El largo camino de regreso de Juan Martín Del Potro al tenis

En 11 meses alejado de las pistas, el argentino ha trabajado duro para recuperar la fuerza en su muñeca izquierda y no perder su físico. Tras jugar en Delray Beach, ahora se pone a prueba en Indian Wells, dependiendo de como se sienta jugará en Miami, para luego jugar algunos torneos en la temporada de tierra batida europea.

 

El argentino Juan Martín del Potro está preparado para competir en Indian Wells, primer Masters 1000 de la temporada, después de hacer su regreso a las pistas, tras 11 meses de inactividad, en Delray Beach, donde alcanzó las semifinales.

No ha sido un camino fácil para el exnúmero cuatro del mundo, ya que como el mismo reconocía en un video para anunciar su regreso a las pistas “ha sido un tiempo de incertidumbre, de cosas feas que me han tocado vivir, altibajos anímicos, momentos complicados, que hasta uno llegó a pensar en bajar los brazos”.

Pero, finalmente, Del Potro nunca bajó los brazos y pese a ser intervenido en tres ocasiones en su muñeca izquierda ha trabajado duro para poder volver a la competición. “Tuve buena gente a mi lado, gente que nunca dejó que me rindiera, que siempre estuvo en el momento justo para darme esa palabra de aliento, que nunca pensaron en que yo pudiera retirarme y siempre estaban ahí para darme ese empujón necesario”, reconoció el tenista de Tandil en su video donde anunciaba la vuelta a las pistas.

Un regreso a las pistas que ha tardado en producirse 11 meses. Unos meses con dos cirugías de por medio y mucho trabajo por delante. El argentino se vio con yeso y férula en junio, poco a poco, comenzó a trabajar la movilidad de la mano y algo de gimnasio. Fueron unos meses en los que fue clave el trabajo aeróbico y seguir una dieta para que Del Potro no subiera de peso, aunque eso no evitaba que la parte muscular y fina de tenis se fuera perdiendo. Luego se comenzó con gimnasio liviano, sin cargar demasiado la parte derecha para no descompensar, para ir pasando a algunos ejercicios sin torsión de la mano izquierda.

Un trabajo de recuperación muy estudiado y constante, con el único fin de la puesta a punto de Del Potro para que pudiera volver a empuñar la raqueta en los siguientes meses.

No fue hasta octubre cuando empezó a practicar en la cancha. Ahí llegó un pequeño retroceso en su puesta a punto, ya que Juan Martín volvió a sentir dolores en su muñeca en noviembre, por lo que la planificación de su recuperación tuvo que volver a ser cambiada. A finales de 2015, ya sin esos dolores, el trabajo en pista fue cada vez más constante y pudo centrarse más en el tenis. Un proceso de rehabilitación que aún sigue, consciente de la necesidad de jugar torneos para poder entrenar con los mejores del mundo y ver en qué punto se encuentra su tenis.

Calendario aún por definir

Durante la ausencia de las pistas del argentino, se llegó a hablar de una posible retirada, incluso de que volvería a la competición dando el revés a una mano. Se consultó a jugadores como al español Rafa Nadal o al búlgaro Grigor Dimitrov, pero nunca se consideró la idea de regresar al circuito jugando el revés a una mano. El de Tandil con un revés con slice podría tener buenos resultados, pero su idea a largo plazo es poder regresar a donde estuvo, por ello su intención siempre fue seguir jugando con revés a dos manos.

En cuanto a su retirada, el rumor tomó mayor fuerza cuando Del Potro decidió prescindir de los servicios de Franco y Martiniano, su equipo técnico hasta esos momentos. Ambos siempre apoyaron al exnúmero cuatro del mundo en sus peores momentos, pero por diversos motivos, decidieron tomar otros caminos. Ahora, el argentino espera sentirse bien con su revés, ya recuperado al 100%, para tener un nuevo entrenador.  

Lo cierto, es que Del Potro, antes de la última operación, pensó en alguna ocasión qué pasaría si no regresaba más al circuito, ya que podría haber llevado una vida normal sin tener que pasar otra vez más por el quirófano. Una vez que tomó la decisión de someterse a una nueva intervención en la muñeca, su idea era clara: volver a jugar.

Así se puso como fecha para su regreso el torneo de Memphis, aunque no llegó a tiempo, por lo que decidió no precipitarse y optó por jugar en Delray Beach, un evento que ya había ganado en 2011. Una decisión acertada, ya que el torneo se disputa cerca de Miam, donde Del Potro tiene su segunda base de operaciones, con bastantes argentinos en el público y en un  250 donde poder poner a prueba su muñeca, aun sin estar recuperada al 100%.

Ahora Juan Martín tomará partida, gracias a una wild card, en el Masters 1000 de Indian Wells. Si todo va bien, jugará también en Miami. Después todo dependerá de su salud y estado físico. Aunque lo cierto es que el argentino tiene su mirada puesta en la temporada de tierra batida, que pese a ser la superficie que más dificultad le trae por su estilo de juego, jugará seguramente algunos torneos.

“Ahora vienen cosas mucho más lindas de lo que he pasado en este tiempo y me gustaría disfrutarlo con todos ustedes. Poder pisar de nuevo la pista de tenis y haber superado esa gran piedra que tuve en mi camino, para mí es un gran logro”, reconoció Del Potro antes de afrontar esta nueva aventura.

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es