Murray se venga de Djokovic y conquista Roma

En una final marcada por la lluvia, el británico doblegó al serbio por un doble 6-3.

 

El británico Andy Murray se tomó la revancha de la final perdida en Madrid ante el serbio Novak Djokovic al ganarle el título en Roma por un doble 6-3 en una hora y 35 minutos de juego.

Se trata del primer título en la tierra batida del Foro Itálico para Murray, quien privó a Djokovic de conquistar su quinta corona, tercera de forma consecutiva en Roma y ampliar así su número de Masters 1000 a 30.

Murray fue muy superior a Djokovic en todo momento. Salió a la pista decidido a hacer un tenis muy agresivo y a no esperar desde el fondo. Así tomó el control del partido, desquiciando al número uno del mundo, que terminó perdiendo los nervios con el juez de silla por no suspender el partido por lluvia.

El británico suma ahora tres títulos en tierra, Munich y Madrid en 2015 y, ahora, Roma, con un balance en la superficie en estos dos últimos años de 29 victorias en 32 partidos. "Nunca hubiera pensado tener estos resultados en tierra, me permiten ir con confianza a Roland Garros”, apuntó.

Respecto al partido destacó que "hice pocos errores con el saque. También con el segundo servicio. En las últimas semanas he sacado bien y esto me da confianza. Además veo que genero muchas opciones al resto, por lo que sacar bien me da confianza”.

Por su parte, Djokovic reconoció que fue Murray el que mejor jugó. “Él fue quien tuvo un mejor nivel a lo largo de esta semana. Creo que está usando la cancha mejor ahora. Él tiene una mayor variedad en sus tiros desde el fondo".

Pese a la derrota, el número uno del mundo explicó que su nivel de confianza es “alto”, debido a la cantidad de partidos no solo en tierra, sino en el resto de superficies. “No me siento con dudas por esta derrota”, concluyó.

En dobles, la victoria final fue para los hermanos Bryan, quienes remontaron ante Jack Sock y Vasek Pospisil por 2-6, 6-3 y 10-7, para sumar así su cuarto título en Roma.


 

Nueva final entre Djokovic y Murray, esta vez en Roma

Ambos jugaron hace una semana por el título en el Masters 1000 de Madrid.

 

El Masters 1000 de Roma tendrá en la final a los mismos protagonistas que el de Madrid, no son otros que el serbio Novak Djokovic y el británico Andy Murray, primero y segundo del ranking mundial, respectivamente.

Djokovic, en una semifinal que también se dio en Madrid, logró un agónico triunfo ante el japonés Kei Nishikori por 2-6, 6-4 y 7-6 en tres horas de juego. De este modo el serbio buscará lograr su quinto título en Roma, el tercero de forma consecutiva.

Nishikori jugó un tenis muy ofensivo, llevando la iniciativa de los puntos, lo que le valió para anotarse la primera manga. "Desde el principio, él llevó a cabo su plan de juego, salió golpeando largo y a las íneas, buscando los golpes cruzados y siendo muy agresivo al resto”, explicó Djokovic, quien pudo dar la vuelta al resultado.

En la tercera manga, el número uno del mundo disfrutó de una ventaja de 4-1, pero Nishikori volvió a jugar tiros largos y logró recuperar la desventaja y forzar el tie break, donde no fue capaz de aprovechar dos minibreaks.

Con solo un punto ganado más en el partido que su rival, 111 por 110, Djokovic ponía el 9-2 en los enfrentamientos directos ante el japonés, 4-0 en la presente temporada. “Estoy muy decepcionado. Jugué un tenis muy agresivo en el primer set y dejé de hacerlo en el segundo y ahí le permití entrar en el partido. Luego hice demasiados errores en el tie break”, indicó.

Murray, por su parte, no tuvo problemas para derrotar al francés Lucas Pouille por 6-2 y 6-1 en menos de una hora de juego, alcanzando así su primer final en Roma. Ante Djokovic tiene un balance de 23-9.


 

Ferrer salva un complicado debut ante Volandri

También le acompañó a la segunda ronda del quinto Master 1000 de la temporada el castellonense Roberto Bautista Agut.

 

El español David Ferrer tuvo un trabajado debut en el Masters 1000 de Roma, donde parte como noveno cabeza de serie, ante el italiano Filippo Volandri por 4-6, 7-5 y 6-1 en poco más de dos horas de juego.

Volandrí jugó a un gran nivel durante el primer set, sin tener que afrontar ni una sola bola de break. Poco a poco, Ferrer fue imponiendo su tenis y logró darle la vuelta al marcador, para citarse en la segunda ronda con su compatriota Guillermo García López. "Jugué la semana pasada con él, sé cómo está jugando. Tiene mejor derecha que revés, pero es un jugador muy peligroso", dijo el alicantino sobre el albaceteño, al que ganó en la primera ronda de Madrid.

A Ferrer le siguió en la segunda ronda el castellonense Roberto Bautista Agut, quien también apeó del torneo a un jugador italiano, en este caso Paolo Lorenzi, por un doble 6-3.

Menos suerte corrió Iñigo Cervantes, quien no pudo con el alemán Philipp Kohlschreiber, al ceder por 6-4 y 6-2. Precisamente, el tenista germano será el rival de Rafa Nadal en su debut en Roma.

Los favoritos, a octavos

Fue una jornada en la que debutaron algunos de los favoritos al triunfo final. El suizo Stan Wawrinka, en el último partido del día, tuvo que remontar ante el francés Benoit Paire por 5-7 6-2 y 6-1.

Algo similar a lo que le ocurrió al sexto preclasificado, el japonés Kei Nishikori, quien se impuso al serbio Viktor Troicki por 5-7, 6-2 y 6-3 en poco menos de dos horas.

También debutó con victoria el checo Tomas Berdych, octavo favorito, quien salvó los ocho puntos de break que dispuso el español Albert Ramos para apearle de Roma por 6-3 y 6-4.

Otros que se clasificaron para la tercera ronda del quinto Masters 1000 del año fueron el francés Lucas Pouille, el argentino Juan Mónaco y el belga David Goffin.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es