Kvitova pasa del número 34 al 2 de la clasificación mundial en un año mágico

La tenista checa ha ganado seis títulos esta temporada, entre ellos Wimbledon, además, con el equipo checo, ha conquistado la Copa Federación.

 

Si existe una tenista que ha brillado con luz propia y destacado por encima del resto esta temporada, no es otra que la checa Petra Kvitova, actual número dos del mundo. Este año ha ganado seis de los siete torneos de la WTA que posee, donde destaca su primer Grand Slam, Wimbledon, así como el WTA Championships de Estambul y el de Brisbane, Madrid, Linz y París. A ellos hay que sumar a su palmarés el de Hobart, logrado en 2009.

Y es que la irrupción de Kvitova en el circuito femenino ya se veía venir. En 2008 pasó del puesto 157 al 44, una ascensión de más de 100 puestos gracias a victorias tan reseñables como ante Venus Williams en la primera ronda de Memphis, Samantha Stosur en segunda ronda de Roland Garros o Patty Schnyder en la primera ronda de Linz.

Pero su verdadero salto lo ha dado este año pasando del 34 al segundo puesto del escalafón mundial. Kvitova ha tenido un gran año, solo empañado con una lesión y molestias que ha arrastrado desde la final de Wimbledon y que le impidieron brillar en la gira de cemento americana. Aún así sus datos son imponentes, seis títulos individuales, 20 partidos ganados en pista cubierta por ninguna derrota, aumento de 32 puestos en la clasificación mundial, 60 victorias por 13 derrotas y como guinda a todo esto, la consecución de la Copa Federación, donde no ha otrogado a su equipo los seis puntos individuales que ha jugado.

Muchos consideran que será junto a la bielorrusa Victoria Azarenka, las dos grandes dominadoras del circuito femenino en los próximos años. Y es que no falta quien compara a Kvitova con la estadounidense Linsayd Davenport, exnúmero uno del mundo, y gran pegadora desde el fondo de la pista. La checa tiene grandes similitudes con Davenport, pero además de pegar muy bien la bola, Kvitova tiene una movilidad muy superior a la de la estadounidense, además solo tiene 21 aós y mucho margen de mejora, por lo que si encauza bien su carrera podría estar en lo más alto durante mucho tiempo. Habrá que ver, eso sí, su rendimiento en la próxima temporada, ante rivales como Clijsters o Serena, siempre que estén al máximo rendimiento. 

Kvitova ha sido la única jugadora capaz de ganar este año título en todo tipo de superficies, además al alcanzar la final de Wimbledon rompió varios records de la WTA como ser la primera tenista zurda en llegar a una final de Grand Slam desde que en 1998 lo hiciera en Roland Garros Mónica Seles o ser la primera tenista checa en conseguir un Grand Slam desde que en 1998 Jana Novotna también ganara en Wimbledon. Seguro que Kvitova no se podía imaginar todo esto cuando en 2009 señalaba en una entrevista que su meta era ser número uno de su país. Ahora que ya lo es de largo, seguro que busca el asalto al trono de la danesa caroline Wozniacki.

Así es su tenis:

 

 

       

Servicio

 Es una de las principales armas de la jugadora checa, que aprovecha su altura para tener uno de los servicios más temibles de la WTA. A ello le suma que es zurda, lo que aprovecha para abrirlo en el lado de la ventaja.

 

Derecha 

 Es uno de los golpes más potentes del circuito. Kvitova pega su derecha con mucha confianza y comete muy pocos errores con ella. Es capaz de dominar con este golpe los puntos al ejecutarlo paralelo y cruzado a la perfección.

 

Revés

 La checa pega el revés a dos manos y destaca cuando lo hace cruzado, donde consigue ándulos imposibles. También tiene un buen golpe paralelo, pero es más eficiente cuando tiene que dar a la bola cortada o para defenderse.

 

           

Volea

 Aún le cuesta irse hacia la red, aunque cada vez está cerrando más puntos cerca de ella y muestra una buena volea, aunque quizás un poco deficiente cuando la ejecuta de revés a dos manos.

 

Movilidad

Es el punto débil de la checa, aunque, poco a poco, va mejorando sus movimientos dentro de la pista, aunque aún le cuesta bastante desplazarse hacía la red en busca de dejadas o agacharse para golpear.

 

Táctica

 Su patrón de juego lo tiene claro: dominar a sus rivales con sus grandes golpes desde el fondo de la pista. Al igual que Nadal en los hombres, aprovecha muy bien su condición de zurda.

 

Mentalidad

 Es uno de los puntos fuertes de su juego. Kvitova explota al máximo sus cualidades y no tiene ningún tipo de complejos frente a ninguna jugadora. Su mentalidad ganadora le ha hecho sacar adelante muchos partidos.

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es