"Si cambias de entrenador como de camisa, estás siempre empezando de nuevo, y así nunca vas a poder avanzar"

Tras llevar a su hija Martina Hingis al número uno del mundo, Melanie Molitor es de nuevo noticia al ser la mentora de la joven promesa suiza Belinda Bencic. Apartada desdehace años del circuito, Molitor trabaja de entrenadora en su pequeña academia en Suiza.

 

Actualmente trabaja de entrenadora en una academia de tenis en suiza, ¿cómo es su día a día?

Eso es, tengo una pequeña academia. Tenemos dos entrenadores a tiempo completo, un buen número de alumnos y trabajamos codo con codo con los padres. Así que cada día es diferente, con un montón de enseñanzas.

¿No ha sentido la necesidad de volver a entrenar a una tenista profesional y viajar por el circuito como ya hizo con su hija?

No. Acompañar a un tenista en el tour supone dedicarle el 100% de tu tiempo, y no veo que el o la tenista se dedique de la misma manera al tenis.

En la actualidad el tenis femenino se basa mucho en la potencia, ¿Cree que sería bueno un cambio y tener más tenistas como en su día Martina y ahora Radwanska?

Es más fácil enseñar potencia que técnica de tenis. Para tener potencia, tienes que desarrollar más músculo, pero para la técnica de tenis necesitas cerebro.

¿Le sorprende que Serena Williams lidere la clasificación?

No, Serena ha trabajado igual durante toda su vida, perfeccionando sus golpes, y manteniendo sus principios, y eso está dando ahora sus frutos. Si cambias de entrenador como de camisa, estás siempre empezando de nuevo, y así nunca vas a poder avanzar y pasar de nivel.

¿Qué diferencias encuentra entre la Serena de antes, cuando usted viajaba pro el circuito, y la de ahora?

Ahora Serena golpea la bola mejor, y sus pies son más lentos.

Usted ha estado entrenando a Belinda Bencic, ¿cree que ganar sus dos puntos de Copa federación en Francia ha sido un importante avance para ella?

Es posible, siempre que ella mantenga sus principios y aprenda a tener un mejor porcentaje en sus primeros servicios.

Cuando la vio jugar por primera vez, ¿qué pensó de ella?

Pensé: hay mucho trabajo por hacer. Belinda comenzó en el tenis conmigo.

Na Li la comparó su juego con el de su hija, ¿usted también encuentra semejanzas entre ellas?

Desde luego.

"Martina nunca usó drogas para mejorar su rendimiento. Fue una víctima de la situación y, posiblemente, no fue suficientemente prudente".

Entreno a Martina y la convirtió en la número uno del mundo, ¿el talento de su hija se puede entrenar o es algo innato en la persona?

No creo demasiado en el talento, yo creo en darle a la bola.

Imagino que uno de los momentos más duros a los que tuvo que hacer frente fue en la final de Roland Garros, ¿cómo recuerda esos momentos?

Recuerdo que lo sentí mucho por Martina

¿Entendió lo que la sucedió en el partido?

Sin duda, jugaron sucio con ella.

Tras ello terminaron su relación y Martina cayó estrepitosamente ante Dokic en primera ronda de Wimbledon, ¿entendió la reacción de su hija de prescindir de usted e ir sola?

Por supuesto, para Martina había entonces cosas más importantes junto al tenis.

¿Es complicado compaginar la relación madre-hija con la de entrenadora-jugadora?

Se da un cierto conflicto de intereses, pero también una oportunidad para trabajar en ello para ambas partes.

Después de unos años fuera del tenis, Martina regresó y alcanzó el Top Ten, luego desgraciadamente fue suspendida por dos años, ¿imagino que unos momentos duros?

Martina nunca usó drogas para mejorar su rendimiento. Ella fue una víctima de la situación y, posiblemente, no fue suficientemente prudente.

El año pasado Martina decidió volver algunos torneos de dobles, ¿Qué le dijo usted cuando se lo comunicó?

Le dije que se colocase más cerca de la red.

En el tenis siempre ha habido casos de padres o madres que entrenan a sus hijas. ¿Usted qué opina de aquellos progenitores que sin tener gran idea llevan las carreras de sus hijas y no dejan que sean entrenadas ni aconsejadas por profesionales o que se meten continuamente en la labor del entrenador?


Está claro que es mucho mejor que los padres se preocupen demasiado por sus hijos, a que no lo hagan en absoluto.

Usted también ha sido tenista, ¿en su vida ha sufrido más jugando o viendo los partidos?

A veces, depende.

Para terminar, ¿qué tenistas de las que hay ahora en el circuito son las que más le gustan jugando y a quién ve como futuro número uno?

La que más me gusta es Serena Williams. El tenis es un deporte sencillo, pero que necesita mucha dedicación, la próxima número uno del mundo será aquella que trabaje más duro que la que tiene al otro lado de la red.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es