Sharapova vuelve al número uno del mundo y se convierte en la sexta tenista en ganar los cuatro 'Grandes'

La rusa ha tardado en recuperar el número uno mundial 209 nueves semanas. En ellas ha habido mucho trabajo para rendir al máximo nivel después de una grave operación de hombro.

 

La victoria de Maria Sharapova en Roland Garros le ha reportado a la rusa volver al número uno mundial y convertirse en la sexta tenista de la Era Open en tener en su palmarés los cuatro Grand Slam.

Sharapova llegó al número por primera vez en agosto de 2005 y solo mantuvo dicha posición por una semana. Sería ese mismo año en septiembre cuando volvería a alcanzar la cima, para permanecer en ella seis semanas. A principios de 2007 volvió a ocupar ese puesto por siete semanas y su última ocasión, antes de volverlo a conseguir este mismo año, fue en mayo de 2008, cuando estuvo tres semanas.

En definitiva, La rusa recupera del número uno después de estar alejada de lo más alto de la clasificación mundial durante cuatro años. En concreto 209 semanas, el periodo de tiempo más largo después de Serena Williams, que tardó 265 semanas en recuperar el número uno del mundo, y la belga Kim Clijsters, con 256 semanas.

En todo ese periodo de tiempo, un trabajo muy duro para llegar al nivel que se encuentra en la actualidad y para poder recuperarse de una grave lesión de hombro que la obligó a pasar por el quirófano en 2008 y que la mantuvo alejada de los terrenos de juego casi un año. Incluso se temió que la rusa no pudiera volver a competir.

La sexta tenista con los cuatro ‘Grandes’

Pero el triunfo en Roland Garros también hace pasar a la rusa a la historia como la tenista sexta tenista que consigue tener en su palmarés los cuatro Grand Slam en la Era Open.  Algo que solo tenían hasta la fecha Margaret Court, Chris Evert, Martina Navratilova, Steffi Graf y Serena Williams.

Sharapova ganó su primer título de Grand Slam en Wimbledon en 2004, a él se siguió el triunfo en el US Open en 2006, el Open de Australia en 2008 y no ha sido hasta cuatro años después de su último ‘Grande’ y cuando ha conquistado Roland Garros. Es junto a Serena Williams, esta con 13 Grand Slam, pero también con un solo Roland Garros, el de 2002, las únicas tenistas en activo en tener los cuatro ‘Grandes’.

Y es que el triunfo de Sharapova en Roland Garros ha sido la consecuencia de un gran trabajo físico, sobre todo de movilidad, y de un gran sacrificio. La rusa siempre ha asegurado que la tierra era la superficie que menos le gustaba, pero este año tiene registros de record, ya que ha sumado los títulos en Stuttgart, Roma y Roland Garros con 18 victorias y solo una derrota, la que se llevó en Madrid ante Serena Williams, pero si contamos solo los partidos en tierra roja su marca es de 16-0. Además, en finales sobre polvo de ladrillo tiene un balance de seis victorias por ninguna derrota.

Con un tenis muy agresivo y mucha mejor movilidad en la pista, Sharapova tiene hambre de títulos y a buen seguro seguirá trabajando para seguir en lo más alto y sumar algún Grand Slam más a su palmarés.

Así es su tenis:

 

       

Servicio 

 

Aunque posee un buen saque, la tenista rusa tiene que cuidar las dobles faltas, un problema que le ha hecho complicarse algunos partidos esta temporada. Aún así, su saque es un arma poderosa y con confianza es muy difícil hacerle un break.
 

Derecha

La rusa tiene una buena derecha y revés. Es una tenista agresiva, que pega muy fuerte a la bola y que siempre que puede busca las líneas. Su derecha es potente y le corre mucho en la pista, además con ella también obtiene buenos ángulos.
 

Revés

Lo da, como la mayoría de las tenistas del circuito, a dos manos. Tiene un revés muy potente y le pega muy bien tanto cruzado como paralelo. Hace unos años era su punto débil a la hora de defenderse, aunque lo ha mejorado bastante.

 

           

Volea

Es el peor aspecto en el tenis de la nueva número uno del mundo. Sharapova casi no cierra jugadas en la red y es la zona del campo en la que más insegura se encuentra. Cuando tiene que impactar alguna bola cerca de la red, prefiere hacer una volea de largo recorrido.
 

Movilidad

Era uno de los aspectos que más le costaba y que más a mejorado en el último año, de ahí que estén llegando los triunfos en tierra batida, donde aseguraba sentirse como una "vaca en una pista de hielo". Aún debe mejorar su movilidad corriendo a las dejadas.
 

Táctica

La táctica de la tenista rusa es clara, golpear desde el fondo de la pista y someter a su rival a sus potentes golpes. Sharapova siempre busca ganadores y tienen el mismo patrón de juego, por lo que si un partido no le va bien, no encuentra soluciones a su juego.
 

Mentalidad

Tiene una gran fuerza mental y siempre va en busca de la victoria, sin importarle quien sea su rival. Siempre aprieta el puño antes de restar el saque de su rival y nunca se da por vencida. Su caracter ganador le ha permitido llegar a lo más alto, ya que siempre ha creído en su tenis.

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es