"Es nuestra profesión y debemos adaptarnos al calendario de la WTA"

Con solo 21 años, la ucraniana Elina Svitolina está llamada a ser una de las grandes tenistas de la WTA en un futuro no muy lejano. Pese a que no ha comenzado el año como ella esperaba, Svitolina tiene las cosas claras y como dice "yo mismo tengo puestas expectativas muy altas en mí".

 

Firmó un gran año en 2015, terminado en el puesto número 19 de la clasificación. Llegó a ser la 15 del mundo y cerró su temporada con 40 victorias en su haber, ¿cómo valoraría usted su año?

La verdad es que para, de momento, fue mi mejor temporada, teniendo en cuenta que terminé el 2014 en el puesto 28. Entonces me marqué el objetivo de alcanzar el 15, y lo conseguí. Es cierto que no logré mantenerme ahí, pero tampoco he bajado demasiado.

Hizo una gran campaña en 2014 y los resultados fueron mejores en 2015, ¿siente la presión de defender tantos puntos logrados en la anterior campaña?


No, pero seguro que conoces el dicho francés “L'appétit vient en mangeant”, el apetito entra con la comida.

El año pasado, en el Open de Australia logró ganarle un set a Serena Williams, ¿recuerda el partido?, ¿qué es lo que cambió tras ese primer set para que ella solo cediese dos juegos más?

Serena es la mejor tenista del mundo, pero muchas veces pierde en el primer set. Es probable que para ella sea difícil el comienzo del juego, pero supongo que consigue motivarse ante las dificultades y al final resulta invencible. Consigue concentrarse al máximo, especialmente con los servicios y los restos, y es ahí cuando ya no puedes hacer prácticamente nada.

En una entrevista en la web de la WTA reconoció que tiene que trabajar más su concentración, ¿ese es uno de los aspectos que necesita para poder acercarse e incluso irrumpir en el Top Ten?

Sí, soy una competidora muy emocional, y a menudo se me nota en la pista. Tengo que controlar mis emociones y no dejar que me afecten en la concentración. Perder un punto no debe interferir a la hora de luchar por el siguiente. En relación al Top Ten, debo mejorar mi juego en general, no se trata solo del aspecto mental.

También habló de planear los torneos más inteligente y de algunos pequeños detalles, ¿podía concretar un poco más cuáles serían esos pequeños detalles?

Ese es un tema que debe discutirse con todo el equipo. La elección de torneos es especialmente importante cuando hay cambios de pista, de pista dura a tierra batida, o al contrario.

Sois varias las tenistas jóvenes que estáis pisando fuerte en la WTA, ¿ver los logros de Muguruza, Bencic.. ayuda al resto y a usted a seguir trabajando y mejorando?

La gente está muy preocupada haciendo comparaciones sólo entre las tenistas jóvenes, como si fuésemos las únicas de la competición. Está claro que  Mugu ha tenido unos resultados espectaculares, pasando del puesto 20 al 3 en un año. Bencic también, pasado del 32 al 14. A mí eso no me inspira especialmente. No nos limitamos a jugar entre nosotras, hay otras jugadoras a las que vencer.

En su caso, es consciente que se espera mucho de usted, ¿le da miedo defraudar o no poder con esa presión de tener que ser una Top Ten en un futuro no muy lejano?

Yo misma tengo puestas expectativas muy altas en mí, así que prefiero no hablar de las expectativas de los demás.

Jugó  el WTA Elite Trophy, ¿cómo fue la experiencia?


Excelente. Fue el primer torneo en el que participé con ese tipo de formato, y gané en mi grupo con dos victorias. Estoy especialmente contenta de ganar contra Carla Suárez Navarro. Perdí el primer set en tie-break pero al final acabamos 6-1 y 6-3, y pude entrar en semifinales.

¿Cree que es una buena iniciativa de la WTA?

Sí. Sustituye el Torneo de Campeones, en el que participaban las 8 jugadoras diguientes a las Top 8 que habían ganado un título en el año. Ahora son 12, lo que hace que el contexto sea mucho más interesante para el espectador.

Es una de las tenistas que más torneos juega, ¿cree como otras muchas que el calendario es demasiado amplio y que debería recortarse?

No tengo una opinión rotunda al respecto. Esta es nuestra profesión y debemos adaptarnos al calendario de la WTA. Cada jugadora puede elegir el número de torneos en el que quiere participar.

Ha ganado tres títulos, uno por año desde 2013, además no ha perdido ninguna final de la WTA, ¿cuál es su secreto?


No creo que haya un secreto como tal, pero cuando llego a la final me siento con mucha confianza en mí misma, y sé que puedo dar el último paso. Recuerda lo que te dije sobre el refrán francés...

2016 es el año de Juegos Olímpicos de Rio, ¿está ansiosa por jugar en ellos?

Por supuesto. Van a ser mis primeras Olimpiadas. Sería increíble poder conseguir una medalla. Si tuviese la oportunidad, jugaría individuales, dobles y mixtos.

¿Qué objetivos se marca en este 2016?

Comencé el año representando a mi país junto a Dolgopolov en la Copa Hopma, algo que pasará también en los Juegos de Río de Janeiro, donde queremos hacerlo muy bien. Otra gran meta es alcanzar el Top 8 y jugar el torneo final de Singapur.

Para terminar, su país no ha vivido momentos fáciles en los últimos años, ¿afectó eso a su rendimiento en el tenis?

Prefiero mantenerme al margen de esos problemas para que no me afecten. Naturalmente, aunque esté lejos de Ucrania me afecta mucho la situación del país, pero al mismo tiempo sé que tengo que ser profesional con mi trabajo, que es ser tenista.

¿Le ha resultado complicado concentrarse para jugar algunos torneos sabiendo lo que ocurría en su país?

No, porque sé que mis victorias hacen que el pueblo ucraniano esté feliz. Intento darles esa alegría.

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es