"Aunque mi juego pudiera parecer relajado e incluso sin esfuerzo, estuve realmente cerca del límite física, técnica y tácticamente"

Se han cumplido casi tres años de la retirada de la suiza Patty Schnyder de las pistas de tenis. Una jugadora talentosa y muy lista, que llegó a conquistar 11 títulos individuales y a ser la séptima del mundo. Ahora Patty trabaja como entrenadora y no descarta en un futuro entrenar a una tenista profesional, ni tampoco poder ser capitana del equipo suizo de Copa Federación.

 

En primer lugar muchas gracias por concedernos esta entrevista. En la actualidad es profesora de tenis en Basilea, ¿qué tal va la experiencia?

Dedico varias semanas al año a enseñar a niños en la academia de tenis cercana a Basilea. Los dos entrenadores principales de allí fueron también mis entrenadores durante mis primeros años, y por ello es muy especial para mi ver cómo lo gestionan todo. También fui a algunos eventos TE 14 el año pasado. Lo cierto es que vivo en Alemania, donde también trabajo algo como entrenadora. Es algo que me encanta, me ha dado una nueva perspectiva y he aprendido mucho de los niños y del tenis durante este último año.

Usted fue una tenista con un juego muy variado, algo que ya casi no queda en el circuito, ¿enseña la importancia de aprender todos los golpes a sus alumnos?

Me encanta entrenar esa variedad, pero cada niño es diferente, y procuro hacerles pensar en todos los tipos de golpes y de tácticas. Deben ser conscientes de qué golpes o qué combinación de golpes les darán puntos. Pero como entrenador tienes que ser realista y ver en qué aspecto cada tenista puede tener más éxito, ver las habilidades de cada uno. Especialmente con las chicas. Me encantaría que los niños pudieran jugar a otros deportes a parte del tenis, y así desarrollar además otras cualidades para convertirse así en mejores atletas.

¿Le costó en los últimos años jugar con tenistas que golpeaban tan fuerte a la bola?

En mis últimos años como profesional mi nivel decayó un poco, y ya no estaba tan motivada para dar el 110% por el tenis cada día. Pero cuando lo pasé peor con las golpeadoras fue cuando alcancé el top por primera vez. Entonces tuve mucha suerte de poder formar parte de los grupos de tenistas más increíbles en todos los campeonatos desde 1998 hasta 2009. El nivel y la calidad de estas tenistas top es alucinante. La densidad del juego ha mejorado cada vez más y más. Todo el mundo golpea la bola muy fuerte, y muy pronto. Ya no hay primeras rondas fáciles.

¿Le gustaría que en la actualidad hubiera más tenistas que combinaran efectos usaran liftados, cortados, tal como hacía usted?

Oh sí, eso me dejaría pegada a la tele…

¿Se plantea volver al circuito como entrenadora profesional?

Ya veremos qué nos depara el futuro, ¿por qué no?

Anunció su retirada del tenis profesional en París en 2011, ¿por qué eligió Roland Garros para dejar el tenis?

Como niña que era, mi sueño era jugar allí, por eso decidí dejar el tenis ahí.

¿Fue duro tomar la decisión?

Sí, muy, muy dura.

Ganó 11 títulos individuales como profesional, ¿con cuál de ellos se queda?

Muchos de ellos han sido realmente especiales, pero el torneo de Zurich es el que recuerdo con mayor emoción.

He podido leer que uno de los momentos que destaca de su carrera es la final de Copa Federación ante España en 1998, ¿qué recuerda de aquello?

A pesar de que hace mucho tiempo de aquello, aún hoy puedo sentir la intensidad del momento, el sonido de la multitud, la energía y la importancia que aquello tenía para el público suizo. Peleé muy duró y perdí un partido maratoniano en los individuales, y eso me dejó sin energías para los dobles.

Ese partido fue contra Conchita, ¿fue duro para usted jugar tan bien y perder los tres puntos de la final?

Sí, pero ahora me invaden otras emociones.

¿Cree que con usted y Hingis Suiza desperdició una gran oportunidad de conquistar la Copa Federación?

Es posible, pero tratamos de hacerlo lo mejor posible y estuvimos muy cerca de hacernos con el trofeo. Por desgracia, Martina dejó de jugar la Fed Cup después de esa final.

Usted siempre ha estado muy comprometida con el equipo suizo, no en vano es la suiza que más partidos ha ganado y más eliminatorias ha disputado en la competición. ¿le gustaría seguir los pasos de extenistas como Chonchita, Iva Majoli, Mauresmo y ser capitana?


¿Por qué no? (Risas).

Se espera mucho de Belinda Bencic, ¿qué opina usted de su joven compatriota?

Está teniendo unos resultados impresionantes en juniors y en categoría femenina a su corta edad. Pero, sinceramente, aún no he podido ver ningún partido suyo, sólo algunas partes en televisión. Es algo que tengo en mi lista de cosas pendientes. La deseo todo lo mejor.

Con Wawrinka y Federer me viene un cierto paralelismo con usted y Hingis cuando coincidieron en la misma época, ¿cree es el momento que unan fuerzas para ir a por la primera Copa Davis para Suiza?

Sin duda, ahora o nunca. Vamos a por ello.

¿Qué le parece el trabajo realizado por Wawrinka que le ha permitido conquistar Australia?

Es un gran deportista, un campeón. A pesar de muchos desengaños, él continúa trabajando muy duro y confiando en sí mismo. Nunca deja de mejorar, como corresponde a un ganador de Grand Slam.

¿Ve a Federer levantando un nuevo Grand Slam?

Creo que aún tiene un campeonato Wimbledon por delante.

Volviendo a usted, tuvo unos grandes años con  Eric van Harpen, echando la vista atrás, ¿cree que debió seguir trabajando con él?

No podría haber tenido un entrenador mejor en aquél momento. Aprendí muchísimo de él, le debo mucho, pero llegó el momento de cortar esa relación.

Tras su retirada muchos consideraron que usted podría haber conseguido un Grand Slam y muchos más logros de haber sido aconsejada durante su carrera por un entrenador profesional. ¿lo cree así?

Podría haber ganado uno, sí, pero no estoy de acuerdo en que esa sea la cuestión. En tenis mucha gente habla sin saber lo que verdaderamente supone alcanzar el éxito. Siempre me ha faltado algo de fuerza mental, y más potencia en un golpe u otro. Aunque mi juego pudiera parecer relajado e incluso sin esfuerzo, te puedo asegurar que estuve realmente cerca del límite, físicamente, técnicamente, y en la táctica.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es