podríamos decir que su temporada sufre un punto de inflexión tras la final alcanzada en Estrasburgo?

Sin duda alguna. Habíamos trabajado muy bien durante toda la pretemporada, pero las victorias tardaban en llegar. El principio del año fue un poco difícil para mi, pero logré superarlo y cambiar esa dinámica.

¿Qué es lo que cambió en su tenis o en su cabeza en ese torneo para que llegaran los buenos resultados?


Recuerdo que hice un pacto conmigo misma. Hasta esa fecha, había hecho las cosas de una determinada manera que hasta entonces me había valido, pero si quería seguir creciendo tenía que dar un pasito más, tenia que evolucionar en mis pensamientos, y así fue.

Usted no quería ir y su equipo la dijo que sí. ¿Tan mal se veía para necesitar un descanso antes de Roland Garros?

Veía que llevaba una dinámica negativa, que en los últimos torneos había tenido derrotas dolorosas y no me veía capaz de afrontar el torneo y desgastarme más mentalmente. Quería parar, aclarar ideas y llegar al Grand Slam con las baterías a tope.

En Estrasburgo jugó muchas horas, además de los partidos de la previa y ante Voegele, estuvo en pista dos horas y cuarto ante Peng y Giorgi y casi tres ante McHale, ¿sin duda un trabajo importante el que tuvo que realizar su fisio?

La base que había detrás era muy buena, los resultados no habían acompañado, pero habíamos trabajado muy bien. El trabajo estaba ahí, y esa semana salió. Pero es cierto que fueron muchos partidos y muy duros, hicimos un buen trabajo de recuperación.

En la final ante Puig, ¿cree que llegó algo cargada y cansada?

Ya en semifinales lo pasé muy mal contra McHale. Recuerdo estar en el segundo set agotada, pero Andreu y Blanca tiraron mucho de mi y me ayudaron a sacar el partido adelante. La final fue una pena, di todo lo que tenia, pero Mónica fue mejor que yo, sacó muy bien y no me dio apenas oportunidades.

Esa final le hizo subir muchos puestos en el ranking y evitar jugar rondas previas de los torneos WTA o incluso torneos ITF. ¿Había antes de eso había reorganizado su calendario o esperaba a la disputa de Roland Garros a ver lo que pasaba antes de fijarse jugar previas en los torneos u acudir a otros?

No, en ningún momento nos habíamos planteado cambiar el calendario. Si no podía jugar los cuadros finales, iría a los mismos torneos a jugar la previa.

En Beijing tuvo dos puntos (5-0 y 40-15) para meter un rosco a Serena Williams, ¿qué es lo que le paso para que se le escapase ese parcial?

Hasta ese momento no me había parado a pensar contra quién estaba jugando, me paré un instante, no más, pero fue lo suficiente para darle aire.

Fue su primer partido ante la número uno del mundo, ¿qué es lo que más le sorprendió de su tenis?

Ella estaba muy incómoda, probablemente no estaría nada contenta con el resultado adverso que llevaba, pero aun así siguió buscando y buscando hasta que encontró la manera de hacerme daño. Esa es la diferencia de los números 1, que nunca se dan por vencidos y siempre tienen una bala en la recamara.

¿Cómo planteó el partido ante Serena?, ¿cuál fue su táctica a seguir?

Era un partido que llevaba esperando mucho tiempo; nunca había jugado contra Serena y me hacía mucha ilusión. El planteamiento era por encima de todo tratar de disfrutar en la pista. A nivel táctico, buscar que no pegara a la altura de la cintura, intentar que jugara por detrás de la línea de fondo para luego bajarle la bola con el cortado. Funcionó a la perfección durante cinco juegos, después ella leyó lo que estaba pasando y supo sobreponerse a la situación.

La pude entrevistar hace dos años y me comentó que debería incorporar más a su tenis el juego en red, ¿cree que lo ha conseguido?

Creo que mi juego a día de hoy es más agresivo que entonces, pero sigo trabajando en este aspecto.

Lo cierto es que desde aquella entrevista ha jugado muchos más torneos de dobles. Imagino que le ayuda a mejorar la volea y otros aspectos del juego

Sin duda alguna el dobles me ayuda mucho para mejorar determinados aspectos tanto tácticos como técnicos de mi juego, y uno de ellos es la volea.

Es más este año llegó su primer título en dicha disciplina, ¿cómo lo recuerda?

Con mucha satisfacción, fue una muy buena semana, lo recuerdo con una sonrisa en la cara.

"Creo que por el bien de nuestro deporte la RFET debería pedir opinión a la gente que lo vive día a día"

Para la próxima temporada jugará de forma continua el dobles junto a Tita Torró, ¿es un dobles que se crea con el punto de mira puesto en Rio 2016?

Hemos decidido jugar en aquellos torneos en los que coincidamos, pero el camino es muy largo. Queda muchísimo para los juegos de Rio.

¿De quién fue la idea de poder juntar juntas?

Nos llevamos muy bien fuera de la pista y ello nos animo a dar el paso, fue algo mutuo.

Garbiñe Muguruza anunció que jugaría por España, sin duda imagino que una noticia importante

España quiere contar con las mejores jugadoras posibles y, sin duda, el hecho de poder contar con Garbiñe será positivo.

Ahora podría ser de la partida del equipo de Copa Federación que jugará en Rumania, aunque aún quedan unos meses, ¿cómo va la eliminatoria?

Queda mucho para el enfrentamiento. Será una eliminatoria difícil.

Se ha renovado a Conchita en el cargo, ¿contenta con la noticia?

Una alegría inmensa, Conchita ha sido una grande de nuestro deporte y desde que está en el cargo ha aportado cosas muy positivas al equipo.

¿Cómo es Conchita como capitana?


Transmite mucha calma y es muy cercana, sabes que puedes contar con ella para lo que quieras.

En el equipo Copa Davis las cosas no están tan tranquilas tras el nombramiento de Gala León como capitana, fue su entrenadora durante un tiempo y la conoce bien. ¿Cómo es Gala como entrenadora?


Es una entrenadora muy exigente y con un fuerte carácter.

¿Cree que es, en estos momentos, la persona indicada para ser la capitana y ayudar al equipo a subir al Grupo Mundial?

No sé si es la persona adecuada o no, pero creo que no se puede magnificar tantísimo este suceso.

Hace unos años eran ustedes quienes se quejaban que la RFET no cumplía lo prometido y no se les escuchaba, ahora son los chicos los que dicen que no se les escucha. ¿Cree que la RFET debería contra más con la opinión de los jugadores?

Desde mi punto de vista sí deberían contar más con nuestra opinión. No me refiero a que tengamos que dar el visto bueno o no a las decisiones que se tomen, pero que al menos nuestras opiniones se tengan en cuenta. Ni siquiera tenemos voz, y es una pena. Creo que por el bien de nuestro deporte se debería pedir opinión a la gente que lo vive día a día.

España en 2016 tendrá un nuevo torneo WTA, aunque esta vez en hierba. ¿Qué le pareció la noticia?


Es muy positivo que España invierta en un torneo WTA; quizás nos sorprendió a todos la superficie en la que se va a disputar pero, sin duda, más torneos femeninos en nuestro país es siempre una gran noticia.

De cara a 2015, cuáles son sus expectativas, ¿dónde empezará su temporada?

Todavía no tengo definido del todo el calendario, pero empezaré o en Shenzhen o en Auckland, después Hobart o Sydney, y acabaré la gira con el Open de Australia.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es