Serena Williams se queda a las puertas del Grand Slam

 La italiana Flavia Pennetta se alzó con el US Open, único ‘Grande’ que no logró ganar Serena Williams, que cayó en semifinales ante la también italiana Roberta Vinci.

 

La estadounidense Serena Williams ha sido, una vez más, la gran protagonista en la WTA, en un año que estuvo muy cerca de lograr el ‘Grand Slam’, bautizado como el ‘Serena Slam’, un hito que se lo impidió la italiana Roberta Vinci, al derrotarla en las semifinales del US Open, acabando así, de forma prematura, con el año de la número uno del mundo, quien acusó el golpe y decidió parar para tomar aire y preparar con tiempo su 2016.

Parecía que el inicio del año no sería fácil para la menor de las Williams, que se decantó por la Copa Hopman, donde sufrió en sus partidos y cayó derrotada de forma contundente ante la polaca Agnieszka Radwanska. Pese a ser un torneo de exhibición, las sensaciones no eran buenas. A ello se sumaba el buen inicio de rivales directas como la rusa Maria Sharapova, que ganaba en Brisbane, la rumana Simona Halep, que se coronaba en Shenzhen o la checa Petra Kvitova, quien se imponía en Sydney.

Así las cosas, se llegó al primer Grand Slam del año, donde Serena, cinco veces campeona, buscaba un título que se le resistía desde 2010. La número uno del mundo se dejó un set ante la ucraniana Elina Svitolina y la española Garbiñe Muguruza, para desde ese momento poner la directa y alzarse con su sexto Open de Australia, tras derrotar en la final a la rusa Maria Sharapova.

Ahí ya se empezaron a ver las intenciones de la número uno del mundo, quien decidía regresar a competir en Indian Wells ante una gran expectación. No en vano, las Williams no juagaban el torneo desde 2001. Serena tuvo que dejar la competición por lesión y la rumana Simona Halep fue la que se llevó el gato al agua. Semanas más tardes, la estadounidense se resarciría y se llevaría el título en Miami al ganar con contundencia a la española Carla Suárez Navarro.

Se cerraba así una primera parte de la temporada y se llegaba a la gira de tierra europea. Algunas de las que ganaron títulos en estos tres primeros meses del año fueron la checa Lucie Safarova en Doha, la eslovaca Daniela Hantuchova en Pattaya, la danesa Caroline Wozniacki en Kuala Lumpur, o la suiza Timea Bacsinszky, que reinó en México con los títulos de Monterrey y Acapulco.

Serena vuelve a ganar Roland Garros.
La menor de las Williams volvía a encontrarse con una superficie en la que había brillado en los últimos tres años, la gira europea de tierra  batida, lo que le había reportado ocho títulos, después de lograr 56 victorias.

En este 2015 no le fue fácil, ya que Serena jugó algo mermada físicamente. Así las cosas, una lesión en el antebrazo le hizo no poder jugar al 100% en Madrid, donde cayó a manos de la checa Petra Kvitova, a la postre ganadora del título, en semifinales.

En Roma tampoco pudo estar a su máximo nivel, en un torneo ganado por Sharapova. No fue hasta Rolan Garros cuando la menor de las Williams ofreció su mejor versión superando en tres sets en la final a Safarova, quien jugaba su primera final del Grand Slam.

Otras que lograron cerrar el curso de la tierra batida europea con título fueron la checa Karolina Pliskova en Praga, Svitolina en Marrakech, la alemana Angelique Kerber en Stuttgart, la australiana Samantha Stosur en Estrasburgo o la italiana Karin Knapp en Nuremberg.

Serena no falla en Wimbledon. En un torneo que se le resistía desde 2012, Serena tuvo que salvar un complicado partido ante la británica Heather Watson por 6-2, 4-6 y 7-5 en la tercera ronda, para luego dejar por el camino a la bielorrusa Victoria Azarenka, a su hermana Venus y a Sharapova, antes de batir en la final a la española Garbiñe Muguruza, novata en finales de Grand Slams.

Serena se quedaba así a solo un triunfo en el US Open para alzar los cuatro Grand Slams el mismo año, algo que no lograba ninguna tenista desde que en 1988 lo hiciera la alemana Steffi Graf, quien además se llevó el oro olímpico.

Otras que ganaron en la temporada de hierba fueron la suiza Belinda Bencic, Kerber,la croata Ana Konjuh y la italiana. Camila Giorgi.

Entre Wimbledon y la gira americana de pista dura se jugaron algunos torneos y las que salieron vencedoras fueron la eslovaca Anna Karolína Schmiedlová, la ucraniana Lesia Tsurenko y Stosur.

Pennetta se cuela en la fiesta de Serena. La temporada de pista dura americana giró alrededor de Serena Williams y ver si sería capaz de lograr el Grand Slams. Todas las preguntas y dudas iban encaminadas a ello y el resto de torneos y jugadoras quedaron en un segundo plano. Kerber brilló en Stanford, Sloane Stephens en Washington, Bencic se consagró en Tonronto, mientras que Serena imponía su ley en Cincinnati.

Ya en el US Open, dos italianas robaron todo el protagonismo a la número uno del mundo, quien se encontró muy nerviosa y dubitativa durante las dos semanas de competición. Ya en semifinales, Roberta Vinci daba la gran sorpresa del torneo y casi del año al batir a la norteamericana y privarla de lograr el Serena Slam.

Fue una final 100% italiana, ya que su compatriota Flavia Pennetta no dio opciones en semifinales a Halep. Era la primera final de Grand Slam para ambas y fue Pennetta, a sus 33 años, quien logró su primer título grande. Al lograrlo, la italiana anunció que al final del año se retiraría como profesional.

Con la derrota en semifinales, Serena decidía dar por concluida su temporada, sin participar en la gira americana y sin acudir al WTA Championships de Singapur. Un duro golpe para la estadounidense, quien ya no encontró motivación para seguir compitiendo en lo que restaba de temporada.

Radwanska firma un gran final de temporada.
Con Serena fuera de las pistas, la gira quedaba más abierta que nunca. Halep no estaba en su mejor momento del año y Sharapova arrastraba lesión. Unas circunstancias que aprovechó a la perfección la polaca Agnieszka Radwanska para sumar los títulos de Tokio y Tianjin, y así clasificarse para Singapur.

Fue ahí donde Radwanska jugó un gran tenis para lograr el título más importante de su carrera, después de superar en la final a la checa Petra Kvitova.

En este tramo final del año brillaron otras tenistas como Venus Williams, quien ganó en Wuhan y el Masters B puesto en marcha por la WTA, lo que le permitió regresar otra vez al Top Ten; Muguruza, quien ganó su mayor título en Beijing y alcanzó las semifinales en Singapur y final en Wuhan.

El año se cerró con una nueva Copa Federación para la República Checa, que derrotaron por 3-2 en la final a la Rusia de Maria Sharapova, alzando así su cuarto título en los últimos cinco años.

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es