"Continuaremos jugando juntas después de las Olimpiadas siempre que tengamos opciones de entrar en la Copa Masters"

Gisela Dulko y Paola Suárez serán la pareja femenina que reprensete a Argentina en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Ambas afrontan la cita con especial ilusión y con la mente puesta en la consecución de una medalla. No en vano, ambas han sido números uno en esta disciplina, aunque con parejas distintas.


Imagino que esperan con ansia la cita Olímpica

Gisela: Van a ser mis terceros Juegos y serán especiales. Aspiro a una medalla junto a Paola y es lo que nos tiene motivadas. Sabemos que puede ir mal también, pero tenemos opciones y estamos tratando de prepararnos lo mejor posible.

Paola: He vuleto al tenis por lo lindo que fue para mí haber logrado ganar una medalla olímpica. Creo que fue una de las cosas más bonitas que me pasó en la carrera y Gise estaba con muchas ganas de  tener la posibilidad de tener una pareja con la que poder optar a las medallas. Después todos los partidos son difíciles y el césped no es nuestra mejor superficie, pero bueno vamos por el buen camino y veremos como llegamos a los Juegos.

¿Cómo convenciste a Paola para que volviera?

G: Fue difícil. Al principio me dijo que no y luego dijo que sí, que le había motivado la idea y que tenía ganas de jugar. Su cuerpo reaccionó muy bien después de tantos años parada y ahora llevamos jugando pocos torneos juntas, pero los resultados nos van llegando.

P: Sí, claro que fue difícil, (risas). De hecho las dos primeras veces que me preguntó le dije que no. Ella siguió insistiendo y de repente un día le dije que sí. Me sentí un poco egoísta de decirle que no y ella con tantas ganas de tener la oportunidad de poder conseguir una medalla. Entonces le dije, bueno si son seis meses nada más, tampoco es tanto. Empecé a hacer físico, para ver como me sentía y mi cuerpo respondió bastante bien. Después empecé a jugar y la verdad que estábamos en Bogotá y no me lo podía creer, ya que había pasado un montón de etapas para volver a adaptarme a la competición. Las fui sobrellevando y bien.

¿Quizás influyó también que Patricia Tarabini volvió para competir junto a usted en Atenas?

P: Sí, también. Tarabini regresó a la competición para jugar en los Juegos Olímpicos de Atenas y Gise fue la que la acompañó durante todo ese periodo en el dobles para que cogiera ranking. Bueno se está dando otra vez la misma situación. Ójala tenga el mismo final.

¿Esperábais estos buenos resultados en tan corto espacio de tiempo?

G: No, la verdad es que no. En el primer torneo nos fue muy mal, ella se sintió mal, yo me sentí mal también, como que nos hicimos muchas preguntas, pero después llegaron las semifinales, cuartos de final y Paola se sintió mejor y nos compenetramos muy bien.

P: Si la verdad que han llegado demasiado pronto, ya que en Indian Wells y Miami que eran nuestro tercer y cuarto torneo hemos tenido buenos logros. Ahora es como que ya estamos afianzadas, estamos super contentas y como que vamos por más. Vemos que estamos a buen nivel y nos vamos animando por qué no a lograr algún torneo.

Gisela: "Al año que viene volveré a jugar junto a Flavia"

Como bien dice Gisela, su primer partido en Bogotá no fue fácil y perdieron ante unas rivales casi desconocidas, ¿se lo esperaban?

G: Sí. Iba a ser difícil siempre el primer torneo para Paola después de cinco años, y para mí también jugando al lado de ella, y era de esperar que en el primer torneo pasara eso, pero también necesitábamos pasar por ese momento para después jugar bien y agarrar confianza, que es lo que necesitábamos y logramos por suerte.

P: Gise y yo ya sabíamos que Bogotá era un torneo super difícil para empezar, porque hay mucha altura y después de cuatro o cinco años sin jugar lo iba a notar. No era uno de los mejores lugares para volver, pero yo me quería enfrentar de nuevo a coger el ritmo de competición, los nervios que te genera estar en la cancha y combatir todas esas nuevas sensaciones que hacía tiempo que no las tenía. No salió tan mal, ya que fue el único torneo que perdimos con un resultado inesperado, aunque tampoco íbamos con muchas expectativas, ya que solo hacía seis semanas que había empezado a jugar. Lo que sí nos sorprendió es después de eso haber pegado un salto tan grande.

Llegan a Indian Wells y en primera ronda les toca jugar el dobles ante Pennetta, su compañera habitual en el dobles, ¿cómo vivió ese momento?

G: Fue horrible. Habernos separado después de tantas cosas juntas, ser tan amigas y que nos tocara en contra fue algo que no esperábamos.

P: Fue una situación rara, ya que ellas dejaron de jugar juntas para que Gise jugará conmigo de preparación para los Juegos Olímpicos. Llegas allí y el primer partido es ante Pennetta. El deporte es así y el partido fue muy divertido. Gise y Flavia se conocen muchísimo y para ellas fue difícil enfrentarse.

Uno de sus objetivos era hacer buenos torneos para que Gisela consiguiera los puntos necesarios para estar en el Top Ten de dobles y pudiera elegir pareja en Londres 2012. No lo han conseguido, pero si han logrado clasificarse para las Olimpiadas de forma directa.

P: Si, bueno, hay tres posibilidades para poder acceder al cuadro de dobles de los Juegos Olímpicos. Una es que Gise estará dentro de las 10 primeras, lo que le daría permiso a elegir a una compañera. Otra era que yo agarrara ranking como lo he hecho, algo que nos ha permitido acceder de manera directa. La última opción era por medio de una wild card.

Paola: "Ahora no tengo relación con Vivi. Ella vive en España, yo en Argentina y no tenemos mucha comunicación"

Y después de las Olimpiadas, ¿continuarán como pareja o Paola dirá adiós al tenis de manera definitiva?

G: Continuaremos juntas siempre que tengamos opciones de clasificarnos para la Copa Masters. Lo que está claro que el año que viene Paola ya no jugará y yo volveré a formar pareja con Flavia.

P: Sí, después de las Olimpiadas dejaré el tenis. La única manera para poder seguir con Gise es si tenemos opción a jugar el Masters de fin de año, pero sino dejaré el tenis de nuevo. De cara al próximo año volveré a mi vida habitual. Me encantaría ser madre, aplacé eso con mi marido durante seis meses para luchar por una medalla y espero poder estrenarme con un niño.

Ustedes han sido número uno del mundo en dobles, ¿existe un cierto paralelismo entre la dupla que formaban Paola y Virginia Ruano con la que ahora forman Gisela y Pennetta?

P: Sí hay paralelismo, ya que tanto Flavia y Gise como Vivi y yo nos llevábamos muy bien dentro y fuera de la pista. Éramos amigas y eso es importante. Yo con Gisela me llevó super bien, tenemos muy buena onda entre nosotras y eso fue un factor muy importante para que yo regresara, que la persona que me lo propuso es buena amiga, porque para volver con una persona que no me llevo bien, no lo hubiese hecho.

En lo que respecta a Vivi, ahora la verdad que no tenemos relación. Ella vive en España, yo en Argentina y no tenemos mucha comunicación.

G: Estoy de acuerdo con lo que ha dicho Paola sobre la amistad dentro y fuera de la pista. Flavia es mi mejor amiga y hablamos todos los días.

En lo que respecta al plano individual, se esperaba mucho más de Gisela, ¿qué es lo que le está pasando?

G: Estoy en un momento difícil. Creo que todos los tenistas pasamos por momentos complicados y en el plano individual estoy en uno de esos momentos que no me salen las cosas y no hay otra cosa que seguir entrenando, hacerlo bien y tener paciencia. Tengo ganas de volver a meterme en el ranking y de tener buenos resultados como los tenía antes, así que mientras que no se pierdan las ganas hay esperanzas.

P: Gise no está teniendo muy buenos resultados. Este es el primer año que se ha caído del Top 100, pero es una jugadora muy completa que en cuanto agarre un poco más de confianza volverá a subir y siempre es muy peligrosa.

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es