"Sé que tengo el potencial para estar en el WTA Championships de Singapur, solamente hay que seguir trabajando"

A sus 21 años, la puertorriqueña Mónica Puig está preparada para codearse en 2015 con las mejores de la WTA. Sus objetivos de cara al próximo año son alcanzar el Top 20 y ganar más títulos, algo que como ella afirma, "le dará mejor ranking". Siempre muy comprometida con su país, revalidó la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, asegura que lo más grande de su carrera sería desfilar con todos los deportistas de Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Puig se ha preparado a conciencia durante la pretemporada y señala que su técnico, Ricardo Sánchez, con el que lleva trabajando desde el mes de abril, le ha enseñado, sobre todo, a tener "paciencia en la pista".

 

Hace unas semanas revalidó la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, ¿qué supuso para usted y su país?

Para mí siempre es un orgullo jugar para mi país y darles la medalla de oro. Esa alegría fue algo muy importante y lograrlo fue lo mejor que pude hacer en ese momento. Creo que ellos están muy orgullosos de mí. Para Puerto Rico lograr medallas es muy importante, por lo que yo quería darles esa alegría, tanto a ellos como a mi familia.

¿Fue distinta la consecución de esta medalla a la anterior?, me refiero a si sintió más presión al ser la gran favorita al triunfo final.

Honestamente, sentí más especial esta medalla, ya que era la favorita y pude dominar en cada partido. Fue un torneo en el que demostré que soy una jugadora diferente a la de hace cuatro años. Para mí fue increíble ver ese progreso y como evolucioné respecto al resto.

Es una tenista muy comprometida con su país, este año jugó en Copa Federación, ¿cómo recuerda la experiencia?, ¿decepcionada por no poder ganar a Chile?


Siempre estuvimos muy cerca de poder ganarle a Chile, se decantó por un punto aquí o allá. Lástima que perdimos ese partido de dobles. Para mí son importantes ese tipo de partidos para trabajar varias cosas e imponer mi tenis. Fue una experiencia muy buena para ver el nivel en el que estoy. Jugar para mi país es siempre muy importante.

Lo cierto es que no solo en su país, sino en Centro y Sudamérica esperan mucho de usted, ¿siente presión extra por ello?


Sé que mi pueblo espera mucho de mí y que es muy importante para ellos que yo salga hacia delante. Siempre digo que yo voy a sobresalir cuando sea mi tiempo. Estoy trabajando muy fuerte para tratar de que esto ocurra lo antes posible.  

Es la única tenista de Centro y Sudamérica que está dentro del Top 100, ¿qué es lo que está pasando?


Hay muchas jóvenes que quieren subir y van mejorando su tenis. Creo que todo llegará en su momento. No sabemos cuándo llegará ese momento, pero mi experiencia me dice que hay que tomarlo con calma, aprendiendo día a día y ese momento llegará.

Los Juegos de 2016 se jugarán en Río de Janeiro, ¿piensa ya en ellos?

Claro que sí. Jugar los Juegos Olímpicos por mi país sería un honor bastante grande. Desfilar con todos los atletas de mi país es algo que siempre he soñado y sería lo más grande de mi carrera. Espero poder estar ahí.

Cuando logró su primera medalla en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, su madre dijo que “a pequeña edad sueltan a muchas niñas a competir por el mundo. Muchas se pierden. Eso yo no lo quiero para Mónica. Yo quiero que ella siga con sus mismos valores y cultura. Cuatro años después, ¿cree que mantiene esos valores?

Yo soy Mónica Puig primero, y Mónica Puig la tenista, en segundo lugar. Para mí es muy importante seguir los valores que me inculcaron en mi familia. Nunca cambiaré la persona que soy por el tenis.

Su madre también hablaba del sacrificio de su familia y de usted por el tenis, ¿lo tiene presente?


Claro que sí. Estoy sacrificando muchas cosas por mi carrera, pero sé que el tenis es mi principal prioridad y sacrificarme ahora es lo mejor. Siempre agradezco a mis padres por todo lo que han hecho de mí.

En esa misma entrevista, usted dijo que en el tenis no había muchas personas con las que se pudiera contar. ¿Sigue pensando lo mismo?

Siempre estoy muy unida a mi equipo, a los que están en mi esquina. Esa gente es en la que confío más, con la que hablo más y a la que siempre escucho sus consejos. Para mí siempre es bueno tener un equipo muy unido y estar rodeada de gente buena.  

Este año ha logrado su primer título de la WTA en Estrasburgo, ¿lo esperaba?

Es muy difícil ganar en la WTA un título, especialmente el primero. Siempre hay muchos nervios en una final, pero en las dos finales que he jugado este año he hecho mi mejor tenis, ya que quería conseguir la victoria. Ese primer título fue increíble, yo sé que jugadoras no lo consiguen tan pronto ni a la primera ocasión, pero afortunadamente a los 21 años ya tengo uno y, honestamente, quiero muchos más.

"Todas las derrotas que he tenido este año son cosas de las que debo aprender de cara al próximo"

Usted saltó con mucho aplomó a jugar esa final

Me desperté esa mañana y sabía que algo grande iba a pasar. Tenía la sensación en mi cuerpo de que ese era mi día y que nadie me iba a parar. Hasta el calentamiento fue perfecto, me sentía sin nervios, y fui a la cancha a ejecutar el plan y me salió todo bien. Silvia jugó bastante bien ese día, pero yo supe como jugarla para sacarla fuera de su zona de confort y lo hice bastante bien.

Ricardo Sánchez  la insistía en que siguiera como estaba con su servicio, fuera agresiva y buscara el revés de Silvia

Nosotros estudiamos la táctica bastante bien. Antes de cada partido siempre vamos con una táctica bastante predeterminada y sólida, en la que casi nunca nos equivocamos, lo único que falta es que yo la lleve a la práctica. Todo depende de mí cuando entro en la pista.

Llevaba trabajando solo unas semanas junto a Ricardo Sánchez, ¿esperaba resultados tan rápido?

Honestamente me sorprendió, pero sé que soy una tenista que aprende muy rápido. Cuando me dicen las cosas las cojo muy rápido. Tras perder en la previa de Madrid nos pusimos a entrenar muy duro esa semana para prepararme para Roma. Ahí ya vi los resultados positivos, donde casi gano a Sharapova, estuve muy cerca de ello. Mi juego estaba mejorando y ganando el título vi lo que había mejorado y lo que me falta por mejorar. Soy una jugadora que todavía está en fase de desarrollo y voy mejorando poco a poco.

Tras su primer título llegó a Roland Garros y perdió en su debut ante Stosur, ¿falta de gasolina?


Emocionalmente estaba cansada. Era mi primer título de la WTA y hacía un par de años que no ganaba un torneo. A mí me sorprendió mucho ese triunfo. Yo llegué a Roland Garros casi sin tiempo para poder recuperarme para jugar, pero esas son cosas con las que debe lidiar una tenista. Tampoco quiero quitar el mérito a Stosur, que jugó un gran tenis. Todas las derrotas que he tenido este año son cosas de las que debo aprender de cara al próximo.

Podemos decir que ha sido una temporada con altibajos en su tenis y resultados. Era capaz de jugar un buen partido ante las mejores, como en Stanford ante Carla Suárez, y luego perder con una tenista fuera del Top 100.   

Obviamente es por falta de experiencia. Hay momentos buenos y momentos malos, pero yo después de lograr el título estaba un poco perdida. No entendía como tenía que jugar. Después de la gira asiática, Richi y yo nos sentamos y analizamos bien como tengo que jugar y lo ordenada que tengo que estar en un partido. Eso es algo que tengo que ir mejorando en 2015. Sé que soy bastante fuerte y puedo competir con las mejores, lo único que hay que seguir trabajando en las cosas más específicas, que eso es lo que hace la diferencia entre las Top Ten y yo. Cómo hago las cosas y la disciplina de las cosas.

Con Petkovic fue arriba 4-1 en el tercer set en el US Open, ¿perder ese partido le dejó tocada de moral de cara a la gira asiática?

Me siento orgullosa de ese partido, ya que luché cada punto, pero los nervios me jugaron una mala pasada. No supe cómo manejar mi juego en esos momentos.  Con 4-1 pensé demasiado en la victoria y eso me causó un montón de nervios. Hice una doble falta con una ventaja, busqué golpes que no tenía que haber buscado, pero Andrea luchó el partido hasta el final y fue un encuentro muy competido. Estuvo muy bien jugado por parte de las dos. Sin duda, fue una buena experiencia para en el futuro saber lo que tengo que hacer en un partido así.

No tuvo buena gira asiática, pero ganó en el Ring Start de Singapur, ¿qué cambió en ese corto periodo de tiempo?

Después del último partido de la gira asiática, cuando perdí en la primera ronda en Tianjin, Richi y yo viajamos a Singapur para seguir trabajando y aprender más de mi juego. Cambiamos la táctica, forma de jugar y aprendimos mucho de cómo tengo que hacer las cosas y cómo me funcionan. Di un cambio radical y pude ganar el torneo sin perder ni un solo partido, algo que fue muy importante para mí, ya que me ha dado mucha confianza de cara a la próxima temporada.

En Singapur coincidió con las ocho mejores de la temporada, que se citaron para competir en el WTA Champiosnhips, ¿se ve usted en el torneo?

Sin duda. Yo sé que tengo el potencial para estar ahí, solamente hay que seguir trabajando, no apurarme en nada y sé que las cosas llegarán en su momento. Solo estoy centrada en mí, no en las otras. Yo tengo muy claro lo que tengo que hacer, voy a mi ritmo y sé que pronto estaré ahí.

¿Qué objetivos se marca para el próximo año?

Me gustaría estar en el Top 20 lo más rápido que pueda, pero sobre todo me gustaría ganar más títulos, que eso será lo que me dé mejor ranking. Para mí la sensación de ganar títulos es incomparable. Fue increíble poder ganar mi primer título de la WTA y quiero seguir repitiendo esas sensaciones en 2015.

¿Qué es lo que Richi ha cambiado en su juego?  

La paciencia en la pista. Soy una jugadora bastante agresiva y necesitaba jugar con más paciencia. Soy también rápida, por lo que puedo correr todas las bolas, por tanto la paciencia en los puntos era fundamental y cuando pueda reventar la bola, la reviento, pero tengo que ser más calmada.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es