“No hay ninguna razón importante por la que haya que quitar Escañuela de la presidencia”

 

El expresidente de la Federación Madrileña de Tenis y de la Real Federación Española de Tenis, Pedro Muñoz asegura que no va a ser candidato en las próximas elecciones de la RFET, ni lleva de la mano a nadie a la candidatura. El director de honor y fundador del torneo del Espinar también nos cuenta cómo ha sido la última edición y los planes futuros del mismo.

 

Como usted sabrá ha sonado su nombre en varios miembros relacionado con las elecciones a la Real Federación Española de Tenis. En unos se dice que podría presentarse como candidato y en otros que apoya la candidatura de Joan Rigau, ¿qué hay de cierto en ello?

Yo no voy a ser candidato. Siempre he estado, y estoy, al servicio del tenis español, pero yo ya he sido presidente y no voy a volver a serlo. Es verdad que ha venido gente a buscarme, pero no me presentaré.

En lo que respecta a Joan Rigau, este señor no viene de mi mano, fue un error de alguien, es más yo creo que hay candidatos entre el colectivo del tenis más propicios que él. Una de las cosas por la que no estoy a favor de dicha candidatura es que se necesita algo más que querer tirar a un presidente. Hay que tener proyectos y objetivos, y el único que había era tirar al presidente que hay, que dicho sea de paso no he tenido con él ninguna gran amistad, pero entiendo que hasta el momento no hay ninguna razón importante por la que haya que quitarle de la presidencia y tampoco ellos la dicen.

De este modo, ni voy a ser candidato, ni he traído de la mano a Joan, ni lo voy a apoyar. Creo que en estos momentos el tenis español necesita ideas y proyectos.

Otros de los nombres que suena para candidato es el de Margets, ¿qué opinión le merece?

Es vicepresidente de la ITF y exvicepresindete de la RFET, además del último rival al que tuve que medirme en mis elecciones. Creo que no volverá a cometer el mismo error de presentarse a unas elecciones en España siendo vicepresidente de la ITF para llevarse un bofetón, como el que se llevó cuando las mías. Después de llevar 20 años lejos, está muy lejos del tenis español y está a una altura que no le deja ver bien cuál es la problemática base de nuestro tenis. De modo que yo, no quiero creer que se presentará, más bien lo veo con intención política, el querer ponerle a él a falta de otro candidato. De este modo, ni creo en la figura de Joan Margets, ni creo que moralmente deba  presentarse. Ya tuvo que dimitir una vez que perdió conmigo y no lo hizo, y creo que como buen institucionario español apoyé que, pese a que fuera mi rival y hubiese perdido, siguiera en la ITF.

¿Cómo valoraría la gestión de Escañuela al frente de la RFET?

Ha tenido como todos aciertos y fallos, aunque creo que en general han sido aciertos. Repito que no es mi amigo, pero el tenis español debe estar por encima de todo esto, por eso la parte que le queda por cumplir, me da la sensación, lo va a hacer en estos cuatro años. Sin entrar en los temas del catalanismo e independentismo, que para mí cualquier catalán mientras Cataluña sea España tiene el mismo derecho de presentarse a la 'Éspañola' como yo, pero creo que en base a la experiencia, a lo que ha hecho y a lo que aún le queda por hacer, yo si no sale otro candidato con un buen proyecto, considero que el candidato que representa el beneficio del tenis español y la mayor seguridad es Escañuela.

Yo daré mi apoyo a lo que he visto, al proyecto que hoy tiene Escañuela y no he visto en otro lado”

¿Cree que Escañuela ha dejado un poco de lado el apoyo al tenis femenino?

En conversaciones que he tenido con él me ha garantizado que uno de sus objetivos fundamentales, y le quiero creer porque sino estaré en frente y él me conoce, es el tenis femenino y, en general, el de base. Me lo ha garantizado y yo voy a estar muy vigilante. Yo no estaría apoyando a nadie que no quisiera contribuir con la labor que se inició con el tenis femenino, que es una asignatura que tenemos pendiente y que creo que en el futuro, si lo cuidamos, va a volver, como en su día lo fue, a ser el revulsivo del tenis español, ya que todo son épocas.

Estamos viviendo, idilicamente, una gran generación en el tenis masculino, pero no nos podemos olvidar que cuando no había nada ganado, nuestras féminas ya habían conseguido cinco Copas Federación, por lo que creo que hay que volver a confiar en ellas, y no hay mejor manera de hacerlo que apoyar el tenis femenino.

Estamos viviendo una época dorada en nuestro tenis masculino, ¿cómo vio la final de Praga?. ¿qué opina de la polémica suscitada por la designación de Almagro en lugar de Feliciano por parte de Corretja?

No entro en las polémicas, ya que no he vivido de cerca lo que ha podido ocurrir. Lo que si digo es que es digno que hagamos una final como la hicimos, estando a un punto de ganar la Copa Davis. Lo primero que hay que valorar es que hemos vuelto a jugar una final y que somos subcampeones. Eso significa estar en la élite.

Podemos volver a ganarla, ya que aún no ha llegado a tal la regresión del tenis español. Aún sin contar que juegue Rafa, al año que viene, que está muy difícil, o al otro, el equipo está en condiciones de ganar la Davis. Ya dije en mi época que en el transcurso de diez años tendríamos ocho Copa Davis y todavía no hemos terminado. Yo creo que se puede llegar.

Precisamente, fue en Copa Davis cuando siendo usted presidente se armó un gran revuelo por elegir como sede Madrid para las semifinales contra Estados Unidos. Una designación en la que los jugadores no estaban de acuerdo, ¿se ha arrepentido alguna vez de dicha decisión?

Nunca miré si eso suponía un interés para mí, por eso no me arrepiento de nada. No es cierto que fueran todos los jugadores quienes estuvieron en desacuerdo. Hubo el núcleo de un jugador que movió todo, había otros intereses. Yo tomé esa decisión y obviamente dolió, ya que en esa semifinal se jugaba algo más que el tema deportivo. Para mí solo era España y el deporte, pero comprendo que había managers que tenían la intención de jugar esto en Benidorm, que ya habían pactado incluso con las autoridades.

De todo lo que pasó, con lo que me quedo es que España, finalmente, ganó la Copa Davis en Argentina, desgraciadamente sin Rafa. También me quedó con los tres millones de euros que fueron a parar a las arcas del tenis español después de la disputa de esas semifinales en Madrid. Fue considerada como la mejor eliminatoria de la historia del tenis a nivel mundial no siendo una final, la de mayor recaudación en la historia del tenis.

Esa fue mi decisión, que estaba contra los intereses de alguien, pero no para los intereses del tenis. Aquello valió para que yo tomase una decisión, que posteriormente ha sido única en el tenis español, salir de la plaza de toros, convocar una junta directiva y destinar un millón de euros de aquella eliminatoria al tenis de base. Estoy orgulloso de lo que hice, aunque a mí me costara amargura, presiones, que las tuve y muchas, pese a que no valieron para que dimitiera, y eso me honra, ya que terminé mi mandato y luego no quise volver a presentarme.

¿Qué es lo que destacaría de su mandato al frente de la RFET?

Estoy muy contento de haber mirado para el tenis y buscar lo mejor para este deporte. Me siento feliz de que el equipo español esté uniformado, un tema que es de la Federación y no de un jugador u otro. Eso ha valido seis millones de euros y en esos se han reinvertido en tenis femenino y de base. Otra de las cosas que me siento orgulloso es del respeto a las federaciones territoriales. Todas esas cosas son mejorables, se puede hacer más, pero me siento especialmente feliz por ellas.

“Arantxa es un símbolo en el tenis, pero está teniendo demasiados problemas”.

Este año se han disputado los Juegos Olímpicos y España no dispuso de equipo en el dobles mixto por un gran error, ¿qué opinión le merece eso?

Hubo un grave error, estoy totalmente de acuerdo. No hay que tener la tentación de culpar a los directivos de la Federación. Yo he hablado en persona con Nuria Llagostera y en esa decisión tuvo mucho que ver su entrenador, que no defendió o no quiso mojarse en lo que es un pasteleo. Aunque como he dicho, no culpemos también a los directivos, ya que hay que mirar en los banquillos y había un capitán de Copa Davis y una capitana de Copa Federación, que fue la que tuvo que defender la decisión de poner a Nuria.

Hablando de la capitana de Copa Federación, ¿qué le parece Arantxa como capitana y que opina de sus palabras contra Anabel?

Arantxa es un símbolo en el tenis, pero está teniendo demasiados problemas. El capítulo que vivió con Anabel fue un error gravísimo.

Cambiando de tema, usted es el presidente del torneo de El Espinar, ¿cómo han logrado sacar adelante el torneo en un momento tan complicado?, ¿para cuándo se incluirá la competición femenina?

Ha sido un año del que me siento especialmente orgulloso, porque al igual que otro tantos torneos en el mundo, ha estado a punto de desaparecer. Lo hemos sacado adelante, ese es mi mayor reconocimiento por Vivi, que ha estado ahí con mucho compromiso.

El sueño de Vivi de hacer una competición mixta, y ese sueño es el mio también. De modo que si El Espinar ha podido sobrevivir a estos malos momentos por el capital acumulado y por prestigio, creo que será eso lo que nos va a llevar, en el transito de un año o año y medio, a mantener el torneo y, en no más de dos años, a poder tener un torneo también femenino.

Usted fue quien apostó por un torneo de pista rápida cuando en España solo había en tierra batida.

Yo era, como mucha gente, de los que pensaba que los españoles no eran capaz de ganar un set fuera de la tierra batida. Por ello decidimos hacer un torneo en pista rápida y aquello supuso que crecieran un 50% los torneos de tenis en el interior de España. Accedí a la presidencia de la Comunidad de Madrid, invertí hice campeonatos de España en pista rápida. Durante años y años no había españoles en cuartos de final y de ahí, pasamos a que todos los cuartos estuvieran copados por españoles. Hemos pasado de no solo ganar sets, sino partidos, torneos y, ahora, torneos grandes.

¿Por qué cree que los jugadores valoran tan positivamente el torneo?

El Espinar no ha perdido ninguno de sus objetivos prioritarios y es consustancial al torneo de base. Hay un torneo de cadetes, que viven con el mismo trato que los profesionales, y no ha perdido la perspectiva de que el tenis es una parte de la sociedad y, por lo tanto, tiene en cuenta la voz social.

El comportamiento nuestro ha sido siempre a la gente humilde o que venía a El Espinar cuando era humilde. Tratarla como hay que tratarla y darla facilidades y que se sintieran como en su casa. Eso creó un boca a boca y eso he hecho, además de la gran repercusión que tiene en el mundo del tenis quien gana en el Espinar, que en una crisis como la que estamos padeciendo, el año pasado tuviéramos el mismo cuadro que como cuando no pasaba nada. Eso significa que está muy arraigado entre los jugadores y que tiene un gran prestigio.

Usted puso en marcha la pista rápida en España y Tiriac ha querido ser precursor con la tierra azul, ¿qué le pareció su apuesta?

Las decisiones no son las mismas. Lo de la pista rápida era algo oficial y lo único que había que hacer era llevarlo a cabo y acabar con el San Benito de los españoles de que solo jugábamos en tierra o en la 'huerta', como decían por ahí. Tiriac, por su parte, ha querido hacer algo que me da que estaba hilvanado con el sponsor principal del torneo, con sus colores simbólicos, y quiso llevarlo por ahí y, con todo mi respeto, se precipito. Lo quiso imponer y hubo las guerras que muchas veces no son de los jugadores, sino de los managers. Son estos quienes tienen otras empresas con otros torneos, no nos engañemos. Los managers decidieron ir contra la pista azul. Su protesta por si sola no tiene gran profundidad, pero cuando cuentan con un gran jugador detrás, la presión es enorme. Yo creo que todo eso no lo había medido del todo Tiriac. Él al ser tan inteligente, ha preferido tragarse la píldora y dar un paso atrás, porque lo que le interesa, en definitiva, es continuar en el torneo, ya que es un hombre de negocios. Estoy seguro que Tiriac hace 35 años no hubiese tolerado esto, lo que pasa que la pela es la pela.

Para finalizar la entrevista, ¿podemos afirmar que usted apoyará a Escañuela en las elecciones a la RFET?

Yo daré mi apoyo a lo que he visto, al proyecto que hoy tiene Escañuela y no he visto en otro lado. Lo único que he visto en el otro lado es que tienen la voluntad de hacer un asalto al poder que ahora representa Escañuela y eso para mí no es bastante. No nos podemos engañar, ya que aunque haya dos Federaciones muy importantes, que están en estado de pre-quiebra, hay 15 federaciones que están con Escañuela, de modo que algo querrá decir. Lo mismo hay que sentarse y hablar antes de hacer nada.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es