"Sé que si juego lo mejor que sé puedo derrotar a cualquier tenista, por muy bueno que sea"

A sus 19 años, el australiano Nick Kyrgios es una de las grandes promesas del tenis mundial. Con unos cuartos de final ya en el bolsillo, Wimbledon 2014, derrotando a Rafa Nadal, Kyrgios buscará en 2015 meterse dentro del Top 20.

 

En primer lugar me gustaría que me hiciera una valoración de su temporada y saber si ha cumplido los objetivos que se marcó a principios de año

Para mí ha sido una temporada fantástica, con victorias importantes y alguna que otra derrota. Pero lo más importante es que he aprendido qué es lo que más debo trabajar.  Si tuviera que darle una nota, le daría un seis sobre diez.

Anunció tras perder en primera ronda de Kuala Lumpur que no volvería a jugar en 2015 por una lesión en su antebrazo izquierdo, ¿recuperado totalmente de la lesión?

Estoy entrenando al 100% desde que se curó y me encuentro bien. Una pena mis dolores en la espalda que me impedirán jugar la Copa Hopman.

Iba a jugarla por primera vez, ¿decepcionado?

Es una gran competición, y siempre es algo bonito poder jugar para tu país. Yo estaba deseando jugar, pero no será posible. Ha sido una decisión difícil de tomar, pero no quería correr el riesgo de poder lesionarme de mayor gravedad y perderme Sydney y el Open de Australia.

Hablando del Open de Australia, desde 1976 un australiano no lo gana, se espera mucho de Thanasi Kokkinakis y usted, ¿cree que podrán acabar con esta sequía y ganar el Grand Slam de su país?

Ambos daremos lo mejor de nosotros mismos, de eso estoy seguro.

Fue uno de los grandes protagonistas en Wimbledon, alcanzando los cuartos de final después de batir en a Nadal y Gasquet entre otros, ¿cómo recuerda el torneo?

La verdad es que fue como un sueño. Fueron dos semanas increíbles en mi aún corta carrera, pero hay que pensar que es simplemente un torneo y que tengo muchos aspectos en los que mejorar para seguir avanzando.

Ante Nadal mostró un tenis muy agresivo, un saque potente y mucha concentración para solventar las situaciones complicadas, ¿ha sido su mejor partido ante la fecha?

Es posible, pero aunque sea difícil de admitir, tuve que prepararme mucho más de lo que lo solía hacer en el pasado. Supongo que sí puedo decir que fue sin duda el mejor partido en mucho tiempo.

¿Cómo se prepara un partido ante el que por aquel entonces era el número uno del mundo?

Sabía que si me mostraba seguro con mí servicio podría ganar. Confío en mí mismo y en mis capacidades, y sé que si juego lo mejor que sé y doy mis mejores golpes, puedo derrotar a cualquier tenista, por muy bueno que sea.

¿Recuerda lo que le dijo Nadal al darse la mano en la red?

Perfectamente: buen juego y buena suerte, o algo así.

Fue la gran sensación del torneo y acaparó gran parte de la atención mediática, ¿le pasó factura asimilar todo lo ocurrido en su encuentro ante Raonic?

Jugué muy duro para derrotar a Rafa y después tuve que volver a hacerlo ante Raonic en menos de 24 horas. Eso fue muy duro tanto para mi cuerpo como para mi mente a esas alturas. Aunque parezca una locura, pienso que si hubiese tenido un día más podría haber ganado los cuartos y la semifinal, y haber llegado a la final. Lo creo de verdad.

¿Cómo se gestiona venir de ganar un Challenger a alcanzar los cuartos de final de un Grand Slam?

Se trata de imponer tu juego en la pista. Si logras hacer eso, no importa demasiado quién sea tu rival.

En El US Open alcanzó la tercera ronda, ¿le gusta jugar en los grandes escenarios?

Eso es precisamente por lo que jugamos, para poder estar ahí, en los grandes escenarios, entretener al público y ofrecer un buen espectáculo.

Celebra con mucha pasión los puntos y muestra sus emociones en la pista muy abiertamente, ¿alguna vez algún rival se ha enfadado con usted o molestado por ello?

Eso no es asunto mío, yo me centro en mí. Nunca soy maleducado o irrespetuoso con mis rivales, y si ellos eligen enfadarse es problema suyo, no mío.

¿Cómo definiría su tenis?

Explosivo, potente, excitante y divertido de ver.

Dijo que debería trabajar más su volea y su físico, ¿son los dos aspectos que más trabajará durante la pretemporada?

Sí, entre otras cosas. Aún soy joven y hay muchos aspectos en los que puedo mejorar.

¿Qué objetivos se marca para 2015?

Mi objetivo es meterme dentro de los 32 mejores del mundo, para así ser cabeza de serie en los Grand Slams, y después de eso intentar alcanzar el Top 20.

Tomic tras sus cuartos en Wimbledon dijo que eso había sido un “estímulo para el resto de tenistas australianos”, ¿cree que su compatriota logrará centrarse en su carrera y lograr lo que se espera de él?

No hay nada que te venga gratis o sin esfuerzo, tienes que trabajar y muy duro. Si nosotros trabajamos duro, estoy convencido que ofreceremos un gran nivel. Nos estamos ayudando y empujando unos a otros para poder triunfar, y eso es algo muy bueno.

¿Considera que a Tomic no le beneficia la relación profesional con su padre?

Eso no es algo que me incumbe. No es asunto mío.

Fue uno de los miembros del equipo de Copa Davis que venció a Uzbekistán y mantuvo a Australia en el Grupo Mundial, ¿Cómo es la experiencia de contar en el equipo con un exnúmero uno como es Lleyton Hewitt?

Lleyton no es exactamente un mentor, pero sí es un gran amigo y compañero. Me ha dado mucho durante los últimos dos años y siempre le estaré agradecido por sus consejos y su sabiduría.

Aunque son en 2016, ¿tiene en mente poder estar en los Juegos Olímpicos de Río?

Por supuesto. ¡Estoy impaciente por poder jugarlos!.

De Federer, Djokovic y Nadal, ¿con cuál de ellos se queda?

Roger.

Nadal ganó su primer Grand Slam a los 19 años, Djokovic a los 20 y Federer a los 21, ¿se ve alzando un ‘Grande’ a alguna de esas edades?

Ganar un Grand Slam es algo especial, da igual la edad que tengas. Yo voy a trabajar duro para poder conseguirlo. Sea a la edad que sea será bienvenido.

Para terminar, ¿podría contarnos alguna anécdota?

Una vez estaba entrenando con cuerdas nuevas y se rompieron sin que me diera cuenta. Me estuve quejando de que no estaban suficientemente tensas, y estuve todo el tiempo jugando con las cuerdas rotas, como un tonto.

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es