Serena Williams demuestra su supremacía en un año brillante

La menor de las Williams conquistó 11 títulos y cierra el año como número uno del mundo, tras sumar dos nuevos Grand Slams a su palmarés.

 

La temporada de 2013 comenzó con el dominio de Serena Williams y Agnieszka Radwanska. La primera, en busca del número uno, se llevó el torneo de Brisbane demostrando su autoridad, la segunda firmó un gran inicio de año con 13 victorias consecutivas, que le sirvieron para lograr los títulos de Auckland y Sydney y alcanzar los cuartos en el Open de Australia.

Fue precisamente en el primer Grand Slam del año, donde Victoria Azarenka, número uno del mundo en esos momentos, lograba brillar y revalidar el título ante Na Li, que en semifinales había derrotado a Maria Sharapova. Un torneo en el que también brilló la estadounidense Sloane Stephens, alcanzando las semifinales tras dejar por el camino a Serena.

En este primer mes del año también destacó el primer título de Elena Vesnina como profesional en Hobart y la victoria ante los suyos de Na Li en Shenzhen.

Después de Australia vendrían las victorias de Kirilenko en Pattaya, Barthel en París, Erakovic en Memphis, Azarenka en Qatar, Niculescu, que estrenaba palmarés en el nuevo torneo de Florianapolis, Kvitova en Doha, Errani en Acapulco, Karolina Pliskova, logrando su primer torneo en Kuala Lumpur, y Jankovic, volvía a levantar un torneo tras tres años de sequía en Bogotá.

Así se llegó a los torneos estadounidenses de Indian Wells y Miami. En el primero ganó Sharapova, tras vencer en la final a una Wozniacki que empezaba a recuperar el tenis que le llevó al número uno del mundo. En el segundo, Serena remontaba en la final ante Sharapova.

Serena, invicta en la tierra

La temporada de tierra batida tuvo un nombre propio, el de Serena. La menor de las hermanas Williams se mantuvo invicta en toda la campaña de tierra, lo que le reportó los títulos de Charleston, en la tierra verde americana, Madrid, Roma y Roland Garros, lo que le valió para afianzarse en el número uno del mundo, que había arrebatado a Azarenka en febrero.

En Monterrey volvió a reinar Pavlyuchenkova, su tercera vez, y ya en la tierra batida europea, con Hingis como entrenadora, sumó el título en Oeiras.

Vinci ganó en el nuevo torneo de Katowice, Sharapova reinó en el exigente torneo de Stuttgart, Schiavone demostró que la tierra es su fuerte al vencer en Marrakech, Alize Cornet triunfaba ante los suyos en Estrasburgo y Kanepi se hacía con el título en Bruselas.

Bartoli sorprende en Wimbledon y Halep inicia su progresión

La rumana Simona Halep ha sido una de las grandes protagonistas del año en la WTA, y es que tras conseguir su primer título en la tierra batida de Nuremberg, fue capaz de alzarse con el segundo, seguidamente, en la hierba de Hertogenbosch. Dos títulos a los que a lo largo del año se unirían cuatro más.

Antes de Wimbledon y ya en torneos de hierba, Elena Vesnina logró el segundo título del año y segundo de su carrera en Eastbourne, y Hantuchova se imponía en Birmingham.

Pero la verdadera reina de la hierba no fue otra que la francesa Marion Bartoli. Cuando todo el mundo esperaba que Serena volviera a revalidar el título o ver que es lo que podían hacer Azarenka y Sharapova en hierba, la francesa aprovechaba las lesiones de la bielorrusa y las derrotas de otras favoritas, entre ellas Serena y Sharapova, para hacer realidad su sueño de ganar un Grand Slam, tras batir en la final a la alemana Sabine Lisicki.

Tras Wimbledon, y antes de la gira americana, Vinci lograba su segundo título del año en Palermo, Halep sumaba uno más en Budapest, Serena Williams se dejaba ver con victoria en Bastad, Meusburger inauguraba su palmarés en Bad Gastein y Svitolina hacía lo propio en Baku.

Azarenka vuelve a retar a Serena en Estados Unidos

En la gira americana de cemento, Cibulkova se tomaba la revancha ante Radwasnka de la final de Sydney y se llevaba el título de Stanford. Stosur, por su parte, conquistaba un nuevo título en Carlsbad, tras dos años sin hacerlo. Mientras que Rybarikova defendía con éxito su trono en Washington.

Serena volvía a demostrar su superioridad al ganar en Toronto, aunque no pudo hacer lo propio en Cincinnati, cediendo en tres mangas ante Azarenka. Mientras, Halep seguía a lo suyo y sumaba su cuarto título del año en New Haven ante Kvitova.

Ya en el US Open, con la baja de Maria Sharapova, Serena y Azarenka volvieron a reeditar la final de 2012 y, nuevamente, el título fue a parar a manos de la menor de las Williams, al ganar en tres sets. Cabe destacar la buena actuación de Flavia Pennetta, alcanzando las semifinales, y de Carla Suárez Navarro, que se plantó en los cuartos tras ganar en un gran partido a Angelique Kerber.

De ahí, la WTA se trasladó a Asia, pero antes, Safarova conseguía el título en Quebec .

Ya en la gira asiática, Jovanovski se llevó el torneo de Tashket, Shuai Zhang estrenaba su palmarés en Guangzhou, Radwanska triunfaba en Korea, Kvitova reencontraba su mejor tenis en Tokio y Serena sumaba una nueva corona en 2013 en Beijing. Stosur se hacía con su segundo título del año en Osaka.

Serena y Halep cierran una gran temporada como Maestra y Campeona

Los torneos de pista cubierta en Europa fueron a parar a manos de la alemana Angelique Kerber, Linz, y Wozniacki, Luxembrugo. Así, la alemana logró su pase por segundo año consecutivo a los WTA Championships.  

También volvió a triunfar Simona Halep, quien acabó con la buena racha de victorias de Stosur, para conquistar su quinto título del año en Moscú. En un torneo donde la rusa Alisa Kleybanova alcanzó los cuartos de final, demostrando una gran recuperación en su tenis.

Halep aún alzaría un título más, el de la Copa de Campeonas de Sofia, tras batir, nuevamente, a Stosur. Sellando así el mejor año de su carrera con seis títulos y alcanzando la undécima posición en la clasificación mundial.

Serena, por su parte, lograba en Estambul su cuarto WTA Championships, demostrando su superioridad a lo largo del año he imponiéndose en tres mangas en la final a Na Li, la primera asiática en alcanzar la final de tal prestigioso torneo y el número tres del ranking mundial.

En Estambul, Radwanska se despidió sin ganar ni un solo partido y Azarenka, mermada físicamente, tampoco logró pasar del grupo. Sí lo hizo Kvitova, que terminó el año en buena forma, así como la serbia Jelena Jankovic.

Finalmente, Italia volvió a alzarse con la Copa Federación, la cuarta, tras superar por la vía rápida a una Rusia mermada por las renuncias y lesiones. Las principales tenistas rusas decidieron participar en el torneo de Campeonas, tal es el caso de Kirilenko, Vesnina y Pavlyuchenkova, mientras que otras como Sharapova, Makarova o Petrova, no estaban listas para la cita pro problemas físicos. Así las cosas, Rusia viajó a Italia con cuatro tenistas fuera del Top 100. Errani, Vinci, Pennetta y Knapp no tuvieron problemas para hacer buenos los pronósticos.

   

Han estrenado su palmarés en 2013

- Simona Halep (6): La rumana ha sido, sin duda, una de las grandes protagonistas del año, ya que no solo ha estrenado su palmarés en la WTA, sino que ha conquistado seis títulos, siendo la sexta jugadora en la Era Open en lograr esta gesta y la segunda con más títulos del año. En un gran segundo tramo del año, Halep se alzó con los títulos de Nuremberg, Hertogenbosch, Budapest, New Haven, Moscú y Sofía. Algo que le ha valido para quedarse a las puertas del Top Ten, ya que ha terminado en la undécima posición del ranking de la WTA.

- Elena Vesnina (2): En su mejor año como profesional, la rusa rompió una mala racha de seis finales perdidas para llevarse su primer título en Hobar, donde ganó en la final a la defensora del título, la alemana Mona Barthel. Más tarde también se impondía en la hierba de Eastbourne.En este último dejó por el camino a rivales de la talla de Ana Ivanovic o Na Li.

- Marina Erakovic (1): A la tercera fue la vencida, y es que Erakovic había perdido dos finales, una de ellas en Memphis, antes de alzarse con el título tras el abandono de Lisicki con 6-1. En segunda ronda dejó fuera del torneo a la sueca Sofia Arvidsson, segunda cabeza de serie en Memphis.

- Elina Svitolina (1): La ucraniana ya había ganado un WTA 125 el año pasado, pero ha sido en este 2013 cuando ha logrado un torneo mayor al imponerse en la final de Baku a Shahar Peer por un doble 6-4.

- Monica Niculescu (1): Tras dos finales perdidas en Luxemburgo, Niculescu logró su primer torneo de la WTA en el nuevo certamen de Florianapolis (Brasil), al derrotar en la final a Olga Puchkova por 6-2, 4-6 y 6-4. La rumana tuvo el partido más complicado en la primera ronda ante la española Anabel Medina Garrigues, donde iba perdiendo 5-7 y 1-5 y logró dar la vuelta al marcador, tras salvar un 6-3 en el tie break.

- Karolina Pliskova (1): En su primera final como profesional, la checa se alzó con el título al superar en tres mangas a la estadounidense Bethanie Mattek Sands. Antes había derrotado a las japonesas Doi y Morita, ambas cabezas de serie.

-Yvonne Meusburger (1): La austriaca fue profeta en su tierra al conquistar su primer título de la WTA a los 29 años. Meusbruger batió en la final a Andrea Hlavackova por 7-5 y 6-2.

- Shuai Zhang (1): En Guangzhou ha sido donde Zhang ha logrado hasta el momento el mayor éxito de su carrera al superar a Vania King en dos mangas. Unas semanas después, la china también ganó el WTA 125 de Nanjing.

 

 

Han colgado la raqueta en 2013

-Marion Bartoli: La retirada de la francesa ha sido una de las grandes sorpresas del año. Pocas semanas después de ganar Wimbledon, Bartoli, de 28 años, anunciaba que dejaba el tenis profesional alegando que "mí cuerpo ya no puede más". La tenista gala ha conquistado en su carrera ocho títulos y ha sido en los últimos años una de las fijas en en el Top 15. 

- Nuria Llagostera: Sancionada por un período de dos años por dopaje, la española decidió colgar la raqueta a los 33 años de edad. Llagostera se va tras 17 años como profesional, donde ha logrado dos títulos individuales y 16 de dobles.

- Agnes Szavay: La húngara, de 24 años de edad, anunciaba su retirada por una lesión de espalda que le impedía jugar con continuidad. Szavay, que alcanzó la décimo tercera posición de la WTA, ganó cinco títulos de la WTA, Palermo, Beijing, Budapest, en dos ocasiones, y Praga, además de dos en la disciplina del dobles.

- Rebecca Marino: La tenista canadiense, de 22 años de edad, decidió dejar el tenis por la crítica social e Internet. Ya en 2012 había pasado siete meses alejada de las canchas tras caer en primera ronda del Open de Australia. Marino, que llegó a ocupar el número 38 de la clasificación mundial, alcanzó la final del torneo de Memphis en 2011.

- Anastasija Sevastova: La letona se ha visto obligada a poner punto y final a su carrera, a sus 23 años, debido a las constantes lesiones que ha sufrido en los tres últimos años. Llegó a ser la número 36 del ranking mundial en 2011, después de la disputa del Open de Australia. Además, tiene un título como profesional, el conseguido en Estoril en 2010.

- Severine Beltrame: La francesa se despidió ante los suyos al perder en la previa de Roland Garros. Llegó a ser la 34 del mundo y alcanzó los cuartos de Wimbledon en 2006.

- Anne Keothavong: La británica anunciaba su retirada después de 12 años como profesional, donde ha alcanzando siete semifinales en torneos de la WTA, llegando a ser la 48 del mundo.

- Anna Chakvetadze: A sus 26 años, Chakvetadze ha decidido poner el punto y final a su carrera por los continuos problemas físicos. La exnúmero cinco del mundo ganó ocho títulos de la WTA, además de alcanzar las semifinales del US Open en 2007.

- Elena Baltacha: Tras más de 16 años como profesional, la británica decía adiós al tenis en activo, donde llegó a ser la 49 del mundo y alcanzó los cuartos de final en Memphis, Eastbourne y Estambul.

.

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es