Wozniacki conquista su primer Grand Slam y el número uno del mundo

La danesa superó en un gran encuentro a la rumana Simona Halep, recuperando el número uno después de seis años.

 

En un gran partido de tenis, la danesa Caroline Wozniacki se impuso a la rumana Simona Halep por 7-6, 3-6 y 6-4, en dos horas y 49 minutos, en la final del Open de Australia, conquistando así su primer Grand Slam y recuperando, tras seis años, el número uno del mundo.

“Creo que el año pasado demostré que puedo vencer a cualquiera. Antes de salir a la pista estaba nerviosa, pero en el calentamiento me relajé y pensé en dar lo mejor de mí y en que tenía todo para poder ganar”, aseguraba la danesa.

Ambas tenistas llegaban a la final después de tener que superar bolas de partido en su contra. Wozniacki salvó varios en la segunda ronda ante Jana Fett, mientras que Halep salvó tres en su partido de tercera ronda ante la estadounidense Lauren Davis y también uno frente a la alemana Angelique Kerber en las semifinales.

Las dos jugaron un gran tenis y lucharon hasta la última bola, pero Halep pareció más agotada al final del partido. “Estaba realmente cansada. Tenía dolores en todas partes, pero creo que lo hice bastante bien pese por todo lo que estaba pasando”, explicó la rumana tras el encuentro.

Además de conseguir su primer título de Grand Slam, algo que buscaban las dos tenistas, en juego estaba el número uno del mundo, que recuperó la danesa después de seis años. "Creo que ser la nueva campeona de Grand Slam y la número uno del mundo suena bastante bien", dijo Wozniacki con una sonrisa. "Estoy muy emocionada por eso. Es un sueño hecho realidad".

Wozniacki, de 27 años, ocupó previamente el puesto número uno en 67 semanas no consecutivas, comenzando el 11 de octubre de 2010 y terminando el 29 de enero de 2012. Su regreso a la cima se cimentó en el US Open de 2016, cuando preclasificada en el número 74 del mundo, logró hacer un gran torneo y alcanzar las semifinales.

Babos y Mladenovic ganan el dobles. La húngara Timea Babos y la francesa Kristina Mladenovic volvían a unir sus fuerzas en la disciplina del dobles, y lo hicieron de la mejor manera posible, ganando el título en Australia tras superar a las rusas Ekaterina Makarova y Elena Vesnina por 6-4 y 6-3.

"Empezamos de nuevo después de dos años de descanso, y comenzar con una victoria aquí en Australia es una sensación increíble", dijo Babos, quien alzaba su primer Grand Slam después de una derrota en mixtos y dos en dobles femeninos.

Para Mladenovic se trata de su segundo título de dobles, tras el conseguido junto a su compatriota Caroline Garcia en Roland Garros en 2016. Además posee, junto al canadiense Daniel Nestor, dos títulos en dobles mixtos.

Precisamente, en la competición de dobles mixtos el título fue a parar a manos de la canadiense Gabriela Dabrowski y el croata Mate Pavic, que salvaron un punto de campeonato en el super tie-break para imponerse al indio Rohan Bopanna y la húngara Timea Babos, octavos cabezas de serie, por 2-6, 6-4 y 11-9.


 

Wozniacki deja a Carla sin las semifinales en el Open de Australia

La danesa, quien se disputa el número uno del mundo con la rumana Simona Halep, regresa a las semifinales del primer Grand Slam del año después de siete años.

 

La danesa Caroline Wozniacki selló su pase a las semifinales del Open de Australia después de derrotar en los cuartos a la española Carla Suárez navarro por 6-0, 6-7 y 6-2, en un encuentro que se prolongó durante dos horas y 12 minutos.

“Me siento genial de volver a unas semifinales aquí”, explicó la danesa, quien no alcanzaba dicha ronda desde 2011. “La última vez que las jugué tuve varias bolas de partido ante Li y no las supe aprovechar. Espero que esta vez el resultado sea diferente”.

El partido contra Carla fue de muy buen nivel, pese a que en el primer set la española no logró hacer ni un solo juego. En la segunda manga se repuso y con un tenis de mucha calidad logró forzar la tercera manga tras imponerse en el tie break. Ahí, Wozniacki volvió a elevar su nivel y fue acabando con la resistencia de la canaria, que pese a la derrota, se fue con sensaciones muy positivas del torneo. “Ella fue muy buena. Sé cómo puede llegar a jugar, ya que todos nuestros partidos han sido siempre muy buenos”, explicó la española, quien reconoció que la danesa ha mejorado en su golpe de derecha, siendo ahora mucho más agresiva de ese lado.

Wozniacki, quien podría salir de Melbourne como número uno del mundo, en caso de alzarse con la victoria final, se verá las caras en la semifinales ante la belga Elise Mertens, quien sorprendió a la ucraniana Elina Svitolina por 6-4 y 6-0.

"No tengo palabras. No sé qué decir. Tengo tantas emociones mezcladas. Lo di todo hoy, luché. Sentí un poco de estrés al final, así que jugué, mi juego y todo salió bien”, afirmó la belga. "Ella es una jugadora muy fuerte. Comenzó bien a principios de año, así que sabía que iba a ser difícil. Traté de jugar agresiva, hacer que se moviera, llegar a la red un poco más”, analizó.  

Fue una gran victoria para Mertens, quien viene de revalidar su título en Hobart, ya que nunca había logrado pasar de la tercera ronda en un Grand Slam. “El partido de semifinales será muy complicado, trataré de salir a la pista a hacer mi juego y creer en mi misma”, aseguró. Una tenista que ha perdido en el único duelo previo que tuvo ante Wozniacki.


 

Halep sigue firme en su defensa del número uno

Alcanzó los cuartos de final en Australia, algo que no lograba desde 2015, al batir en dos mangas a la japonesa Naomi Osaka. Ahora se enfrentará a Karolina Pliskova.

 

La rumana Simona Halep avanzó a los cuartos de final del Open de Australia después de superar a la japonesa Naomi Osaka por 6-3 y 6-2 en una hora y 19 minutos de juego. “Hoy jugué bastante bien y estoy contenta por volver a estar en los cuartos de final aquí”, aseguró tras su victoria la número uno del mundo.

Halep venía de firmar una victoria de casi cuatro horas ante la estadounidense Lauren Davis en la ronda anterior, lo que le dio confianza para afrontar su duelo con Osaka, a la que también siempre había derrotado en los duelos previos. “La moví muy bien e intenté llevar el control del punto y cerrarlo cuanto antes, para evitar que fuera ella la que llevara la iniciativa”, reconoció la número uno del mundo.

La rumana no estaba en los cuartos de final del primer Grand Slam del año desde 2015. Ahora tendrá como rival a la checa Karolina Pliskova, quien remontó a su compatriota Barbora Strycova por 6-7, 6-3 y 6-2. Halep domina los enfrentamientos directos por 5-1.

La que también se metió en los cuartos de final, demostrando un grandísimo estado de forma en este inicio de año, fue la alemana Angelique Kerber, campeona en 2016, que salvó un complicado partido ante la taiwanesa Su-Wei Hsieh por 4-6, 7-5 y 6-2 en poco más de dos horas.

No lo tuvo fácil la alemana ante una rival que le cambió de ritmo y tiró unos golpes muy angulados, llevando la iniciativa del partido hasta el 5-4 del segundo set. Ahí fue cuando Kerber reaccionó para terminar alcanzando los cuartos de final. “Solo pensaba punto por punto y no en lo bien que estaba jugando mi rival”, afirmó la campeona de 2016 tras el partido.

Ahora, Kerber buscará alcanzar las semifinales ante la estadounidense Madison Keys, quien jugó un gran tenis para deshacerse de la francesa Caroline Garcia por 6-3 y 6-2. “Creo que siempre es difícil jugar contra ella. Es una gran tenista que ha ganado varios Grand Slam y ha sido número uno del mundo”, indicó Keys sobre Kerber, añadiendo que “tiene la capacidad de cubrir toda la pista y anticiparse como nadie lo hace, así que para poder ganarla hay que jugar de forma agresiva y consistente”. Y es que la estadounidense lleva una desventaja de 1-6 ante la alemana.


 

Bencic logra una gran victoria en primera ronda ante Venus

Jugó a un buen nivel para derrotar a la finalista del año pasado en dos sets, logrando así su primera victoria ante ella en cinco duelos.

 

La suiza Belinda Bencic logró una importante victoria en el primera ronda del Open de Australia al derrotar a la estadounidense Venus Williams, quinta cabeza de serie y finalista en la pasada edición, por 6-3 y 7-5.

Clasificada en el número 78, Bencic, quien el año pasado estuvo prácticamente sin jugar por una lesión de muñeca, mostró un gran nivel ante Venus, a la que no había ganado nunca en sus cuatro enfrentamientos previos. “Esta vez intenté salir a la pista e intentar hacer mi mejor tenis, además de ser inteligente en la pista, ya que es muy difícil jugar ante ella”, reconoció la suiza.

Tras su derrota, Venus dio todo el crédito a su rival, asegurando que Bencic jugó bien. “No creo haber hecho un mal partido, solo que ella jugó mejor que yo. Tengo que darle todo el crédito a ella”. La suiza se medirá en la segunda ronda a Luksika Kumkhum, procedente de la fase previa, quien se impuso en dos mangas a la sueca Johanna Larsson.

Fue una jornada negra para el tenis estadounidense, ya que no solo Venus se despidió a las primeras de cambio, también lo hicieron otras dos cabezas de serie de dicho país, Sloane Stephens y Coco Vandeweghe. Stephens sigue sin conseguir hacer su mejor tenis desde que el pasado mes de septiembre conquistara el US Open. Esta vez perdió ante la china Shuai Zhang por 2-6, 7-6 y 6-2, después de desperdiciar 5-4 y servicio en la segunda manga. Vandeweghe, semifinalista en 2016, caía ante la húngara Timea Babos en dos sets.

Carla, primera victoria del año. Precisamente, Babos será la rival de la española Carla Suárez Navarro en la segunda ronda. “Es una jugadora que saca muy bien y tiene muy buena derecha. Tiene mucho potencial y habrá que estar al 100%”, analizó la canaria sobre su próxima rival.

Carla consiguió en el Open de Australia su primera victoria del año y lo hizo al vencer a la polaca Magdalena Frech, procedente de la fase previa, por 7-5 y 6-3. “Las condiciones no eran fáciles, hacía un poquito más viento de lo normal. Es cierto que llegaba aquí sin ninguna victoria y no entras con la tranquilidad de otras veces. He ido de menos a más, hay que aceptar la situación y hay que saber jugar y ganar cuando estás así”, apuntó tras el encuentro.

Fue una primera jornada en la que los focos cayeron sobre la joven tenista ucraniana Marta Kostyuk que, con solo 15 años, logró su primera victoria en Grand Slam ante la china Shuai Peng por un doble 6-2 en solo 57 minutos, convirtiéndose en la jugadora más joven en ganar un partido del cuadro principal en Melbourne desde Martina Hingis en 1996.

El día también deparó las victorias de algunas de las favoritas al título final como son la ucraniana Elina Svitolina, la danesa Caroline Wozniacki o la letona Jelena Ostapenko. Todas ellas también con opciones de salir de Australia como número uno del mundo.


 2017



Serena se lleva la final de las Williams y conquista su 23 título de Grand Slam

La menor de las Williams logró su séptimo entorchado en el Open de Australia, lo que también le vale para recuperar el número uno del mundo.

 

“Serena me recuerda a una mezcla de pitbull y el joven Tyson, mientras que a Venus la miro más como una gacela, por cómo es capaz de moverse y saltar sobre la pista”, decía su padre Richard Williams antes de una final entre ambas en el US Open. 15 años después, esta vez en Australia, el pitbull volvió a ganarle la partida a la gacela y ya van 17 en 28 duelos, siete de ellos en finales de Grand Slam.

Fue una final en la que ambas solo lograron mostrar su mejor tenis cuando el partido parecía llegar a su fin. En los primeros juegos, el nerviosismo de las Williams hizo que se intercambiaran varios breaks. La mejor parada fue Serena, que logró tomar el control y así llevarse la primera manga. En la segunda se mostró intratable con su servicio y un solo break le bastó para ganar el set y, por tanto el partido, alzando así su 23 título de Grand Slam, pulverizando el récord de 22 de la alemana Steffi Graf y quedándose solo a uno de los 24 de Margaret Court.

"Es un sentimiento muy especial tener 23", dijo Serena. "Me hace sentirme grande. He estado buscándolo desde hace mucho tiempo. Cuando lo tuve en mi radar sabía que tendría la oportunidad de lograrlo y ahora estoy aquí. Y no hay mejor lugar para hacerlo que Melbourne", comentó.

"Mi primer Grand Slam llegó aquí, y alcanzando el 23 aquí también y encima contra Venus, es ese tipo de historia que hace que se convierta en una leyenda. No se podía haber escrito una historia mejor", dijo Serena, que acumula en su palmarés siete Open de Australia y Wimbledon, seis US Open y tres Roland Garros.

La victoria de Serena no solo le permite superar a Graf en número de Grand Slams, sino que también le hace volver al número uno del mundo, hasta la fecha en manos de la alemana Angelique Kerber. "No sé qué decir, que me siento bien y en la cima. Así es como me siento", señaló Serena, que comentó sentirse sorprendida por haber regresado al uno del mundo. “Antes de comenzar el torneo le pregunté a mi entrenador si volvía al número uno en caso de ganar, él me dijo que no, por lo que ha sido una sorpresa para mí”, sentenció.

Venus, pese a la derrota, explicó que “me encanta ver a una Williams con un trofeo, es algo maravilloso. No creo que Serena y yo estemos buscando la más grande historia en el deporte, solo vamos tras nuestros sueños.

La mayor de las Williams no estaba en la final de un Grand Slam desde Wimbledon 2009, precisamente también perdió esa final frente a su hermana. "Es un gran comienzo de año y estoy esperando cómo se dará el resto", esgrimió. Sobre Serena reconoció que "es una campeona sobre la pista. Sabe cómo alcanzar el siguiente nivel. Y fuera de la pista es una persona increíble, y una hermana genial. No puedo pedir mucho más".

Mattek-Sands y Safarova repiten. En la competición de dobles el título volvió a parar a manos de la dupla formada por la estadounidense Bethanie Mattek-Sands y la checa Lucie Safarova, quienes remontaron a la checa Andrea Hlavackova y la china Peng Shuai por 6-7, 6-3 y 6-3.

Mattek-Sands y Safarova han sido el equipo a batir desde el verano pasado, cuando ganaron lo que fue su tercer título de Grand Slam en el US Open y lograron una racha de 18 partidos culminando su gesta con el título en el WTA Championships de Singapur.

Además, Mattek-Sands celebró el triunfo por partida doble, ya que también lograba regresar al número uno del mundo solo dos semanas después de haberlo perdido y tres de haberlo conseguido, gracias a su victoria con Sania Mirza en Brisbane.

Por su parte, para Hlaveckova y Peng es un buen comienzo de su unión como dupla, ya que además del título en Shenzhen alcanzan la final en el primer Grand Slam del año. Ambas llevan tres títulos juntas, pese a que nunca, hasta la fecha, han jugado de forma continua.


 

La leyenda de las hermanas Williams

Las hermanas Williams suman entre las dos 110 títulos, 111 tras la disputa de la final del Open de Australia de los cuales 29 son de Grand Slam.

 

Fue en enero de 1998, en el Open de Australia, cuando las hermanas Williams, Venus y Serena, se midieron por primera vez en un partido profesional. Un encuentro en la segunda ronda que terminó con victoria para Venus en dos sets. En esa ocasión ambas tenían 18 y 17 años respectivamente y estaban llamadas a liderar el circuito en las décadas siguientes.

Ese sería el primero de sus 27 duelos que han vivido hasta las fecha en el circuito, el 28 será en la final del Open de Australia, la novena final de Grand Slam en la que se verán las caras, algo que no ocurría desde Wimbledon en 2009, cuando fue Serena la que se llevó el gato al agua.

Las Williams han sido las protagonistas de finales en los cuatro Grand Slam, siendo el año que más jugaron en 2002, cuando se vieron las caras en las finales de Roland Garros, Wimbledon o el US Open. Incluso mantuvieron esa hegemonía hasta el Open de Australia de 2003.

Serena es la que más veces ha salido victoriosa en las finales de Grand Slam disputadas por las Williams, si bien en su primer duelo en una final de un ‘Grande’ Venus se llevó el gato al agua en el US Open de 2001, luego Serena se tomaría la revancha con creces al llevarse Roland Garros en 2002, Wimbledon en 2002 y 2003, US Open en 2002 y el Open de Australia en 2003. Una racha de cinco finales de Grand Slam ante su hermana que se vio cortada en Wimbledon 2008 con triunfo de Venus. Un año después, en la que hasta la fecha era la última final en un ‘Grande’ entre ella, Serena volvía a ganarle la partida a Venus.

En sus 27 enfrentamientos previos, es también Serena, la gran dominadora del circuito en la última década, quien aventaja a su hermana por 16-11, pese a que Venus ganó sus tres primeros duelos.

La final en Melbourne es una nueva ocasión para la mayor de las Williams de sumar un título que aún no tiene en su palmarés, de los siete Grand Slams que ha ganado, cinco han sido en Wimbledon y dos en el US Open, nunca lo ha conseguido en el Open de Australia ni Roland Garros. La final le llega a los 36 años y cuando muy pocos creían que podría volver a hacerlo, es más llevaba sin jugar el partido final de un ‘Grande’ desde Wimbledon en 2009.

Frente a ella tendrá a su hermana Serena, quien pretende pulverizar la marca de 22 Grand Slams conseguidos por Steffi Graf y alzarse con su 23 trofeo, quedándose solo a uno del récord conseguido por Margaret Court (24). “Es maravilloso si tu rival es tu hermana, es increíble. Ella es mi mundo, mi vida. Estoy muy feliz por ella, estar las dos en la final es el gran sueño hecho realidad y no importa quien gane, aunque por supuesto que quiero ganarla".

Entre las dos hermanas han conseguido 29 títulos de Grand Slam, pase lo que pase en la final, este será el trigésimo. En total, a lo largo de sus carreras han alzado 120 títulos, Serna un total de 71 y Venus 49. “Serena me recuerda a una mezcla de pit bull y el joven Tyson, mientras que a Venus la miro más como una gacela, por cómo es capaz de moverse y saltar sobre la pista”, decía hace años su padre Richard Williams. ¿En Melbourne ganará el pit bull o la gacela?

Sus finales de Grand Slam

 

               

US Open 2001

Venus gana a Serena 6-2 y 6-4

 

Roland Garros 2002

Serena gana a Venus 7-5 y 6-3

 

Wimbledon 2002

Serena gana a Venus 7-6 y 6-3

 

US Open 2003

Serena gana a Venus 6-4 y 6-3

                 

Open de Australia 2003

Serena gana a Venus 7-6, 3-6 y 6-4

 

Wimbledon 2003

Serana gana a Venus 4-6, 6-4 y 6-2

 

Wimbledon 2008

Venus gana a Serena 7-5 y 6-4

 

Wimbledon 2009

Serena gana a Venus 7-6 y 6-2


 

Venus y Serena vuelven a verse las caras en la final de un Grand Slam

Entre las dos hermanas atesoran 29 títulos de Grand Slam. Venus llega a la cita tras remontar a Vandeweghe y Serena tras arrollar a Lucic Baroni.

 

Después de ocho años, las hermanas Williams volverán a ser las protagonistas de una final de Grand Slam, algo que no sucedía desde Wimbledon en 2009, cuando el triunfo fue para Serena en dos sets.

Venus, quien no disputa la final de un ‘Grande’ desde precisamente ese Wimbledon en 2009, regresa a la final de Open de Australia después de 14 años, ya que su mejor marca en Melbourne era la final alcanzada en 2003, donde precisamente cayó ante su hermana. Logró su pase después de remontar en semifinales a su compatriota Coco Vandeweghe por 6-7, 6-2 y 6-3.

“Significa mucho para mí, sobre todo porque ella jugó muy bien, me hizo jugar a la defensiva todo el tiempo”, reconoció Venus, quien con 36 años se ha convertido en la tenista con mayor edad que alcanza la final de un Grand Slam desde que lo hiciera Martina Navratilova en 1994 en Wimbledon.

Vandeweghe jugó un gran partido, sobre todo en el primer set, con un tenis muy agresivo y potente que no dejó que Venus pudiera llevar la iniciativa en los intercambios, pero la lastró el no poder aprovechar nada más que una de las 13 bolas de break que tuvo a su favor.  "Estoy muy emocionada por el tenis americano. Creo que he servido de inspiración a más gente", apuntó la ganadora de siete Grand Slams, a la que precisamente falta en su palmarés el Open de Australia y Roland Garros.

Serena no da opciones. Venus podrá ahora tomar la revancha de 2003 ante su hermana Serena, ya que la número dos del mundo no dio ninguna opción en su semifinal a la croata Mirjana Lucic Baroni al batirla por 6-2 y 6-1 en 50 minutos.  

La campeona de 22 títulos de Grand Slam demostró su superioridad en la pista conectando 14 ganadores y 10 errores no forzados, en comparación con los 10 ganadores y 23 errores de su rival, que solo logró arrebatarle dos puntos de todos los jugados con el primer servicio de la estadounidense.

"La primera vez que gané un Slam era una niña y ahora todavía lo soy en mi corazón", dijo Serena, quien añadió sobre la final que "por supuesto que quiero ganarla, es maravilloso si tu rival es tu hermana, es increíble. Ella es mi mundo, mi vida. Estoy muy feliz por ella, estar las dos en la final es el gran sueño hecho realidad y no importa quien gane".

Si vence en la final del sábado, Serena superaría además a Steffi Graf y se colocaría a un solo título del récord del Grand Slam de Margaret Court (24).

Serena y Venus se han enfrentado en 27 ocasiones, con 16-11 para Serena, que también venció en la última, en los cuartos de final del US Open 2015, por 6-2, 1-6 y 6-3. De ocho finales del Grand Slam disputadas entre las dos Williams, Serena ha ganado seis.


 

Lucic Baroni alcanza las semis de un Grande tras 18 años

Acabó con la imbatibilidad de la checa Karolina Pliskova al doblegarla en tres sets. Ahora buscará seguir en su sueño ante la estadounidense Serena Williams.

 

La croata Mirjana Lucic Baroni sigue viviendo su propio sueño en el Open de Australia, primer Grand Slam del año, donde ya se encuentra en las semifinales después de superar a la checa Karolina Pliskova, quinta jugadora del mundo, por 6-4, 3-6 y 6-4, tras una hora y 48 minutos.

Se trata de las segundas semifinales de Grand Slam de Lucic Baroni, tras las alcanzadas en Wimbledon en 1.999 con solo 17 años, hace ya 18 años. Ahora con 34, Lucic Baroni parece haber detenido el tiempo y volver a ser esa joven que amenazaba a alas mejores tenistas de la década de los 90 y de las que muchos creyeron que sería la nueva Mónica Seles.

Precisamente saltó a los focos del tenis mundial al ganar a Seles en Wimbledon, para luego conseguir una victoria ante la francesa Nathalie Tauziat y pelear en tres sets en semifinales frente a Steffi Graf. Fue solo con 17 años y por delante tenía un futuro prometedor, pero entonces empezaron los problemas para la croata. Las lesiones, los problemas con su padre, se habló de malos tratos, la hicieron perderse e incluso dejar la competición.

Ahora, y tras dar grandes signos de mejora y ambición en 2014, donde llegó a la cuarta ronda del US Open y alzó el título en Quebec, Lucic Baroni parece vivir en una nube. "No me lo puedo creer, es una locura, estoy en semifinales de nuevo, estoy en trance ahora. Nunca soñé esto. Sé que esto lo quieren todas, pero yo nunca podré olvidarlo, es realmente increíble. Me he sentido con una paz extrema y con una calma extrema en el último juego", dijo entre lágrimas la croata.

"Quiero ser recordada como una tremenda luchadora, una persona que perseveró siempre por todo, y contra todos los pronósticos", aseguró Lucic, campeona júnior del Abierto de Australia y del Abierto de EE.UU, y ganadora del torneo de dobles en Melbourne con la suiza Martina Hingis en 1998.

La croata, que lució varios vendajes en su pierna izuierda, acabó con la imbatibilidad en este inicio de temporada de Pliskova. "Ella estaba jugando muy bien, golpeando la pelota muy rápido”, explicó la checa, quien se lamentó que “no puedo perder mi servicio tantas veces. Cuando no lograba poner un primer servicio ella tomaba la iniciativa al resto. Creo que manejó mejor las situaciones que yo. Fue más agresiva y por eso ganó”.

Serena no falla. La rival en semifinales de Lucic Baroni no será otra que la estadounidense Serena Williams, número dos del mundo, quien acabó con la buena racha de la británica Johanna Konta por 6-2 y 6-3 en una hora y cuarto, alcanzando así por 34 vez la penúltima ronda de un Grand Slam.

“Mi primer servicio no ha funcionado bien, pero es algo que me lleva pasando durante todo el torneo. Sí he estado muy bien al resto y desde el fondo de las pista con los golpes de derecha y revés. Ella estaba jugando muy bien y es una futura campeona de este torneo”, explico Serena tras el partido.

Con Lucic Baroni se ha medido en dos ocasiones, aunque ambas fueron en 1998, con sendas victorias para la menor de las Williams. "La última vez fue en el 98 en la pista central de Wimbledon. Recuerdo que gané, pero ahora tenemos juegos totalmente diferentes al que teníamos antes. Las dos hemos pasado por muchas cosas y aquí estamos, creo que es algo increíble”, indicó Serena.

“Serena es una gran campeona, quizás la mejor tenista de la historia y seguro que estará muy motivada por conseguir la victoria. Va a ser muy difícil, pero yo saldré a hacer mi juego, como he hecho hasta ahora”, explicó Lucic Baroni.

Con ella, con 34 años, Serena, con 35, y Venus, con 36, es la primea vez que unas semifinales de Grand Slam tiene a tres semifinalistas con tanta edad. “La treintañeras ganan. No importa quien sea, lo cierto es que habrá una en la final”, matizó Serena. Además, es la primera vez desde el US Open de 2002, que hay tres estadounidenses entre las cuatro mejores de un ‘Grande’, ya que a Venus y Serena se les suma Coco Vandewhege.


 

Serena avanza firme en su reconquista del número uno

La mayor de las Williams ya se encuentra en los cuartos de final del Open de Australia después de superar en dos mangas a Strycova. Ahora la espera Konta.

 

La estadounidense Venus Williams, número dos del mundo y 22 veces campeona de Grand Slam, ya se encuentra en los cuartos de final del Open de Australia después de superar a la checa Barbora Strycova por 7-5 y 6-4.

“Probablemente no haya sido mi mejor día, por eso estoy contenta de haberme llevado la victoria”, declaró Serena, que vio como su rival saltó convencida a la pista y hasta en tres ocasiones se adelantó en el primer parcial con roturas de servicio. “Hace un tenis diferente y es complicado leerla los golpes”, indicó la menor de las Williams.

Serena, quien podría recuperar el número uno del mundo en caso de ganar el título, se medirá en los cuartos de final ante la británica Johanna Konta, que se impuso a la rusa Ekaterina Makarova por 6-1 y 6-4. “Estoy muy contenta por la forma en que jugué, sobre todo al inicio del partido, algo que hizo que todo fuera más fácil”, señaló la británica.

Un inicio que le valió para llevarse la primera manga por 6-1, pero en la segunda vio como su rival se adelantaba por 1-4. “Ella empezó a jugar mejor, pero seguí confiando en mí y pude darle la vuelta al set”, aseguró Konta, quien selló el triunfo tras poco más de una hora y con 21 golpes ganadores.

Será el primer duelo entre Serena y Konta. “He visto mucho su juego y es una tenista muy ofensiva”, explicó la menor de las Williams sobre el tenis de su rival. Por su parte, la británica apuntó estar “muy entusiasmada ante el desafío, quería seguir adelante en el torneo y tener la oportunidad de competir ante ella”.

Lucic Baroni marca otro récord. La gran revelación de esta edición de Open de Australia no es otra que la croata Mirjana Lucic Baroni, quien alcanzaba nuevamente los cuartos de un Grand Slam desde que lo hiciera en Wimbledon en 1.999. Lo hacía tras derrotar a la estadounidense Jennifer Brady por 6-4 y 6-2.

Con su potente tenis, Lucic Baroni no tuvo problema ante la joven norteamericana a la que batió en una hora y 10 minutos después de anotar 35 golpes ganadores. Así se convirtió en la única no cabeza de serie en colarse entre las ocho mejores del torneo. Siendo la primera vez, en nueve participaciones, que ha logrado ganar dos partidos consecutivos en el primer Grand Slam del año.

La croata buscará seguir haciendo historia en Australia ante la checa Karolina Pliskova, aún invicta en este inicio de temporada, quien doblegó a la australiana Daria Gavrilova por un doble 6-3 en una hora y 12 minutos de juego. "La conozco bastante bien. Hemos jugado varias veces y ella me ha ganado en dos ocasiones”, aclaró la tenista checa, quien añadió que “ella está jugando muy bien aquí. La vi ante Radwanska y golpeó muy bien la pelota”.

Pliskova, quien afrontó un duro encuentro ante Jelena Ostapenko en la tercera ronda, en el que tuvo que ir al 10-8 en el tercer set para conseguir la victoria, aseguró que ante Lucic Baroni espera un partido duro. “Tengo que estar lista para un encuentro duro. Ella jugará rápido, por lo que tengo que sacar bien y estar bien de piernas”, concluyó.


 

Lucic Baroni sorprende a Radwanska para acceder a tercera ronda

Es la primera vez en nueve participaciones en Melbourne que la croata logra ganar dos partidos seguidos, ante Radwanska, número tres del mundo, firmó un tenis muy agresivo y preciso.

 

La croata Mirjana Lucic Baroni protagonizó la gran sorpresa del día en la competición femenina del Open de Australia al batir en la segunda ronda a la polaca Agnieszka Radwanska, tercera jugadora mundial, por 6-2 y 6-3, después de firmar un gran partido en el que conectó 33 golpes ganadores.

Es la primera vez que la tenista croata, de 35 años, accede a la tercera ronda del Open de Australia. Hasta esta edición solo había sido capaz de ganar un partido, fue en 1998, en ocho participaciones. “Es sorprendente. Ha pasado tanto tiempo desde que gané aquí un partido”, indicó tras el encuentro.

“Sé que tengo un tenis muy agresivo y que puedo hacer daño a muchas tenistas, pero la pregunta es si puedo llevarlo a cabo durante siete días seguidos. Sé lo que tengo que hacer para ganar y que lo puedo hacer a cualquiera, solo lo tengo que poner en práctica en la pista y esta noche me ha salido perfecto”, explicó Lucic Baroni.

Por su parte, para Radwanska, semifinalista en 2014 y cuatro veces cuartofinalista, es el peor resultado en el ‘Grande’ que abre la temporada desde 2009, cuando se despidió en la primera ronda. “Todo fue muy rápido, hay poco que pudiera hacer. Siempre es decepcionante cuando se pierde en la primera semana de un Grand Slam, pero no puedo hacer nada. Volveré el año que viene e intentaré hacerlo mejor”, apuntó la número tres del mundo.

La croata, que alcanzó en 1999 las semifinales de Wimbledon, buscará seguir avanzando en el primer Grand Slam del año ante la griega Maria Sakkari, que derrotó a la francesa Alize Cornet, 28 cabeza de serie, por 7-5, 4-6 y 6-1.

La que sí sigue con firmeza es la estadounidense Serena Williams, número dos del mundo, quien derrotó a la checa Lucie Safarova por 6-3 y 6-4, en un encuentro que trampa, ya que ambas se vieron las caras en 2015 en la final de Roland Garros.

"La última vez que jugamos creo que fue en la final de Roland Garros, por lo que no es fácil hacerlo en la segunda ronda", dijo Serena, quien añadió que “he jugado dos oponentes muy difíciles. Es una gran manera de empezar el torneo”. Ahora se enfrentará en la tercera ronda a su compatriota Nicole Gibbs, que batió a la también estadounidense Irina Falconi por 6-4 y 6-1.

Konta y Pliskova, imparables. Las que siguen firmando un gran inicio de año son la británica Johanna Konta y la checa Karolina Pliskova. La primera, que la semana pasa ganó en Sydney, se impuso a la japonesa Naomi Osaka por 6-4 y 6-2. “Estoy muy feliz de haber ganado. Sabía que era una adversaria muy peligrosa, ya que sirve muy bien y pega muy fuerte a la bola. Salí decidida a llevar el ritmo del partido y creo que salió bien”, indicó la británica.

Konta protagonizará ante la danesa Caroline Wozniacki uno de los enfrentamientos más destacados de la tercera ronda en el cuadro femenino. La danesa llega a la cita tras vencer con autoridad a la croata Donna Vekic por 6-1 y 6-3. “Cada ronda ha sido dura hasta ahora, pero mi próximo partido será difícil. Estoy ansiosa por el desafío y quiero que mi estancia en Melbourne sea lo más larga posible”, indicó la número nueve del mundo.

Pliskova sigue invicta en lo que va de año, tras proclamarse campeona en Brisbane, en Melborune avanza por la vía rápida, ante la rusa Anna Blinkova, procedente de la fase previa, solo cedió dos juegos. "Me siento muy bien en la pista, segura, ya gané partidos este año, no he perdido todavía, lo que también es bueno”, recalcó.

Su próxima rival será la letona Jelena Ostapenko, que se impuso a la kazaja Yulia Putintseva por 6-3 y 6-1. "Jugué contra ella en Cincinnati en la primera ronda. Estoy esperando un partido difícil, pero sé que aun puedo subir mi nivel y jugar mejor, espero que eso sea suficiente para lograr la victoria”, matizó.

Otras favoritas que lograron avanzar hasta la tercera ronda fueron la eslovaca Dominika Cibulkova, las rusas Elena Vesnina y Ekaterina Makarova, la australiana Daria Gavrilova, la checa Barbora Strycova, la suiza Timea Bacsinszky y la francesa Caroline Garcia.

 


 

Carla pierde en segunda ronda y es duda para la Fed Cup

Cirstea se impuso en dos mangas a la española, que aún anda mermada por su lesión en el hombro. Garbiñe ganó y es la única representante española en el cuadro femenino.

 

La rumana Sorana Cirstea acabó con la aventura de la española Carla Suárez Navarro en el Open de Australia al derrotarla en la segunda ronda por 7-6 y 6-3. "Me falta ritmo. Ya dije que el resultado del otro día no me lo esperaba porque estoy todavía lejos del nivel que me gustaría y que se necesita para este tipo de torneos", señaló la canaria.

Suárez Navarro, quien jugó mermada por su lesión en el hombro, lo que le impidió sacar a pleno rendimiento, tuvo que afrontar hasta 15 bolas de rotura, movió a su rival en el primer set, el cual cayó del lado de la rumana “por detalles”, tal y como afirmó Carla. “Mi mente no estaba concentrada en la tranquilidad. Estaba más pendiente del hombro, de mi estado físico, y al final eso se nota con jugadoras que ya tienen cierta experiencia, aunque de ránking no estén tan arriba", explicó.

Tras su derrota, Carla dejó en el aire su participación en la primera eliminatoria del Grupo Mundial de Copa Federación que medirá a España contra la República Checa. "Si el hombro está con dolor no jugaré la Copa Federación. Si está bien, puede ser que juegue", apuntó. Para terminar añadiendo que "ahora hay que hablar con el equipo e intentar que el hombro se recupere, estar con chispa e intentar recuperar el nivel lo antes posible porque el año es largo”.

Con la derrota de Carla, la única española que queda en liza es Garbiñe Muguruza, quien superó en un complicado partido a la estadounidense Samantha Crawford, 162 del mundo, por 7-5 y 6-4 en una hora y 35 minutos de juego. "He tenido que estar muy concentrada porque pega muy fuerte cada golpe", señaló Muguruza, que saltó a la pista con su muslo derecho vendado por las molestias que arrastra desde Brisbane.

Garbiñe, séptima del mundo, rompió en los momentos finales de cada uno de los dos sets, para luego no perdonar con su servicio. Ahora tendrá como rival a la letona Anastasija Sevastova, que derrotó a la eslovaca Kristina Kucova, por 6-3 y 6-4. Cabe recordar que Sevastova fue el verdugo de Muguruza en el pasado US Open.

Cumpleaños con victoria. La alemana Angelique Kerber, número uno del mundo, celebró su 29 cumpleaños con una trabajada victoria ante su compatriota Carina Witthoeft por 6-2, 6-7 y 6-2. “Hice un montón de errores en los momentos importantes del partido, pero al final estoy feliz por haber ganado”, indicó la defensora del título.

No está siendo, de inicio, un torneo fácil para Kerber, que en los dos partidos que ha disputado ha tenido que ir al tercer set y acumula ya más de seis horas en la pista. "Estoy en forma, preparada para jugar dos o tres horas por partido, así que no es un problema”, indicó la alemana.

La número uno del mundo en la tercera ronda se verá las caras con la checa Kristyna Pliskova, que batió a la rumana Irina Camelia Begu, 27 favorita, por 6-4 y 7-6. “Jugué con ella hace años y sé que tiene muy buen saque”, esgrimió Kerber, quien añadió que la diferencia junto con su hermana gemela Karolina es que una es derecha y la otra zurda.

Venus fiel a su cita. La estadounidense Venus Williams pasó a tercera ronda del Open de Australia por décimo tercera vez consecutiva, después de derrotar a la suiza Stefanie Voegele por 6-3 y 6-2. “Hoy fue un buen día, también hacía menos calor que el primero, al jugar a primera hora de la mañana”, puntualizó la mayor de las Williams.

Ahora buscará la cuarta ronda frente a la china Ying-Ying Duan, que ganó a la estadounidense Varvara Lepchenko por 6-1, 3-6 y 10-8. “No sé nada de ella. No la he visto jugar antes. Tendré que hacerme un buen informe durante los cinco minutos de calentamiento”, aseguró Venus.

Otras favoritas que también accedieron a la tercera ronda fueron la ucraniana Elina Svitolina y las rusas Svetlana Kuznetsova y Anastasia Pavlyuchenkova. Por el contrario, se despidieron la puertorriqueña Mónica Puig y la china Shuai Zhang, auténtica revelación el año pasado.

Jankovic y su vuelta con ‘Richi’. La carrera de la serbia Jelena Jankovic parecía, tras varias lesiones, estar estancada. Tras intentarlo el año pasado durante la temporada de tierra batida, pese a que venía de un largo parón por una lesión, la serbia vuelve a contar con la ayuda de Ricardo Sánchez, técnico español que la llevó al número uno del mundo.

‘Richi’, como es conocido el español en el circuito, y Jankovic está colaborando en este Open de Australia, donde la serbia ya se encuentra en la tercera ronda después de superar a la alemana Julia Goerges por 6-3 y 6-4. Así las cosas su próximo rival será Kuznetsova, octava preclasificada.

Fue una jornada de que sirvió para ratificar que no solo Jankovic parece estar de vuelta, sino también la canadiense Eugenie Bouchard y la australiana Ashleigh Barty. La primera ya mostró su mejoría en el torneo de Sydney. En Melbourne alcanzó la tercera ronda al imponerse la china Shuai Peng por 7-6 y 6-2.

La australiana, por su parte, decidió tomarse un descanso, por unos años, en el mundo del tenis. Hace un tiempo decidió regresar y ahora ya ha ganado dos partidos en el primer Grand Slam del año, el cual lo disputa gracias a una invitación por parte de la organización. Barty ganó a la estadounidense Shelby Rogers, quien en primera ronda dio la sorpresa al vencer a la rumana Halep, por 7-5 y 6-1.


 

Muguruza se sobrepone a sus dolencias en el muslo y Erakovic para pasar a la segunda ronda

Las dolencias que le hicieron abandonar en el torneo de Brisbane volvieron a atormentar a la española, que tuvo que dar la vuelta al segundo set. Carla Suárez también debutó con victoria pese a seguir tocada del hombro.

 

Las españolas Garbiñe Muguruza y Carla Suárez Navarro debutaron con éxito en el Open de Australia, primer Grand Slam del año, después de superar a la neozelandesa Marina Erakovic y a la eslovaca Jana Cepelova, respectivamente.

Muguruza, quien tuvo que ser atendida tras ganar el primer set por unas molestias en el abductor de la pierna derecha, derrotó a Erakovic por 7-5 y 6-4, después de dar la vuelta a un 1-4 en el segundo parcial. “Hemos jugado un par de veces y siempre ha sido complicado, por lo que estoy feliz por la victoria”, comentó la española.

La número siete del mundo ya tuvo que retirarse en las semifinales del torneo de Brisbane por una dolencia en su muslo derecho, y parece que en Melbourne volvieron a aparecer dichas molestias. “Fue duro porque de repente estás jugando y empiezas a sentir dolores en tu cuerpo y obviamente te pones nerviosa. La verdad es que me he asustado un poco”, reconoció Muguruza, quien prosiguió que “traté de calmarme y pelear por el partido hasta ganar”.

Los problemas físicos de Muguruza hicieron que se tratara de un partido muy irregular, sin mucho ritmo. Ahora la española se medirá en la segunda ronda con la estadounidense Samantha Crawford, que se impuso a su compatriota Lauren Davis, campeona en Auckland, por 4-6, 6-3 y 6-0.

Suárez Navarro, por su parte, jugaba su primer partido del año después de tener que ser baja en Brisbane y Sydney debido a unas molestias en el hombro derecho, lo que le impedían sacar y matar con normalidad. Selló su pase a la segunda ronda al doblegar por un doble 6-2 a Cepelova. “Me he sentido bien, a ratos con un poco más de nervios y malas sensaciones pero son cosas que pasan en los primeros partidos, hay que ir cogiendo ritmo”, aseguró la canaria.

Respecto a sus dolencias en el hombro, explicó que  “el hombro ha aguanto bien, por suerte no ha sido un partido muy largo. La molestia sigue ahí y al final es aguantar mentalmente el dolor”, en segunda ronda se enfrentará a la rumana Sorana Cirstea, una tenista a la que conoce muy bien, pero con la que no juega desde 2009. “Conozco a Sorana desde hace muchísimo tiempo. Ha tenido lesiones y eso ha hecho que de ranking esté más atrás, pero es una rival peligrosa, ya que cuando juega bien aprieta mucho desde atrás”, desgranó la española.

Halep vuelve a tropezar en primera ronda. Tal y como ocurriera el año pasado, la rumana Simona Halep, cuarta cabeza de serie, se despidió del Open de Australia en su debut al verse superada por la estadounidense Shelby Rogers por 6-3 y 6-1. "Creo que jugué muy bien, tratando de ser agresiva y mi plan de juego funcionó”, dijo tras la victoria la norteamericana.

Halep, quien en el inicio de la temporada pasada se vio mermada por una lesión en el talón de Aquiles, este año ha tenido que lidiar con una tendinitis en su rodilla. “Tomé unos anti-inflamatorios antes del partido y también durante los días que he estado entrenando aquí, pero cuando juegas un partido oficial hay mucha más tensión y el dolor se siente más fuerte, no podía hacer lo que quería”, explicó la rumana en la rueda de prensa.

La cuarta jugadora del mundo afirmó la que lesión no requiere cirugía, pero que sí se someterá a una resonancia magnética para decidir lo que hará las próximas semanas. “Estoy un poco frustrada, pero no se puede cambiar mucho. Solo puedo mirar hacia el futuro y estar bien de mi rodilla, después ya pensaré en el juego”, añadió.

Además de Halep, hubo otras preclasificadas que también dijeron adiós en la primera ronda del torneo, tales como la italiana Roberta Vinci (15), la holandesa Kiki Bertens (19), la rusa Daria Kasatkina (23) y la alemana Laura Siegemund (26).

El recuerdo de Kerber. La alemana Angelique Kerber, número uno del mundo y defensora del título, parecía tener controlado el partido de su debut ante la ucraniana Lesia Tsurenko por 6-2 y 5-3, incluso disfrutaba de una bola de partido, pero el encuentro dio la vuelta y su rival logró anotarse cuatro juegos de forma consecutiva para llevarse el segundo set. Finalmente, la alemana logró ganar por 6-2, 5-7 y 6-2.

Ya el año pasado, cuando terminara ganando el título, Kerber tuvo que hacer frente a una situación delicada en la primera ronda, en esa ocasión ante la japonesa Misaki Doi. Ahí fue ella quien salvó una bola de partido en su contra. “Cuando estaba sentada en el banco al perder el segundo set fue un recuerdo que me vino a la cabeza. Recuerdo perfectamente el partido del año pasado, pero era distinto, yo tuve que salvar un punto de partido y en esta ocasión era yo quien tuvo ese punto de partido. Fue un recuerdo breve y al final pude ganarlo en tres sets”, indicó la alemana, que en segunda ronda se medirá a su compatriota Carina Witthoeft.

Quien también tuvo un debut apretado, aunque en dos sets, fue la estadounidense Venus Willians, décimo tercera favorita, que se impuso a la ucraniana Kateryna Kozlova por 7-6 y 7-5. “Fue un buen partido y para nada fue una primera ronda cómoda, ella jugó un buen tenis”, apuntó la mayor de las Williams, quien buscará seguir avanzando en el torneo ante la suiza Stefanie Voegele.

Otras favoritas que debutaron con éxito fueron las rusas Svetlana Kuznetsova (8) y Anastasia Pavlyuchenkova (24), la ucraniana Elina Svitolina (11), la china Shuai Zhang (20), la rumana Irina Camelia Begu (27), la puertorriqueña Mónica Puig (29) y la letona Anastasija Sevastova (32).

Aiava sorprende con su potencia. Pese a solo tener 16 años, la australiana Destanee Aiava, invitada de la organización, sorprendió a todos, incluso a su rival, la alemana Mona Barthel, con sus potentes tiros, destacando la potencia de su servicio, el cual alabó la alemana, que terminó ganando por 6-4 y 7-6.

Aiava se convirtió en la primera tenista nacida en el siglo XXI en disputar un Grand Slam. Un debut que también hicieron en un ‘Grande’, Irina Khromacheva, Rebecca Sramkova, Julia Boserup, Natalia Vikhlyantseva y Jaimee Fourlis. Las tres últimas con importantes victorias que las hicieron avanzar a la segunda ronda.



 2016


 

Kerber frena a Serena y conquista su primer Grand Slam

La tenista germana salvó una bola de partido en su debut en Australia y casi 15 días después termina alzando el título, privando así a Serena de igualar a Steffi Graf con 22 títulos de Grand Slam.

 

La alemana Angelique Kerber ha conquistado su primer título de Grand Slam en el Open de Australia al imponerse en la final a la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo por 6-4, 3-6 y 6-3 en una final que se prolongó por más de dos horas.

Kerber se mostró muy sólida durante casi todo el partido, siempre haciendo dar una bola más a Serena para poder conseguir el punto, de este modo, hizo que los errores forzados de la menor de las Williams fuera de 23 en el primer parcial.

La número uno del mundo no se rindió y tomó el control del partido en la segunda manga, jugando un tenis mucho más directo y desbordando a Kerber, quien no paraba de correr y devolver bolas. El revés y la derecha de Serena funcionaron a las mil maravillas y pudo empatar el partido a un set.

En el tercero y definitivo, Kerber empezó a tomar más riesgos, pero mostrándose igual de segura. Se fue por 2-0 en el marcador, pero Serena neutralizó de inmediato, ante una rival que sufría con su segundo servicio. La alemana, consciente de que tenía una oportunidad única para lograr su primer título de Grand Slam, dio el resto y quebró nuevamente a Serena así fraguó una ventaja de 5-2. Serena no se lo puso fácil y llegó a recuperar el break, pero no pudo con su servicio y con una volea larga, Kerber celebraba la victoria tirada en la Rod Laver Arena.

“En primera ronda tuve un pie en el avión de regreso a Alemania. Tuve una segunda oportunidad, la aproveché y pude jugar la final contra Serena. Me siento afortunada de haber logrado alcanzar la final y ganarla, mi sueño se hizo realidad esta noche”, manifestó Kerber tras alzar el título. Cabe recordar que la alemana salvó un punto de partido en la primera ronda ante la japonesa Misaki Doi.

Con su victoria, Kerber se convierte en la primera alemana, tras Steffi Graf, en conseguir un Grand Slam, además subirá por primera vez en su carrera al número dos de la clasificación mundial. "Toda mi vida he estado trabajando muy duro, y ahora estoy aquí, y puedo decir que soy campeona de un Grand Slam, y suena muy loco. Estas han sido las dos mejores semanas de mi vida", explicó.

Kerber no quiso olvidarse de Serena, que de ganar habría empatado el registro de Graf con 22 Grand Slam. "En primer lugar, me gustaría felicitar a Serena. Eres realmente una inspiración para muchísimas personas y jóvenes tenistas. Has creado la historia. Eres una campeona y también eres un increíble gran persona", apuntó la alemana sobre una rival que no dudo en darle un gran abrazo al final del partido y estar pendiente de ella durante toda la ceremonia de entrega de trofeos.

Hingis y Mirza, tercer Grand Slam consecutivo

Quienes siguen sumando éxitos como dupla son la suiza Martina Hingis y la india Sania Mirza, números uno del mundo en la modalidad de dobles, quienes alzaron su tercer título de Grand Slam consecutivo al imponerse en la final a las checas Andrea Hlavackova y Lucie Hradecka por 7-5 y 6-3.

La pareja compuesta por la suiza e india llevan ya 36 partidos sin conocer la derrota, 11 títulos desde que juegan juntas y tres de Grand Slam (Wimbledon, US Open y Open de Australia). “Había perdido una final ante ustedes y sabía que iba a ser duro”, explicó Mirza sobre la final y su primer título en el primer ‘Grande’ del año.

"Creo que todavía tenemos margen de mejora. Hemos trabajado esas mejoras en pretemporada, además nuestra relación también se hizo más fuerte”, indicó Hingis, que no dudo en alabar el tenis e su compañera: “definitivamente, Sania es una de las tenistas que mejores golpes de fondo tiene, es muy difícil devolverla los tiros. Su golpe de derecha es el mejor del mundo, tal vez Serena golpee así de duro”.


 

Serena buscará igualar el récord de Graf ante Kerber

La menor de las Williams se impuso a la polaca Agnieszka Radwanska para acceder a su séptima final en el primer Grand Slam del año, mientras que Kerber jugará su primera final de un 'Grande' tras deshacerse de la británica Johanna Konta.

 

La final del Open de Australia, primer Grand Slam del año, ya conoce a sus protagonistas, no serán otras que la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo, y la alemana Angelique Kerber, número cuatro. Unas tenistas que se han medido en seis ocasiones, con ventaja para la menor de las Williams por 5-1.

Serena llega a la final tras acabar con la polaca Agnieszka Radwanska por 6-0 y 6-4, después de firmar un primer set perfecto. La menor de las Williams se mostró intratable conectó 18 saques directos y 42 golpes ganadores. Radwanska intentó imponer su tenis en el segundo parcial, evitando los peloteos directos gracias a los cambios de ritmo y de alturas, aún así Serena no cayó en la trampa y selló su pase a la final.

"Estoy muy emocionado de estar en otra final. Físicamente me siento mucho mejor y mentalmente necesitaba un descanso después de US Open” aseguró la número uno del mundo, que no ha cedido ningún set en el torneo y alcanza su séptima final en el primer ‘Grande’ del año. De ganar el torneo igualará a la alemana Steffi Graf con 22 títulos de Grand Slam.  

En la final, frente a ella, tendrá a Kerber, quien por primera vez alcanza dicha instancia en un Grand Slam. Lo ha logrado después de imponerse en semifinales a una de las grandes revelaciones en Australia, la británica Johanna Konta, por 7-5 y 6-2. “Es un momento muy especial para mí”, reconoció la germana tras su triunfo. Una tenista que tuvo que salvar una bola de partido ante la japonesa Misaki Doi en la primera ronda y que ahora se encuentra en la final.

Con su victoria en semifinales, Kerber se ha convertido en la primera alemana en alcanzar la final del primer Grand Slam del año desde que lo hiciera Anke Huber en 1996. Además, tendrá la oportunidad de evitar que Serena iguale el récor de su ídolo, Steffi Graf. "Ella era mi ídolo. Todavía es mi ídolo. Tuve la oportunidad de practicar con ella como unos días antes de Indian Wells el año pasado. Me enseñó que realmente estoy en el buen camino y que debo de creer en mí misma”.

Pese a tener un desfavorable 5-1 ante Serena, Kerber aseguró tener muchas ganas de jugar ante la número uno del mundo en el primer Grand Slam del año. “Estoy con muchas ganas de afrontar este desafío. Es increíble poder jugar contra la número uno del mundo en la final del primer Grand Slam del año”, concluyó la germana, que buscará ser la primera tenista alemana en alzar un título de esta categoría desde que lo hiciera Steffi Graf.


 

Kerber se venga de Azarenka y buscará la final ante Konta

Fue la primera vez en siete enfrentamientos que la alemana pudo ganar a la bielorrusa y lo hizo para alcanzar sus terceras semifinales de Grand Slam. Ahora, ante Konta, quien por primera vez está en la penúltima ronda de un Grand Slam, buscará la final.

 

La alemana Angelique Kerber se ha clasificado para sus terceras finales de Grand Slam, tras el US Open 2012 y Wimbledon 2013, después de superar en los cuartos de final del Open de Australia a la bielorrusa Victoria Azarenka por 6-3 y 7-6, logrando su primer triunfo ante ella en siete partidos.

“No puedo describirlo con palabras”, ha reconocido la alemana tras el partido. “Yo estaba ante ella con un desfavorable 0-6, pero me dije que tenía que saltar a la pista y hacerlo como en los entrenamientos. Estoy muy feliz por haberla ganado por primera vez y acceder a las semifinales”.

Fue un buen cuarto, en el que Kerber hizo un gran tenis, sin dar una bola por perdida y jugando mucho más agresiva que su rival en los momentos claves. La alemana saltó decidida a llevarse su primera victoria ante la bielorrusa, bicampeona en Australia, así, sin casi errores, tomó una rápida ventaja por 4-0. Azarenka reaccionó y se acercó en el marcador hasta el 4-3, momento en el cual Kerber volvió a sentirse más segura, tras ver como la exnúmero uno le lograba salvar un 0-40, la alemana se llevaba la primera manga en la cuarta bola de set gracias a un revés largo de su rival.

En el segundo parcial, Azarenka salió decidida a dar la vuelta al marcador y empezó a dominar los peloteos desde el fondo de la pista. Además, Azarenka ejecutaba a la perfección varias dejadas para romper el ritmo de su rival. La bielorrusa se fue con una ventaja de 5-2, pero ahí fue cuando Kerber sacó su mejor tenis y con un juego muy agresivo empezó a mandar en los intercambios y a conectar mayor número de golpes ganadores. De este modo neutralizó la ventaja de Azzarenka y cinco bolas de set, tres con 5-2 con un 40-0 y dos más con 5-4 y 40-15. Eso desestabilizó a Azarenka que no logró ganar ni un juego más.

“Cuando me vi 2-5 en el segundo set traté de ser más agresiva, me dije a mi misma que me olvidara del marcador y me centrase en mi tenis. Ella no perdió el set, lo gané yo”, comentó la germana tras su victoria, quien recordó que estuvo cerca de estar eliminada en la primera ronda ante la japonesa Misaki Doi, quien gozó de una bola de partido a su favor.

Kerber buscará alcanzar su primera final de Grand Slam ante la británica Johanna Konta, que sigue haciendo historia en el Open de Australia después de acabar con el sueño de la china Shai Zhang por 6-4 y 6-1, convirtiéndose así en la primera británica en llegar a las semis de un Grand Slam año desde 1977.

"Va a ser mi primer partido contra Kerber. Ella es Top Ten, una gran tenista y competidora. Trataré de salir a la pista para dar lo mejor de mí y espero que pueda ser un gran espectáculo”, indicó la británica sobre su próximo duelo de semifinales.

Hingis y Mirza, tercera final de Grand Slam consecutiva

Las números uno del mundo en la modalidad de dobles, la suiza Martina Hingis y la india Sania Mirza, se clasificaron para su tercera final consecutiva de Grand Slam al batir en menos de una hora a la checa Karolina Pliskova y a la alemana Julia Goerges por 6-1 y 6-0.

Hingis y Mirza volvieron a demostrar su gran compenetración dentro de la pista y demostraron que son una dupla sin fisuras. No en vano han ganado desde Indian Wells del año pasado 11 torneos y suman un total de 35 partidos sin perder. "Nos llevamos bien en la pista, nos compenetramos y consolidamos nuestro tenis día a día•, afirmó tras sellar su pase a la final Mirza.

Ahora buscarán el título ante las checas Andrea Hlavackova y Lucie Hradecka, que lograron remontar ante las chinas Yi-Fan Xu y Saisai Zheng por 3-6, 6-3 y 6-1. Las checas, quienes con esta disputarán su quinta final de Grand Slam, buscarán su tercer título en un torneo de estas características, tras los logrados en Roland Garros 2012 y el US Open 2013.


 

Radwanska deja a Carla Suárez sin semifinales

En un partido en el que cometió muy pocos errores, la polaca no dio ninguna opción a la española, quien tras su buen hacer en Australia regresará al Top Ten de la WTA.

 

La polaca Agnieszka Radwanska ha impedido a la española Carla Suárez Navarro avanzar a sus primeras semifinales de Grand Slam al superarla por 6-1 y 6-3 en el primer partido que abría la jornada en la Rod Laver Arena.

Radwanska tomó la iniciativa desde el principio y, prácticamente, no cometió errores, logrando devolver muchas bolas, haciendo que la española tuviera que ajustar más sus golpes para poder ganar el punto, algo que la hizo cometer más errores forzados de lo normal, terminó el encuentro con 45, por solo 13 de su rival.

Era un partido entre dos de las tenistas con el tenis más variado del circuito y eso se pudo ver en la pista, cambios de altura, de ritmo, reveses cortados, dejadas, voleas. Fue Radwanska quien se sintió más cómoda, y aunque Carla pareció reaccionar en la segunda manga, la seguridad de la polaca y su acierto en el resto le hicieron llevarse el triunfo final.

Radwanska ha ganado 22 de los últimos 23 partidos que ha disputado y es una de las pocas tenistas invictas en lo que va de año, junto con la bielorrusa Victoria Azarenka y la estadounidense Serena Williams. Precisamente, esta última será su rival en las semifinales. “La próxima vez que juegue ante Serena trataré de hacer algo nuevo”, aseguraba la polaca al inicio de la temporada pasada en una entrevista concedida a esta web. Ahora tiene la oportunidad de hacerlo. “En este momento ya no tengo nada que perder. Espero poder jugar mi mejor tenis, de lo contrario tendré un gran problema”, matizó.

Serena accedió a las semifinales al superar por 18 vez consecutiva a la rusa Maria Sharapova por 6-4 y 6-1, en lo que era una reedición de la final del año pasado. “Fue un partido muy intenso. Ella es una jugadora increíble y juega con mucha intensidad, por eso fue número uno y ganó tantos torneos de Grand Slam. Cuando juegas con alguien tan grande como ella, tienes que salir muy concentrada y con mucha intensidad desde el principio”, aseguró Serena.

La menor de las Williams, defensora del título, busca en Australia alzar su séptimo título y de paso alcanzar con 22 el número de Grand Slam conseguidos por la alemana Steffi Graf. Para ello, deberá, de momento, superar en la semifinal a Radwanska. “Es una gran defensora y una gran tenista. Voy a intentar hacerlo lo mejor posible, no tengo nada que perder”, señaló la número uno del mundo.

Carla, buenas sensaciones y vuelta al Top Ten

Pese a su derrota ante Radwnaska, Carla Suárez firmó el mejor resultado de su carrera deportiva en el primer Grand Slam del curso, lo que le permitirá regresar al Top Ten el próximo lunes. “No estuve a la altura de la exigencia de la rival. Son situaciones de las que hay que aprender y tratar que partidos así ocurran el menor número de veces posible” aseguro la española.

“Quiero jugar más agresiva, como lo vengo haciendo. Con Aga tienes que jugar sólido, aceptar que vas a estar mucho tiempo en pista. Lo intenté, pero necesitaba mucho más hoy” añadió. “No pude descansar bien los últimos dos días, pero cuando estás en pista tienes que pelear, correr, estar ahí. Hoy no he tenido buenas sensaciones para jugar buen tenis, la mentalidad para jugar más agresiva o subir mi nivel. Debo aprender de estas situaciones, de estas experiencias. Todo es aprender”, desgranó la canaria.

Con los cuartos de final en Brisbane y Melbourne como resultados más potentes del primer mes de competición, Carla valora positivamente su inicio de temporada. “Me siento bien. En el primer torneo jugué buenos partidos. También aquí. Quizá no un gran tenis pero he podido estar en pista y sacar buenos resultados. Creo que esta es la manera. Ahora en Doha y Dubai necesito ir en la misma línea. Tratar de jugar un mejor tenis, pero me siento bien tras la pretemporada”.


 

Azarenka sigue imparable en su camino hacia el título

La doble campeona en Australia solo ha cedido 11 juegos en cuatro partidos en el primer Grand Slam del año, ahora se verá las caras en los cuartos con Angelique Kerber.

 

La bielorrusa Victoria Azarenka sigue firme en busca del título en el Open de Australia y ya está en los cuartos de final, después de derrotar en los octavos a la checa Barbora Strycova por 6-2 y 6-4, en el duelo que más juegos ha perdido la exnúmero uno del mundo hasta la fecha, ya que solo ha cedido 11 juegos en cuatro partidos.

“Ella es una rival dura. Jugué inteligente, agresiva y supe aprovechar mis oportunidades”, reconoció Azarenka, quien se ha enfrentado a Strycova tres años en Australia.

La exnúmero uno del mundo jugará en los cuartos ante la alemana Angelique Kerber, a la que ha ganado en sus seis enfrentamientos previos. "Tengo muchas ganas. Siempre tenemos batallas increíbles, ya que es una gran luchadora. Ella es una persona increíble fuera de la pista y solo quiero salir ahí y hacerlo lo mejor posible. Seguro que ella va a hacer lo mismo”, apuntó Azarenka.

Kerber alcanzó los cuartos, por primera vez en su carrera, gracias a su victoria ante su compatriota Annika Beck por 6-4 y 6-0. “Quiero felicitar a Annika por las dos grandes semanas que ha firmado. Ella tiene un gran futuro. Fue un partido complicado, sobre todo en el primer set. Traté de ser agresiva y eso funcionó”, explicó la alemana, quien como ella misma reconoció estuvo al borde de la derrota en la primera ronda ante la japonesa Misaki Doi, donde llegó a salvar una bola de partido. “Tenía un pie en el avión de regreso a Alemania y ajora estoy en los cuartos por primera vez. Nunca he ganado antes ante Vika, espero que la primera pueda ser aquí”, concluyó.

El otro cuarto de final de esta zona baja del cuadro tendrá a dos sorprendentes protagonistas, la china Shuai Zhang y la británica Johanna Konta. Ambas dieron la campanada en la primera ronda al dejar fuera del torneo a la rumana Simona Halep y a la estadounidense Vebus Williams y ya han seguido en su buena racha de resultados para alcanzar sus primero cuartos de Grand Slam.

Zhang, quien no había ganado ni un solo partido en Grand Slam en 14 participaciones, ha roto por la puerta grande esa mala racha en Australia, donde ha accedido a los cuartos tras ganar a la estadounidense Madison Keys por 3-6, 6-3 y 6-3, después de que Keys haya jugado gran parte del partido lesionada de la pierna izquierda.

Con su victoria ante Keys, Zhang, que viene de la fase previa, se ha convertido en la cuarta china de la historia en alcanzar los cuartos de uno de los cuatro ‘Grandes’ tras Na Li, Jie Zheng y Shuai Peng.

Konta, por su parte, remontó ante la rusa Ekaterina Makarova por 4-6, 6-4 y 8-6 tras más de tres horas de juego. De esta manera se ha convertido en la primera tenista británica en 33 años en alcanzar los cuartos de Australia. “Estoy muy contenta por la forma en que competí hoy y por haber alcanzado los cuartos”, dijo la británica, quien tiene el cara a cara con la china empatado a uno.


 

Carla remonta a Gavrilova para alcanzar los cuartos

Se tratan de los quintos cuartos de Grand Slam de la española, los primeros desde los logrados en Roland Garros en 2014. Ahora buscará la semifinal ante Radwanska.

 

Carla Suárez Navarro ha accedido a los cuartos de final del Open de Australia tras remontar por 0-6, 6-3 y 6-2 a la australiana Daria Gavrilova en dos horas y tres minutos. La española, décima cabeza de serie, pisa la antepenúltima ronda en Melbourne Park siente años después, y buscará hacer historia llegando a las semifinales ante la polaca Agnieszka Radwanska, número cuatro del mundo.

“Ha sido un partido complicado” aseguró Carla tras lograr la victoria. “Creo que en el primer set empecé demasiado relajada y poco enchufada. Me costó caro jugando ante una tenista local y con el público en contra no es fácil. Simplemente me quedo confiar, creer en la victoria. Sabía que aún quedaba tiempo y que el partido podía ser largo y así fue” indicó sobre un choque competido en un gran ambiente. “El público aprieta mucho aquí, lo dificulta bastante. Ella es una jugadora que consigue competir con mucho desparpajo. El público eso lo sabe y ha estado muy encima. Por momentos ha sido difícil competir por ese aspecto”.

Sobre la atención recibida en la rodilla, Carla afirmó que “he sentido un pequeño pinchazo casi al final del primer set. Llamé a la fisio para que me hiciera un vendaje para ver si me podía rebajar el dolor. El médico también me dio un comprimido” explicó Carla, que disputó los dos últimos sets con la rodilla derecha forrada de esparadrapo. “Conseguí poder seguir compitiendo hasta el final. Noto una pequeña molestia, me impedía correr un poquito hacia la derecha, pero entre esta noche y mañana creo que lo podemos recuperar bien para el siguiente partido”

Así, y tras salvar los cuatro primeros partidos, la grancanaria iguala el mejor resultado de su carrera en torneos del Grand Slam - habiendo firmado en cinco ocasiones la ronda de cuartos de final (Australia 2009, Roland Garros 2009 y 2014, US Open 2013)

Carla Suárez disputará los cuartos ante Agnieszka Radwanska, que salvó un complicado partido ante la alemana Anna Lena Friedsam por 6-7, 6-1 y 7-5, después de remontar un 2-5 en el tercer set, ante una rival mermada por los calambres.

“Es una jugadora con mucha experiencia, con un estilo de juego diferente, con mucha lucha. Es una tenista muy tranquila que sabe competir en cualquier circunstancia” indicó Suárez sobre su próxima rival. “Terminó el año pasado jugando muy bien e incluso ganando el Masters. Ha empezado ganando el primer torneo del año en 2016. Intentaremos cortarle esa racha siempre sabiendo que es un partido muy duro, todas las veces que me he enfrentado a ella han sido partidos peleados, a tres sets. A ver si podemos llegar en las mejores condiciones para poder competir bien”.

El otro partido de cuartos de final de esta zona alta será una reedición de la final del año pasado, ya que medirá a la estadounidense Serena Williams con la rusa Maria Sharapova. La número uno del mundo se impuso a la rusa Margarita Gasparyan por 6-2 y 6-1; Sharapova batió a la suiza Belinda Bencic por un doble 7-5.


 

Muguruza no encuentra soluciones ante Strycova

Cayó en la tercera ronda del Open de Australia ante la checa después de cometer hasta 32 errores no forzados. Es la cuarta Top Ten que se despide del torneo.

 

La española Garbiñe Muguruza, tercera cabeza de serie, ha caído en la tercera ronda del Open de Australia ante la checa Barbora Strycova por 6-3 y 6-2 en una hora y 16 minutos, después de cometer 32 errores no forzados y no encontrar alternativas al buen tenis de su oponente.

La española no tuvo su día, nunca se le vio cómoda en la pista.  El porcentaje de primeros servicios fue del 55%. “No he tenido un buen día. No he tenido la energía de otras veces y ella ha tomado el control desde el inicio, moviéndome de lado a lado, variando mucho su juego. Estoy decepcionada. Tenía que haber luchado más, jugar más agresiva y tomar el control, pero hoy no he podido”, declaró Garbiñe, que es la cuarta Top Ten eliminada en la primera semana de competición, tras Halep, Kvitova y Venus.  

Por su parte, Strycova, quien lograba la primera victoria ante Garbiñe en tres encuentro, afirmó que “me sentí muy bien en la pista, pude hacer mi juego, jugar muy largo y pude variar mis golpes y el ritmo, creo que ella tampoco tuvo su mejor día, pero con Garbiñe siempre has de estar muy atenta. Ahora quiero disfrutar de este momento de haber ganado a la número tres del mundo”.

En los octavos de final Strycova se medirá a la bielorrusa Victoria Azarenka, que se impuso con contundencia a la japonesa Naomi Osaka por un doble 6-1 en 56 minutos de juego. “Cada día vivo un sueño, poder jugar al tenis. Ahora estoy aquí haciendo un buen  tenis y quiero continuar haciéndolo”, indicó la bielorrusa, que en su camino a los octavos solo ha cedido cinco juegos en tres partidos.  

Otra que siempre saca lo mejor de su tenis en Australia es la rusa Ekaterina Makarova, que se impuso a la checa Karolina Pliskova por 6-3 y 6-2, llegando así a la segunda semana en el primer Grand Slam del año por sexta vez consecutiva. “Es una rival complicada, la gané las tres veces que jugamos antes, pero siempre es un partido complicado”, explicó la rusa.

Makarova, quien debido a una lesión se perdió el tramo final de la temporada pasada, aseguró que “fue un momento difícil tras el US Open, ya que no pude jugar nada. Por fin la lesión se ha ido y estoy muy feliz. Vine aquí para disfrutar del tenis y de su gente, me encanta este país”. La rusa buscará un puesto en los cuartos de final frente a la británica Johanna Konta, que se deshizo de la checa Denisa Allertova por un doble 6-2.

Ivanovic, susto y eliminación

En el duelo más destacado del día, la estadounidense Madison Keys, semifinalista en la pasada edición, ganó la partida a la serbia Ana Ivanovic tras remontarla por 4-6, 6-4 y 6-4, después de levantar un 0-3 en la tercera y definitiva manga.

Ivanovic saltó a la pista decidida a tomar la iniciativa con su derecha y evitando a la vez la derecha de su oponente. La determinación en el juego de la serbia le hizo llevarse la primera manga por 6-4 y ponerse con 1-0 en la segunda. En ese momento, el partido tuvo que detenerse debido a que Nigel Sears, entrenador deIvanovic, sufrió un colapso y, tras ser atendido en la grada de la pista Rod Laver Arena, tuvo que ser trasladado a un hospital de Melbourne.

Un incidente que hizo que las tenistas abandonaran la pista y que pudo descentrar a la serbia, que pese a que tras volver a la pista rompió a Keys, veía como era incapaz de consolidar cada uno de los breaks que lograba. La estadounidense fue mejorando su tenis y empezó a mandar con su derecha, así logró llevarse el segundo set y en el tercero levantar un 0-3 para acceder a los octavos de final.

En dicha ronda, Keys se enfrentará a la gran revelación del torneo, la china Shuai Zhang, quien antes de su participación en el Open de Australia, había jugado en 14 Grand Slams sin conseguir ni una sola victoria. Ahora lleva ya tres, ante Halep, Cornet y la última frente a la estadounidense  Varvara Lepchenko.

El otro partido de octavos de esta parte baja del cuadro asegura la presencia de una tenista alemana en los cuartos del primer Grand Slam del año, ya que mide a Angelique Kerber, que batió son problemas a la estadounidense Madison Brengle, con Annika Beck, que ganó a la también alemana Laura Siegemund.


 

Sharapova celebra su victoria 600 en la WTA ante Davis

Pasó a los octavos de final después de superar en tres mangas a la estadounidense, ahora buscará seguir avanzando en el torneo ante la joven suiza Belinda Bencic, quien remontó ante la ucraniana Kateryna Bondarenko.

 

La rusa Maria Sharapova ha alcanzado los octavos de final del Open de Australia al superar a la estadounidense Lauren Davis por 6-1, 6-7 y 6-0, lo que ha supuesto la victoria número 600 como profesional de la exnúmero uno del mundo.

Fue un partido en el que la rusa, pese a perder la segunda manga, no opciones a su rival ni en la primera ni en la tercera. “Estoy feliz de cómo entré en el tercer set, ya que era muy importante, tras el perder el segundo, la forma en que comenzara ese set”, apuntó Sharapova tras el partido.

Lo que le espera ahora a la rusa, quinta cabeza de serie en Australia y finalista en la pasada edición, es la suiza Belinda Bencic, duodécima preclasificada, que sufrió para imponerse a la ucraniana Kateryna Bondarenko por 4-6, 6-2 y 6-4. “Va a ser un partido muy duro. Ella es una tenista joven que viene jugando muy bien de la pasada temporada, voy a hacer todo lo posible por tratar de ganar ese partido”, apuntó Sharapova.

También estarán en los octavos la estadounidense Serena Williams y la polaca Agnieszka Radwanska. La primera, defensora del título, pasó por encima de la joven tenista rusa Daria Kasatkina por un doble 6-1 en solo 45 minutos de juego, después de conectar 27 golpes ganadores y solo siete errores no forzados. La próxima rival de Serena será otra joven rusa, Margarita Gasparyan, que puso fin a la aventura de Yulia Putintseva por 6-3 y 6-4.

Radwanska, por su parte, prolongó su buena racha de resultados al deshacerse de la puertorriqueña Mónica Puig por 6-4 y 6-0- “Ella empezó muy bien y jugando con una intensidad increíble, pude ganarla el primer set y en el segundo hice un gran tenis”, explicó la polaca. Ahora, en los octavos jugará ante la alemana Anna-Lena Fiedsam, que dio la sorpresa del día al dejar fuera del torneo a la italiana Roberta Vinci, décimo tercer preclasificada, por 0-6, 6-4 y 6-4.

Carla regresa a los octavos de un Grand Slam


Tras un 2015 en el que los resultados en Grand Slams no fueron buenos, la española Carla Suárez ha accedido a los octavos de final del Abierto de Australia tras derrotar por 6-4, 2-0 y retirada por lesión de Elizaveta Kulichkova, campeona de la edición junior de 2014. De este modo, regresa siete años después a la segunda semana de competición en Melbourne.

“Hoy he tenido buenas sensaciones” declaró tras superar a Kulichkova. “He ido de menos a más. Quizá donde he tenido algo más de problemas ha sido en la derecha pero he terminado sacando muy bien el primer set y empezando el segundo también muy agresiva. Son cosas positivas” valoró tras verse en el ecuador de un major por primera vez desde Roland Garros 2014. “Estar en la segunda semana de un Grand Slam hacía tiempo que no me pasaba. Estamos trabajando en la buena línea para conseguir los objetivos, como es intentar estar siempre en las rondas finales de este tipo de torneos”.

Ahora, y tras superar los tres primeros partidos, Suárez buscará pisar los cuartos de final en un torneo del Grand Slam por quinta vez en su carrera (Australia 2009, Roland Garros 2009 y 2014, US Open 2013) e igualar el mejor resultado de su trayectoria profesional en Melbourne Park. Su rival será la australiana Daria Gavrilova, número 39 del ranking WTA, en un choque sin precedentes en el circuito femenino.

“Es una chica que juega muy alegre, con mucho desparpajo y tendrá el público a favor” reconoció Suárez. “Al final es una de las esperanzas del tenis australiano y eso el público lo agradece bastante y en pista se nota. Pero creo que estoy preparada para ese partido. Puede ser un encuentro bonito. A ver si me dan la oportunidad de jugar en la pista central. Hay que competir como se hace ante el resto de jugadoras, sabiendo que el público va a estar apretando. Eso puede ser un motivo extra de motivación”.


 

Garbiñe avanza firme a un posible duelo en octavos con Azarenka

Doblegó en dos sets a Flipkens y ahora buscará los octavos ante la checa Barbora Strycova. La jornada también deparó las victorias de Azarenka, Ivanovic, Kerber, Makarova o Keys.

 

Garbiñe Muguruza ya se encuentra en la tercera ronda del Open de Australia, primer Grand Slam del año, después de derrotar, en su segundo partido consecutivo en la Rod Laver Arena, donde confiesa sentirse muy cómoda jugando, a la belga Kirsten Flipkens por 6-4 y 6-1.

No era una segunda fácil para la española, quien se había medido con anterioridad en dos ocasiones con la belga, con una victoria para cada una de ellas. Sabedora de la variedad tenística de su rival, Garbiñe saltó a la pista decidida a acortar los puntos y a llevar el control de los mismos, Flipkens no se lo puso fácil y la obligó a pelotear más, tras no poder consolidar un break, con 5-4 y servicio la española no falló, apuntándose la primera manga.

En la segunda, Muguruza jugó un gran tenis, llevando la iniciativa en todos los peloteos y sin dar ninguna opción a su rival. “Kristen es una rival difícil, muy incómoda y este tipo de victorias me ayudan a ganar confianza y ritmo. Es una buena victoria, estoy satisfecha”, aseguró la española tras el encuentro.

La tercera tenista mundial, que incluso podría subir a la segunda plaza dependiendo lo que haga en Melbourne, afirmó que estas primeras rondas eran “clave para encontrarme cómoda e ir rodándome”, ya que no había jugado partidos antes de llegar al primer ‘Grande’ del año. Cabe recordar que una lesión en la planta del pie le hizo retirarse en su debut del torneo de Brisbane.

En la tercera ronda, Garbiñe se verá las caras con la checa Barbora Strycova, tenista a la que ha ganado en los dos enfrentamientos previos, Stuttgart y Tokio, ambos el año pasado. La checa llega a dicha ronda después de batir a la estadounidense Vania King por 7-6 y 6-4.

La alegría española no pudo ser completa, ya que Lara Arruabarrena no podía con la estadounidense Varvara Lepchenko, al ceder por 7-6 y 6-4. La tenista vasca lo intento en todo momento, incluso fue 4-1 arriba en el primer set, pero la tenista zurda logró darle la vuelta y terminar ganándolo en el tie break. Su próxima rival será la china Shuai Zhang, quien después de dejar fuera del torneo a la segunda cabeza de serie, la rumana Simona Halep, en segunda ronda se deshizo de la francesa Alize Cornet por un doble 6-3.

Osaka sorprende a Svitolina y se cita con Azarenka

Una de las sorpresas del día la protagonizó la japonesa Naomi Osaka, quien se impuso a la ucraniana Elina Svitolina, 18 preclasificada, por un doble 6-4, amparada en su potente servicio y golpes de fondo, tanto de derecha como de revés. De este modo alcanzó por primera vez la tercera ronda de un Grand Slam, donde con anterioridad nunca había pasado de la fase previa.

La próxima rival de Osaka será la bielorrusa Victoria Azarenka, quien en otra exhibición derrotó a la montenegrina Danka Kovinic por 6-1 y 6-2. "Nunca siento la presión por tener que jugar con alguien que se supone que es mejor que yo. Solo trato de entrar en la pista feliz e intentar dar la sorpresa”, indicó la japonesa de 18 años.

La derrota de Svitlona no fue la única sorpresa del día, también cayeron otras favoritas como la serbia Jelena Jankovic (19), la alemana Sabine Lisicki (30) y la suiza Timea Bacsinszky (11). Esta última sigue sin encontrar su mejor versión en este inicio de año, donde tiene un balance de 1-3. La suiza cayó a manos de la alemana Annika Beck por 6-2 y 6-3.

Quienes sí ganaron fueron la serbia Ana Ivanovic, la alemana Angelique Kerber, la rusa Ekaterina Makarova y la estadounidense Madison Keys, semifinalista en la pasada edición, quien tuvo un complicado partido ante la kazaja Yaroslava Shvedova, a la que batió por 6-7, 6-3 y 6-3.

Keys se enfrentará en la tercera ronda ante Ivanovic, en uno de los duelos más destacados de la sexta jornada en el cuadro femenino. “Disfruto jugando aquí mucho, es una de mis pistas favoritas del mundo. Cada partido es duro y antes Keys no lo tendré fácil”, argumentó Ivanovic sobre su próximo compromiso.


 

Radwanska despide a Bouchard de Australia en segunda ronda

La número cuatro del mundo se repuso de un 2-4 en el primer set y terminó imponiendo su juego ante la canadiense, quien pese a la derrota se va de esta gira australiana con buenas sensaciones.

 

La polaca Agnieszka Radwanska, cuarta cabeza de serie, se impuso a la canadiense Eugenie Bouchard, en el duelo más atractivo de la tercera jornada del Open de Australia, por 6-4 y 6-2 para así acceder a la tercera ronda.

Radwanska quien lleva una gran línea de resultados, lo que le hizo ganar al final de la campaña pasada el torneo de Tianjin y el WTA Championships, comenzó el año del mismo modo, alzando el título en Shenzhen. Sin embargo, en la segunda ronda del primer Grand Slam del año tenía un hueso duro de roer, Bouchard, quien alcanzó las semifinales en 2014.

La canadiense comenzó muy bien el partido, llevando la iniciativa en los peloteos y evitando entrar en el juego de la polaca. Así las cosas, logró adelantarse por 4-2, pero ahí reaccionó la número cuatro mundial para notarse seis juegos de forma consecutiva y así anotarse la primera manga y tomar una ventaja de 2-0 en la segunda. Bouchard lo intentó, pero Agnieszka estaba muy segura tanto al servicio como al resto y no dio opciones a su rival.

En la tercera ronda, Radwanska se verá las caras con la puertorriqueña Mónica Puig, quien sobrevivió a cinco bolas de partido y 31 saques directos de la checa Kristyna Pliskova, para terminar ganándola por 4-6, 7-6 y 9-7. Con esos 31 saques directos, Pliskova marca un nuevo récord en un partido de la WTA.

Además de Radwanska, también se clasificaron para la tercera ronda la estadounidense Serena Williams, primera cabeza de serie, y la rusa Maria Sharapova, quinta. Ambas no tuvieron problemas para doblegar a la taiwanesa Su-Wei Hsieh y la bielorrusa Aliaksandra Sasnovihc.

Serena, defensora del título, ganó a Hsieh por 6-1 y 6-2 en una hora de juego. “Ella es una rival complicada. Necesitaba un partido con una rival así”, aseguró Serena tras la victoria. Ahora se medirá en la tercera ronda a la rusa Daria Kasatkin, quien derrotó en dos mangas a la croata Ana Konjuh.

Por su parte, Sharapova se impuso a Sasnovich por 6-2 y 6-1 en una hora y 11 minutos. “Era una rival a la que nunca antes me había enfrentado y eso siempre es complicado, por lo que estoy feliz por como he jugado”, afirmó la rusa, que en la tercera ronda se cruzará con la estadounidense Lauren Davis.

Nueva victoria de Carla y derrota de Kvitova

Entre las favoritas, tampoco falló la española Carla Suárez Navarro, décima, que consiguió su pase a la tercera ronda después de remontar ante la griega Maria Sakkari, de solo 20 años, por 6-7, 6-2 y 6-2.

En un primer set muy igualado, Carla llegó a ir dominando el tie break por 5-2, pero su rival jugó sin complejos y logró dar la vuelta al marcador para terminar anotándose la primera manga. “El primer set no supe gestionarlo bien cuando iba por delante en el marcador”, apuntó la canaria, que no acusó el revés y logró dar la vuelta al marcador. “En el segundo y tercer set ya jugué bastante más suelta y con más paralelos. Pude imponer más agresividad y fue una de las grandes diferencias respecto al primer set” continuó.

Carla tendrá como rival a otra joven tenista, la rusa Elizaveta Kulichkova, quien derrotó en tres sets a la rumana Mónica Niculescu. “Tengo que atender al estilo de juego de mi rival. Con la envergadura que tiene asumo que va a sacar bien y que cuenta con grandes palancas para el juego de fondo. Además, al ser joven su motivación e ilusión estarán a un nivel alto”.

La gran sorpresa del día llegó con la derrota de la checa Petra Kvitova, sexta preclasificada, a manos de la australiana Daria Gavrilova, en el último partido del día, por un doble 6-4.

La checa firmó un mal encuentro, cometiendo demasiados errores y no sabiendo que hacer para desarbolar a una rival muy combativa, que no daba ninguna bola por perdida y que siempre la hacía golpear una bola más. Gavrilova demostró que es una de las tenistas a tener en cuenta en la presente campaña y se metió en la tercera ronda, donde se verá las caras con la francesa Kristina Mladenovic, quien batió a la estadounidense Nicole Gibbs por 6-1 y 7-6.

La derrota de Kvitova es la tercera, en tres días de competición, de una Top Ten. Ya que con anterioridad se despidieron del primer Grand Slam del año la rumana Simona Halep y la estadounidense Venus Williams. En total, en estos tres días de competición han perdido 14 de las 32 cabezas de serie.

En la tercera jornada, además de Kvitova también se despidió de Australia la rusa Svetlana Kuznetsova, 23 favorita y reciente campeona en Sydney, quien no pudo con la ucraniana Kateryna Bondarenko por 6-1 y 7-5. Esta última se enfrentará en la tercera ronda a la joven suiza Belinda Bencic, duodécima favorita, quien no tuvo problemas para doblegar a la húngara Timea Babos por un doble 6-3.

Los otros partidos de tercera ronda de esta parte alta del cuadro medirán a la italiana Roberta Vinci, décimo tercer preclasificada, con la alemana Anna Lena Friedsam; y a la kazaja Yulia Putintseva con la rusa Margarita Gasparyan. La que resulte ganadora de ese duelo podría verse las caras en la cuarta ronda ante Serena.


 

Halep cae con estrépito ante Zhang en la primera ronda

En un día en el que no solo cayó la número dos del mundo, sino que también se despidió del torneo la estadounidense Venus Williams.

 

La china Shuai Zhang, número 133 del mundo, ha protagonizado la gran sorpresa del Open de Australia al dejar fuera de la primera ronda a la rumana Simona Halep, número dos del mundo, por 6-4 y 6-3 en una hora y 78 minutos de juego, en lo que era la primera victoria de Zhang en Grand Slam tras 14 participaciones.

Halep, quien llegaba al primer Grand Slam del año con serias dudas debido a unas molestias en su talón de Aquiles, no encontró solución para frenar el tenis de su rival, quien jugó sin miedo y dominó los intercambios desde el fondo de la pista.  Zhang se adelantó por 4-0 y 5-2, ahí pareció recuperarse la segunda cabeza de serie, que llegó a servir para empatar el set con 5-4, pero tampoco le funcionó el servicio.

Ya en la segunda manga, Halep rompió casi de inicio y se fue con una ventaja de 3-1, incluso disfrutó de bola para ponerse 4-1 y servicio, pero no lo pudo conseguir y, en ese momento, Zhang volvió a meter más presión y cerró el partido al sumar cinco juegos de forma consecutiva, ante la desesperación de Halep, que no veía la manera de frenar a la tenista china, quien conectó 31 golpes ganadores.

“Gracias a todos por apoyarme. Creo que es uno de los mejores momentos de mi vida”, reconoció Zhang tras el partido. Ahora, la tenista china se verá las caras en la segunda ronda ante la francesa Alize Cornet, reciente campeona en Hobart, que ganó sin problemas a la serbia Bojana Jovanovski por 6-1 y 6-0.

La derrota de Halep no ha sido la única de las Top Ten en la segunda jornada, tampoco ha podido avanzar a la segunda ronda la estadounidense Venus Williams, al caer ante la británica Johanna Konta por 6-2 y 6-4 en una hora y 11 minutos de juego.

Konta, quien había perdido hace unos meses en un duro partido contra Venus en Wuhan, firmó un gran tenis, conectando 15 golpes ganadores y rompiendo en cinco ocasiones el saque de la mayor de las Williams, quien tuvo muchos problemas con ese golpe. La británica se medirá en la segunda ronda a la china Saisai Zheng, quien ganó en dos mangas a la alemana Carina Witthoeft.

La jornada también deparó la derrota de tres cabezas de serie más, la francesa Caroline Garcia (32), a manos de la checa Barbora Strycova, la rumana Irina Camelia Begu (29), frente a la sueca Johanna Larsson, y la ucraniana Lesia Tsurenko (31), ante la estadounidense Varvara Lepchenko.

Muguruza despeja dudas en su debut

La española Garbiñe Muguruza, tercera cabeza de serie, despejó todas las dudas en su debut sobre cómo estaba su planta del pie tras retirarse del torneo de Brisbane. La número tres del mundo superó por un claro 6-0 y 6-4 a la estonia Anett Kontaveit, citándose en la segunda ronda ante la belga Kirsten Flipkens.

“Estoy muy contenta con el partido, ya que siempre son difíciles las primeras rondas y estoy satisfecha por el nivel que he jugado”, aseguró la española tras el partido. En cuanto a sus molestias en el pie, Garbiñe afirmó que “he tenido esos problemas, pero creo que estoy recuperada”.

A Garbiñe la acompañará en la segunda ronda su compatriota Lara Arruabarrena, quien remontó ante la ucraniana Maryna Zanevska, procedente de la fase previa, por 6-7, 6-3 y 6-3. En segunda ronda la espera la estadounidense Varvara Lepchenko.

Garbiñe no fue la única cabeza de serie que solventó su compromiso de primera ronda sin muchos problemas, también lo lograron la estadounidense madison Keys, finalista de la pasada edición, la ucraniana Elina Svitolina, la rusa Ekaterina Makarova, la alemana Sabine Lisicki, la suiza Timea Bacsinszky y las serbias Jelena Jankovic y Ana Ivanovic. Esta última lograba su primera victoria del año, después de las derrotas en su debut en Auckland y Sydney.

La que sufrió de lo lindo para alcanzar la segunda ronda fue la alemana Angelique Kerber, séptima preclasificada, que estuvo al borde de la eliminación, incluso tuvo que salvar una bola de partido, ante la japonesa Misaki Doi, a la que terminó venciendo por 6-7, 7-6 y 6-3.

Otras que lograron superar con éxito su debut fueron la letona Anastasija Sevastova, las alemanas Annika Beck, Julia Goerges, Tatjana Maria y Laura Siegemund, la japonesa Naomi Osaka, las estadounidenses Vania King y Madison Brengle, la montenegrina Danka Kovinic, la kazaja Yaroslava Shvedova, la rumana Alexandra Dulgheru y la checa Denisa Allertova.


 

Putintseva despide a Wozniacki en su debut en Australia

La derrota de la danesa no ha sido la única de las favoritas en la primera jornada del primer Grand Slam del año, también han perdido Petkovic, Pavlyuchenkova, Stosur o Errani, entre otras.

 

La primera jornada del Open de Australia deparó grandes sorpresas en el cuadro individual femenino, con las derrotas de la danesa Caroline Wozniacki, la alemana Andrea Petkovic, la italiana Sara Errani o la australiana Samantha Stosur, entre otras.

Wozniacki, exnúmero uno del mundo y décimo sexta cabeza de serie, no pudo ante la kazaja Yulia Putintseva, al caer por 1-6, 7-6 y 6-4 en poco más de tres horas, pese a ir dominando por 4-2 en el segundo parcial. “Traté de mantener mis emociones”, señaló Putintseva, quien no ganaba un partido de un cuadro final desde el pasado verano.

Mientras, Wozniacki se despedía a las primera de cambio de un torneo en el que llegó a ser finalista en 2011, desde entonces sus actuaciones en Melbourne no han sido buenas y solo defendía la segunda ronda alcanzada el año pasado. "Creo que es una maldición que tengo aquí. Con suerte, la romperé el año que viene”, hizo alusión la danesa a que ya no puede tener peor marca el próximo año.  

La de Wozniacki no fue la única sorpresa del día, ya que el torneo vio como también caían otras de las favoritas como estadounidense Sloane Stephens (25), la rusa Anastasia Pavlyuchenkova (26), la italiana Sara Errani (17), la alemana Andrea Petkovic (22) o la eslovaca Anna Karolina Schmiedlova (27). Las tres últimas ante el empuje de las jóvenes rusas Margarita Gasparyan, Elizaveta Kulichkova y Daria Kasatkina.

Tampoco tuvo suerte Stosur, quien un año más decepcionó ante los suyos, al caer en su debut ante la checa Kristina Pliskova, procedente de la fase previa, por 6-4 y 7-6. La hermana gemela zurda de Karolina Pliskova supo aprovechar los nervios de la australiana, quien nunca se encontró cómoda en la pista, cometiendo demasiados errores tanto de derecha como de revés.

Pese a jugar ante la francesa Kristina Mladenovic, 28 preclasificada, la derrota de la eslovaca Dominika Cibulkova también fue una de las noticias del día. Ya que la pequeña jugadora eslovaca fue finalista hace dos años en Melbourne y el año pasado solo la pudo frenar la estadounidense Serena Williams. En esta edición, Cibulkova se va a las primeras de cambio al perder por 6-3 y 6-4.

Serena solventa un debut complicado ante Giorgi

Una vez realizado el sorteo del cuadro final, destacó un partido de la primera ronda, fue el que medía a la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo y defensora del título, con la italiana Camila Giorgi. Una tenista que se crece ante las grandes en los torneos importantes. Como era de esperar, Giorgi jugó cara a cara a Serena y no le puso las cosas fáciles, cediendo por 6-4 y 7-5 en una trabajada victoria de la primera jugadora mundial, quien en Australia busca igualar a Graf, con 22, en el número de títulos de Grand Slam.

La próxima rival de la menor de las Williams será la taiwanesa Su Wei Hsieh, quien doblegó a la letona Jelena Ostapenko por 3-6, 7-5 y 6-1. La joven tenista letona no fu capaz de llevarse un encuentro que dominaba por 6-3 y 4-0.

Otra que superó con éxito su debut fue la polaca Agnieszka Radwanska, cuarta cabeza de serie, quien se deshizo de la estadounidense Christina McHale por 6-2 y 6-3 en una hora y 20 minutos de juego. "El primer partido siempre es difícil, por eso estoy muy contenta de poder haberlo ganado en dos sets”, explicó la polaca.

Ahora, en segunda ronda protagonizará uno de los duelos más destacados de dicha ronda ante la canadiense Eugenie Bopuchard, exTop Ten y semifinalista en 2014, que se impuso por 6-3 y 6-4 a la serbia Jelena Krunic. Radwanska aventaja por 1-0 a la canadiense en los enfrentamientos directos.

También debutaron con éxito otras de las favoritas como las rusas Maria Sharapova (5) y Svetlana Kuznetsova (23), la suiza Belinda Bencic (10), la italiana Roberta Vinci (13) o la checa Petra Kvitova (6). Esta última se tomó la revancha ante la tailandesa Luksika Kumkhum, quien la ganó hace dos años en la primera ronda, venciéndola por 6-3 y 6-1. Kvitova tendrá como rival en la segunda ronda a la australiana Daria Gavrilova.

Carla gana, Lourdes se despide


En lo que se refiere a las españolas, la jornada deparó una victoria, la de Carla Suárez Navarro, y una derrota, la de Lourdes Domínguez Lino, quien no pudo con la alemana Anna Lena Friedsam por 7-6, 2-6 y 6-1.

Por su parte, Carla accedió a la segunda ronda tras superar por 7-5 6-4 a la suiza Victoria Golubic tras una hora y 42 minutos de juego. La canaria, décima cabeza de serie, afirmó que había sido un partido “en el que jugué poco suelta o menos de lo que me gustaría”, debido a las condiciones climatológicas. “Con el viento y el calor tienes que tratar de adaptarte a la situación. Debes tratar de compensar estos factores a base de competitividad. Y creo que es algo que he conseguido dominar. En todo momento he luchado por cada punto y he intentado poner las cosas difíciles a mi rival” subrayó.

Ahora, y tras firmar su primera victoria en Melbourne Park, Carla buscará superar el segundo obstáculo en la figura de la griega Maria Sakkari, número 170 del ranking WTA y procedente de la fase previa. “Sé que es una jugadora muy luchadora” indicó la canaria sobre su próxima rival, entrenada en Barcelona por Germán Puentes y Albert Portas.

En el resto de partidos de la primera jornada lograron la victoria la puertorriqueña Mónica Puig, la eslovaca Magdalena Rybarikova, la china Xinyun Han, la rumana Monica Niculescu, la japonesa Kurumi Nara, la húngara Timea Babos, las estadounidenses Irina Falconi y Nicole Gibbs, la croata Ana Konjuh y la bielorrusa  Aliaksandra Sasnovich.


2015



 

Serena conquista su sexto Open de Australia, el 19 Grand Slam de su carrera

Logró su 16 victoria consecutiva ante la rusa Maria Sharapova, quien se queda con un balance de 5-5 en finales de Grand Slam y pierde el cara a cara con la estadounidense por 17-2.

 

La estadounidense Serena Williams ha conquistado su sexto Open de Australia, el 19 Grand Slam de su carrera, después de imponerse en la final a la rusa Maria Sharapova por 6-3 y 7-6, logrando un título que se le resistía desde 2010.

Serena volvió a cruzarse en el camino de Sharapova, a la que ha vencido en sus últimos 16 partidos, con un balance de 17-2 para la estadounidense. Esta vez, el servicio fue una delas armas más certeras de la número uno del mundo, ya que anotó 18 saques directos, uno de ellos para cerrar el encuentro.

La final comenzó al aire libre, pero la lluvia hizo que fuera techada con el 3-2 favorable para la estadounidense. En el regreso de ambas tenistas a la pista, Serena puso la directa y con un potente tenis logró romper a Sharapova y apuntarse el set por 6-3.

En la segunda manga ambas ofrecieron su mejor versión. Serena se mostraba intratable al servicio y Sharapova lo iba salvando, incluso con 4-5 levantó una bola de partido. El set se resolvió en el tie break, donde la menor de las Williams tomó una rápida ventaja de 4-1, pese a la que la rusa llegó a acercarse 5-4, Serena no perdono y con un saque directo sometió a su rival a una nueva derrota.

Esta victoria hace que la menor de las Williams sea la primera tenista en la Era Open en ganar seis veces en Australia, además supera con 19 Grand Slams a Evert y Navratilova, quedándose a tres títulos de Steffi Graf, que tiene 22. "Salí a la pista con una bola, una raqueta y una esperanza", dijo Serena recordando sus comienzos, y prosiguió “estar aquí con 19 grandes es algo que nunca hubiera soñado que pudiera suceder".

Sharapova, quien buscaba su sexto Grand Slam, el segundo en Australia, quiso felicitar a Serena por su final y nuevo título. “Es un honor jugar contra ella. Yo no la gano desde hace tiempo, pero me encanta jugar contra ella, ya que es la mejor”.

MattekSans y Safarova se llevan el dobles

En la competición de dobles, la estadounidense Bethanie Mattek Sands y la checa Lucie Safarova lograron el primer ‘Grande’ de sus carreras al vencer a Chan Yung-Jan y Zheng Jie por 6-4 y 7-6, en la que fue la primera vez desde 2007 que unas tenistas que jugaban juntas por primera vez lograban un Grand Slam.

“Este es nuestro primer torneo juntas y creo que volveremos a jugar alguno más este año. Quiero darle las gracias a Lucie por estas dos semanas”, apuntó Mattek Sands.  

En su camino al título, checa y estadounidense dejaron por el camino a parejas de la talla como Timea Babos y Kristina Mladenovic , Caroline Garcia y Katarina Srebotnik , Ekaterina Makarova y Elena Vesnina o Julia Goerges y Anna-Lena Groenefeld.


 

Serena Williams y Maria Sharapova jugarán por el título

La menor de las Williams ha logrado retener el número uno y buscará su 19 título de Grand Slam, ante una rival a la que ha ganado 16 de las 18 veces que se han enfrentado.

 

La estadounidense Serena Williams y la rusa Maria Sharapova se verán las caras en la final del Open de Australia, donde partían como las dos primeras cabezas de serie, al superar en las semifinales a sus compatriotas Madison Keys y Ekaterina Makarova, respectivamente.

Serena se recuperó de un inicio lento ante Keys, quien en sus primeras semifinales de Grand Slam se puso dominando 3-1 a la número uno del mundo. La menor de las Williams empezó a imponer su juego y logró empatar el set y forzar el tie break, para terminar llevándose el set en 45 minutos.

Tras ganar la primera manga, Serena empezó a jugar mejor, y se fue con una rápida ventaja en la segunda por 5-1. Ahí, Keys llegó a salvar hasta siete bolas de partido, pero ya con un saque directo, Serena cerró el encuentro por 6-2. “Estaba un poco frustrada al final. Tuve muchos puntos y no logré cerrar el partido. Ella los jugó muy bien, fue un honor jugar ante la futuro número uno”, señaló la menor de las Williams.

Con su clasificación para la final, su 23 de Grand Slam, donde tiene un registro de 18-4, Serena asegura continuar como número uno del mundo. Además de ganar en la final superaría a Chris Evert y Martina Navratilova con 19 Grand Slams y se quedaría a tres de Steffi Graf, que es quien posee el récord de más títulos de Grand Slam en la Era Open con 22.

Sharapova, por su parte, jugará su décima final de Gran Slam al imponerse a Makarova, quien jugaba sus segundas semifinales en un ‘Grande’, por 6-3 y 6-2. “Es muy especial. He trabajado duro en estas dos semanas y pasado por partidos y situaciones complicadas. Una de ellas es cuando salvé dos bolas de partido en la segunda ronda”, afirmó la rusa, que tiene un balance en finales de Grand Slam de 5-4.

Serena y Sharapova se han medido en 18 ocasiones, con un balance muy favorable para la menor de las Williams de 16-2, imponiéndose en sus últimos 15 duelos. "María está jugando increíble, sigue en el torneo solo porque es una luchadora y porque renuncia a bajar los brazos. Es un partido nuevo y no tiene nada que perder, solo cosas que ganar, y yo pienso de igual manera. He ganado este torneo varias veces y no tengo que salir con la obligación de ganar otro título. Lo quiero, pero no es una cuestión de vida o muerte", explicó Serena.

"Es un duelo muy complicado para mi, pero soy una competidora y saldré a hacer todo lo que pueda para cambiar todo ese pasado", argumentó Sharapova sobre como afrontaba la final ante una rival que la ha batido en 16 ocasiones.


 

Keys jugará sus primeras semifinales de Grand Slam ante Serena

Eso asegura la presencia de una finalista estadounidense. Keys batio a Venus en cuartos, mientras que Serena ganó a Cibulkova, finalista en la pasada edición.

 

La final del Open de Australia será jugada por una tenista rusa y una estadounidense, eso es lo que han dejado claro los cuartos de final, ya que si en una de las semifinales se enfrentarán Maria Sharapova y Ekaterina Makarova, en la otra medirán sus fuerzas Serena Williams y Madison Keys.

Con tan solo 19 años, Keys ha alcanzado sus primeras semifinales de Grand Slam, bajo la tutela de Lindsay Davenport, al vencer a su compatriota Venus Williams por 6-3, 4-6 y 6-4, en un partido en el que primaron los errores no forzados.

Keys vio peligrar su pase a las semifinales cuando tuvo que ser atendida fuera de pista con 1-4 en el segundo parcial. En su regreso a pista, la joven estadounidense lucía un aparatoso vendaje en su muslo izquierdo y en ocasiones parecía que le costaba apoyar con esa pierna a la hora de golpear el revés o hacer el saque. Pese a ello, Keys se llevó tres juegos consecutivos y logró empatar el parcial, quedándose a solo dos juegos de las semifinales. Venus, quien buscaba sus terceras semifinales en Australia, las primeras desde 2003, ganó los dos siguientes juegos y se anotó el set.

En el tercero y definitivo, fue la mayor de las Williams quien empezó dominando y rompiendo el saque de su rival, un break que recuperó Keys, pero que Venus volvería a lograr para sacar con 4-3. Ahí la joven tenista norteamericana volvió a hacer gala de sus potentes golpes y dominó desde el fondo de la pista a una Venus que se mostraba demasiado errática y no sabía lo que hacer para frenar el juego de su rival. Así, se llevó los tres últimos juegos del partido y con una potente derecha cruzada, que Venus no supo devolver, selló su pase a semifinales y propinó la primera derrota del año a la mayor de las Williams.

"Creo que todavía tengo ese potencial, pero ahí fuera es un desafío, tuve muchas oportunidades y no las aproveché. Y ahora hay que darle todo el reconocimiento a ella. El cielo es su límite", reconoció Venus.

Keys se verá ahora las caras en las semifinales ante Serena, número uno del mundo, quien no tuvo contemplación ante la eslovaca Dominika Cibulkova, finalista en la pasada edición, a la que batió por un doble 6-2 en una hora y cinco minutos.

Serena conectó 31 golpes ganadores, entre ellos 15 saques directos, por solo 18 errores no forzados. “Cuando tiene un día como este es difícil jugar contra ella. Intenté cambiar algunas cosas en el segundo set, pero no funcionó bien”, afirmó Cibulkova, quien en la ronda de octavos venció en un gran partido a Azarenka.

Para la menor de las Williams, esta es la primera vez en los últimos cinco años que pasa a las semifinales de un torneo que ha ganado en cinco ocasiones, siendo la mujer con más títulos en Australia en la Era Open. “Ya era hora de poder superar los cuartos o la cuarta ronda. Me olvide ya de lo que era estar aquí en las semifinales, ya que ha pasado mucho tiempo”, recalcó Serena.

El partido de semifinales entre Serena y Keys será el primero entre ambas. “Está jugando muy bien y es bueno ver a otra estadounidense jugar tan bien y que esté en las semifinales de un Grand Slam”, concluyó la menor de las Williams.


 

Makarova apea a Halep y buscará su primera final de Grand Slam ante Sharapova

Alcanza sus segundas semifinales consecutivas en un 'Grande' después de ganar en dos mangas a la tres del mundo. Sharapova se deshizo de Bouchard y mantiene inctactas sus opciones de salir de Australia como número uno del mundo.

 

Habrá una rusa en la final del Open de Australia, primer Grand Slam del año, y es que Ekaterina Makarova y Maria Sharapova lograron la victoria en sus compromisos ante la rumana Simona Halep y la canadiense Eugenie Bouchard, respectivamente, y se medirán en una de las semifinales del torneo.

Makarova rompió por primera vez la barrera de los cuartos de final en Australia y se clasificó para sus segundas semifinales consecutivas de Grand Slam al vencer a Halep por 6-4 y 6-0, endosándole así su primera derrota en el año.

La rusa mostró sus cartas desde el primer punto y con un tenis directo y con golpes que hacían daño a la rumana se adelantó por 3-0, logrado dos breaks. Halep logró salvar uno, pero no fue capaz de arrebatar más el servicio a su rival, que terminó llevándose el set por 6-4.

Ganar ese primer set hizo que la confianza de la rusa aumentara y que Halep acusara el golpe. Así con un gran tenis, Makarova endosó un doloroso 6-0 a la número tres del mundo. “Yo estaba jugando mi mejor tenis, pero ella es una gran jugadora y puede darle la vuelta al partido en cualquier momento, por eso no me relajé y seguí jugando a un gran nivel”, indicó la rusa, quien este año se metió por primera vez en el Top Ten y que tras la disputa del Open de Australia volverá a meterse en él.

Sharapova, por su parte, se deshizo de Bouchard, semifinalista en la pasada edición, por 6-3 y 6-2. La rusa impuso un elevado ritmo de juego desde la primera bola y fue quien dominó los peloteos desde el fondo de la pista, ante una rival que nunca se encontró cómoda, ni se la vio con opciones para poderse llevar el triunfo.

“Yo sabía que tenía que jugar un partido muy completo si quería ganar. Ella es una tenista que va a por sus golpes, así que tenía claro que en el segundo o tercer golpeo tenía que tomar la iniciativa en el punto, para mantenerla a ella lejos y que no pudiera buscar ganadores”, analizó la número dos del mundo, que tras salvar dos bolas de partido ante Panova en la segunda ronda, se ha mostrado intratable, cediendo solo diez juegos en tres partidos.

“Siento que tras superar el partido ante Panova tengo una segunda oportunidad en el torneo. Quiero sacar el máximo provecho de ella”, aseguró Sharapova, que podría salir de Australia como número uno del mundo si gana el título y Serena no es finalista, o si llega a la final y la menor de las Williams pierde en los cuartos ante Cibulkova.

Makarova y Sharapova se han enfrentado en los cinco enfrentamientos previos, donde la primera solo ha podido robarle un set, fue en la tierra batida de Madrid en 2011. “Nunca la he ganado, por lo que será un partido muy complicado. Ella es una gran luchadora, dio la vuelta a un partido que tenía casi perdido en la segunda ronda y me lo pondrá muy difícil”, señaló Makarova.

Nuevas campeonas en el dobles

En la competición de dobles destaca la eliminación de las primeras tenistas del mundo, algo que hace que Australia corone a unas nuevas campeonas de Grand Slam. De las ocho tenistas clasificadas para las semifinales, solo la china Jie Zheng sabe lo que es ganar en la disciplina un Grand Slam, lo hizo precisamente en Australia y en Wimbledon en 2006.

Zheng forma dupla con la taiwanesa Yung Jan Chang y llegan a las semifinales tras batir a Keplac y Jans-Ignacik por 6-1 y 6-2. Ahora buscarán la final ante la dupla formada por la holandesa Michaell Krajicek y la checa Barbora Zahlavova Strycova, que remontaron ante las estadounidenses Raquel Kops-Jones y Abigail Spears, quintas favoritas, por 3-6, 6-3 y 7-6.

La otra semifinal medirá a las alemanas Julia Goerges y Anna Lena Groenefeld con la estadounidense Bethanie Mattek Sands y la checa Lucie Safarova. Estas últimas batieron a las rusas Ekaterina Makarova y Elena Vesnina, tres del mundo, por 7-6, 4-6 y 6-2.


 

Serena Williams frena a Garbiñe Muguruza

La número uno del mundo se vengó de su derrota en Roland Garros y buscará las semifinales ante Cibulkova, quien se impuso a Azarenka.

 

La estadounidense Serena Williams ha privado a la española Garbiñe Muguruza de alcanzar los cuartos de final después de ganarla por 2-6, 6-3 y 6-2 en poco más de dos horas de juego.

Muguruza, que el año pasado también firmó octavos de final, jugó un gran primer set, haciendo muchos daños con sus golpes desde el fondo de la pista a Serena, a quien ya había derrotado en año pasado en Roland Garros en dos mangas.

La menor de las Williams se encontraba incómoda, sufriendo mucho con los golpes profundos y al cuerpo de la española, que no dudaba en abrir pista cuando a su rival se le quedaba una bola corta. Una táctica que dio un gran resultado en la primera manga.

La número uno del mundo saltó decidida a igualar en partido en el segundo set, y rompió de inicio a su rival para ponerse con 2-0. Una ventaja que Muguruza neutralizó de inmediato, devolviendo la igualdad al marcador. Serena afinó su puntería y su saque funcionó a la perfección para llevarse el segundo set y, tras un inicio muy reñido, romper la igualdad en el tercero, sellando así su pase a los cuartos.

“Fue un gran partido y quiero felicitar a Garbiñe por lo bien que jugó. Ella hizo todo lo que tenía que hacer en el primer set. Yo no empecé lenta, pero ella golpea muy bien y duro y jugó muy, muy bien”, señaló Serena, quien alcanzó los cuartos en Australia por novena vez en su carrera.

Por su parte, Muguruza tras la derrota comentó que "lo importante es verte en este tipo de rondas con estas jugadoras porque vas demostrando que a las demás las consigues ganar”. Además afirmó haber notado en el tercer set “un bajón físicamente, la bola ya no la desbordaba, pero más que nada por la tensión que acumulas en un Grand Slam”.

Serena, que ha ganado el torneo en cinco ocasiones, buscará ahora las semifinales ante la eslovaca Dominika Cibulkova, finalista en la pasada edición, quien batió a la bielorrusa Victoria Azarenka, dos veces campeona, por 6-2, 3-6 y 6-3.

Cibulkova se mostró muy agresiva y rápida y con un tenis directo noqueó a la bielorrusa. “Creo que es el mejor partido que hemos jugado entre ambas. Yo fui a por mis golpes y nunca pensé en el marcador, sino en ganar el partido”, señaló la pequeña tenista eslovaca, que remontó en el primer y tercer set dos breaks de inicio.

La número uno del mundo domina en el cara a cara por 4-0, cediendo solo un set ante Cibulkova, quien la pudo ganar en Miami en 2012, cuando contaba con una ventaja de 6-2 y 4-1. “Ella es muy buena jugadora. Pese a su estatura golpea muy potente y juega muy bien. Tendré que estar preparada y mantener la concentración”, sentenció Serena.

Venus y Keys aseguran a una estadounidense en semis

El otro cuarto de final de esta zona alta del cuadro medirá a las estadounidenses Venus Williams y Madison Keys, quienes derrotaron a la polaca Agnieszka Radwanska, semifinalista en la pasada edición, y la también estadounidense Madison Brengle, respectivamente.

Venus, quien vuelve a los cuartos de un Grand Slam desde 2010, se impuso a Radwanska por 6-3, 2-6 y 6-1, tras conectar 43 golpes ganadores. “Fue un partido difícil, sobre todo el primer set, que aunque fuera 3-1 duró cerca de una hora. Ella jugó mejor en el segundo, pero en el tercero volví a ser más agresiva y logré ganarlo”, Explicó Venus, quien afirmó que su hermana Serena es su “inspiración”.

La mayor de las Williams sigue aún invicta en lo que va de año, lo que le ha reportado el título de Auckland y suma ya nueve victorias por ninguna derrota. Un gran inicio de año que la acerca ya al Top Ten, ya que de perder en cuartos sería la duodécima jugadora mundial. Un ranking que mejoraría de seguir avanzando, lo que le aseguraría salir de Australia en el Top Ten.

Para ello, deberá ganar en los cuartos a Keys, quien firmó sus primeros cuartos en un Grand Slam, tras deshacerse de Brengle por 6-2 y 6-4, después de anotar 38 golpes ganadores. Será el segundo duelo entre Venus y Keys, el primero fue para la exnúmero uno del mundo por un doble 6-4 en Charleston en 2013.


 

Eugenie Bouchard buscará nuevamente las semifinales ante Sharapova

Cedió su primer set en el torneo ante la rumana Irina Camelia Begu, a la que terminó ganando en tres masgas, mientras que Sharapova solo cedió tres juegos con Peng.

 

La canadiense Eugenie Bouchard y la rusa Maria Sharapova se verán las caras en los cuartos de final del Open de Australia después de vencer en los octavos a la rumana Irina Camelia Begu y la china Shuai Peng.

Bouchard, semifinalista en la pasada edición, había llegado a los octavos sin ceder un set y demostrando en sus partidos una gran autoridad, algo que parecía que iba a continuar con Begu, ya que en un abrir y cerrar de ojos se puso dominando por 6-1 y 3-0. En ese momento, la rumana se quitó la presión y el dominio de encima y logró dar la vuelta al set, logrando cinco juegos consecutivos para ponerse con un 5-3, gracias a un tenis sólido desde el fondo de la pista y un revés paralelo que hacía mucho daño a Bouchard. La canadiense logró igualar a cinco, pero dos juegos más de Begu la hicieron llevarse el parcial.

En el set definitivo, Bouchard volvió a llevar el ritmo de los peloteos y a dominar desde el fondo de la pista, llevando a Begu de un lado a otro, así rompió de inicio y se anotó el set definitivo por un contundente 6-2. "Creo que empecé a ser un poco menos agresiva y ese no es mi juego en absoluto. Yo no lo hago bien cuando eso sucede. Ella encadenó luego algunos puntos buenos y ganó confianza, por lo que logró llevarse el set. En el tercer set volví a hacer mi tenis y, finalmente, pude ganar”, señaló la canadiense.

Sharapova, por su parte, tras salvar los dos puntos de eliminación ante Panova en segunda ronda, parece haber tomado impulso, si ya ganó fácil en tercera ronda, ante Peng tampoco tuvo problemas, llevándose el partido por 6-3 y 6-0.

Rusa y canadiense se han medido en tres ocasiones previas, todas ellas con triunfo para Sharapova. El partido más disputado e importante entre ellas fue el que disputaron en las semifinales de Roland Garros el año pasado, donde la rusa ganó por 4-6, 7-5 y 6-2. “Ella es una tenista agresiva, a la que le gusta dominar los puntos. El partido de Roland Garros fue muy duro, así que estoy preparada para una gran batalla”, afirmó Sharapova.

Makarova desafiará a Halep

La que sigue mostrando que es una de las tenistas más regulares del circuito es la rusa Ekaterina Makarova, quien sin hacer ruido ya se ha colado en los cuartos de final, después de superar a la alemana Julia Goerges por 6-3 y 6-2.

"Estoy tan feliz por estar haciendo un buen tenis aquí y lograr mis terceros cuartos de final en el torneo”, apunto Makarova, quien continuó “Goerges era una rival muy difícil, que está en muy buena forma, jugando bien sus partidos, por lo que no me fue fácil derrotarla”.

La décima cabeza de serie desafiará en los cuartos a la rumana Simona Halep, tercera jugadora mundial, quien repitió la ronda alcanzada el año pasado tras deshacerse con autoridad de la belga Yanina Wickmayer, quien tenía un cara a cara favorable de 3-0, por 6-4 y 6-2 en una hora y 19 minutos.

Makarova y Halep se han enfrentado con anterioridad en una ocasión, en el torneo de New Haven en 2013, y el triunfo fue para la rumana en dos mangas. “Ella es una de las grandes jugadoras y tengo muchas ganas de poder hacer un buen partido. Quiero ir paso a paso en el torneo, pero espero poder seguir avanzando”, sentenció la rusa. 


 

Muguruza se cita con Serena Williams en la cuarta ronda

Logró la victoria ante Bacsinszky, logrando su tercer 6-0 en la competición, mientras que la número uno del mundo remontó un set ante la ucraniana Elina Svitolina.

 

La española Garbiñe Muguruza se verá las caras con la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo, en los octavos de final del Open de Australia, ronda que ya alcanzó el año pasado y en la que cedió ante Agnieszka Radwnaska.

Muguruza no tuvo un partido fácil ante la suiza Time Bacsinszky, a la que terminó ganando por 6-3, 4-6 y 6-0. Fue un encuentro en el que la española dominó el primer set, pero su rival se entonó y logró adjudicarse la segunda manga. En la tercera, Muguruza volvió a imponer su juego y con grandes golpes logro apuntársela con un ‘rosco’. Fue el tercer partido que cerraba la española con un 6-0 en el torneo.

Garbiñe ya se ha medido a Serena en dos ocasiones, con un balance de 1-1. La española logró ganarla el año pasado en la segunda ronda de Roland Garros, mientras que la norteamericana la ganó hace dos años en la segunda ronda del Open de Australia.

"Cuando jugué con ella aquí hace dos años, no tenía la experiencia de ahora y aunque pareció una paliza, para mí no lo fue tanto. El año pasado entré con las ideas más claras, no pensando que era invencible. Hice en la pista todo lo que hablé con mi entrenador y todo salió perfecto, por eso gané ese partido”, afirmó Muguruza, quien dijo que "no tengo nada que perder. Me gustan jugar partidos importantes en las pistas centrales”.

Serena, por su parte, llega a los octavos tras derrotar a la ucraniana Elina Svitolina por 4-6, 6-2 y 6-0, tras superar un mal inicio en el que cometió numerosos errores no forzados y su rival mostró un buen nivel de tenis. La menor de las Williams se recuperó y se llevó 12 de los últimos 14 juegos, gracias a sus 45 golpes ganadores.

“Yo estaba muy pasiva en la primera manga y ella estaba conectando muchos ganadores. Pude cambiar mi ritmo y ser más agresiva. Sabía que tenía que golpear más duro y jugar con más primeros si quería ganar. Tengo que trabajar para comenzar los partidos más centrada”, puntualizó Serena.

También se metió en los octavos de final su hermana Venus, después de levantar un complicado duelo ante la italiana Camila Giorgi por 4-6, 7-6 y 6-1, después de ir perdiendo 5-3 en la segunda manga. “este viejo gato tiene algunos trucos bajo la manga” afirmó la menor de las Williams tras el partido.

Giorgi, con su juego agresivo y directo, puso en muchas complicaciones a Venus, que veía como su segundo servicio era atacado sin contemplaciones por la italiana, a la que quizás condenaron sus 16 dobles faltas y 62 errores no forzados.

Es la primera vez desde Wimbledon en 2011, que Venus se clasifica para los octavos de final de un Grand Slam. Ahora se verá las caras con la polaca Agnieszka Radwanska, quien se impuso a la estadounidense Varvara Lepchenko por 6-0 y 7-5. El cara a cara entre ambas lo domina la mayor de las Williams por 5-4, pero los tres últimos duelos han sido para la polaca en dos sets.

Cibulkova continúa firme

La finalista de la pasada edición, la eslovaca Dominika Cibulkova, undécima cabeza de serie, accedió a los octavos de final después de derrotar a la francesa Alize Cornet por 7-5 y 6-2, después de salvar seis bolas de set en la primera manga.

La eslovaca fue mejor que la francesa en los puntos importantes del partido, lo que le valió para lograr la victoria ante una rival que mostraba signos de molestias en su cadera. Así las cosas, Cibulkova vuelve a los octavos de final de un Grand Slam, algo que no logró el año pasado ni en Roland Garros, Wimbledon o el US Open.

Su rival en los octavos será la bielorrusa Victoria Azarenka, dos veces campeona en Melbourne, quien batió a la checa Barbora Zahlavova Strycova por un doble 6-4 en una hora y 41 minutos de juego, logrando una marca en el primer Grand Slam del año de 21 partidos ganados de los últimos 22 disputados.

Azarenka lidera los enfrentamientos directos contra Cibulkova por 7-2, pero fue la eslovaca quien ganó su último duelo, en Roland Garros en 2012. “Ella es una rival muy dura y tendré que dar lo máximo y ser agresiva si quiero ganar”, analizó la bielorrusa.

El otro octavo de final de la parte alta del cuadro lo disputarán Madison Keys y Madison Brengle, por lo que aseguran la presencia de una estadounidense en los cuartos de final. Keys dejó fuera del torneo a la checa Petra Kvitova, número cuatro del mundo, por 6-4 y 7-5, privando así a la checa de poder salir de Australia como número uno del mundo.

Brengle, quien está firmando un gran inicio de temporada, viene de jugar en Hobart su primera final como profesional, se deshizo de su compatriota Coco Vandeweghe por 6-3 y 6-2, firmado así su mejor actuación en un Grand Slam.

Las otras protagonistas del día:

   

       

Venus Williams

Desde Wimbledon en 2012, no estaba la mayor de las Williams entre las 16 mejores de un Grand Slam. Superó un complicado partido ante Giorgi y ahora le espera Radwanska.

 

Madison Keys

Es la mejor marca en sus 11 participaciones de Grand Slam. La estadounidense se mete en octavos después de dejar fuera a una de las grandes favoritas, Petra Kvitova.

 

Madison Brengle

Sigue firmando un gran inicio de año y a su primera final de la WTa en Hobart, hay que sumar sus primeros octavos en Grand Slam, donde antes solo había ganado un partido.

 

Victoria Azarenka

Campeona en Melbourne en dos ocasiones, pese a no ser cabeza de serie ha llegado a octavos sin ceder un set, dejando por el camino a Stephens, Wozniacki y Zahlavova.


 

Halep y Sharapova siguen firmes en la lucha por el número uno

Lograron su pase a los octavos de final, la rumana al superar en dos mangas a la estadounidense Bethanie Mattek Sands, la rusa al ganar por doble 6-1 a la kazaja Zarina Diyas.

 

La lucha por el número uno sigue viva en el Open de Australia, dos de las candidatas a poder ocuparlo tras el Open de Australia, la rumana Simona Halep y la rusa Maria Sharapova, siguen firmes y ya se encuentran en los octavos de final.

Halep, quien necesita ganar el torneo y que Sharapova no llegue a la final ni Serena pase de cuartos, se deshizo en un complicado partido de la estadounidense Bethanie Mattek Sands por 6-4 y 7-5. “Estoy contenta con mi tenis. Hoy jugué mejor que en la segunda ronda”, afirmó la número tres del mundo, quien continuó “fue un gran partido delas dos. Ella estaba jugando muy fuerte y yo traté de no perder la línea de fondo y seguir agresiva, eso me sirvió para ganar”.

Ahora Halep buscará repetir los cuartos de la pasada edición ante la belga Yanina Wickmayer, quien logró dar la vuelta al marcador ante la italiana Sara Errani para terminar ganando por 4-6, 6-4 y 6-3. No será un partido fácil para la rumana, ya que la belga la ha ganado en los tres enfrentamientos previos.

Sharapova, por su parte, tras salir airosa de un duro encuentro en la segunda ronda ante su compatriota Alexandra Panova en el que salvó dos bolas de partido, superó sin problemas a la kazaja zarina Diyas por un doble 6-1 en poco más de una hora.

La rusa, que podría salir de Australia como número uno del mundo si gana el título y Serena no llega a la final o si es finalista y la menor de las Williams no alcanza las semifinales y Kvitova no se lleva el título, se medirá en los octavos de final ante la china Shuai Peng, que se impuso a la kazaja Yaroslava Shvedova por 7-6 y 6-3. Sharapova lidera los enfrentamientos directos ante la china por 4-1.

Bouchard sigue firme

Quien avanzó con firmeza a los octavos de final fue la canadiense Eugenie Bouchard, semifinalista en la pasada edición, que batió a la francesa Caroline García por 7-5 y 6-0, tras ganar los últimos ocho juegos del partido.

“No jugué un gran tenis en el primer set. Siento que me estoy poniendo un poco de presión y eso no me hacía sentirme bien ni encontrar mi ritmo. Al ganar el primer set, me dije a mi misma que tenía que empezar a jugar mejor tenis y fue algo que pude hacer en el segundo”, señaló la canadiense, quien en octavos se verá las caras con la rumana Irina Camelia Begu, que batió a la alemana  Carina Witthoeft por un doble 6-4.

El otro partido de octavos de final de la zona baja del cuadro medirá a la rusa Ekaterina Makarova con la alemana Julia Goerges. Makarova, quien alcanzó la cuarta ronda en Australia por quinto año consecutivo, se deshizo de la checa Karolina Pliskova por un doble 6-4.

Goerges ganó a Haradecka por 7-6 y 7-5, firmando así la cuarta ronda, algo que ya logró en 2012 y 2013. “Fue un buen partido de las dos. Ella ataca muy bien la pelota, pero yo esperé mis oportunidades para poder moverla. Estoy contenta por la victoria y de como me recuperé tras no aprovechar tres bolas de partido”, matizó la alemana.

Cara y cruz para las españolas en dobles

En la competición de dobles la fuerte fue dispar para las dos duplas de españolas que buscaban su pase a los octavos de final. De este modo, cayeron eliminadas Carla Suárez y Garbiñe Muguruza, sextas favoritas, ante la polaca Klaudia Jans-Ignacik y la eslovena Andreja Klepac, por 7-6 y 6-4.

Más suerte corrieron Silvia Soler Espinosa y Tita Torró Flor, quienes vencieron a la japonesa Kimiko Date Krumm y la australiana Casey Dellacqua, décimo quintas preclasificadas, por 7-5 y 6-2. Ahora se veras las caras por un puesto en los cuartos de final ante la pareja que gane en el duelo que mide a las rusa Ekaterina Makarova y Elena Vesnina, terceras favoritas, con la belga Kirsten Flipkens y la eslovaca Dominika Cibulkova.

Las que también lograron su pase a los octavos fueron la suiza Martina Hingis y la italiana Flavia Pennetta, cuartas preclasificadas, que se impusieron a la eslovaca Daniela Hantuchova y la italiana Karin Knapp por 6-3, 6-7 y 6-2. Mientras, Hsieh y Mirza, segundas cabezas de serie, cayeron a manos de Dabrowski y Rosolska. 

Las otras protagonistas del día:

           

Ekaterina Makarova

la rusa alcanza la cuarta ronda por quinto año consecutivo, demostrando que es una de las más regulares. Buscará los cuartos ante la alemana Julia Goerges.

 

Yanina Wickmayer

Semifinalistas en el US Open en 2009, la belga vuelve a una cuarta ronda de un Grand Slam, algo que no conseguía desde Wimbledon en 2011. En Australia la alcanzó en 2010.

 

Irina Camelia Begu

Después de 15 participaciones en Grand Slams, la rumana accede por primera vez en su carrera a las octavos de final. Ahora le espera la canadiense Eugenie Bouchard.

 

Shuai Peng

Parece haber tomando el testigo de na Li y ya se encuentra en octavos, algo que no lograba en Australia desde 2011. Pondrá a prueba el tenis de Sharapova.


 

Serena salva un complicado partido ante Zvonareva

Salvó tres bolas de set en la primera manga y se metió en la tercera ronda, donde se medirá ante la ucraniana Elina Svitolina. Su hermana Venus también logró la victoria y tiene un balance de 7-0 este año.

 

La estadounidense Serena Williams, número uno del mundo, superó un compromiso complicado en la segunda ronda ante la rusa Vera Zvonareva, exnúmero dos, al vencerla por 7-5 y 6-0. Serena tuvo que salvar tres bolas de set con 3-5 para sumar diez juegos consecutivos y alzarse con la victoria.

Fue un gran primer set, en el que la rusa basó todo su tenis sobre el revés de Serena. Una táctica que estuvo cerca de salir bien cuando disfrutó de un 15-40 con 5-3 y luego una nueva ventaja más, pero la menor de las Williams supo sobreponerse gracias a su potencia y grandes golpes.

“Uno tiene que estar preparado para jugar con cualquiera en cualquier ronda de un Grand Slam. Tuve que dejar de pensar que Vera había sido número dos del mundo. Sabía que no iba a ser un partido fácil”, apuntó Serena, quien en tercera ronda se verá las caras con la ucraniana Elina Svitolina, que superó en dos tie breaks a la estadounidense Nicole Gibbs.

A Serena le acompaña a la tercerea ronda su hermana Venus. La mayor de las Williams sigue sin conocer la derrota en lo que va de temporada (7-0), y en Australia doblegó, por segunda vez en el año, a su compatriota Lauren Davis por 6-2 y 6-3 en una hora y 16 minutos. “Creo que ella jugó de manera más agresiva a la que lo hizo en Auckland. Estaba claro que quería llevar el control de los puntos”, señaló Venus.

En la tercera ronda Venus se cruzará con la italiana Camila Giorgi, quien batió a la checa Tereza Smitková por 6-1 y 6-4. “Es una jugadora que eleva su nivel dependiendo de la rival con la que juega. Tendré que ser agresiva y jugar con coherencia para poder ganar”, dijo la mayor de las Williams.

Muguruza avanza a tercera ronda

La única superviviente española en el cuadro individual femenino, Garbiñe Muguruza, se clasificó para la tercera ronda al ganar a la eslovaca Daniela Hantuchova por 6-1, 1-6 y 6-0. Fue un partido raro, con cada tenista dominando claramente en cada parcial.

Muguruza salió muy bien a la pista, imponiendo su tenis y potentes golpes desde el fondo dela pista, así neutralizó a Hantuchova. En el segundo set, y tras una discusión de la española con el juez árbitro, ésta pareció perder la concentración, algo que aprovechó la eslovaca para poner la igualdad en el marcador. Ya en la tercera manga, Muguruza volvió a centrarse y a hacer su mejor tenis para meter un ‘rosco’ a su rival.

La española buscará alcanzar la cuarta ronda, algo que ya hizo el año pasado, ante la suiza Timea Bacsinszky, que remontó ante la estadounidense Anna Tatishvili por 6-7, 6-3 y 6-2. Será el primer duelo entre ambas tenistas, que vienen de firmar buenas actuaciones en los torneos previos.

En uno de los partidos más destacados del día, la bielorrusa Victoria Azarenka dejó fuera del torneo a la danesa Caroline Wozniacki al vencerla por 6-4 y 6-2. Fue un buen encuentro, con ambas tenistas dando lo mejor de sí, pero con Azarenka, quien ha ganado 19 de los últimos 20 partidos en Australia, con un gran nivel de inicio que le valió para ponerse 3-0. Una ventaja que neutralizó Wozniacki, aunque, finalmente, recibió un nuevo break y terminó perdiendo la primera manga.

En la segunda la lucha continuó, pero la bielorrusa jugó tiros muy profundos, sobre todo con su revés, incomodando a Wozniacki, quien no dudo en irse a la red para cerrar los puntos. Pese a su lucha, Azarenka impuso su juego y selló su pase a la tercera ronda, donde se medirá a la checa Barbora Zahlavova Strycova.

Otra que selló su pase a la tercera ronda fue la eslovaca Dominiña Cibulkova, finalista en la pasada edición, quien no tuvo problemas para superar a la búlgara Tsvetana Pironkova por 6-2 y 6-0. Ahora se enfrentará ante la francesa Alize Cornet, que en un partido con mucho sufrimiento doblegó a la checa Denisa Allertova por 6-4, 6-7 y 6-2.

La jornada deparó además las victorias de la polaca Agnieszka Radwanska, la checa Petra Kvitova y las estadounidenses Madison Keys, Varvara Lepchenko, Madison Brengle y Coco Vandeweghe.

Las otras protagonistas del día:

           

Dominika Cibulkova

La finalista de la pasada edición avanzó sólidaa la tercera ronda al solo dejar hacer dos juegos a Pironkova. Ahora le espera Cornet.

 

Petra Kvitova

Tras caer en 2013 en segunda ronda y el año pasado en primera, la checa ya está en tercera, en un torneo en el que llegó a la final en 2012.

 

Coco Vandeweghe

No solo batió a la ídolo local, Samantha Stosur, sino que alcanza por primera vez la tercera ronda en un Grand Slam en 17 participaciones.

 

Varvara Lepchenko

Es la primera vez, en sus siete participaciones en Australia, que la estadounidense llega a la tercera ronda. La espera Radwanska.


 

Sharapova salva dos bolas de partido ante Panova para pasar a tercera ronda

La número dos del mundo necesitó más de dos horas y media de juego para deshacerse de su compatriota, en un día en el que también ganaron Bouchard y Makarova.

 

La rusa Maria Sharapova sobrevivió a un duro encuentro en la segunda ronda del Open de Australia ante su compatriota Alexandra Panova, salvando dos puntos de partido para terminar ganando por 6-1, 4-6 y 7-5.

Tal y como comenzó el partido, parecía que la victoria caería fácil del lado de la número dos del mundo, aún más cuando se llevó el primer parcial en 26 minutos, pero su compatriota, 150 del mundo, reaccionó y logró alzarse con el segundo set. Panova comenzó a servir mejor, a tirar golpes más profundos y angulados y a llevar el ritmo de los peloteos, incomodando a Sharapova.

Tal fue la mejora en el tenis de Panova que llegó a dominar por 4-1 en el tercer parcial, incluso disfrutó de dos bolas de partido con 5-4. Dos grandes puntos por parte de Sharapova la salvaron de la eliminación y, tras romper el saque a Panova, ganó el suyo y volvió a quebrar para llevarse el duelo y acceder a la tercera ronda en dos horas y 32 minutos.

“Creo que estaba pensando demasiado en los errores que estaba cometiendo. Cuando vas por debajo en el marcador ves que está haciendo muchos errores. Cambié eso y empecé a pensar positivamente y así pude salvar la situación tan complicada”, apuntó la rusa, que en la tercera ronda se verá las caras con la kazaja Zarina Diyas, quien batió a la eslovaca Anna Schmiedlova por 3-6, 6-2 y 8-6.

Menos sufrimiento para ganar su compromiso de segunda ronda tuvo la canadiense Eugenie Bouchard, séptima favorita y semifinalista en la pasada edición, que se deshizo por un claro 6-0 y 6-3 a la holandesa Kiki Bertens, citándose en la tercera ronda con la francesa Caroline García.

Otra de las favoritas que ganó en la segunda ronda fue la rusa Ekaterina Makarova (10), quien se impuso a la italiana Roberta Vinci por 6-2 y 6-4. Ahora se medirá, en uno delos duelos más destacados de la tercera ronda, a la checa Karolina Pliskova (22), que batió a la francesa Oceane Dodin por 7-5, 5-7 y 6-4.

Mala jornada para las españolas

Las dos tenistas españolas que aún quedaban en la parte baja del cuadro, Silvia Soler Espinosa y Lara Arruabarrena, perdieron en la segunda ronda ante la italiana Sara Errani y la belga Yanina Wickmayer, respectivamente.

Soler Espinosa cedió ante Errani, décimo cuarta preclasificada, por 7-6 y 6-3 en dos horas y 18 minutos. Fue un partido muy parejo, en el que primaron los largos peloteos y en el que la italiana mostró más aplomo, sobre todo en el tie break de la primera manga.

Arruabarrena, por su parte, perdió por 6-4, 4-6 y 6-4 frente a Wickmayer en dos horas y 21 minutos. Fue un partido en el que hubo varias alternativas en el marcador, pero la belga lo logró cerrar gracias a lograr un break más que la española. Su próxima rival será, precisamente, Errani.

Otras tenistas que accedieron a la tercera ronda fueron la china Shuai Peng, las alemanas Julia Goerges y Carina Witthoeft, la kazaja Yaroslava Shvedova, la estadounidense Bethanie Mattek Sands, la checa Lucie Hradecka y la rumana Irina Camelia Begu.

Las otras protagonistas del día:

           

Julia Goerges

Después de dos años y ocho torneos de Grand Slam, la alemana Julia Goerges volvió a meterse en la tercera ronda de un 'Grande'. La última vez fue en Australia en 2013, donde llegó a la cuarta ronda.

 

Lucie Hradecka

Por primera vez y tras 21 participaciones en Grand Slams, la checa Lucie Haradecka ha logrado alcanzar la tercera ronda. Ahora seguirá seguir sumando ante la alemana Julia Goerges

 

Karolina Pliskova

Sigue demostrando que es una de las tenistas que más rápido está progresando y que más en forma está en este inicio de año. En su tercera aparición en Australia ya ha alcanzado en la tercera ronda su mejor marca.

 

Bethanie Mattek Sands

Si el lunes conseguida su primera victoria en Australia en cuatro participaciones, ahora ha logrado meterse en la tercera ronda, algo que solo ha hecho en cuatro ocasiones en sus 31 participacones en Grand Slam.


 

Azarenka se cita con Wozniacki en segunda ronda

Será el partido más destacado de la segunda ronda, que mide a dos exnúmeros unos que se han enfrentado con anterioridad en siete ocasiones, con cuatro victorias para la danesa por tres de la bielorrusa.

 

La segunda ronda del Open de Australia vivirá un partido de altura entre dos exnúmeros uno, la bielorrusa Victoria Azarenka, doble campeona en Australia, y la danesa Caroline Wozniacki. Después de que ambas superaran con éxito sus compromisos de primera ronda ante las estadounidenses Sloane Stephens y Taylor Townsend, respectivamente.

El duelo llega tan pronto, ya que Azarenka, tras un 2014 marcado por las lesiones, no parte en el torneo como cabeza de serie. Fue ella quien primero logró su billete para la segunda ronda al derrotar a Stephens, por tercer año consecutivo, esta vez por 6-3 y 6-2.

Wozniacki, octava favorita, derrotó por segunda vez en este mes a Townsend, la joven promesa norteamericana, por 7-6 y 6-2. Tras un primer set muy ajustado, perder el tie break hizo que la estadounidense se desmoronara y terminando cediendo el segundo set de forma clara.

Azarenka y Wozniacki se han visto las caras en siete ocasiones, dominadas por la danesa por 4-3, aunque el único partido que jugaron en los últimos tres años fue para la bielorrusa en dos sets. “Para ser honestos, yo no veo que este partido llegue pronto. Cuando no eres cabeza de serie sabes que tendrás partidos complicados de inicio. Solo tengo que pasar por ello y aceptar los desafíos”, apuntó la bielorrusa.

Siguen cayendo favoritas

Si en la primera jornada cayeron ocho de las 16 cabezas de serie que entraron en competición, en la segunda también dijeron adiós en su debut en el primer Grand Slam del año la italiana Flavia Pennetta (12), la alemana Andrea Petkovic (13), y la serbia Jelena Jankovic (15).

Pennetta no pudo con su compatriota Camila Giorgi, ante la que cedió por 4-6, 6-2 y 6-3; la estadounidense Madison Brengle apeó a Petkovic por 5-7, 7-6 y 6-3; y la suiza Timea Bacsinszky doblegó a Jankovic por 6-1 y 6-4.

Quien sí logró superar su debut fue la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo, que ganó su primer partido oficial del año ante la belga Alison Van Uytvanck por 6-0 y 6-4, quedándose con un balance de 57-1 en partidos de primera ronda en Grand Slam, con una única derrota en Roland Garros ante Razzano en 2012.

La rival de Serena en la segunda ronda será la rusa Vera Zvonareva, exnúmero dos del mundo, que ganó sin problemas a la tunecina Ons Jabeur, procedente de la fase previa, por 6-2 y 6-3. Ambas se han medido en nueve ocasiones, con siete victorias para la menor de las Williams por dos de la rusa.

Otras favoritas que debutaron con éxito fueron la checa Petra Kvitova (4), que ganó a la holandesa Richel Hogenkamp por 6-1 y 6-4; la polaca Agnieszka Radwanska (6), quien se impuso a la japonesa Kurumi Nara por 6-3 y 6-0; o la eslovaca Dominika Cibulkova (11), finalista en la pasada edición, quien doblegó a la belga Kirsten Flipkens por 3-6, 6-3 y 6-1. También ganaron la francesa Alizé Cornet (19), las australianas Samantha Stosur (20) y Casey Dellacqua (29), la checa Barbora Zahlavova Strycova (25), la ucraniana Elina Svitolina (26), y la estadounidense Varvara Lepchenko (30).  

Muguruza gana y Tita Torró cae con Venus

En lo que respecta a la participación española, los resultados fueron dispares, ya que ganó Garbiñe Muguruza, pero cayó Tita Torró Flor. Muguruza, vigésimo cuarta preclasificada, doblegó a la neozelandesa Marina Erakovic por 7-5 y 6-0.

La española comenzó el encuentro cometiendo demasiados errores, lo que le hizo perder su servicio y dar una ventaja a su rival de 3-1. Poco a poco, fue encontrando su juego y se puso a dominar los puntos, para así lograr dar la vuelta al set. En el segundo no dio ninguna opción a Erakovic.

Muguruza se verá las caras en la segunda ronda con la eslovaca Daniela Hantuchova, exTop Ten, quien se impuso a la china Saisai Zheng por un doble 6-4. Ambas se han medido en una ocasión, el año pasado en Stanford, con victoria de la española por un doble 6-4.

Tita Torró cayó a manos de la estadounidense Venus Williams por un doble 6-2 en poco más de una hora. La mayor de las hermanas más famosas del tenis sigue así con su buen inicio de año, lo que ya le ha reportado el título en Auckland. Ante Torró Flor logró 20 golpes ganadores y destacó su potente servicio, con el que conectó seis saques directos.

“Me siento bien en la pista. He podido servir bien, jugar agresivo y moverme bien. Nosotras tuvimos un partido complicado en Wimbledon y sabía que no sería fácil. Ella golpeó la bola muy duro en el primer juego. Gracias a Dios pude romperla el servicio en varias ocasiones y ganar el partido algo más fácil que en Londres”, apuntó Venus, quien en segunda ronda se medirá a su compatriota Lauren Davis, quien venció a la serbia Aleksandra Krunic por 6-1 y 7-5.

En otros partidos del día lograron la victoria las estadounidenses Nicole Gibbs, Anna Tatishvili, Irina Falconi, Madison Keys, Coco Vandeweghe, las checas Denisa Allertova y Tereza Smitkova, la alemana Mona Barthel, la sueca Johanna Larsson, la taiwanesa Kai-Chen Chang y la búlgara Tsvetana Pironkova, quien se deshizo de la británica Heather Watson, reciente campeona de Hobart, por 6-4 y 6-0.

Las otras protagonistas del día: 

           

Camila Giorgi

La italiana sigue demostrándo que se crece en los grandes escenarios y ante grandes jugadoras. esta vez su víctima fue su compatriota Flavia Pennetta, duodécima favorita, quien defendía los cuartos de final.

 

Timea Bacsinsky

La suiza, tras tres años ausente en Australia, logró la victoria al superar con contundencia a la serbia Jelena Jankovic. Era su segundo partido ganado en su carrera en el primer Grand Slam del año.

 

Madison Brengle

Tras firmar en Hobart su primera final de la WTA, la estadounidense logró su primera victoria en el Open de Australia tras tres participaciones, y lo hizo ante la alemana Andrea Petkovic, décimo tercera favorita.

 

Ajla Tomljanovic

En su primer Open de Australia bajo la bandera australiana, Tomljanovic sumó su primera victoria tras remontar en su duelos ante Rogers. Ahora le espera en segunda ronda la cabeza de serie Varvara Lepchenko.


 

Jornada negra para las favoritas en el Open de Australia

Ocho de las 16 que entraron en competición cayeron eliminadas, entre ellas destacan las derrotas de Ana Ivanovic, Angelique Kerber, Lucie Sfarova o Carla Suárez Navarro.

 

Día aciago para las cabezas de serie en la primera jornada del Open de Australia, ya que dijeron adiós en su debut la serbia Ana Ivanovic (5), la alemana Angelique Kerber (9), la checa Lucie Safarorva (16), la española Carla Suárez Navarro (17), las rusas Anastasia Pavlyuchenkova (23) y Svetana Kuznetsova (27), la alemana Sabine Lisicki (28) y la suiza Belinda Bencic (32). Un total de ocho de las 16 que debutaron.

Ivanovic, quien defendía los cuartos de final del año pasado, se hundió en su partido ante la checa Lucie Hradecka, procedente de la fase previa, y pese a ganar la primera manga por 6-1, terminó cediendo por 6-3 y 6-2, demostrando el nerviosismo de la serbia en las grandes citas. Ya que el año pasado fue la que más partidos ganó en la temporada, sin embargo su resultado en los Grand Slams no fue muy destacado.

"Es realmente decepcionante”, señaló Ivanovic en la rueda de prensa con los ojos vidriosos, quien añadió: “el año acaba de comenzar y debo trabajar algunas cosas e intentar dar un enfoque diferente a la hora de afrontar estos grandes eventos. Tengo que tratar de ver lo que ha pasado aquí, aprender de ello y buscar una solución”.

Kerber, en un encuentro raro, cedió ante la rumana Irina Camelia Begu por 6-4, 0-6 y 6-1. La alemana, que venía de firmar semifinales en Sydney, nunca se encontró cómoda y terminó cediendo ante el empuje de la rumana, quien anotó 38 puntos ganadores, por solo ocho de la alemana.

Por su parte, Safarova cayó a manos de la kazaja Yaroslava Shvedova por 6-4, 2-6 y 8-6, Pavlyuchenkova ante la belga Yanina Wickmayer por 4-6, 6-3 y 6-3, Kuznetsova con la francesa Caroline García por 6-4 y 6-2, Lisicki frente a la francesa Kristina Mladenovic por 4-6, 6-4 y 6-2, y Bencic ante la alemana Julia Goerges por 6-2 y 6-1.

Las que sí cumplieron en su debut fueron la rusa Maria Sharapova (2), la rumana Simona Halep (3), la canadiense Eugenie Bouchard (7), la rusa Ekaterina Makarova (19), la italiana Sara Errani (14), la china Shuai Peng (21), la checa Karolina Pliskova (22) y la kazaja Zarina Diyas (31).

Halep superó a la italiana Karin Knapp por 6-3 y 6-2, sobreponiéndose a un mal inicio que le dio ventaja a su rival de 0-2, quedándose así con un balance de seis victorias por ninguna derrota en lo que va de año. En segunda ronda le espera la australiana Jarmila Gajdosova, quien batió a la rumana Alexandra Dulgheru por 6-3 y 6-4.

Bouchard, semifinalista en la pasada edición, se deshizo fácilmente de la alemana Anna-Lena Friedsam por 6-2 y 6-4, en una hora y 18 minutos. Sharapova, por su parte, se impuso a la croata Petra Martic, procedente de la fase previa, por 6-4 y 6-1. Makarova tampoco tuvo problemas ante la belga An-Sophie Mestach, a la que ganó por un doble 6-2. Errani batió por 6-1 y 6-0 a la estadounidense Grace Min, Peng a la alemana Tatjana Maria por 6-4 y 7-5, Pliskova a la rusa Evgeniya Rodina por 7-5 y 6-1, y Diyas a la polaca Urszula Radwanska por 3-6, 6-4 y 6-2.

Carla se ve sorprendida por Witthoeft, Soler Espinosa y Arruabarrena ganan

La jornada iba bien para las tenistas españolas hasta que llegó la sorpresiva derrota de Carla Suárez Navarro ante la alemana Carina Witthoeft, de 19 años y 104 del mundo por 6-3 y 6-1 en 58 minutos de juego.

Carla, que venía de firmar los cuartos en Brisbane y Sydney, no se encontró nunca cómoda en la pista y cometió más errores de los que en ella son habituales. Además, su rival mostró un gran empuje y no dudo en ningún momento en ir a por la victoria. Es la primera vez en siete participaciones que la canaria cede en la primera ronda del Open de Australia.

Con anterioridad, Lara Arruabarrena superó a la checa Renata Voracova por 6-1 y 6-2 en 70 minutos. Estrenando así su cuenta de victorias en el primer Grand Slam del año, ya que había caído en su debut en sus dos participaciones previas.

"La victoria me sabe muy bien porque a principios de año me había marcado muchas expectativas y no había comenzado muy bien. No es que me hubiera desmotivado pero esperaba hacerlo mejor en los dos torneos anteriores y la victoria de hoy me da moral y ánimo", dijo Lara, quien en segunda ronda se verá las caras con Wickmayer.

También ganó Silvia Soler Espinosa. La ilicitana conseguía su primera victoria en Australia en sus cuatro participaciones al superar a la alemana Annika Beck por 7-5 y 6-4 en una hora y media. En segunda ronda tendrá como rival a Errani.

En otros partidos del día lograron la victoria las checas Klara Koukalova y Katerina Siniakova, las eslovacas Magdalena Rybarikova y Anna Schmiedlova, la eslovena Polona Hercog, la puertorriqueña Mónica Puig, la holandesa Kiki Bertens, la francesa Oceane Dodin, la italiana Roberta Vinci, las estadounidenses Bethanie Mattek-Sands y Christina McHale, la rusa Alexandra Panova y la suiza Stefanie Voegele.

Las otras protagonistas del día:

           

Jarmila Gajdosova

Por fin, en su décima participación en Australia, Gajdosova ha logrado ganar un partido. Hasta la fecha contaba los nueve anteriores por derrota. esta vez ha vencido a Dulgheru en dos mangas y ahora será la rival de Halep.

 

Lucie Hradecka

Procedente de la fase previa, la checa se ha cargado a Ivanovic. Era el segundo duelo entre ambas y Hradecka ya se lo puso difícil a la serbia en Wimbledon, cuando cedió por 8-6 en el tercer set.

 

Irina Camelia Begu

Ha sido la encargada de dejar fuera de combate a la alemana Angelique Kerber. Ahora, Begu buscará ante la checa Siniakova acceder por primera vez en su carrera a la tercera ronda de un Grand Slam.

 

Carina Witthoeft

Con 19 años, la alemana ha logrado la victoria más importnate de su carrera ante Carla Suárez Navarro. De este modo, ha logrado pasar a la segunda ronda en un Grand Slam en su segunda participación en ellos.


 

Serena, Sharapova, Halep y Kvitova lucharán por el número uno

La menor de las hermanas Williams es la que tiene más ventaja para seguir en la primera posición mundial tras el primer Grand Slam del año, pero Sharapova es su principal amenaza.

 

La disputa del primera Grand Slam del año, el Open de Australia, trae consigo la lucha por el número uno del mundo de la WTA. En la actualidad en manos de Serena Williams, la rusa Maria Sharapova, la checa Petra Kvitova o la rumana Simona Halep podrían acechar el cetro mundial y tienen opciones de salir de la gira australiana como número uno.

Serena es la clara favorita para mantenerse en el número uno tras la disputa del primer Grand Slam del año, ya que solo defiende la cuarta ronda, pero la menor de las Williams dejó muchas dudas en su tenis y su estado físico en la disputa de la Copa Hopman, donde cayó en dos de sus cuatro encuentros individuales.

Su gran amenaza es Sharapova, la rusa comenzó el año con el título en Brisbane y está muy cerca de volver a lo más alto de la clasificación. Sharapova podría ser número uno del mundo si alcanza la final, el año pasado cayó en la cuarta ronda ante Cibulkova, y Serena cae antes de semifinales y Kvitova no es quien gana a la rusa en la final.

La segunda opción que tiene Sharapova para alcanzar el número uno es que gane el título y Serena no llegue a la final. Si la menor de las Williams alcanza la final, no habrá ninguna tenista que pueda arrebatarla la primera plaza mundial.

Las opciones de Kvitova y Halep son mucho más reducidas. La checa, que cedió en 2014 en la primera ronda, necesitaría ganar el título y que Serena perdiera antes de las semifinales. A la rumana, que fue cuartofinalista en la pasada edición, solo le valdría ganar el torneo y que Serena perdiera antes de los cuartos y Sharapova no fuese finalista.

Una lucha por el número uno apasionante, que sabremos cómo se resuelve en 15 días. Hay que destacar, que de las cuatro implicadas, tres de ellas ya saben lo que es alzar un trofeo en 2015, Sharapova en Brisbane, Halep en Shenzhen y Kvitova en Sydney.

Cuadro femenino:



2014


 

Las protagonistas que deja el Open de Australia

El torneo femenino del Open de Australia ha dejado nombres propios durante las dos semanas de competición. Nombres que en ocasiones han destacado por lo bien que lo han hecho y en otras por no haber cuajado una buena actuación.

Na Li: A la tercera fue la vencida para la tenista china, que tras perder las finales de 2011 y 2013 ha logrado alzarse con su segundo Grand Slam al batir en la final a Dominika Cibulkova. Li se convierte así en la primera tenista con más de 30 años en ganar en Australia desde que lo hiciera la australiana Margaret Smith-Court en 1973. En su camino a su primer título en el Open de Australia, Li no ha tenido que hacer frente a ninguna jugadora situada dentro del Top 15.

Dominika Cibulkova: La eslovaca alcanzó su primera final de Grand Slam, después de dejar por el camino a tenistas como Maria Sharapova o Agnieszka Radwanska. La final le ha valido a Cibulkova para ascender 11 posiciones en el ranking y ponerse décimo tercera. Tras ganar en semifinales a Radwanska, la eslovaca recibió en el gimnasio la visita de su amiga Marion Bartoli. "Ella fue una gran inspiración. Somos muy buenas amigas y cuando ganó Wimbledon me demostró que todo es posible. Después del partido ella entró en el gimnasio para verme, me abrazó y las dos nos pusimos a llorar. Ella está muy feliz por mí”, apuntó Cibulkova.

Roberta Vinci y Sara Errani: Las italianas lograron, por primera vez en su carrera, revalidar el título en un Grand Slam. La victoria fue más importante si cabe ya que lograron salvar el número uno de dobles, después de remontar un 5-2 adverso en el tercer set ante las rusas Elena Vesnina y Ekaterina Makarova. Las italianas se desquitaron con su triunfo en dobles de las derrotas sufridas en primera ronda de los individuales.

Eugenie Bouchard:
Con solo 19 años la canadiense se metió en sus primeras semifinales de Grand Slam, devolviendo al tenis femenino de su país a unas semis de un ‘Grande’ casi 30 años después, desde que lo consiguiera Carling Basset-Seguso en el US Open en 1984. Bouchard se convirtió también en la primera mujer en alcanzar las semifinales en su debut en Australia desde que lo hicieran Monica Seles y Arantxa Sánchez Vicario en 1991. Su excelente papel le ha servido para ser la 19 de la clasificación mundial.

Ana Ivanovic: La serbia he tenido un buen inicio de año y en Melbourne logró dejar fuera del torneo en los octavos de final a la estadounidense Serena Williams, para alcanzar los cuartos en el primer Grand Slam del año por primera vez desde 2008, año en el que llegó a la final.

Simona Halep: Después de firmar una gran segunda parte de temporada en 2013, lo que le reportó seis títulos, la rumana se consolido en el Open de Australia, alcanzando por primera vez los cuartos de final en un torneo de Grand Slam, lo que le ha valido para estar en el Top Ten por primera vez en su carrera, es la décima. La presión de jugar sus primeros cuartos en un ‘Grande’ la pasaron factura y como ella misma reconoció sus piernas no le respondían en su partido ante Cibulkova.

Garbiñe Muguruza: La española ratificó su gran inicio de año con sus primeros octavos de final, dejando por el camino a rivales como Caroline Wozniacki y Kaia Kanepi. Garbiñe está en el puesto 35 de la clasificación mundial, muy cerca de irrumpir en el Top 30.

Belinda Bencic: La joven tenista suiza hizo su debut en un torneo de Grand Slam y lo superó con nota, al vencer en la primera ronda a la veterana Kimiko Date en tres mangas y jugar un buen encuentro ante Na Li en la segunda ronda, donde terminó perdiendo por 6-0 y 7-6. “Belinda hace todo exactamente igual que Martina Hingis. Busca más el control y usa la propia fuerza de tus tiros", la elogió Li después de derrotarla.

Jarmila Gajdosova: En su novena participación en Australia, la local sigue sin conocer la victoria. Esta vez logró sumar un set ante la alemana Angelique Kerber, pero no fue suficiente para celebrar su primer triunfo en el primer ‘Grande’ del año.

Polona Hercog: La eslovena solo jugó seis puntos en su partido de primera ronda ante la francesa Alize Cornet cuando decidió retirarse por lesión. Esos seis puntos, ella solo logró dos, le valieron a Hercog casi 20.000 euros. No se tardó en criticar la actitud de la eslovena por no haber renunciado al torneo por lesión y haber dejado que su lugar lo ocupara una Lucky Loser de la fase previa.

Maria Sharapova: La rusa cayó en los octavos de final ante Cibulkova, pero sufrió durante todo el torneo debido a sus problemas con el saque y a sus dobles faltas. Sharapova, quien ha caído al quinto puesto de la clasificación mundial, cometió 37 dobles faltas, siendo la tenista que más cometió en todo el torneo.


 

Na Li conquista Australia al vencer a Cibulkova

La constancia y el trabajo de la tenista china le han valido para alzar el trofeo del Open de Australia, después de las finales perdidas en 2011 y 2013.

 

A la tercera fue la vencida, eso fue lo que tuvo que pensar la china Na Li después de superar en la final del Open de Australia a la eslovaca Dominika Cibulkova por 7-6 y 6-0 y alzar así su segundo título de Grand Slam, después del conseguido en Roland Garros en 2011.

Li, que había perdido las finales de 2011 y 2013, saltó a la pista decidida a no dejar pasar una nueva oportunidad, para ello se aprovechó de los nervios iniciales de su rival, que disputaba su primera final de un Grand Slam, quien hizo dos dobles faltas en juego inicial para terminar cediendo su saque. Li tomó una rápida ventaja de 3-1, pero Cibulkova empezó a soltarse y pasar la presión a la china, quien con dos dobles faltas cedió su saque para el 3-3. Ambas tenistas quisieron dominar desde el fondo de la pista y los errores no forzados fueron cayendo de uno y otro lado. Li tuvo una nueva oportunidad al romper en el undécimo juego y ponerse 6-5 y saque, pero Cibulkova, tras salvar una bola de set, forzó el tie break. Ahí la china sacó su mejor tenis y se lo llevó por 7-3, después de que la eslovaca dejara un revés en la red.

Tras ganar la primera manga, Li se soltó y con un gran tenis no dio opciones a una rival que pareció acusar la pérdida del set. Así, los juegos fueron cayendo uno tras otro del lado de la china, que cerró el partido por 6-0.

Li gana el título después de haber conseguido salvar una bola de partido en la tercera ronda ante la checa Lucie Safarova, convirtiéndose en la cuarta mujer de la Era Open en ganar el Open de Australia después de salvar un punto de partido, junto a las estadounidenses Monica Seles, Jennifer Capriati y Serena Williams.

Ganar en Australia le reporta a Li 1.683.245 euros, además volverá a ser la número tres del mundo y estará muy cerca del segundo puesto de la clasificación, ocupado por la bielorrusa Victoria Azarenka. Mientras para Cibulkova el premio por llegar a la final asciende a 841.622 euros y se situará cerca del Top 15.


 

Errani y VInci revalidan el título de dobles

La dupla italiana se rehizo de una desventaja de 5-2 en el tercer set para terminar imponiéndose a los rusas Vesnina y Makarova, y así retener el número uno del mundo.

 

Las italianas Sara Errani y Roberta Vinci revalidaron el título del Open de Australia al ganar en una disputada final a las rusas Elena Vesnina y Ekaterina Makarova por 6-4, 3-6 y 7-5.

Era una final entre las dos mejores parejas del mundo, en el que las italianas se vieron por debajo 5-2 en el tercer set, pero a base de lucha, fuerza y buen tenis lograron terminar dando la vuelta al set, logrando así su cuarta corona de Grand Slam y reteniendo el número uno del mundo por parejas.

“Fue muy extraño, muy difícil. Pasamos de un 2-0, en el tercer set a un 2-5 para ellas. No estábamos jugando bien, pero sabíamos que no podíamos fallar y que teníamos que ir adelante, pudimos hacerlo y lograr el título”, señaló Errani.

Además de su cuarto Grand Slam, fue el décimo séptimo título de la dupla italiana, que lograron dos en 2010, tres en 2011, ocho en 2012, tres en 2013 y ahora el Open de Australia. Para las dos también supone el vigésimo título de su carrera en dobles, cada uno ha ganado tres con una pareja distinta.


 

Cibulkova y Li jugarán por el título del primer Grand Slam del año

La eslovaca disputará su primera final de un 'Grande' al batir a Radwanska, mientras que para Li, que ganó a Bouchard, será su tercera final en Australia.

 

El Open de Australia tendrá el sábado nueva campeona. Un título que se disputarán la eslovaca Dominika Cibulkova, que jugará su primera final de Grand Slam, y la china Na Li, que disputará en Australia su tercera final, tras las perdidas en 2011 y 2013 ante Clijsters y Azarenka, respectivamente.

Cibulkova ha sido la gran sorpresa del torneo, al colarse en esta final y dejar en el camino a rivales de la talla de Maria Sharapova o Agnieszka Radwanska. Precisamente, derrotó a esta última en semifinales por un contundente 6-1 y 6-2 en una hora y diez minutos.

La menuda eslovaca, es la tercera jugadora con 1’66 más baja del circuito, saltó a la pista con mucha decisión y jugando un tenis muy profundo. Radwanska, por su parte, estuvo muy errática, lejos del nivel que la llevó a ganar a Azarenka en los cuartos de final. La polaca, una tenista acostumbrada a cometer pocos errores no forzados, hizo 21 en los 15 juegos disputados y solo fue capaz de aprovechar una de las nueve bolas de break que dispuso, mientras que su rival aprovechaba seis de nueve.

Radwanska pareció entregar el partido cuando en el segundo set con 2-0 para Cibulkova desaprovechó tres bolas de break. A partir de ahí encajó una nueva rotura y no se le veía a la polaca en el encuentro. Aun así, esperó los nervios de su rival para cerrar el encuentro e intentó meter más bolas a la pista para ver si era Cibulkova quien fallaba, pero la eslovaca lo tenía claro y golpeaba sin error, para con un juego en blanco al resto alcanzar su primera final de Grand Slam.  

"Estoy muy contenta porque Agnieszka siempre ha demostrado ser una jugadora muy fuerte, pero yo estaba preparada para luchar, y en la final también estaré lista al 100%", dijo la eslovaca, que reconoció en la rueda de prensa posterior haber recibido la visita de su amiga Marion Bartoli. "Ella fue una gran inspiración. Somos muy buenas amigos y cuando ganó Wimbledon me demostró que todo es posible. Después del partido ella entró en el gimnasio para verme, me abrazó y las dos nos pusimos a llorar. Ella está muy feliz por mí”.

¿A la tercera será la vencida?
 
Si para Cibulkova es su primera final en un Grand Slam, para Li, que ganó Roland Garros en 2011, será su tercera final en Australia, donde no consiguió llevarse el título en 2011 y 2013. Ahora tiene una gran oportunidad de alzarse con el trofeo en un torneo donde en los últimos años siempre ha estado en las rondas finales, y donde se encuentra como en casa, viendo a soltura que muestra en las entrevistas a pie de pista tras sus partidos.

Para acceder a la final Li derrotó a la joven canadiense Eugenie Bouchard por 6-2 y 6-4 en poco menos de una hora y media. La experiencia de la tenista china fue un factor determinante ante su rival, novata en las rondas finales de un Grand Slam.

Jugar su primera semifinal de un ‘Grande’ le pasó factura a Bouchard, que rápido vio como su rival se ponía con 5-0, pero la canadiense demostró que es una tenista que estará muy arriba en un futuro no muy lejano y se soltó los nervios para ganar dos juegos y evitar un ‘rosco’ en la primera manga. En la segunda comenzó con break, pero Li no tardó en devolvérselo. La pupila de Carlos Rodrigues jugaba con mucha profundidad y dureza y su rival veía como se le escapaba el set y el partido. Pese a ello se mostró contenta por la experiencia y la ronda alcanzada en este primer ‘Grande’ del año, que la aupará dentro del Top 20 en la clasificación mundial.  

"La última vez fue un poco duro, así que intentaré esta vez dar un paso más", dijo Li, que aprovechó la ocasión para dar todo el crédito de su éxito a su entrenador. "Creo que ha sido su trabajo conmigo. No es solo una cuestión técnica. Me siento más fuerte sobre la pista y más sólida desde el primer al último punto del partido".

Li y Cibulkova se han medido con anterioridad en cuatro ocasiones, todas ellas con victoria para la tenista china. "Ella es una gran jugadora. La veía jugar cuando yo era júnior", señaló Cibulkova sobre su oponente.


 

Radwanska ejerce de 'maestra' ante Azarenka y deja al torneo sin su campeona

Es la primera vez en la carrera de la tenista polaca que accede a las semifinales del primer Grand Slam del año, frente a ella tendrá a otra novata en estas lindes, la eslovaca Dominika Cibulkova.

 

La polaca Agnieszka Radwanska acabó con una racha de siete partidos perdidos de forma consecutiva contra la bielorrusa Victoria Azarenka para superarla por 6-1, 5-7 y 6-0 y acceder así, por primera vez en su carrera, a las semifinales del Open de Australia, superando la barrera de los cuartos de final, donde cayó en las tres últimas ediciones.

Radwanska firmó un gran partido y se mostró descomunal en el primer y tercer set, donde casi no cometió errores no forzados. Con 5-0 en la primera manga, la polaca no había cometido aún ningún error, y cerró el primer set por 6-1, en 33 minutos, y con solo tres errores no forzados en su cuenta, por los 17 de su rival, que se veía desbordada por el juego de efectos, dejadas, globos y liftados que desplegaba Radwanska, muy centrada desde el inicio y con las ideas claras.

El segundo parcial comenzó con la tónica del primero, con la polaca muy segura y la bielorrusa sufriendo para poder anotarse su servicio, necesitó salvar tres bolas de break. Ya en el quinto juego, Azarenka entregó su servicio tras cometer dos dobles faltas, aunque recuperó de inmediato el break y tras apuntarse ocho puntos consecutivos se adelantó con 4-3. Ambas tenistas conservaron su servicio, hasta que con 6-5, Azarenka metió mucha presión con el resto a Radwanska. Con un resto directo de derecha invertida lograba el set e igualar el partido.

La pérdida de la segunda manga no afectó a Radwanska, que siguió su esquema de juego, rompiendo el ritmo de su rival y dejando que Azarenka fallase. Además, la polaca firmó grandes puntos con voleas, dejadas y globos, que terminaron por desesperar a la número dos del mundo, que no veía la forma de conseguir los puntos. Así, los juegos fueron cayendo uno tras otro del lado de la quinta tenista mundial, que ofreció un recital de tenis. Con un resto fuera de Azarenka, Radwanska alzaba los brazos en señal de victoria y dejaba fuera del torneo a la ganadora del título en las dos últimas ediciones.

Cibulkova, su rival en semifinales

La rival de Radwanska en las semifinales será la eslovaca Dominika Cibulkova, quien tampoco partía como favorita en su duelo ante la rumana Simona Halep, pero que con un tenis muy agresivo y profundo desarboló a la rumana para ganarla en poco más de una hora por 6-3 y 6-0.

Cibulkova mostró una gran actitud durante todo el encuentro, yendo desde el inicio a por la victoria y haciendo correr a su rival, que casi siempre se vio a merced de la eslovaca. En poco más de media hora Cibulkova se apuntaba el primer set por set. La eslovaca con 4-3 se anotó ocho juegos consecutivos, para sellar su victoria por 6-3 y 6-0, ante la desesperación de su rival, que no sabía lo que hacer para frenar el buen tenis de la eslovaca, que terminó cerrando el partido con su saque en blanco.

Para Cibulkova son sus segundas semifinales en un torneo de Grand Slam, tras las jugadas en Roland Garros en 2009. "Estoy muy contenta con la forma en que jugué, especialmente con la forma que manejé mí mente, después de una gran victoria sobre María. Yo no era la favorita en este partido contra Halep, pero entré en la cancha con la confianza de que podía ganar. Me centré en lo que tenía que hacer y en disfrutar de mi tenis”, señaló la eslovaca a pie de pista.  

Radwanska y Cibulkova se han visto las caras en seis ocasiones, con cinco triunfos para la polaca por uno de la eslovaca. El año pasado jugaron tres veces, con dos victorias para la primera y una de la segunda.


 

Bouchard alcanza sus primeras semifinales de un Grand Slam donde se medirá a Li

La joven tenista canadiense devuelve al tenis femenino de su país a unas semifinales de un 'Grande' casi 30 años después, desde que lo lograra Carling Basset-Seguso en el US Open en 1984.

 

La canadiense Eugenie Bouchard se ha convertido en la gran protagonista de la competición femenina del Open de Australia, al clasificarse para las semifinales con tan solo 19 años y en su debut en el torneo, después de vencer en los cuartos a la serbia Ana Ivanovic por 5-7, 7-5 y 6-2.

Bouchard, que se ha convertido en la primera tenista canadiense desde 1984 en alcanzar la penúltima ronda de un Grand Slam, no tuvo miedo del escenario, la Rod Laver Arena, ni de la rival, y jugó con mucho desparpajo ante Ivanovic. Demostrando que es peligrosa tanto de derecha como de revés, que posee un buen saque y que tienen una concentración, ansia de victoria y madurez impropias de su edad.

"Mi lema es mantenerme en la lucha y disfrutar, aunque fuera de la pista me considero una chica tranquila", dijo la tenista de Montreal. Y eso es lo que hizo ante Ivanovic, luchar, para remontar un set de desventaja, y disfrutar, jugando un gran tenis en el segundo y tercer parcial.

Bouchard anotó 47 golpes ganadores, el último de ellos un resto con la derecha que le valió para llevarse el partido, ante una Ivanovic que tuvo que ser atendida en dos ocasiones por molestias en su abductor izquierdo. Así, sometía a la serbia a su primera derrota de la temporada, ya que aún no había perdido un partido y aumentaba su cara a cara favorable a 2-0. También la ganó el año pasado en la segunda ronda de Wimbledon.

La rival de Bouchard por un puesto en la final será la china Na Li, a la que se ha medido con anterioridad en Montreal, en 2012, donde perdió en dos sets. “Tuvimos una dura batalla entonces, pero yo no tenía mucha experiencia. Esta vez creo que estoy lista”, concluyó la canadiense.

Li, por la vía rápida ante Pennetta

La china Na Li alcanzó por cuarta vez, en los últimos cinco años, las semifinales del Open de Australia al doblegar a la italiana Flavia Pennetta por un doble 6-2 en poco más de una hora de partido.

Li firmó un gran tenis, muy concentrada y segura desde el fondo de la pista, no dio opciones a su rival, dominando los puntos tanto de derecha como de revés, viendo como Pennetta cometía demasiados errores no forzados, 27 en todo el partido, ante la desesperación de no encontrar una fisura en el juego de la china.

"Me preparé por lo menos un día y medio para este partido. Yo sabía que iba a ser un rival difícil, ya que habíamos jugado cuatro partidos antes muy duros. Hoy he jugado un gran tenis, gracias a que me prepare muy bien para el partido”, afirmó Li, quien estuvo cerca de perder en la tercera ronda ante Safavora, quien dispuso de bola de partido y su revés se fue por poco.

Así Li buscará su tercera final en el Open de Australia. Las otras dos que disputó las perdió, ante la belga Kim Clijsters en 2011 y con la bielorrusa Victoria Azarenka el año pasado.


 

Radwanska acaba con las ilusiones de Muguruza

Dejó el torneo sin españolas después de eliminar a Muguruza, quien tras un buen inicio no pudo con el variado tenis de la polaca.

 

La polaca Agnieszka Radwanska ha acabado con el camino de la española Garbiñe Muguruza en el Open de Australia al vencerla en los octavos de final por 6-1 y 6-3 en una hora y 11 minutos de juego.

La española, que jugaba sus primeros octavos en un Grand Slam, jugó un gran tenis de inicio, siendo muy agresiva y llevando a Radwanska al límite, que tenía que salvar cuatro bolas de break en un larguísimo tercer juego. Fue en un también largo cuarto juego cuando se decantó la suerte del primer parcial, ya que la polaca aprovechó una de las varias bolas de break que dispuso para tomar ventaja en el marcador por 3-1. Eso hizo que la española se viniera abajo y encajara en solo siete minutos tres juegos más, para terminar cediendo la primera manga por 6-1.

No se la veía cómoda a Muguruza en la pista, prueba de ello son los 40 errores no forzados que cometió, 20 de ellos en cada set. La española, más cabizbaja que en otras ocasiones, vio como su rival la envolvía en su variado juego y cometía así más errores de la cuenta. Radwanska rompió a Muguruza en el quinto juego del segundo set y también en el noveno, para así cerrar un partido en el que demostró que es la tenista con el juego más variado y con más recursos de la WTA.

Ahora, Radwanska se medirá en los cuartos de final a una de sus bestias negras en los últimos años, la bielorrusa Victoria Azarenka, a la que se ha enfrentado en 16 ocasiones y solo ha logrado derrotar en tres, la última en Tokio en 2011, desde entonces la bielorrusa la ha ganado siete ocasiones, las cinco últimas sin ceder un set.

Y es que Azarenka llega a estos cuartos de final después de derrotar con comodidad por 6-3 y 6-2 a la estadounidense Sloane Stephens, en lo que era una reedición del partido de semifinales del pasado año. Así, la defensora del título es la favorita para ganarlo por tercer año consecutivo después de las eliminaciones de Serena y Sharapova.

Cibulkova deja fuera del torneo a Sharapova

Solo un día después de la eliminación de Serena Williams, otra sorpresa llegó en el cuadro femenino con la eliminación de la rusa Maria Sharapova, tercera jugadora mundial, a manos de la eslovaca Dominika Cibulkova por 3-6, 6-4 y 6-1.

Sharapova comenzó muy bien el partido, llevando ella la iniciativa de los puntos y dominando a la guerrea jugadora eslovaca, que no veía el momento de hacer daño a la rusa. Poco a poco, esa tónica fue cambiando y Cibulkova comenzó a ser más agresiva y a jugar con mayor desparpajo, ante una rival que volvía a enredarse con su servicio. Así las cosas, la eslovaca se adelantó con 5-0 en el segundo set para igualar la contienda. Ahí los nervios la atenazaron y Sharapova, sabedora de ellos, empezó a pegar con más fuerza la bola, buscando llevar la iniciativa de los puntos, lo que la hizo recortar ventajas hasta el 5-4, momento que aprovechó Cibulkova para cerrar el set al servicio.

Antes de comenzar la tercera y definitiva manga, Sharapova se fue al vestuario para recibir la asistencia del fisio. A su vuelta todo siguió igual, la rusa no se encontraba con su servicio y su rival jugaba muy agresiva, haciéndose sentir incómoda en la pista a la tercera jugadora mundial, que solo pudo hacer un nuevo juego antes de ceder por 6-1.

De este modo, Cibulkova alcanza por primera vez los cuartos de final del Open de Australia. Una ronda que ya había jugado en los otros tres Grand Slams.

Su rival en dicha ronda, será la rumana Simona Halep, quien superó a la serbia Jelena Jankovic por 6-4, 2-6 y 6-0 , logrando así por primera vez en su carrera su pase a cuartos de final de un ‘Grande’.

“Era mi sueño y objetivo antes de comenzar el año, poder jugar los cuartos de final de un torneo de Grand Slam”, dijo la rumana, que además habló sobre la posibilidad de ser Top ten el próximo lunes. “Estoy muy feliz por escuchar que podría ser Top Ten el lunes, pero tengo que concentrarme en mi siguiente partido, ya que es un Grand Slam. Ahora no estoy centrada en mi ranking sino en el próximo partido”.

Cibulkova se ha impuesto en dos de las tres ocasiones en las que se han enfrentado. Su último duelo fue en Indian Wells con victoria para la eslovaca, aunque las cosas han cambiado bastante en el tenis de la rumana.


 

Ivanovic da la sorpresa del torneo al cargarse a Serena Williams

La exnúmero uno del mundose clasificó para los cuartos de final después de lograr su primera victoria como profesional, en su quinto duelo entre ambas, ante Serena.

 

La serbia Ana Ivanovic ha protagonizado la mayor sorpresa en lo que va de competición del Open de Australia al dejar fuera del torneo a la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo y cinco veces ganadora en Australia, por 4-6, 6-3 y 6-3 en casi dos horas de partido.

Era un encuentro que medía a dos tenistas que aún no conocían la derrota, algo que le había valido a serena para triunfar en Brisbane y a Ivanovic para alcanzar el título en Auckland. Ya avisó entonces la serbia de sus intenciones esta temporada y del gran trabajo realizado en pretemporada. En el Open de Australia ha vuelto a dar muestras de su hambre de triunfo y sus ganas de poder regresar al Top Ten.

Ivanovic jugó sin complejos ante la número uno del mundo y, pese a perder el primer set, no se amilanó y siguió golpeando duro con su derecha, ante una rival que como anunció su entrenador antes del partido, sufría una lesión de espalda. Algo que ratificó la propia jugadora en la rueda de prensa posterior al partido.  "Tengo una lesión en la espalda, que me hice en un entrenamiento previo al partido con Hantuchova. Estuve a punto de abandonar en ese partido, pero soy una competidora. Me lleva molestando unos días pero no sé de qué se trata. De todas formas, todo fue por Ana", dijo Serena, dando toda la importancia del triunfo a su rival.

Serena no estuvo fina en el partido y como ella misma reconoció, "cometí un tremendo número de errores, fallé golpes que no había fallado desde los ochenta y no me sentía a mí misma".

Ivanovic por fin celebraba una victoria ante Serena, que la había ganado en sus cuatro enfrentamientos previos. “Yo sentí la presión por poder ganar, pero hice cosas realmente buenas en el partido de hoy”.

La serbia buscará ahora la semifinales ante otra de las sensaciones del torneo, la canadiense Eugenie Bouchard, que con solo 19 años, se ha clasificado para sus primeros cuartos de final de un torneo de Grand Slam al batir a la australiana Casey Dellacqua por 6-7, 6-2 y 6-0.

Ivanovic y Bouchard se han visto las caras en una ocasión, con victoria para la canadiense en dos mangas en segunda ronda de Wimbledon, tercer Grand Slam del año, por un doble 6-3.

Pennetta doblega a Kerber

La italiana Flavia Pennetta fue la otra gran protagonista en la competición femenina al alcanzar, por primera vez en su carrera, los cuartos de final del Open de Australia, al derrotar a la alemana Angelique Kerber por 6-1, 4-6 y 7-5 en casi dos horas de partido.

Después de alcanzar las semifinales en el US Open, Pennetta volvió a romper una barrera en Australia, jugando un buen partido y mostrándose muy sólida y agresiva, anotó 43 golpes ganadores, ante una tenista que no le regaló nada y que solo flaqueó con su débil segundo servicio.

“Creo que el primer set fue perfecto. Jugué muy agresiva y todo me estaba funcionando muy bien, servicio, resto, todo era perfecto. En el segundo ella empezó a jugar mucho mejor y no supe aprovechar mis ocasiones. Ya en el tercero disfrute de un 5-3, pero jugué muy mal y ella logró empatar. Ahí traté de volver a ser agresiva y pudo lograr el triunfo”, analizó Pennetta trasel partido en rueda de prensa.
 
La rival de la italiana en los cuartos será la china Na Li, finalista en la pasada edición, que no tuvo problemas para batir a la rusa Ekaterina Makarova por 6-2 y 6-0. Ambas tenistas se han medido en cuatro ocasiones con dos victorias para cada una de ellas.

“No hemos jugado en los dos o tres últimos años, por lo que va a ser un partido completamente diferente a los otros cuatro. Ella es una de las mejores jugadores del mundo y tiene un revés increíble, un golpe de derecha muy bueno y físicamente es muy fuerte, por lo que va a ser un partido muy duro”, concluyó Pennetta.


 

Muguruza devuelve al tenis femenino español a los octavos de final

Hacía cinco años que una tenista española no estava en esta ronda, desde que en 2009 Anabel Medina alcanzara los octavos y Carla Suárez, quien se despidió frente a Cibulkova, los cuartos.

 

La española Garbiñe Muguruza se ha clasificado por primera vez para los octavos de final de un Grand Slam al remontar en su duelo a la danesa Caroline Wozniacki, décima favorita, por 4-6, 7-5 y 6-2 en el Open de Australia.

Muguruza no podía empezar mejor el año ya que conquisto la semana pasada el título en Hobar y con su triunfo ante Wozniacki suma su undécima victoria consecutiva. La española comenzó muy bien, y con su tenis agresivo no tardó en tomar ventaja en el marcador, pero con 4-2, Wozniacki reaccionó y empezó a meter más bolas en pista, algo que hizo que Muguruza perdiera un poco el pulso al partido y cometiendo más errores no forzados dejó escapar la ventaja y vio como su rival se anotaba cinco juegos consecutivos para llevarse la primera manga y dominar en la segunda por 1-0.

En esa segunda manga, las dos tenistas conservaron su servicio, ofreciendo un gran tenis y puntos de bella factura, Muguruza espero su oportunidad para romper, algo que le vino en el undécimo juego y que no desaprovechó, así con 6-5 y servicio puso la igualdad en el marcador. En el tercer set la española siguió jugando a un gran nivel y resquebrajó la defensa de Wozniacki, que vio como su rival se iba con una ventaja de 5-1, pese a romper el servicio, Wozniacki no pudo mantener el suyo y Muguruza celebró su segunda victoria en dos encuentro ante la exnúmero uno del mundo.

"Jugar en la central y ganar es una gran sensación porque significa que has ganado a una gran jugadora, es por tanto una doble sensación. Me encanta jugar en las centrales, y cuando me tocan buenas jugadoras es una gran motivación, porque pienso no tengo nada que perder y me siento libre para poder jugar sin esa presión", manifestó Muguruza tras el partido.

La próxima rival de la española será la polaca Agnieszka Radwansk, quinta preclasificada, que batió a la rusa Anastasia Pavlyuchenkova por 5-7, 6-2 y 6-2. "Es distinta a Caroline, que tiene un esquema de juego muy hecho. Radwanska es talento, pero ya he jugado contra ella y sé que no le hace mucha gracia enfrentarse contra mí, porque la incomodaba y eso lo noté yo. Es interesante ver cómo reacciona", dijo Muguruza, quien perdió ese único duelo entre ambas por 6-3 y 6-2.

Carla no puede con Cibulkova

Menos suerte corrió la otra española que aún quedaba en la competición, Carla Suárez, mermada por problemas físicos, solo fue capaz de hacer un juego ate la eslovaca Dominika Cibulkova , quien la ganó por 6-1 y 6-0, tras firmar un gran partido.

Fue un partido sin historia, en el que Carla no pudo superar sus problemas físicos sufridos en su pierna en el larguísimo partido de segunda ronda ante Galina Voskoboeva. Además, frente a ella tenía a una rival que jugó un gran tenis, sin apenas cometer errores y anotando 20 golpes ganadores.

Cibulkova se verá las caras en los octavos de final con la rusa Maria Sharapova, número tres del mundo, quien selló su pase con un triunfo ante la francesa Alize Cornet por 6-2 y 7-6. La rusa tuvo encarrilado el partido con 6-1 y 5-3, pero una vez más las dudas con su servicio hicieron que su rival volviera a meterse en el set e incluso disfrutara de una bola para llevárselo en el tie break. Finalmente, Sharapova salvó la situación y no hubo tercer set.

Hasta el momento, eslovaca y rusa se han medido en cinco ocasiones, con tres victorias para Sharapova por dos de la eslovaca, aunque ninguno de esos duelos se ha disputado sobre pista rápida.

Stephens se cita con Azarenka


Uno de los partidos más destacados de los octavos de final será el que mida a la bielorrusa Victoria Azarenka, segunda cabeza de serie, y la estadounidense Sloane Stephens, décimo tercera. En lo que será una reedición de una de las semifinales de la pasada edición.

Azarenka no tuvo ningún problema para ganar por un contundente 6-1 y 6-0 a la austriaca Yvonne Meusburger, mientras que Stephens se empleó a fondo para deshacerse dela ucraniana Elina Svitolina por 7-5 y 6-4.

El partido de semifinales del año pasado es el único precedente entre Azarenka y Stepenhs. “Fue un partido muy duro, como corresponde a unas semifinales de Grand Slam, pero el año pasado no tiene nada que ver con este, ya que han sucedido muchas cosas. He estado jugando muy bien y estoy deseando jugar el partido”, indicó la estadounidense.

El otro octavo de final de esta parte baja del cuadro medirá a la serbia Jelena Jankovic y a la rumana Simona Halep.  Ambas ganaron en sus partidos a revelaciones del torneo como la japonesa Kurumi Nara y la kazaja Zarina Diyas. Jankovic se impuso a Nara por 6-4 y 7-5, mientras que Halep doblegó a Diyas por 6-1 y 6-4.

Serbia y rumana se han medido en tres ocasiones, con dos triunfos para Halep por uno de Jankovic, aunque los tres partidos han sido muy disputados, con puntos de partido para Jankovic en dos delos tres encuentros.


 

Li salva un punto de partido para certificar su pase a octavos

Remontó en un complicado partido ante Safarova. Por su parte, Serena sigue haciendo historia y ya es la que más victorias ha logrado en Australia.

 

La china Na Li salvó una bola de partido en su duelo de tercera ronda ante la checa Lucie Safarova, para terminar ganando por 1-6, 7-6 y 6-3 en más de dos horas y media de partido.

No lo tuvo fácil Li para pasar a los octavos de final, ya que Safarova firmó un gran tenis durante los dos primeros sets, así se puso con una ventaja de 6-1 y 5-3, pero la finalista de la pasada edición logró remontar y salvar también un punto de partido con 6-5, con un revés que se le fue por poco a la checa. Ya en el tie break no dio ninguna opción a Safarova, quien parecía lamentar la ocasión desperdiciada. En el set definitivo, Li fue mucho mejor y lo ganó por 6-3.

“He perdido el primer set con bastante facilidad, muy rápido, y he pensado que si seguía asó me iba a casa. No tenía otra opción que cambiar algo rápidamente, ya que mi rival no me daba mucho tiempo. Traté de meter la pelota en la pista y correr. Fue un día difícil para mí, pero estoy contenta por la forma en que he luchado en la pista y, por lo menos, he ganado el partido y aún sigo en el torneo”, señaló Li tras el partido.

La rival de Li en los octavos de final será la rusa Ekaterina Maklarova, que doblegó por un doble 6-4 a la rumana Monica Niculescu. China y rusa se han enfrentado en cuatro ocasiones, todas ellas con victoria para la primera.

Serena sigue intratable

Quien no sufrió para acceder a los octavos de final fue la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo y que busca en Australia conquistar su 18 Grand Slam. Serena ganó por un doble 6-3 a la eslovaca Daniela Hantuchova, en un partido carente de ritmo y en el que predominaron los errores no forzados.

Con su victoria, Serena prolonga su racha de 25 partidos consecutivos ganados y se ha convertido en la tenista femenina que más partidos ha ganado en el Open de Australia, con un total de 61 victorias por ocho derrotas.

La menor de la Williams buscará los cuartos de final frente a la serbia Ana Ivanovic, que dejó fuera del torneo a la ídolo local Samantha Stosur por 6-7, 6-4 y 6-2. Serena ha ganado en los cuatro duelos previos a Ivanovic.

Con la eliminación de Stosur, las esperanzas locales están en manos de Casey Dellacqua, invitada de la organización, que se metió en la cuarta ronda tras batir a la china Jie Zheng por 6-2 y 6-4.

La australiana se medirá con una de las jóvenes promesas del circuito, la canadiense Eugenie Bouchard, que no tuvo problemas para superar por un doble 6-2 a la estadounidense Lauren Davis.

El otro partido de octavos de final de esta parte alta del cuadro enfrentará a la alemana Angelique Kerber, octava favorita, y que se impuso a la estadounidense Alison Riske por 6-3 y 6-4, y a la italiana Flavia Pennetta, que se deshizo de la alemana Mona Barthel por 6-1 y 7-5.

 


 

Suárez Navarro y Muguruza pasan a tercera ronda

La canaria logró en un épico partido a la kazaja Galina Voskoboeva, a la que remontó un 5-2 en el tercer set, para terminar ganando por 8-6.

 

Las españolas Carla Suárez Navarro y Garbiñe Muguruza se han clasificado para la tercera ronda del Open de Australia, primer Grand Slam del año, en una jornada marcada por las altas temperaturas, que obligaron a suspender los partidos y a techar las dos principales pistas.

Suárez Navarro tiró de épica para conseguir un importante triunfo ante la kazaja Galina Voskoboeva por 7-6, 3-6 y 8-6 en tres horas y diez minutos. La española remontó un 5-2 adverso en la tercera y definitiva manga, pero, pese a estar mermada físicamente, recibió la asistencia del fisio, nunca se rindió y logró dar la vuelta a un partido que se le puso muy complicado.

Suárez Navarro comenzó muy bien el encuentro con un break y dominando a su rival, que cometía demasiados errores no forzados. Fue al cerrar la manga con 5-4 y servicio, cuando la española perdió su saque, algo que también le pasaría con 6-5, por lo que el set se decantó de su lado en el tie break.

Voskoboeva empezó a jugar mejor en el segundo parcial, pese a que se mostraba muy insegura con su servicio, con el que cometió 13 dobles faltas. Al servicio era muy agresiva, llevando la iniciativa en el punto siempre que la española no lograba meter su primer servicio. La kazaja logró igualar el partido y tras los diez minutos de descanso debido a las condiciones extremas de calor, el juego se reanudo con una Suárez Navarro que acusaba problemas físicos, así las cosas la kazaja se fue con una ventaja de 5-2. La española nunca se rindió y siguió luchando, haciendo que a su rival le entrara el miedo a ganar. Un miedo que hizo que Voskoboeva cometiera un error tras otro y no supiera cerrar el partido. La española se apuntó cuatro juegos consecutivos para pasar a dominar por 6-5 y servicio, pero, una vez más, la kazaja le rompió, aunque Carla se lo devolvió de inmediato y ya con su saque se apuntó el partido.

En la tercera ronda, la décimo sexta favorita se verá las caras con la eslovaca Dominika Cibulkova, vigésima, quien no tuvo problemas para deshacerse de la suiza Stefanie Voegele por 6-0 y 6-1. Ambas aún no se han medido en partido oficial.

Por su parte, Muguruza se coló por primera vez en la tercera ronda de un ‘Grande’ al vencer por un doble 6-3 a la eslovaca Anna Schmiediova, lo que supone la décima victoria consecutiva de la española, que viene de ganar el torneo de Hobart.

Muguruza dominó de principio a fin y tomó rápida ventaja en ambos sets, lo que le bastó para sellar su pase a la tercera ronda, donde se medirá a la danesa Caroline Wozniacki, décima preclasificada, que ganó a la estadounidense Christina McHale por 6-0, 1-6 y 6-2. La española y la danesa se han medido en una ocasión, en Miami el año pasado con victoria de Muguruza.

Sharapova sufre ante Knapp

En el primer partido de la pista central, la rusa Maria Sharapoba, tercera cabeza de serie, logró un sufrido triunfo ante la italiana Karin Knapp por 6-3, 4-6 y 10-8 en casi tres horas y media.

Tras verse empatadas a un set, la rusa volvió a la pista muy concentrada y con las ideas muy claras, lo que le valió para tomar una ventaja de 3-1 en el set definitivo, aunque su rival logró neutralizarla. Sharapova insistió y se puso con 5-3, pero Knapp no se dio por vencida y logró empatar a cinco, en parte, gracias a las inseguridades de Sharapova con su servicio, con el que cometió 12 dobles faltas, tres de ellas cuando sacaba para ganar por 8-7.

La rival de Sharapova en la tercera ronda será la francesa Alize Cornet, que se deshizo en otro partido dramático de la italiana Camila Giorgi por 6-3, 4-6 y 6-4 en más de dos horas y media de juego y después de remontar un 4-1 adverso en la tercera manga.

Menos les costó pasar a los cuartos a otras favoritas como Victoria Azarenka, Agnieszka Radwanska o Jelena Jankovic. La defensora del título se deshizo por 6-1 y 6-4 de la checa Barbora Zahlavova Strycova, la polaca se impuso a la bielorrusa Olga Govortsova por 6-0 y 7-5, mientras que la serbia doblegó a la japonesa Ayumi Morita por 6-2 y 6-0.

Por su parte, la rumana Simona Halep y la estadounidense Sloane Stephens necesitaron de tres sets para sellar su pase a la tercera ronda. Halep, undécima preclasificada, ganó a la estadounidense Varvara Lepchenko por 4-6, 6-0 y 6-1. Stephens, semifinalista en la pasada edición, sufrió ante la croata Ajla Tomljanovic por 3-6, 6-2 y 7-5.

También pasaron a la tercera ronda la ucraniana Elina Svitolina, la japonesa Kurumi Nara, la kazaja Zarina Diyas y la rusa Anastasia Pavlyuchenkova.

Las protagonistas del día:

       

   

Garbiñe Muguruza

Es la primera vez que la española alcanza  tercera ronda en un Grand Slam, suman 10 victorias seguidas

 

 Zarina Diyas

En su participación en el primer cuadro final de un 'Grande', de momento ya está en tercera ronda.

 

 Kurumi Nara

La japonesa juega por primera vez en Australia y lo está haciendo muy bien, firmando la tercera ronda.

 

Simona Halep

Tras dos años cayendo en la primera ronda, la rumana busca en Australia entrar en el Top Ten.

 


 

Li y Serena siguen firmes en su camino a una hipotética semifinal

La finalista de la pasada edición superó en dos mangas a la joven suiza Belinda Bencic, de la que dijo que le recordó mucho jugando a Martina Hingis.

 

La china Na Li y la estadounidense Serena Williams siguen firmes en su camino hacía una hipotética semifinal en el Open de Australia, después de derrotar a la suiza Belinda Bencic y la serbia Vesna Dolonc.

Li se llevó el partido por 6-0 y 7-6 ante la tenista suiza de 16 años en una hora y 20 minutos de juego. El primer set no tuvo historia, pero en el segundo Bencic se soltó y puso en apuros a la finalista de la pasada edición, incluso gozó de una ventaja de 4-3 y 40-15, pero no fue capaz de aprovecharla y termino cediendo el parcial en el tie break.

Li, en rueda de prensa, tuvo buenas palabras para la que fue su rival. “Ella jugó exactamente como Martina Hingis. Ella sirve más plano y en el lado del iguales tiene más slice, pero su juego es muy similar”.

Cabe recordar que la joven suiza ha sido entrenada por la madre de Martina Hingis, Melanie Molitor, que aún sigue trabajando con ella cuando está en Suiza. “Fue una sensación increíble estar ahí. Siempre lo he visto por la tele y me ha gustado estar aquí. Ha sido una gran experiencia”, afirmaba Bencic.

Ahora, Li se medirá en la tercera ronda ante la checa Lucie Safarova, vigésimo sexta favorita, que superó a su compatriota Lucie Hradecka por 6-7, 6-3 y 6-0. China y Checa se han visto las caras con anterioridad en siete ocasiones, con seis victoria para Li por una de Safarova.

Por su parte, Serena venció con comodidad a Dolonc por 6-1 y 6-2, en poco más de una hora. La menor de las Williams conectó 24 golpes ganadores, incluyendo diez saques directos, dejando sin opciones a su rival.

En la tercera ronda, la número uno del mundo se enfrentará a la eslovaca Daniela Hantuchova, trigésimo primera favorita, que se impuso en un maratoniano partido de tres hotas y 13 minutos a la checa Karolina Pliskova por 6-3, 3-6 y 12-10.

Serena tiene un cara a cara favorable con Hantuchova de 8-1, aunque la única victoria de la eslovaca fue, precisamente, en el Open de Australia en la tercera ronda hace ocho años.

Ivanovic y Kerber ganan sin problemas

Otras de las favoritas a estar presentes en las rondas finales, la alemana Angelique Kerber, novena, y la serbia Ana Ivanovic, décimo cuarta, se clasificaron para la tercera ronda al derrotar a la rusa Alla Kudryavtseva y a la alemana Annika Beck, respectivamente.

Kerber se impuso por 6-4 y 6-2 en poco más de una hora, y en la tercera ronda se medirá a la estadounidense Alison Riske, quien no tuvo problemas para deshacerse de la belga Yanina Wickmayer por un doble 6-1.

Mientras, Ivanovic, en uno de los últimos partidos del día, doblegó a Beck por un claro 6-1 y 6-2 en menos de una hora de juego.

Otras favoritas que ganaron sus compromisos de segunda ronda fueron la italiana Flavia Pennetta a la puertorriqueña Mónica Puig por 6-3 y 6-4, la rusa Ekaterina Makarova a la estadounidense Irina Falconi, y la canadiense Eugenie Bouchard a la francesa Virginie Razzanno por 6-2 y 7-6.

Alegrías australianas

Las dos tenistas locales que jugaron su partido de segunda ronda, Samantha Stosur y Casey Dellacqua, lograron la victoria, llevando así el delirio y la alegría a las gradas de la Rod Laver Arena y la Hisense Arena.

Stosur, décimo séptima favorita, no tuvo rival en la búlgara Tsvetana Pironkova, a la que ganó por 6-2 y 6-0. La búlgara jugó mermada por problemas físicos en su pierna izquierda y no pudo jugar al 100%, algo que aprovechó la australiana para alcanzar la tercera ronda, algo que no lograba desde 2011. Ahí se verá las caras con Ivanovic, a la que ha ganado en cuatro de las siete ocasiones en las que se han enfrentado.

Dellacqua protagonizó una de las sorpresas del día en el cuadro femenino al ganar por 6-3 y 6-0 a la belga Kirsten Flipkens, décimo octava preclasificada. La australiana buscará ahora los octavos de final frente a la china Jie Zheng, que doblegó por 7-6, 1-6 y 7-5 a la estadounidense Madison Keys.

Otra favorita que cayó eliminada fue la alemana Sabine Lisicki, décimo quinta, quien no pudo con el juego incómodo de la rumana Monica Niculescu, cediendo por 2-6, 6-2 y 6-2.

En otros partidos del día, la alemana Mona Barthel remontó ante la tailandesa Luksika Kumkhum por 4-6, 6-3 y 6-4, y la estadounidense Lauren Davis ganó a la alemana Julia Goerges por 7-5, 2-6 y 6-4.

Las protagonistas del día:

           

Eugenie Bouchard

Se ha convertido en la primera canadiense desde el año 2000 de llegar a la tercera ronda.

 

Lauren Davis

Tras ocho participaciones en Grand Slams, la estadounidense alcanza la tercera ronda por primera vez.

 

Monica Niculescu

Remontó ante la alemana Sabine Lisicki, décimo quinta favorita, para volver a la tercera ronda.

 

Casey Dellacqua

La australiana ha sorprendido a Flipkens y buscará la cuarta ronda ante la china Jie Zheng.

 


 

Azarenka inicia con éxito su defensa del título

En un día en el que también ganaron otras favoritas como la polaca Agnieszka Radwanska, la rusa maria Sharapova, la serbia Jelena Jankovic o la estadounidense Sloane Stephens.

 

En un día marcado por las altas temperaturas en Melbourne, se llegaron a superar los 40º, la bielorrusa Victoria Azarenka, número dos del mundo, comenzó con éxito, pero no sin problemas, su defensa del título del Open de Australia, al vencer a la sueca Johanna Larsson por 7-6 y 6-2 en una hora y 46 minutos de juego.

Azarenka empezó el partido con muchas dudas, lo que le valió a su rival para ponerse con break por delante en tres ocasiones durante el primer set, dos de ellas teniendo su servicio para cerrar el parcial a su favor. No lo pudo hacer y en el tie break la bielorrusa no perdonó.

La vigente campeona fue de menos a más y jugó un mejor segundo set, mucho más segura con su servicio, con el que no volvió a ceder ni una sola bola más de break y aprovechó las dos opciones que tuvo de romper a Larsson para sellar su pase a la segunda ronda.

En dicha ronda se verá las caras con la checa Barbora Zahlavova Strycova, que venció a Su-Wei Hsieh, de China-Taipei, por 6-1, 4-6 y 6-1.

También pasó con problemas la polaca Agnieska Radwanska, que cedió un set ante la kazaja Yulia Putintseva para terminar ganando por 6-0, 5-7 y 6-2, después de aprovechar siete de las 11 oportunidades de break que dispuso.

Por su parte, la estadounidense Sloane Stephens, semifinalista de la pasada edición, tuvo que remontar un 5-1 adverso en el primer parcial para terminar ganando a la kazaja Yaroslava Shvedova por 7-6 y 6-3.

Quienes no tuvieron problemas para superar con éxito su debut fueron la serbia Jelena Jankovic, octava preclasificada, y la rumana Simona Halep, undécima. La primera ganó a la japonesa Misaki Doi por 6-1 y 6-2, la segunda hizo lo propio con la polaca Katarzyna Piter por 6-0 y 6-1.

En el último partido del día, la rusa maria Sharapova, tercer cabeza de serie, se deshizo de la estadounidense Bethanie Mattek Sands por 6-3 y 6-4.

Suárez Navarro y Muguruza ganan, Domínguez Lino se despide


En lo que respecta a las españolas, Carla Suárez Navarro, décimo sexta cabeza de serie, y Garbiñe Muguruza lograron su pase a la segunda ronda después de derrotar a la estadounidense Vania King y a la estonia Kaia Kanepi, respectivamente.

Suárez Navarro jugó un buen partido, donde además del calor había que sumarle el viento. Aún así, estos factores climatológicos no afectaron a la española que doblegó a King por 6-3 y 6-2.

Su próxima rival será la kazaja Galina Voskoboeva, que ganó en un disputado encuentro a la rumana Irina Camelia Begu por 7-5, 4-6 y 7-5. Española y kazaja se han medido en dos ocasiones, las dos en 2008 y con victoria para la española.

Mientras, Muguruza continuaba con su racha de victorias al lograr un importante triunfo ante Kanepi, vigésimo cuarta favorita, por 6-2, 2-6 y 6-2. La española viene de conquistar el título en Hobart, donde no cedió ni un solo set en todo el torneo, previa incluida.

Su rival en la segunda ronda será la eslovaca Anna Schmiedlova, que derrotó a la húngara Timea Babos por 4-6, 6-4 y 7-5. Será la primera vez que ambas tenistas se enfrenten.

La que no pudo ganar fue Lourdes Dominguez Lino, que no pudo hacer nada frente a la danesa Caroline Wozniacki, décima preclasificada, ante la que cayó por 6-0 y 6-2. Wozniacki podría ser la rival de Muguruza en la tercera ronda en caso de ganar ambas sus compromisos de segunda.

Svitolina pide paso eliminando a Kuznetsova

Una delas jóvenes promesas del tenis mundial, la joven tenista ucraniana Elina Svitolina, dio una de las sorpresas del día al dejar fuera del torneo a la rusa Svetlana Kuznetsova por un doble 6-3.

También perdieron otras favoritas como la alemana Andrea Petkovic, ante la eslovaca Magdalena Rybarikova por 6-2 y 6-3; y la rumana Sorana Cirstea, frente a la neozelandesa marina Erakovic por 6-4 y 7-6.

Quienes sí ganaron fueron la eslovaca Dominoka Cibulkova, que en uno de los partidos destacados del día se deshizo dela italiana Francesca Schiavone por 6-3 y 6-4; la rusa Anastasia Pavlyuchenkova, que se impuso a la brasileña Teliana Pereira por 7-6 y 6-4; la serbia Bojana Jovanovski, que remontó un encuentro complicado ante la eslovaca Jana Cepelova por 6-7, 6-1 y 6-3; y la francesa Alize Cornet, que vio como su rival, la eslovena Polona Hercog, se retiraba cuando solo se había disputado un juego.

Otras que se clasificaron para la segunda ronda han sido las italianas Karin Knapp y Camila Giorgi, la croata Ajla Tomljanovic, la kazaja Zarina Diyas, la australiana Olivia Rogowska, la suiza Stefanie Voegele, las japonesas Kurumi Nara y Ayumi Morita, la austriaca Yvonne Meusburger, la luxemburguesa Mandy Minella, la bielorrusa Olga Govortsova, la eslovaca Anna Schmiedlova, y las estadounidenses Varvara Lepchenko y Christina McHale.

Las protagonistas del día:

           

Magdalena Rybarikova

La eslovaca ha necesitado de seis participaciones para pasar la primera ronda del Open de Australia.

 

Elina Svitolina

Ha sorprendido a la rusa Svetlana Kuznetsova, alcanzado por primera vez la segunda ronda en Australia.

 

Garbiñe Muguruza

Continúa con su racha de victorias, en Melbourne se ha cargado a la estonia Kaia Kanepi.

 

Marina Erakovic

Se ha impuesto a la rumana Sorana Cirstea y buscará alcanzar la tercera ronda, algo que nunca ha logrado.

 


 

Serena debuta con éxito en busca de su 18 Grand Slam

La número uno del mundo solo cedió tres juegos en su partido ante Barty, en un día en el que cayeron Petra Kvitova y Sara Errani.

 

La estadounidense Serena Williams, número uno del mundo debutó sin problemas en el Open de Australia, primer Grand Slam del año, después de vencer por 6-2 y 6-1 a la australiana Ashleigh Barty, invitada de la organización.

Serena no dio ninguna opción a su rival, la 155 del mundo, anotando 31 golpes ganadores y cediendo solo seis puntos con su servicio. Así, la número uno del mundo, avanzó sin problemas a la segunda ronda y busca en Australia igualar con 18 el número de Grand Slams ganados por Martina Navratilova y Crist Evert.

También ganó fácil la china Na Li, cuarta preclasificada y finalista en la pasada edición, que superó por 6-2 y 6-0 a la croata Ana Konjuh. La rival de Li en la segunda ronda será la suiza Belinza Bencic, de 16 años, que se impuso a la japonesa Kimiko Date, de 43 años, por 6-4, 4-6 y 6-3.

Otras cabezas de serie que ganaron sus partidos de primera ronda fueron la Angelique Kerber (9) a la australiana Jarmila Gajdosova por 6-3, 0-6 y 6-2, la serbia Ana Ivanovic (14) a la holandesa Kiki Bertens por un doble 6-4, la alemana Sabine Lisicki (15) a la croata Mirjana Lucic por 6-2 y 6-1, la australiana Samatha Stosur (17) a la checa Klara Zakopalova por 6-3 y 6-4, la belga Kirsten Flipkens (18) a la británica Laura Robson por 6-3 y 6-0, la checa Lucie Safarova (26) a la israelí Julia Glushko por 7-5, 3-6 y 6-1, la italiana Flavia Pennetta (28) a la rumana Alexandra Cadantu por 6-0 y 6-2, la canadiense Eugenie Bouchard (30) a la china Hao Chen Tang por 7-5 y 6-1, y la eslovaca Daniela Hantuchova (31) a la británica Heather Watson por 7-5, 3-6 y 6-3.

Kvitova y Errani, primera bajas importantes

La sorpresa de la jornada llegó con las eliminaciones de la checa Petra Kvitova, sexta preclasificada, y la italiana Sara Errani, séptima, a manos de la tailandesa Luksika Kumkhum y de la alemana Julia Goerges, respectivamente.

Kvitova, semifinalista en 2012, vio como su rival cuajaba un gran partido. Además los fallos de la checa, ocho dobles faltas y 40 errores no forzados la condenaron a la derrota por 6-2, 1-6 y 6-4. Mientras, Errani, al igual que ya le ocurriera en 2013, decía adiós a las primeras de cambio al perder con Goerges por 6-3 y 6-2.

También cayó eliminada la italiana Roberta Vinci, décimo segunda cabeza de serie, que sumó su tercera derrota del año en primera ronda en tres torneo jugados, ante la china Jie Zheng por 6-4 y 6-3.

Una que no partía como cabeza de serie, pero que siempre levanta expectación, la estadounidense Venus Williams, no pudo consolidar su buen inicio ante la rusa Ekaterina Makarova, vigésimo segunda preclasificada, y termino perdiendo por 2-6, 6-4 y 6-4 en dos horas y media de juego, y después de no aprovechar ocho de las 13 bolas de break que dispuso.

Mala jornada para las españolas

Las tres españolas que jugaron en la jornada perdieron sus partidos de primera ronda. Anabel Medina Garrigues cedió ante la estadounidense Irina Falconi por 6-3 y 6-1, Lara Arruabarrena no pudo con la serbia Vesna Doloc por 2-6, 6-2 y 6-4, y Silvia Soler Espinosa cayó a manos de la búlgara Tsvetana Pironkova por 6-3 y 6-2.

La rusa Vera Zvonareva, exnúmero dos del mundo, y que ha vuelto en este 2014 después de su lesión de hombro que la tenía apartada de las pistas desdelos Juegos Olímpicos en 2012, demostró que aún sigue falta de ritmo al perder sin contemplaciones con la australiana Casey Dellacqua, invitada de la organización, por un doble 6-2.

Otras jugadoras que están en la segunda ronda son las estadounidenses Alison Riske, Madison Keys y Lauren Davis, la puertorriqueña Mónica Puig, las checas Karolina Pliskova y Lucie Hradecka, la rusa Alla Kudryavtseva, las alemanas Annika Beck y Mona Barthel, la francesa Virginie Razzano, la rumana Monica Niculescu y la belga Yanina Wickmayer.

Las protagonistas del día:

           

Luksika Kumkhum

Ha dado la gran sorpresa de la jornada al eliminar a la checa Petra Kvitova en tres mangas.

 

Julia Goerges

La alemana ha dejado fuera a las primeras de cambio a la italiana Sara Errani, séptima preclasificada.

 

Samantha Stosur

La australiana se ha tomado la revancha de las semifinales de Hobart al vencer a Zakopalova.

 

Belinda Bencic

La tenista de 16 años ha superado la primera ronda de su primer 'Grande' al batir a la veterana Kimiko Date.


 

Serena, la gran amenaza para el reinado de Azarenka en Australia

La menor de las Williams buscará su sexto título en el primer Grand Slam del año y resarcirse de las derrotas sufridas en los octavos y cuartos de final de los años 2012 y 2013.

 

No lo tendrá fácil la bielorrusa Victoria Azarenka para conquistar su tercera corona consecutiva en el Open de Australia, y es que el sorteo le ha deparado por la misma parte del cuadro a rivales tan peligrosas como la rusa Maria Sharapova (podría chocar en semis), la polaca Agnieszka Radwanska (cuartos) o la estadounidense Sloane Stephens (octavos). En una parte baja en la que también aparecen nombres como el de Jelena Jankovic, Caroline Wozniacki o Simona Halep.

Pero, sin duda, la gran amenaza para el reinado de Azarenka en Melbourne no es otra que la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo. Serena está empeñada en ganar los cuatro grandes el mismo año, y de todos es sabido que cuando la menor de las Williams compite con ambición y con motivación por lograr algo es la tenista más peligrosa de todas.

Además, Serena quiere resarcirse de las derrotas sufridas en la cuarta ronda en 2012 y en los cuartos en 2013. La estadounidense debutará ante la joven promesa local Ashleigh Barty, una rival que se crece cuando juega en su país, como demostró en Brisbane.

La número uno del mundo podría encontrarse en segunda ronda con la española Lara Arruabarrena, el año pasado fue Garbiñe Muguruza, en octavos podría medirse a la serbia Ana Ivanovic o a la australiana Samantha Stosur, siempre que a esta no le pueda la presión que la lleva mermando su rendimiento en el torneo en los últimos años. En cuartos podría verse las caras con la italiana Sara Errani, y en semifinales la esperaría la china Na Li, quien siempre lo hace bien en el primer ‘Grande’ del año o la siempre peligrosa Petra Kvitova.  

Las españolas y partidos destacados de la primera ronda

En lo que respecta a las tenistas españolas, por la zona alta del cuadro han quedado Lara Arruabarrena, que debutará ante la serbia Vesna Dolonc y de ganar, como ya se ha dicho, podría medirse a Serena en segunda ronda; Silvia Soler Espinosa, que se verá las caras con la búlgara Tsvetana Pironkova, quien viene de hacer un gran papel en Sydney y que ha derrotado a la española en dos de sus tres enfrentamientos; y Anabel Medina Garrigues, que jugará ante una tenista procedente de la previa.

Ya por la parte baja está la única cabeza de serie española, Carla Suárez Navarro, que se medirá a la estadounidense Vania King, una rival que viene de hacer semis en Shenzhen, aunque tuvo que retirarse por unas dolencias. Suárez navarro podría encontrarse con Sharapova en octavos. Otras españolas por esa parte del cuadro son Garbiñe Muguruza, que está firmando un gran inicio de temporada y que debutará ante la estonia Kaia Kanepi, vigésimo cuarta favorita; y Lourdes Domínguez Lino, que ha sido la que peor suerte ha corrido, ya que tendrá como rival a la danesa Caroline Wozniacki, décima preclasificada.

En cuanto a los partidos más destacados de la primera ronda, cabe apuntar el Sloane Stephens-Yaroslava Shvedova, Garbiñe Muguruza-Kaia Kanepi, Francesca Schiavone-Dominika Cibulkova, Ekaterina Makarova-Venus Williams, Laura Robson-Kirsten Flipkens, Errani-Julia Goerges, Maria Sharapova-Bethanie Mattek Sands o el Samantha Stosur-Klara Zakopalova. Un duelo que será la reedición de las semifinales en Hobart, en las que la checa ha ganado sin problemas a la australiana.

Las favoritas:

           

Serena Williams (1)

Será su décimo cuarta participación en el primer Grand Slam del año, el que ha ganado en cinco ocasiones. Serena llega tras ganar en Brisbane y buscará volver a triunfar en el Open de Australia, resarciéndose de las decepciones de los dos últimos años.

 

Victoria Azarenka (2)

Ha demostrado que se encuentra muy cómoda jugando en Australia, no en vano ha ganado en el primer Grand Slam del año en las dos últimos años. Azarenka siempre da la talla en las grandes citas y buscará su tercera corona consecutiva en el torneo. 

 

Maria Sharapova (3)

Tras perderse el último tramo de temporada en 2013 debido a su lesión de hombro, Sharapova ha vuelto con hambre de victoria. Demostró estar en buena forma con las semis de Brisbane y buscará un título que ya ganó en 2008.

 

Na Li (4)

La china siempre da lo mjejor de si en Australia, donde ha sido finalista en dos ediciones, 2011 y 2013, además de semifinalista en 2010. Llega a la cita tras revalidar el título de Shenzhen y buscará sumar a su palmarés su segundo Grand Slam.

A tener en cuenta:

           

Angelique Kerber (9)

Viene de hacer muy buen tenis y resultados en Sydney y Brisbane, la alemana no da una bola por perdida y es una de las tenistas a las que más cuesta ganar. Su mejor resultado en Australia es la cuarta ronda alcanzada el año pasado.

 

Petra Kvitova (6)

Siempre es una tenista a tener en cuenta en las grandes citas. Despunto en Australia en 2011, llegando a los cuartos de final y el 2012 hizo semifinales. Con unos golpes muy potentes, será peligrosa si se encuntra con confianza.

 

Eugenie Bouchard (31)

Tras despuntar la temporada pasada, la canadiense debutará en el Open de Australia con ganas de ofrecer su mejor tenis. No pudo pasar de la primera ronda en Sydney, pero a buen seguro hara un buen papel en el primer 'Grande' del año.

 

Ana Ivanovic (14)

Viene con la confianza de haber conseguido el título de Auckland, después de más de dos años de sequía. La serbia ha trabajado duro para regresar al Top Ten y lo quiere hacer por la puerta grande y con una buena actuación en Melbourne.

Duelos de las cabezas de serie en primera ronda:


2013


 

Azarenka revalida el título del Open de Australia

Se impuso en la final a Li en tres sets y logró conquistar el segundo Grand Slam de su carrera y mantener el número uno del mundo.

 

La bielorrusa Victoria Azarenka ha revalidado el título del Open de Australia al superar en la final a la china Na Li por 4-6, 6-4 y 6-3, en dos horas y 40 minutos, en un partido plagado de errores, 85 entre ambas tenistas. De este modo, Azarenka se convierte en la primera mujer en los últimos diez años en lograr retener el título, después de que la última en lograrlo fuera la estadounidense Jennifer Capriati en 2001 y 2002.

El primer set se puso muy de cara pronto para la tenista china, en gran parte, debido a los errores no forzados de Azarenka, que parecía sentir la presión de tener que defender título y número uno del mundo. Así vio como su rival se adelantaba por 5-2, tras ganar dos juegos, volvió a ceder su servicio a la cuarta bila de break de Li, tras cometer doble falta, otorgando el 6-4 para la china.

En el segundo parcial, la defensora del título empezó más solido, y tras cometer menos errores no forzados, rompió dos veces el saque de Li y se puso con una ventaja de 3-0. La china siguió luchando y recuperó un break. Con 3-1 y servicio, Li se fue al suelo tras un contrapié y tuvo que recibir asistencia médica en su tobillo izquierdo. Al regresar a pista ganó su servicio y puso el 3-2 en el marcador. Un poco más tarde rompería a Azarenka y situaría la igualdad, 4-4.En esos momentos finales la bielorrusa jugó más sólido y tras hacer un nuevo break, conservó su servicio para apuntarse la manga por 6-4 e igualar la final.

En el tercer y definitivo set afloraron los nervios en las dos tenistas, que cometían demasiados errores no forzados. Ninguna supo mantener su servicio en el inicio de set y con 2-1 para Li, el partido se vio suspendido por los tradicionales fuegos artificiales del Día de Australia. Ese parón lo aprovechó Azarenka para recibir asistencia médica fuera de pista. Al reanundarse el partido, Li volvió a caer al suelo, en lo que pareció un mareo, y los médicos volvieron a la pista para atender a la china. Li se recuperó y el partido se puso en marcha. Ante tal desconcierto, Azarenka rompió el servicio de su rival y tomó una ventaja de 4-2. Tras conseguir un nuevo break se anotó el set por 6-3, revalidando, de este modo, el título y logrando el segundo Grand Slam de su carrera.

Para Li, por contra, fue la segunda oportunidad perdida para lograr su primer Open de Australia, ya que también perdió la final hace dos años, en 2011, ante la belga Kim Clijsters, y también después de haber ganado la primera manga.

Mantiene el número uno

La victoria ante Li supone a la bielorrusa, no solo la consecución de su segundo Grand Slam, sino también el mantenerse en lo más alto de la clasificación mundial, ya que continuará como número uno del mundo. Un galardón que hubiese perdido a favor de Serena Williams si hubiese caído en la final.

De este modo, Azarenka seguirá como número uno del mundo, Serena escalará a la segunda posición y Sharapova, quien el año pasado hizo final en Australia y este año ha caído en semifinales, descenderá un puesto y será tercera. Li, gracias a la final, subirá un puesto y se situará quinta, adelantando a la alemana Angelique Kerber.


 

Azarenka y Li, solo una podrá sumar su segundo Grand Slam

Para la bielorrusa el título también supondría seguir como número uno del mundo. De no lograrlo, la estadounidense Serena Williams será la primera del ranking el próximo lunes.

 

La final femenina del Open de Australia , que mide a la bielorrusa Victoria Azarenja y la china Na Li, se presenta como una de las más igualadas de los últimos tiempos y es que ambas tenistas buscan en Australia sumar a su palmarés su segundo título de Grand Slam, pero también está en juego el número uno del mundo, ya que la bielorrusa debe ganar para mantenerse en lo más alto del ranking mundial.

De ganar, Azarenka sería la primera mujer en los últimos diez años en revalidar el título en el primer Grand Slam de la temporada, desde que Jennifer Capriati lo hiciera en 2002. Además, lograría seguir como número uno del mundo y conquistar el segundo 'Grande' de su carrera.

Si ganase Li, la china también conquistaría el segundo Grand Slam de su carrera, tras su victoria en 2011 en Roland Garros. La china ya pudo ganar este torneo ese mismo año, pero terminó cayendo en la final en tres sets ante la belga Kim Clijsters. Si Li se alzase con el título, daría el número uno del mundo a la estadounidense Serena Williams.

Azarenka y Li se han visto las cara en nueve ocasiones, con cinco victorias, entre ellas las cuatro últimas, para la bielorrusa y cuatro para la china. Da la casualidad que ambas ya se enfrentaron en 2011 en Australia, en los cuartos de final, y el triunfo fue para Li por un doble 6-3.

El camino hasta la final:

   
Victoria Azarenka (1)

Esta será la tercera final de Grand Slam para la tenista bielorrusa,

que ya sabe lo que es ganar en Australia, algo que consiguió el año pasado.

En el torneo ha ganado a  Monica Niculescu 6-1, 6-4;  Eleni Daniilidou 6-1, 6-0;

Jamie Hampton 6-4, 4-6 y 6-2; Elena Vesnina 6-1, 6-1; Svetlana Kuznetsova

7-5, 6-1;Sloane Stephens 6-1, 6-4.En ello ha empleado 8 horas y 47 minutos,

cediendo un solo set y 30 juegos. Además ha conectado 12 saques directos

por 28 dobles faltas.

 

Na Li (6)

Para Li también será su tercera final de Grans Slam, después de imponerse

en Roland Garros y perder en Australia en 2011 ante Clijsters. En el primer

'Grande' del año ha dejado en el camino a Sesil Karatancheva 6-1, 6-3;

 Olga Govortsova 6-2, 7-5; Sorana Cirstea 6-4, 6-1;  Julia Goerges 7-5, 6-1; 

Agnieszka Radwanska 7-5, 6-3; y Maria Sharapova 6-2, 6-2. Ha empleado 8

horas y 32 minutos, no ha cedido ningún set y ha perdido 35 juegos. Ha

sumado 16 saques directos y 16 dobles faltas.

 


 

Sara Errani y Roberta Vinci conquistan el título de dobles

Las número uno del mundo lograron su tercer Grand Slam al superar en la final a las australianas Ashleigh Barty y Casey Dellacqua en tres mangas.

 

Las italianas Sara Errani y Roberta Vinci han logrado su primer Open de Australia como pareja al superar a la dupla local formada por Ashleigh Barty y Casey Dellacqua por 6-2, 3-6 y 6-2.

Este es el tercer torneo de Grand Slam para las italianas, números uno del mundo en dobles, que se han impuesto en tres de los últimos cuatro 'Grandes'. En total suman 14 títulos.

Pese a la derrota, las australianas, invitadas por la organización, firmaron un gran campeonato y Barty se convirtió en la tenista más joven, con 16 años, en llegar a una final de un Grand Slam, desde que lo hiciera la francesa Tatiana Golovin en 2004 en el dobles mixto de Roland Garros.

Pese a la derrota de las tenistas locales, los australianos tendrán una nueva oportunidad de ver triunfar a alguno de los suyos en el torneo, ya que el cuadro de dobles mixto, Jarmila Gajdosova y Matthew Ebden disputarán la final después de vencer por 7-5 y 7-6 a la kazaja Yaroslava Shvedova y al uzbeco Denis Istomin.

Sus rivales en la final serán los checos Lucie Hradecka y Frantisek Cermak, que ganaron a la checa Kveta Peschke y al polaco Marcin Matkowski por 3-6, 7-5 y 10-7.


 

Azarenka y Li disputarán la final del primer Grand Slam del año

La defensora del título necesita volver a ganar para mantener el número uno del mundo. En semifinales superó a Stephens en dos mangas, mientras que Li hizo lo propio con Sharapova.

 

La bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del mundo y vigente campeona, y la china Na Li, sexta, disputarán la final del Open de Australia después de imponerse en semifinales a la estadounidense Sloane Stephens, vigésimo novena cabeza de serie, y la rusa Maria Sharapova, segunda, respectivamente.

Azarenka ganó a Stephens por 6-1 y 6-3. Tras un primer set muy cómodo para la bielorrusa, en el que su rival, debido a los nervios de jugar su primera semifinal de un Grand Slam, cometió 18 errores no forzados, la número uno del mundo sufrió más en el segundo, pese a comenzar con una ventaja de 2-0. Stephens empezó a jugar mejor y a cometer menos errores, obligando a Azarenka a jugar más bolas a las líneas para ganar los puntos. Además, la bielorrusa parecía tener problemas en su rodilla derecha. Así, la estadounidense igualó a dos. Ahí se sucedieron una serie de breaks, de los que salió mejor parada la defensora del título, ya que se puso con una ventaja de 5-4. En ese momento, sus problemas físicos eran latentes y salió de la pista para ser asistida. Con un nuevo break, y a la sexta bola de partido, selló su pase a la final.

Azarenka podría ser la primera mujer, en los últimos diez años, en revalidar el título en Australia. La última que lo consiguió fue la estadounidense Jennifer Capriati en 2001 y 2002.

Li, por su parte, jugará su segunda final del torneo, la perdió ante Kim Clijsters en 2011, gracias a su victoria por un doble 6-2 frente a Sharapova, en una hora y 42 minutos de juego. La china fue muy superior a su rival, quien cometió demasiados errores no forzados, un total de 32, y seis dobles faltas. Mientras, Li solo hizo 18 errores y conectó 21 golpes ganadores.

La sexta favorita saltó a la pista muy segura y rápido quebró a la rusa para ponerse con una ventaja de 4-1. Pese a intentarlo, Sharapova vio como se le escapaba el primer set del torneo por 6-2, y es que hasta ese momento, la número dos del mundo solo había cedido nueve juegos en su camino a las semifinales.

La segunda manga mantuvo la igualdad hasta el 2-2. Ahí rompió la china y la resistencia de Sharapova se resquebrajó, sumando demasiados errores. Con su error número 32 dio el partido a su rival, después de estrellar un resto de revés a la red.

Li aseguró, tras la victoria, sentirse muy contenta por regresar a la final del torneo y afirmó que “me gusta jugar siempre juego bien aquí”. También tuvo tiempo, como dato anecdótico, de bromear sobre la relación con su marido.

Azarenka y Li se han visto las cara en nueve ocasiones, con cinco victorias, entre ellas las cuatro últimas, para la bielorrusa y cuatro para la china. Da la casualidad que ambas ya se enfrentaron en 2011 en Australia, en los cuartos de final, y el triunfo fue para Li por un doble 6-3.


 

Stephens alcanza sus primeras semifinales de Grand Slam tras vencer a Serena

Su rival por un puesto en la final será la bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del mundo y vigente defensora del título, quien ganó en dos mangas a Kuznetsova.

 

La estadounidense Sloane Stephens ha dado la gran sorpresa en los cuartos de final  del Open de Australia al doblegar a su compatriota Serena Williams, número tres del mundo y una de las principales favoritas al triunfo final, por 3-6, 7-5 y 6-4, clasificándose para sus primeras semifinales de un 'Grande'

El partido comenzó muy de cara para la exnúmero uno del mundo, quien sumaba 20 partidos consecutivos ganados, logrando adjudicarse el primer parcial y adelantándose en el segundo por 2-0. En ese momento, el tenis potente de Serena se vio mermado por una lesión de espalda y Stephens, vigésimo novena favorita, obligó a jugar más bolas a la menor de las Williams, mermado, poco a poco, su resistencia.

Aún así, y pese a perder el segundo parcial, Serena tiró de orgullo y en un último esfuerzo quebró a su compatriota en el tercero y se
puso con 4-3, pero, finalmente, no pudo mantener el break y tras ceder los últimos tres juegos vio como quedaba fuera del Open de Australia.

Stephens, tras dos horas y 16 minutos, se convertía en la primera estadounidense, que no son las Williams, en llegar a las semifinales de un Grand Slam, desde que Alexandra Stevenson lo hiciera en Wimbledon en 1.999. “Anoche alguien me pregunto: ¿”crees que puedes ganar?, pensé en ello y dije, creo que só, pero no estaba muy convencida. Hoy por la mañana me dije que lo podía hacer, pero cuando me vi 2-0 abajo en el segundo set pensé que esa no era la forma de conseguirlo. Luego empecé a jugar más agresivo y a luchar todas las bolas. Así pude conseguir la victoria”, ha señalado la estadounidense.

Su rival en las semifinales será la bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del mundo y vigente campeona del torneo, quien superó a la rusa Svetlana Kuznetsova por 7-5 y 6-1 en una hora y 47 minutos de juego.

Azarenka no lo tuvo fácil, sobre todo, en el primer parcial, donde tuvo que remontar un 4-1 adverso para terminar ganándolo por 7-5 en 77 minutos de juego. El segundo set fue mucho más fácil para la bielorrusa, ya que en solo 30 minutos logró anotarse la manga y el partido.

Gracias a su victoria, Azarenka tiene más cerca revalidar el título en Australia, algo que no consigue una tenista desde hace 10 años, y mantener el número uno del mundo. La bielorrusa continuaría en lo más alto de la clasificación si vuelve a ganar el torneo o si Sharapova cae ante Li en semifinales.

La de Azarenka y Stephens será una semifinal inédita en la WTA, ya que estas dos tenistas no se han enfrentado hasta el momento.

Dellacqua y Barty, a la final de dobles


La final de dobles del torneo será jugada por las italianas Sara Errani y Roberta Vinci, primeras favoritas, y las australianas Casey Dellacqua y Ashleigh Barty.

Las italianas, finalistas en la pasada edición, se impusieron sin problemas a las rusa Ekaterina Makarova y Elena Vesnina por 6-2 y 6-4 y buscarán añadir a su palmarés un nuevo Grand Slam, después de imponerse el año pasado en Roland Garros y el Us Open.

Por su parte, Dellacqua y Barty se han convertido en la gran revelación de la competición y con un gran tenis se han metido en la final después de doblegar por 6-2 y 6-4 a la estadounidense Varvara Lepchenko y a la china Saisai Zheng.

Para Dellacqua será la segunda final de su carrera en el dobles de un Grand Slam, después de la de 2008 en Roland Garros. Por su parte, Barty es la tenista más joven, con 16 años, en llegar a una final de un 'Grande', desde que la francesa Tatiana Golovin lo hiciera en el dobles mixto en Roland Garros en 2004.

 


 

Li termina con la imbatibilidad de Radwanska y jugará con Sharapova por un puesto en la final

La tenista china consiguió clasificarse para sus terceras semifinales en el Open de Australia al ganar dos sets a cero a Radwanska. Sharapova hizo lo propio con Makarova.

 

La china Na Li, número seis del mundo, fue la primera en clasificarse para las semifinales del Open de Australia al someter a su primera derrota de la temporada a la polaca Agnieszka Radwanska, cuarta cabeza de serie, por 7-5 y 6-3 en una hora y 42 minutos de juego.

El partido fue muy igualado en el primer parcial, donde ninguna de las tenistas se sentía cómoda con su servicio, el cual cedieron en siete ocasiones, cuatro Radwanska y tres Li. Fue la china quien se mostró más sólida en el momento final del primer set, y tras reponerse de un 4-5 y servicio de la polaca, Li ganó tres juegos consecutivos para anotarse el primer set.

En la segunda manga Radwanska salió convencida a remontar el partido, aunque Li, con un tenis muy agresivo y cerrando muchos de los puntos con voleas de largo recorrido con su derecha, puso la directa y pasó de un 0-2 a un 5-2. La número cuatro del mundo ganó su servicio, pero no pudo anotarse un nuevo break y vio como tras un revés paralelo largo decía adiós al Open de Australia y a una racha consecutiva de 13 victorias.

Li, que jugará su tercera semifinal del Open de Australia, tras las de 2010 y 2011, año, este último, que alcanzó la final, aseguró que por momentos había sentido jugar contra un muro. “Radwanska golpea desde todos los lados, pero no comete errores. Tienes que jugar muy confiado en cada uno de tus tiros si quieres ganarla, ya que cada tiro tuyo tiene una respuesta de ella”.

Con su pase a las semifinales, Li será el próximo lunes la número cinco del mundo, en detrimento de la alemana Angelique Kerber, quien cedió en los octavos de final.

Li buscará un puesto en la final ante la rusa Maria Sharapova, quien llega a la penúltima ronda del torneo habiendo concedido solo nueve juegos, cuatro de ellos se los ha hecho su compatriota Ekateriana Makarova en el partido de cuartos de final ganado por la número dos del mundo por un doble 6-2.

Sharapova jugó un gran tenis y con 22 golpes ganadores y cinco saques directos no dio ninguna opción a su rival. “Está jugando increíble. Hace un tenis muy agresivo y se mantiene bien colocada en la pista, por lo que es muy difícil jugar contra ella en estos momentos”, apuntó Makarova sobre el tenis de su rival.

Sharapova y Li se han medido en doce ocasiones, con ocho victorias para la rusa por cuatro de la china. Entre ellas hay un enfrentamiento previo en Australia, fue en la tercera ronda en 2005, con triunfo para Sharapova por 6-0 y 6-2, precisamente en el primer duelo entre ambas.

Errani y Vinci pueden con las Williams

En el cuadro de dobles, las número uno del mundo, las italianas Sara Errani y Roberta Vinci, dejaron fuera del torneo a las hermanas Williams, duodécimas favoritas, por 3-6, 7-6 y 7-5 logrando su pase a las semifinales.

El partido parecía de cara para las Williams, ya que, después de ganar el primer set, disfrutaron de su servicio con 5-4 y 6-5 en el segundo, así de una cómoda victoria de 3-0 en el tercero, pero Errani y Vinci, con un gran tenis, dieron la vuelta al marcador. “Simplemente tratamos de luchar cada uno de los puntos, independientemente del resultado” aseguró Errani tras el encuentro.

Ahora, las italianas se medirán en semifinales a las rusas Ekaterina Makarova y Elena Vesnina, cuartas preclasificadas, que el lunes conseguían pasar a la penúltima ronda del torneo al vencer en tres mangas a las españolas Silvia Soler Espinosa y Carla Suárez Navarro.

La otra semifinal enfrentará a dos parejas que no partían como favoritas al triunfo final, son la dupla formada por la china Saisai Zheng y la estadounidense Varvara Lepchenko y la de las australianas Ashleigh Barty y Casey Dellacqua.
Las primeras dejaron sin españolas la competición de dobles, ya que se impusieron a la pareja formada por Nuria Llagostera y la china Jie Zheng por 6-3, 5-7 y 7-5. Las segundas ganaron con facilidad a Anastasia Pavlyuchenkova y Lucie Safarova por 6-2 y 6-3.


 

Las cuatro primeras cabezas de serie siguen firmes en su conquista al primer 'Grande' del año

Azarenka - Kuznetsova, Serena - Stephens, Li - Radwanska, y Sharapova - Makarova, son los partidos de los cuartos de final del torneo.

 

Ya están configurados los cuartos del primer Grand Slam del año, el Open de Australia. Las cuatro primeras tenistas del mundo, Victoria Azarenka, Maria Sharapova, Serena Williams y Agnieszka Radwanska, no han fallado a la cita. A ellas se han sumado la china Na Li, sexta del mundo, y tres tenistas que en principion nadie contaba con ellas para estar entre las ocho mejores, las rusas Svetlana Kuznetsova y Ekaterina Makarova, y la estadounidense Sloane Stephens.

De las ocho cuartofinalistas, cinco de ellas ya saben lo que es triunfar en un torneo 'Grande', Serena, Li, Kuznetsova, Azarenka y Sharapova. Otras como Radwanska, Makarova y Stephens buscan su primer gran triunfo. Incluso para Stephens son los primeros cuartos de final de un torneo de Grand Slam en su carrera.

Por la parte alta del cuadro, Azarenka, vigente defensora del título, se enfrentará a Kuznetsova, ya recuperada al 100 por 100 de su lesión de rodilla. Las dos tenistas ya saben lo que es ganar en un Grand Slam, aunque la rusa nunca ha superado los cuartos de final en Australia. Ambas se han medido en siete ocasiones, con cuatro victorias para Kuznetsova por tres de Azarenka, aunque las dos últimas cayeron del lado de la bielorrusa.

El otro cuarto de la parte alta es el que medirá a Serena y Stephens, por lo que asegura la presencia de una estadounidense en semifinales. Serena, que ya sabe lo que es ganar en Australia, busca con ahínco ganar los cuatro 'Grandes' de forma consecutiva y demostrar quien es la verdadera reina del tenis mundial. Ambas tenistas se han medido en una sola ocasión y fue hace unas semanas en los cuartos de Brisbane, con triunfo para la menor de las Williams por 6-4 y 6-3.

En la zona baja del cuadro destaca el duelo entre Radwanska y Li. Ambas buscan ganar por primera vez en Australia y están haciendo un gran tenis durante estos días. De momento, el cara a cara lo domina Li, aunque la polaca se ha impuesto hace solo unas semanas a la china en las semifinales de Sydney por 6-3 y 6-4.

El último cuarto de final, medirá a Sharapova y Makarova, lo que hace que una rusa esté presente en las semifinales del primer Grand Slam del año. La número dos del mundo lleva un recorrido ejemplar en este Open de Australia, solo ha cedido cinco juegos y ha ganado cinco de los ocho sets que ha disputado en blanco. Ante Makarova tiene un balance de cuatro victorias por cero derrotas. Precisamente, el año pasado también jugaron en Australia en los cuartos de final, donde ganó Sharapova por 6-2 y 6-3.

Las cuartofinalistas:

           

Victoria Azarenka (1)

La número uno del mundo busca en Australia revalidar el título y, de paso, mantener el primes puesto del ranking. En su camino a los cuartos ha dejado en el camino a rivales como Elena Vesnina o Jamie Hampton, la única que ha sido capaz de hacerle un set. De todas las cuartofinalistas es la que más dobles faltas ha cometido, 17, por solo siete saques directos, también la que menos ha conseguido. Para llegar a dicha ronda ha necesitado 5 horas y 28 minutos.

 

Svetlana Kuznetsova

La rusa llega a cuartos por tercera vez en su carrera, su mejor marca en Australia. Tras una temporada pasada en la que sufrió una importante lesión de rodilla quela dejo fuera de las pistas la segunda parte del año, Kuznetsova ha vuelto a jugar a un gran nivel en Australia. Por el camino ha dejado a tenistas como Caroline Wozniacki, Carla Suárez o Hsieh. Es la tenista, de las ocho que más sets ha encajado, dos, y la segunda que más tiempo ha empleado 6 horas y media.
 

Sloane Stephens (29)

Es la primera vez que la tenista estadounidense se clasifica para los cuartos de final de un Grand Slam, hasta ahora su mejor resultado era la cuarta ronda en Roland Garros el pasado año. Stephens, quien después del torneo será nueva Top 20, llega a cuartos tras emplear cinco horas y 55 minutos, anotar diez dobles faltas y cometer 14, la segunda que más ha hecho, después de Azarenka. Ha cedido un set, ante Jovanovski, y 29 juegos.

 

Serena Williams (3)

Es una de las cuatro tenistas que llega a cuartos sin ceder un solo set, pero además, es la segunda, desués de Sharapova, que menos juegos a perdido, solo ocho en cuatro partidos. Serena llega a cuartos tras cuatro horas y doce minutos, la segunda que menos ha empleado, también por detrás de la rusa. Eso sí, la norteamericana, número tres del mundo, es la que más saques directos ha conseguido, un total de 30, por siete dobles faltas.

   

       

Agnieszka Radwanska (4)

La polaca es la tenista que más en forma se ha mostrado en este inicio de año, donde ya suma dos torneos y aún no conoce la derrota, ni tampoco ha cedido un solo set. En el primer Grande del año ha alcanzado los cuartos empleando cinco horas y 19 minutos de juego, cediendo solo 21 juegos. Agnieszka Radwanska muestra la solidez de su tenis siendo la tenista que menos dobles faltas ha cometido, tres, y la que menos errores ha hecho 47.

 

Na Li (6)

La china siempre ha mostrado un gran juego en Australia, donde en los últimos años ha obtenido buenos resultados. En la presente edición, llega a los cuartos de final siendo la tercera tenista, por detrás de Serena y Sharapova, que menos tiempo ha empleados para llegar a la ronda de las ocho mejores, cinco horas y 17 minutos. Li tendrá que mejorar su servicio si quiere optar al título con garantías, ya que es la segunda que más dobles ha cometido, con 13.

 

Ekaterina Makarova (19)

La tenista rusa se ha colado en la ronda de las ocho mejores del primer 'Grande' del año. Lo ha hecho tras dejar por el camino a la francesa Marion Bartoli, undécima del mundo, y la alemana Angelique Kerber, quinta. Makarova es, de las ocho, la que más tiempo ha empleado para llegar a los cuartos, siete horas y 11 minutos, y es que con Bartoli estuvo casi tres horas en pista. Además, es la que más juegos ha cedido, 36. Ha anotado 15 saques directos.

 

Maria Sharapova (2)

La número dos del mundo llega a los cuartos de final con unos números de record. Es la tenista que menos juegos ha cedido, solo cinco, ganando las dos primeras rondas por un doble 6-0, también es la que menos tiempo ha empleado para llegar a cuartos, cuatro horas con nueve minutos y, como dato significativo, es la que menos puntos ha perdido, solo 114 en cuatro partidos. Ha conectado 15 saques directos y ha cometido diez dobles faltas.


 

Serena pasa por encima de Kirilenko y se clasifica para los cuartos

La menor de las Williams se medirá ahora a Stephens. También pasaron a cuartos Victoria Azarenka, defensora del título, y Svetlana Kuznetsova.

 

Dos de las principales favoritas al triunfo final en el Open de Australia, la bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del mundo y vigente campeona, y la estadounidense Serena Williams, número tres, se han clasificado para los cuartos de final al vencer a las rusas Elena Vesnina y Maria Kirilenko, respectivamente, a la que solo permitieron hacer dos juegos.

Azarenka necesitó 57 minutos para imponerse por un doble 6-1 a Vesnina y acabar, de este modo, con la racha de ocho victorias consecutivas de la rusa. “Salí muy concentrada y tome el control del encuentro desde el principio. Siento que estoy mejorando partido a partido y quiero seguir así”, aseguró la número uno del mundo.

En cuarto se encontrará con la rusa Svetlana Kuznetsova, quien derrotó a la danesa Caroline Wozniacki, décima cabeza de serie, por 6-2, 2-6 y 7-5, gracias a sus 52 golpes ganadores.

Kuznetsova, quien ha descendido en el ranking debido a una lesión que la impidió jugar la  segunda mitad de la temporada pasada, ha regresado al circuito con fuerza y esta es la segunda victoria ante Wozniacki en lo que va de año, ya lo logró en Sydney. “Es increíble, ya que he igualado mi mejor resultado aquí, los cuartos de final. Es un resultado muy bueno después de mi regreso”, señaló la rusa.

Ambas se han medido en siete ocasiones, con cuatro victorias para Kuznetsova por tres de Azarenka, aunque ha sido la número uno del mundo quien se ha impuesto en sus dos últimas citas, Indian Wells y Madrid, la temporada pasada.

Por su parte, Serena doblegó a Kirilenko, décimo cuarta favorita, por 6-2 y 6-0 en 57 minutos de juego. La menor de las Williams no dio ninguna opción a su rival y conectó 22 golpes ganadores y seis saques directos, demostrando su superioridad ante la rusa, a la que ha vencido en las seis ocasiones en las que se han visto las caras.

Su rival el cuartos será su compatriota Sloane Stephens, quien se clasificó para sus primeros cuartos de Grand Slam al vencer a la serbia Bojana Jovanovski por 6-1, 3-6 y 7-5 en una hora y 53 minutos.

Serena y Stephens se han visto las caras en una ocasión y fue hace unas semanas en el torneo de Brisbane, con triunfo para la primera en dos mangas. Hasta la fecha ha sido el partido en el que más juegos ha cedido la menor de las Williams en lo que va de año, ya que acabó 6-4 y 6-3.

Suárez Navarro y Soler Espinosa, eliminadas

La pareja española formada por Carla Suárez Navarro y Silvia Soler Espinosa ha sido eliminada en los cuartos de final al ceder ante las rusas Elena vesnina y Ekaterina Makarova, cuartas favoritas, por 1-6, 6-4 y 7-5 en dos horas y 16 minutos de juego.

Pese a la derrota, el papel de las españolas en este primer Grand Slam del año ha sido muy bueno, alcanzando como pareja sus primeros cuartos de final en un torneo de la WTA.

También se despidió del dobles, pero en tercera ronda, Arantxa Parra Santoja, quien formando pareja con la japonesa Kimiko Date Krumm, perdieron ante la estadounidense Varvara Lepchenko y la china Saisai Zheng por 3-6, 6-3 y 7-6 en dos horas y 31 minutos.

La que sigue en competición en Nuria Llagostera, que junto a la china Jie Zheng, accedieron a los cuartos de final al superar a Cara Black y Anastasia Rodionova por 7-5 y 6-2. Sus rivales en cuartos serán, precisamente, Lepchenko y Zheng.


 

Sharapova endosa otro doble rosco para pasar a tercera ronda, donde se las verá con Venus Williams

La número dos del mundo se ha convertido en la primera mujer, desde 1985, en lograr este hito, de pasar a tercera ronda en un Grand Slam sin encajar un solo juego.

 

La rusa Maria Sharapova, finalista el pasado año y número dos del mundo, sigue sorprendiendo en el Open de Australia y se ha clasificado para la tercera ronda sin ceder un juego. En segunda ronda, al igual que le ocurriera a su compatriota Olga Puchkova en primera, la japonesa Misaki Doi se llevó un doble 6-0, logrando solo 15 puntos. Y es que Sharapova es la primera mujer, después de la australiana Wendy Turnbull en 1985 en este mismo torneo, en lograr dos "bicicletas" seguidas en un Grand Slam.

"He jugado muy agresiva y haciendo las cosas de forma correcta. Mi trabajo es hacerlo lo más fácil posible", dijo la número dos del mundo, que en tercera ronda protagonizará un atractivo duelo de exnúmeros uno ante la estadounidense Venus Williams, quien ganó a la francesa Alize Cornet, por 6-3 y 6-3.

Además, del segundo doble 6-0 de Sharapova, de la tercera jornada destaca la eliminación de varias favoritas. La más sonada ha sido la de la ídolo local, la australiana Samantha Stosur, novena cabeza de serie, quien cayó, ante la china Jie Zheng por 4-6, 6-1 y 5-7. Stosur no supo aprovechar una ventaja de 5-2 en el tercer parcial y fue lastrada por sus 56 errores no forzados y nueve dobles faltas.

Otras favoritas que se han despedido del torneo han sido la eslovaca Dominika Cibulkova, décimo  quinta, que fue superada por la rusa Valeria Savinykh, por 6-7 y 4-6; la checa Klara Zakopalova, vigésimo tercera, que fue superada por la belga Kirsten Flipkens por 1-6 y 0-6; y la austríaca Tamira Paszek, trigésima, que fue derrotada por la estadounidense Madison Keys por 2-6 y 1-6.

Las que sí siguen adelante son la polaca Agnieszka Radwanska, cuarta, la alemana Angelique Kerber, quinta, la china Na Li, sexta, la francesa Marion Bartoli, undécima, la serbia Ana Ivanovic, décimo tercera, la alemana Julia Goerges, décimo octava, y la serbia Jelena Jankovic, vigésimo segunda.
 
Radwanska, que derrotó a la rumana Irina-Camelia Begu por un doble 6-3, continúa invicta en lo que va de año y ya suma 11 partidos ganados sin ceder un set. Por su parte, Ivanovic y Jankovic se medirán en uno de los duelos más atractivos de la tercera ronda.

Las protagonistas del día:

           

Heathet Watson

La británica salvó tres bolas de partido ante la kazaja Ksenia Pervak antes de clasificarse para la tercera ronda del torneo por primera vez en su carrera, en la que es su segunda participación en Australia.

 

Kirsten Flipkens

La belga demostró su gran estado de forma al superar a la checa Klara Zakopalova, vigésimo tercera favorita, por un contundente 6-1 y 6-0. Es la primera vez que Kirsten llega tan lejos en Australia.

 

Madison Keys

La estadounidense, quien ya llegó a los cuartos en Sydney, sigue creciendo como tenista y ya se encuentra en tercera ronda, por primera vez en su carrera, al derrotar a Paszek por 6-2 y 6-1.

 

Valeria Savinykh

En la que es su segunda participación en un Grand Slam, la rusa se ha convertido en una de las grandes sorpresa al dejar fuera del torneo a la eslovaca Dominika Cibulkova, décimo quinta favorita, por 7-6 y 6-4.

 


 

Serena gana por un doble 6-0 a su rival pese a sus problemas de tobillo

La estadounidense se torció el tobillo derecho y tuvo que ser atendida en la pista. También ganaron sus partidos Azarenka, Wozniacki o Kvitova.

 

Las alarmas se encendieron en la segunda jornada del Open de Australia una vez que la estadounidense Serena Williams cayó al suelo al torcerse su tobillo derecho en su partido ante la rumana Edina Gallovits-Hall. Serena quedó tendida en el suelo, con las manos cubriéndose la cara y todo el mundo se esperaba lo pero, ya que ese tobillo le ha traído muchos problemas, pero al ser atendida en la la pista, puso volver al partidos para arrollar a su rival por un doble 6-0.

"Me puse algo nerviosa porque tuve una lesión similar el pasado año, justo en el mismo sitio. Me relajé y pensé que las cosas pasan", dijo Serena que persigue su tercer título grande consecutivo después de triunfar el pasado año en Wimbledon y el Abierto de EE.UU.

En esta segunda jornada también debutaba en la competición la bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del mundo y vigente campeona, quien superó a la rumana Monica Niculescu por 6-1 y 6-4. "Empecé bien, pero lo pasé mal en el segundo", reconoció la propia tenista.

También lograron la victoria otras favoritas como la danesa Caroline Wozniacki, décima, la rusa Maria Kirilenko, décimo cuarta, la italiana Roberta Vinci, décimo sexta, la checa Lucie Safarova, décimo séptima, y la estadounidense Sloane Stephens, vigésimo novena.

Fue un día en el que hubo varias sorpresas, ya que se despidieron del torneo teniscas como la rusa Nadia Petrova, duodécima favorita, la italiana Sara Errani, séptima, la rusa Anastasia Pavlyuchenkova, vigésimo cuarta, o la kazaja Yaroslava Shvedova, vigésimo octava.

Suárez sorprende a Errani

La canaria Carla Suárez y la guipuzcoana Garbiñe Muguruza se han quedado como únicas representantes españolas en el Open de Australia, donde este martes se han despedido Silvia Soler, Lourdes Domínguez, Lara Arruabarrena y Tita Torró.

Suárez Navarro ha protagonizado una de las primeras sorpresas al vencer a la italiana Sara Errani, última finalista de Roland Garros, por un doble 6-4. La canaria se medirá en segunda ronda a la ucraniana Yulia Putintseva, número 122 del mundo.

Por su parte, Muguruza, a sus 19 años, lograba su primera victoria en un Grand Slam, al superar en un maratoniano partido a la eslovaca Magdalena Rybarikova por 4-6, 6-1 y 14-12. Su próxima rival será la estadounidense Serena Williams.

El resto de representantes españolas ha dicho adiós al torneo tras las derrotas de Silvia Soler ante la italiana Roberta Vinci por 6-3 y 7-5, de Lourdes Domínguez a manos de la rusa Svetlana Kuznetsova por 6-2 y 6-1, y de las debutantes Lara Arruabarrena y Tita Torró, superadas respectivamente por la taiwanesa Su-Wei Hsieh por 7-6 y 6-2 y la serbia Bojana Jovanovski por 2-6, 6-4 y 6-3.

Las protagonistas del día: 

           

Kimiko Date Krumm

La japonesa, con 42 años, se ha convertido en la tenista con más edad en ganar un partido en el Open de Australia. Y no ha sido un partido cualquiera, ya que ha protagonizado una de las sorpresas de esta primera ronda al vencer a la Nadia Petrova, duodécima favorita, por 6-2 y 6-0.

 

Carla Suárez Navarro

La española, que siempre da lo mejor de sí en las grandes citas, ha protagonizado, hasta la fecha, la sorpresa del torneo al vencer a la italiana Sara Errani, séptima favorita y cuartofinalista en la pasada edición, por un doble 6-4. Carla ha hecho un gran partido, desquiciando a su rival.

 

Garbiñe Muguruza

En un partido de tres horas y 20 minutos de duración, la tenista española ha logrado su primera victoria en un Grand Slam, es lo que es su segunda participación, tras el pasado Us Open. Ahora le espera una rival muy complicada, la estadounidense Serena Williams.

 

Annika Beck

La joven tenista alemana sigue demostrando que será una de las grandes del tenis en el futuro, en su segunda participación en un Grand Slam, la primar en Australia, ha conseguido superar a la kazaja Yaroslava Shvedova, vigésimo octava favorita.


 

Radwanska, Sharapova, Li y Kerber pasan a segunda ronda sin problemas

Las máximas favoritas superaron con éxito su debut en el primer 'Grande' del año, ganando a sus rivales en dos mangas.

 

La primera jornada del Open de Australia en el cuadro femenino se ha desarrollado sin sorpresas, y todas las cabezas de serie que han disputado sus partidos, excepto la alemana Mona Barthel, número 32,  han logrado acceder a la segunda ronda.

La primera en hacerlo fue la rusa Maria Sharapova, número dos del mundo, quien superó por un doble 6-0 a su compatriota  Olga Puchkova en 55 minutos de juego.

A ella le siguió la estadounidense Venus Williams, que no tuvo piedad de la kazaja Galina Voskoboeva a la que derrotó en una hora por 6-1 y 6-0. Precisamente, Venus y Sharapova podrían enfrentarse en uno de los duelos más esperados de tercera ronda. Para ello deberán ganar sus duelos de segunda ronda ante la francesa Alize Cornet y la japonesa Misaki Doi, respectivamente.

También ganaron sus partidos de primera ronda otras favoritas como la polaca Agnieszka Radwanska, cuarta, la alemana Angelique Kerber, quinta,  la china Na Li, sexta, o la australiana Samantha Stosur, novena.

Radwanska, quien este año ya ha logrado los títulos de Ackland y Sydney y aún no conoce la derrota, se deshizo de la tenista local Bojana Robusic por 7-5 y 6-0; Kerber, en un partido que se le complicó más de lo previsto en el segundo set, terminó ganando a la ucraniana Elina Svitolina por 6-2 y 6-4; Li venció a Sesil Karatantcheva, de Kazajistán, por 6-1 y 6-3 en poco más de una hora de partido; y Stosur, ídolo local, se impuso a Kai Chen Chang por 7-6 y 6-3.

Otras que lograron su pase a la segunda ronda fueron la eslovaca Dominika Cibulkova, la rumana Sorana Cirstea, la checa Klara Zakopalova, la alemana Julia Goerges o las serbias Ana Ivanovic y Jelena Jankovic.

Bartoli elimina a Medina

La única representante española que debutaba en esta primera jornada, Anabel Medina Garrigues, cayó eliminada a manos de la francesa M;arion Bartoli, undécima preclasificada, por 2-6 y 4-6 en una hora y 40 minutos.

La tenista gala comenzó el partido muy agresiva, dominando los puntos desde el fondo de la pista y aprovechando los errores de la española, que le costó entrar en el encuentro. Con 5-2 y servicio, Bartoli necesitó 17 minutos y siete bolas de set para cerrar el parcial.

En la segunda manga, la francesa volvió a adelantarse rápidamente con un 3-0, pero Medina no se rindió y logró un break para recortar distancias por 3-2. Ahí Bartoli volvió a sumar tres nuevos juegos y con 5-2, cedió dos juegos para terminar sellando el partido por 6-4.

Las protagonistas del día:

           

Ksenia Pervak

La kazaja ha sido la única tenista de la primera jornada que ha logrado vencer a una cabeza de serie, en este caso la alemana Mona Barthel (32) por 7-5, 2-6 y 6-4. En segunda ronda jugará contra Hather Watson.

 

Samantha Stosur

Después de perder el año pasado en primera ronda y de no haber ganado aún un partido en lo que va de año, la australiana se ha quitado gran parte de la presión de jugar como tenista local al vencer a Kai-Chen Chang.

 

Maria Joao Koehler

La joven tenista portuguesa ha conseguido la primera victoria de su carrera en un Grand Slam, al vencer a la italiana Karin Knapp por 3-6, 6-3 y 6-3. Ahora le espera la serbia Jelena Jankovic.

 

Tamira Paszek

La austriaca llevaba cinco años sin lograr pasar la primera ronda en Australia, desde 2007 no ganaba un partido en el primer 'Grande' del año. Esta vez si lo ha logrado al derrotar a Voegele por 4-6, 6-4 y 7-5.


 

Azarenka busca revalidar su título ante la amenaza de Serena, Sharapova y Radwanska

La bielorrusa, que también pone en juego el número uno del mundo, podría medirse en semifinales ante la menor de las Willimas.

 

Todo está preparado para el inicio del primer Gran Slam del año, el Open de Australia. Una cita donde la bielorrusa Victoria Azarenka no solo defiende el título conseguido el año pasado, sino también su trono como número uno mundial.

Azarenka, por la parte alta del cuadro, debutará ante la rumana Monica Niculescu, una rival complicada que pondrá a prueba a la vigente campeona en su primer partido. Ya que Niculescu viene de hacer semifinales (Shenzhen) y cuartos (Hobart) en sus primeros torneos del año.

No le ha sonreído el sorteo a la bielorrusa, que en su hipotético camino hacia una nueva final podría medirse en tercera ronda ante la polaca Urszula Radwanska, 31 del mundo, en octavos ante la Roberta Vinci, en cuartos con la también italiana Sara Errani, séptima del mundo, y en semifinales ante la temida Serena Williams, una de sus máximas rivales al título final. En una parte del cuadro donde también están tenistas de la talla de Caroline Wozniacki, Anastasia Pavlyuchenkova, o Sabine Lisicki.

Serena, quien este año ya se ha impuesto en Brisbane y ha ganado 52 de sus últimos 54 partidos disputados, buscará su sexta corona en Melbourne. Debutará ante la rumana Edina Gallovits-Hall y en su camino al título podría medirse en tercera ronda con la kazaja Yaroslava Shvedova, quien ya le puso las cosas muy complicadas en Wimbledon, en octavos frente a la rusa Maria Kirilenko, en cuartos ante la checa Petra Kvitova y en semifinales, como ya hemos comentado con Azarenka. Una parte del cuadro en la que también están la rusa Nadia Petrova o la italiana Francesca Schiavone.

En lo que respecta a la zona baja del cuadro, destacan dos nombres, la polaca Agnieszka Radwanska, cuarta jugadora mundial, y la rusa Maria Sharapova, segunda.

Radwanska, quien este año ya ha logrado los títulos de Auckland y Sydney, sumando nueve partidos seguidos con victoria y sin ceder un set, buscará lograr su primer Grande y para ello podría medirse a rivales de la talla de la alemana Mona Barthel, en tercera ronda, la serbia Ana Ivanovic en octavos, la china Na Li en cuartos y en semifinales a Sharapova. Por una zona en la que también están otras tenistas muy peligrosas como la australiana Samantha Stosur o la serbia Jelena Jankovic.

Para Sharapova el camino al triunfo final tampoco es fácil. La tenista rusa, quien no ha competido este año por unas molestias, prepara a conciencia el primer Grande del año y ha sido una de las primeras en entrenar en las pistas de Melbourne, donde ya lleva más de una semana. En su camino a una hipotética final podría tener como rivales a la estadounidense Venus Williams en tercera ronda, la eslovaca Dominika Cibulkova en octavos, la alemana Angelique Kerber en cuartos y Radwanska en semifinales. Por esta parte también va la undécima jugadora mundial, la francesa Marion Bartoli.

Mal sorteo para las españolas

En lo que respecta a las siete españolas que hay en el cuadro final, el sorteo no fue favorable para ellas, ya que cuatro de las siete debutan ante cabezas de serie. Carla Suárez Navarro, la mejor española en el ranking mundial, se enfrentará a la italiana Sara Errani, séptima cabeza de serie; Anabel Medina Garrigues lo hará ante la francesa Marion Bartoli, undécima; Silvia Soler Espinosa tendrá frente a ella a la italiana Roberta Vinci, decimo sexta; y Lara Arruabarrena ante la tenista de Taipéi Su-Wei Hsieh, vigésimo sexta.

Las otras tres tampoco tendrán un debut cómodo, ya que Lourdes Domínguez lino ha quedado encuadrada con una extop ten como es la rusa Svetlana Kuznetsova, Tita Torró Flor ante la serbia Bojana Jovanovski, quien le ha ganado este mismo año en primera ronda de Hobart, y Garbiñe Muguruza frente a la eslovaca magdalena Rybarikova, pero es que la ganadora tendrá, presumiblemente, como rival en segunda ronda a Serena Williams.

Las Favoritas: 

           

Victoria Azarenka (1)

La actual defensora del título y número uno del mundo tuvo que retirarse en semifinales del torneo de Brisbane por unos problemas en su uña del pie. Ya recuperada buscará revalidar el título y seguir en lo más alto de la WTA.

 

Maria Sharapova (2)

Finalista en 2012, llega a la cita con ganar de revancha, ya que Azarenka le dio una verdadera lección en la final. Este año, por molestias, aún no ha disputado ningún torneo y llega poco rodada a Melbourne.

 

Serena Williams (3)

Buscará su sexta corona en Australia y es que la menor de las Williams es la rival a batir. Ha gando 52 de sus últimos 54 partidos y este año ya ha conquistado el título en Brisbane, donde no cedió ni un set.

 

Agnieszka Radwanska (4)

Es la tenista que llega en mejor forma al primer 'Grande' del año. Ha logrado los títulos de Auckland y Sydney y lleva nueve partidos ganados en dos mangas. En Melbourne busca conseguir su primer Grand Slam.

A tener en cuenta: 

           

Na Li (6)

La tenista china siempre ha jugado muy bien el Melbourne. Este año ya ha conseguido el título de Shanzhen y ha alcanzado las semifinales en Sydney. Asegura que busca ganar un nuevo Grand Slam, ¿será en Australia?.

 

Angelique Kerber (5)

Con las semifinales en Sydney y los cuartos en Brisbane, la alemana llega al Open de Australia en buenas condiciones para colarse en las rondas finales del torneo. Kerber busca su confirmación.

 

Nadia Petrova (12)

Tras un 2012 donde volvió a recuperar la confianza en su tenis, Petrova, quien ya no trabaja junto a Ricardo Sánchez, tiene potencial en su tenis para ser una de las rivales a tener en cuenta. Si juega bien puede llegar lejos.

 

Sloane Stephens (29)

La estadounidense puede hacer un gran papel en Australia, concuartos de Brisbane y semifinales en Hobart, es una de las tenistas a tener en cuenta en un futuro no muy lejano, gracias a su tenis sólido y preciso.


 

Cal y arena para las españolas en la segunda ronda de la fase previa

Mientras que Estrella cabeza buscará clasificarse para el cuadro final, Arantxa parra se despidió de él al perder ante Rodionova.

 

Estrella Cabeza candela es la única de las cuatro tenistas españolas que iniciaron la fase previa del Open de Austrlia, que puede llegar a disputar el cuadro final del primer Grand Slam del año.

Cabeza logró su clasificación a la ronda final de la previa al superar a la ucraniana Olga Savchuk por 6-4 y 6-3. Ahora, su último obstáculo para entrar en el cuadro final  es la uzbeca Akgul Amanmuradova.

Quien no pudo seguir adelante fue la valenciana Arantxa Parra Santoja, quien cedió en la segunda ronda de la previa ante la tenista local, Arina Rodionova, por 6-3, 1-6 y 6-3.


 

Estrella Cabeza Candela y Arantxa Parra superan la primera ronda de la previa

Menos suerte corrieron María José Martínez Sánchez e Inés Ferrer, quienes perdieron y no estarán en el cuadro final del primer Grand Slam del año.

 

La competición femenina de la previa del Open de Australia ha arrancado este jueves con las victorias de Estrella Cabeza, séptima preclasificada, sobre la tailandesa Nudnida Luangnam por 6-1 6-3, y de Arantxa Parra ante la estadounidense Alexa Glatch, décima, por un doble 6-4.

La sevillana jugará en la siguiente ronda ante la ucraniana Olga Savchuk y la valenciana con la australiana Arina Rodionova.

Menos fortuna han tenido las otras dos españolas presentes en el cuadro, la murciana María José Martínez, superada por la tailandesa Luksika Kumkhum por 4-6 6-3 6-1 y la leridana Inés Ferrer, que ha caído ante la japonesa Erika Sema por un doble 6-4.

El sorteo del cuadro final, que arranca el próximo lunes, se realizará este viernes y no hay ninguna tenista española entre las 32 cabezas de serie.


2012


 

Azarenka gana su primer Grand Slam y alcanza el número uno mundial

Paso por encima de la rusa Maria Sharapova en la final, logrando 12 de los últimos 13 juegos y endosando un 6-0 a la rusa en el segundo set.

 

La bielorrusa Victoria azarenka se ha coronado como la nueva campeona del Open de Australia, tras pasar en la final por encima de la rusa maría Sharapova, a la que ha endosado un doloroso 6-3 y 6-0 en poco más de una hora de partido.

La final no ha ofrecido un gran tenis, debido a la superioridad de la tenista bielorrusa y el poco registro en el tenis de Sharapova, que se limita a pegar duros golpes, sin ningún tipo de alternativa por si su juego no funciona.

El encuentro comenzó de cara para la rusa, que rompió de inicio a Azarenka y se situó con una ventaja de 2-0. Ahí fue cuando la bielorrusa olvidó sus nervios y jugó el gran tenis que ha venido desarrollando a lo largo del torneo, con un gran juego de piernas y muy segura desde el fondo de la pista. De este modo, logró ganar 12 de los últimos 13 juegos, con un 'rosco' incluido a su rival en el segundo parcial.

Sharapova terminaba el partido con un nuevo revés paralelo a la red y con un mal registro de 30 errores no forzados por solo 14 golpes ganadores.

Arrodillada en la pista central de Melbourne, Azarenka disfrutaba de su primera victoria en un Grand Slam. Hasta la fecha su mayor registro habían sido las semifinales alcanzadas en Wimbledon el año pasado, donde cayó ante Petra Kvitova.

Nueva número uno
Con su triunfo, Azarenka no solo se estrena como campeona en un 'Grande', sino que también accede por primera vez en su carrera al número uno mundial, desbancando a su amiga Caroline Wozniacki, que baja hasta la cuarta posición.

Y es que la bielorrusa ha empezado muy fuerte la temporada, donde acumula 12 victorias consecutivas, lo que le ha reportado los títulos del Open de Australia y de Sydney.

Kuznetsova y Zvonareva se llevan el dobles
En la disciplina de dobles, la pareja rusa formada por Svetlana Kuznetsova y Vera Zvonareva, se alzó con el título al vencer en la final a dupla italiana integrada por Roberta Vinci y Sara Errani por 5-7, 6-4 y 6-3.

Las rusas lograron su primer 'Grande' formando pareja y según parece, han decidido formalizar su relación hasta la disputa de los Juegos Olímpicos de Londres, donde tienen intención de representar a su país en la disciplina del dobles.


 

Azarenka y Sharapova se disputarán el título, el número uno y ver quien es la que más fuerte grita

La bielorrusa se deshizo en semifinales de la belga Kim Clijsters, mientras que Sharapova pudo con la checa Petra Kvitova.

 

La bielorrusa Victoria Azarenka, tercera favorita, y la rusa Maria Sharapova, cuarta, disputarán la final del Open de Australia, donde también se decidirá cual de las dos tenistas es la próximo número uno del mundo, tras derrotar en las semifinales, en tres mangas, a la belga Kim Clijsters, undécima cabeza de serie y defensora del título, y a la checa Petra Kvitova, segunda, respectivamente.

Azarenka demostró un gran nivel de concentración para imponerse a Clijsters por 6-4, 1-6 y 6-3, después de conectar 20 golpes ganadores y cometer 40 errores no forzados.

Tras un primer set en el que la bielorrusa supo aprovechar la ventaja que le otorgó un break de inicio, Clijsters puso la directa y se anotó cinco juegos de forma consecutiva, para igualar el encuentro con un 6-1 a su favor.

Pero la tercera favorita demostró que su tenis y su confianza ha ganado enteros y aguantó el empuje de la belga, para adelantarse con un break en el último set. Con 4-2 y 40-0, Azarenka perdió, de forma inexplicable, su servicio. Aunque no se puso nerviosa y tras romper a su rival, supo cerrar el partido con su servicio, clasificándose para disputar su primera final de Grand Slam de su carrera.

Azarenka no conoce aún la derrota en este inicio de temporada y suma once partidos ganados, ya que también se alzó con el título en Sydney. Además, se ha convertido en la primera tenista bielorrusa en alcanzar una final de Grand Slam desde que su compatriota Natasha Zvereva lo hiciera en 1988 en Roland Garros.

Por su parte, Sharapova pudo vengarse de la derrota en la final de Wimbledon ante Kvitova al doblegarla por 6-2, 3-6 y 6-4.

La clave del partido fueron las bolas de ruptura desaprovechadas por la tenista checa, ya que solo fue capaz de lograr tres de las 14 que dispuso, pese a las diez dobles faltas de Sharapova, mientras que la rusa tuvo un 100 por 100, ya que hizo buenas las cinco bolas de break que tuvo.

Esta será la sexta final de Grand Slam para la exnúmero uno del mundo, que podría volver a serlo si gana en Australia, torneo en el que ya se impuso en 2008. "Significa mucho para mí volver a jugar una final de Grand Slam. Me ilusiona volver a jugar aquí una final, después de haber perdido muy pronto en los dos últimos años”, afirmó la rusa.

Final de muchos decibelios

Azarenka y Sharapova protagonizarán una final inédita en los Grand Slam, pero en la que los chillidos de ambas tenistas se dejarán escuchar con fuerza en la Rod Laver Arena.

Hasta la fecha se han medido en seis ocasiones, con tres victorias para cada una de ellas, aunque este será el partido más importante disputada entre ambas, ya que habrá en juego el título del primer 'Grande' del año y el número uno del mundo.

Habrá que ver si Azarenka es capaz de controlar sus nervios, ante el partido más importante de su carrera y es capaz de lograr el primer Grand Slam en su palmarés. Sharapova, por su parte, tendrá que mejorar su servicio y tratar de cometer menos dobles faltas, para volver a triunfar en Australia y saborear las mieles de un nuevo Grand Slam, que sería el cuarto de su carrera.


 

Tres aspirantes al número uno y la defensora del título

Las semifinales del Open de Australia presentan un cartel de lujo, en ellas estarán presentes tres posibles número uno del mundo, Azarenka, Kvitova y Sharapova, y la vigente campeona, la belga Kim Clijsters.

 

El primer Grand Slam del año llega a su fin y ya solo cuatro tenistas pueden alzarse con el preciado trofeo. Se trata de la belga Kim Clijsters, defensora del título, y de la bielorrusa Victoria Azarenka, la checa Petra Kvitova y la rusa María Sharapova, estas tres últimas disputándose salir de Australia como número uno del mundo.

La primera semifinal medirá Cjijsters, la favorita de los aficionados australianos, con Azarenka, quizás la jugadora que más en forma ha llegado al torneo y reciente ganadora en Sydney. Ambas tenistas se han medido en seis ocasiones, con cuatro triunfos para la belga por dos de la bielorrusa, aunque fue esta última quien se impuso en el último precedente entre ambas, en Miami por un doble 6-3.

Kim ha llegado a las semifinales tras dejar atrás un cuadro complicado, donde tuvo que salvar cuatro bolas de partido en los octavos de final ante la china Na Li, además en cuartos apeó del torneo a la daneza Caroline Wozniacki, actual número uno del mundo.

Para Azarenka, su camino a la penúltima ronda del torneo ha sido mucho más placentero y solo ha cedido un set ante la polaca Agnieszka Radwanska en los cuartos de final. Con anterioridad, la bielorrusa ha ganado todos sus partidos por la vía rápida y junto a Sharapova es la tenista que menos juegos ha perdido para llegar a las semifinales.

La calve del partido estará en la mentalidad de Azarenka. La número tres del mundo ha demostrado ser una tenista fuerte mentalmente en estos últimos años, pero en Australia se juega mucho, ya que puede conseguir su primer Grand Slam y también ser la número uno del mundo. Además, frente a ella tendrá a una rival experta en este tipo de situaciones y con ganas de revalidar el título logrado el año pasado, ya que todo hace indicar que este será el último año que Clijsters juegue en Australia.

La revancha de Wimbledon

La segunda semifinalista saldrá del duelo que mida a Kvitova, segunda cabeza de serie, y Sharapova, cuarta. En lo que será la reedición de la final del año pasado en Wimbledon, donde la checa se impuso a la rusa en dos sets, empatando a uno en sus enfrentamientos cara a cara. Empate que se decantaría del lado de la checa por 2-1, tras el abandono de Sharapova en Tokio.

La rusa, que ya sabe lo que es ganar en Australia y que ya ha sido número uno del mundo, es la que mejor tenis ha mostrado en estas dos semanas de competición. Recuerda mucho a la Sharapova de hace unos años, con un juego muy agresivo, metiendo presión desde el resto a su rival y mostrándose muy segura desde el fondo de la pista.

Su partido más complicado para llegar hasta las semifinales fue ante la belga Sabine Lisicki en los octavos de final, donde la rusa cedió su único set del torneo. En cuartos, y pese a que todo el mundo esperaba el duelo contra Serena, Sharapova se midió a su compatriota Ekaterina Makarova, ya que dio la sorpresa en los octavos al eliminar a la menor de las Williams.

Lo mismo le ha pasado a su rival en las semifinales, ya que Kvitova tampoco jugó los cuartos ante ninguna cabeza de serie, sino que lo hizo ante la italiana Sara Errani. Para la checa su prueba de fuego llegó en su partido ante Carla Suárez, donde cedió un set. Aunque el resto de compromisos los ha solventado con relativa facilidad.

Sharapova tiene hambre de venganza y para ello deberá controlar sus bnervios y evitar las numerosas dobles faltas que comete en los partidos importantes. Mientras habrá que ver si Kvitova aguanta bien la presión y sus molestias en la pierna izquierda no le pasan factura.


 

Kvitova y Sharapova cumplen el guión y se encuentran en semifinales

Ambas tenistas se midieron en los cuartos de final ante las jugadoras revelación de la presente edición, la italiana Sara Errani y la rusa Ekaterina Makarova.

 

La checa Petra Kvitova y la rusa Maria Sharapova se enfrentarán en el segunda semifinal del Open de Australia, tras haber solventado sus compromisos de cuartos de final ante la italiana Sara Errani y Ekaterina Makarova, respectivamente.

Kvitova, segunda cabeza de serie, no tuvo un partido fácil ante Errani, que plantó cara a la checa gracias a una gran defensa y a continuas dejadas, para sacar a la checa de su zona de golpeo. Aún así, el encuentro comenzó muy de cara para Kvitova, que quebró de inicio el saque de Errani, para más tarde adelantarse con una ventaja de 5-2. La pequeña tenista italiana plantó batalla y logró recortar distancias hasta el 5-4, momento donde la checa mantuvo su servicio para llevarse la primera manga por 6-4.

El segundo set caería del lado de Kvitova por idéntico resultado, después de que remontara un 4-1 adverso y endosara a su rival cinco juegos de manera consecutiva.

Por su parte, Sharapova se mostró muy superior en el duelo de jugadoras rusas a Makarova, la 56 del mundo y una de las grandes sorpresas del torneo, que había sido capaz de eliminar a Serena Williams y Vera Zvonareva, derrotándola por 6-2 y 6-3, en poco menos de una hora y media de juego, y tras anotar 26 golpes ganadores.

La rusa, con su victoria, alcanza las semifinales de un Grand Slam por décimo tercera vez en su carrera. Precisamente, en el Open de Australia ha jugado ya cuatro semifinales, ganado dos y perdiendo otras dos.

Ante Kvitova tendrá la ocasión de vengarse de la derrota que la checa la infringió en la final de Wimbledon. “Creo que ella es la mejor ahora mismo. Está haciendo el mejor tenis de su carrera y viene de lograr grandes victorias, así que estoy deseando enfrentarme a ella. No me gusta perder muchas veces con la misma tenista, por lo que lo haré lo mejor posible”, sentenció la rusa.

Errani-Vinci y Zvonareva-Kuznetsova, a por el dobles

Pese a perder en los cuartos del cuadro individual, Errani tuvo un buen día, ya que junto a su compatriota Roberta Vinci, se clasificó para la final de la categoría de dobles al vencer a la dupla checa formada por Lucie Hradecka y Andrea Hlavackova por 5-7, 7-5 y 6-1.

Esta será la primera final de Grand Slam para las italianas como pareja, que su máximo logro en un 'Grande' habían sido los cuartos de final del US Open del año pasado.

Sus rivales en la lucha por el título serán las rusas Vera Zvonareva y Svetlana Kuznetsova, quienes superaron a la india Sania Mirza y la rusa Elena Vesnina, sextas cabezas de serie, por 7-6, 2-6 y 6-4.


 

Clijsters y Azarenka se medirán por un puesto en la final

La belga se deshizo en dos mangas de la danesa Caroline Wozniacki, mientras que la bielorrusa tuvo que remontar un set ante la polaca Agnieszka Radwnaska.

 

La presente edición del Open de Australia ya conoce a sus dos primeras semifinalistas, no son otras que la belga Kim Clijsters y la bielorrusa Victoria Azarenka, quienes el jueves se enfrentarán por un puesto en la final.

Clijsters, defensora del título, se impuso a la danesa Caroline Wozniacki, número uno del mundo, por 6-3 y 7-6. En un partido que tenía dominado por 5-2 en el segundo set, pero que le costó cerrar debido a la precipitación en sus golpes. Aunque finalmente, hizo buena la ventaja que tomó en el tie break y pudo sellar su pase a las semifinales.

“Ella subio el nivel de su juego en los momentos finales y eso me complicó para cerrar el partido. Jugamos un gran tie break y, finalmente, pude llevarme la victoria”, aseguraba tras el encuentro Clijsters.

Esta era la sexta vez que ambas tenistas se enfrentaban, y la sexta ocasión en que la belga se llevaba la victoria, aunque era el primer partido de ellas en un Grand Slam.

Por su parte, Azarenka tuvo que remontar un set en contra ante la polaca Agnieszka Radwnaska, a la que terminó ganando por 6-7, 6-0 y 6-2, en casi dos horas de juego.

La bielorrusa fue dominando todo el primer set, pero nunca llegó a irse en el marcador, ya que no era capaz de consolidar los breaks. De este modo. Se llegó al tie break, donde Radwanska jugí un tenis perfecto y no permitió a la tercera favorita del torneo hacer ni un punto.

Azarenka reaccionó de inmediato y con un juego mucho más agresivo, endosó un doloroso 6-0 a la polaca en la segunda manga para igualar el partido.


El tercer set también fue dominado de principio a fin por Azarenka, que se mostró mucho más fuerte física y mentalmente que su rival. “Trate de olvidar lo mal que jugué en el primer set y lo conseguí y esa fue una de las claves de mi victoria”, afirmó la buelorrusa.

Clijsters y Azarenka se han medido hasta la fecha en seis ocasiones, con cuatro victorias para la belga y dos para la bielorrusa. Precisamente, el año pasado Clijsters dejaba fuera del torneo a Azarenka en los cuartos de final.

Wozniacki pierde el número uno

La derrota de Wozniacki ante Clijsters, no solo la priva de conseguir su primer Grand Slam, sino que hace que desde el próximo lunes ya no sea la número uno del mundo, después de 66 semanas en lo más alto de la clasificación.

A Wozniacki la sucederán como número uno del mundo, la bielorrusa Victoria Azarenka, la checa Petra Kvitova o la rusa María Sharapova. Solo esta última sabe lo que es ocupar esa posición del ranking durante alguna semana.

La tenista que logre imponerse en Australia o la que llegue más lejos de las tres será la nueva número uno mundial desde el próximo lunes. En caso de que Sharapova alcanzara la final, Wozniacki descendería a la cuarta posición.

Al respecto, la danesa ha señalado que no había pensado en ello. “He estado ahí durante mucho tiempo, terminando dos años como número uno mundial, así que a finales de año veremos quien termina en dicha posición”.

Vesnina-Mirza y Hradecka-Hlavackova, en semifinales

En la categoría de dobles, la india Sania Mirza y la rusa Elena Vesnina protagonizaron una de las sorpresas del día al eliminar por 6-3, 5-7 y 7-6, a la segundas favoritas del torneo, la pareja estadounidense formada por Lisa Raymond y Liezel Huber.

La rusa y la india necesitaron ocho bolas de partido para poder cerrar el encuentro y su pase a las semifinales, donde se medirán a la pareja rusa de Svetlana Kuznetsova y Vera Zvonareva, que derrotaron a las rumanas Irina Camelia Begu y Monica Nicolescu por 7-5 y 6-3.

La pareja checa integrada por Lucie Hradecka y Andrea Hlavackova, quienes también pudieron con unas rivales con mejor ranking que ellas, la estadounidense Vania King y la Kazaja Yaroslava Shvedova, a las que ganaron por 7-5 y 6-2, se medirá contra las italianas Sara Errani y Roberta Vinci, que ganaron ante las rusas Alla Kudryavtseva y Ekaterina Makarova por 6-3 y 6-1.


 

Clijsters salva cuatro bolas de partido ante Li y se cita con Wozniacki en los cuartos de final

La tenista belga vio como su rival se adelantaba en el tie break del segundo set por 6-2, aunque supo reaccionar a tiempo y evitar su eliminación ante Li. En lo que ha sido una reedición de la final del año pasado.

 

La belga Kim Clijsters y la danesa Caroline Wozniacki protagonizarán uno de los duelos más emocionantes de los cuartos de final del Open de Australia. La belga es la vigente campeona del título y fue número uno, mientras que la danesa es la actual mejor jugadora del mundo y quiere conseguir su primer 'Grande'.

Para llegar a los cuartos, Clijsters sacó adelante un partido épico tras derrotar a la china Na Li, después de remontar cuatro puntos de partido y reponerse de unos problemas en un tobillo, por 4-6, 7-6 y 6-4.

Clijsters comenzó muy bien el partido tras adelantarse por 3-1, pero Na Li recuperó el saque perdido en el quinto juego y cuando se disputaba el sexto, la belga se torció el tobillo y tuvo que ser atendida por el médico del torneo.

Por momentos parecía que se iba a repetir la misma circunstancia que Na Li vivió en su anterior partido con Anabel Medina, que tuvo que retirarse también al inicio del partido tras lesionarse en un tobillo, pero la belga retornó a la pista y pudo aguantar, aunque perdió el primer set.

La jugadora asiática tomó ventaja en el segundo con 3-1 y parecía que la suerte del partido estaba echada, pero la vigente campeona del torneo y llevó el set al juego de desempate. Li dispuso de un parcial de 6-2, pero Clijsters apeló a la heroica y le endosó seis puntos seguidos para forzar la tercera manga.

La tenista china acusó anímicamente el golpe y comenzó muy descentrada la tercera manga en la que recibió un 4-0 de salida de la belga y aunque consiguió recuperar un servicio, acabó perdiendo un partido que tuvo ganado.

Por su parte, Wozniacki tuvo menos problemas para superar a la serbia Jelena Jankovic, a la que eliminó del torneo por 6-0 y 7-5.

La número uno del mundo se complicó el partido cuando desaprovechó una ventaja de 4-1 en el segundo set, tras el empate de la serbia a cinco, Wozniacki volvió a aumentar el ritmo en su tenis y, de este modo, consiguió un nuevo break, y ya con su servicio selló su pase a los cuartos.

Azarenka se medirá a Radwanska

La bielorrusa Victoria Azarenka, tercera cabeza de serie, se convirtió en la primera tenista en clasificarse para los cuartos del final, al vencer en cuarta ronda a la checa Iveta Benesova por un doble 6-2, en poco más de una hora de juego.

Azarenka, reciente campeona en Sydney, mostró el juego sólido desde el fondo de la pista que lleva haciendo durante toda la semana y que le ha permitido llegar hasta cuartos de final cediendo solo 12 juegos.

Ante Benesova, la bielorrusa no cedió su servicio en ninguna ocasión y en ambos parciales empezó rompiendo el saque de su rival y solo tuvo lagunas en su juego cuando servía para cerrar cada una de las mangas.

La primera se la llevó en 34 minutos de juego, gracias a una derecha de su rival que se quedó en la red. Para entonces, la tercera cabeza de serie, quien busca en Australia su primer 'Grande', ya había anotado en su cuenta 11 golpes ganadores.

El segundo set fue un calco del primero, con Azarenka rompiendo en dos ocasiones el saque de Benesova, quien pese a subir el ritmo y la intensidad de sus golpes, no logro hacer un break a su rival. Eso sí, antes de perder, la checa salvó cinco bolas de partido, tres con su servicio y dos al resto.

En cuartos de final, Azarenka se medirá a la polaca Agnieszka Radwanska, octava favorita, que no tuvo problemas para deshacerse por doble 6-1 de la alemana Julia Goerges, vigésimo segunda favorita.

Goerges cometió demasiados errores ante una rival que juega de forma muy inteligente al tenis y que no concedió muchos regalos a la alemana. De este modo, la polaca llega a la misma ronda donde fue eliminada el año pasado ante la belga Kim Clijsters.

Pennetta y Dulko son eliminadas

Una de las sorpresas de la competición llegó en la disciplina de dobles, ya que las vigentes campeonas, la pareja italo-argentina formada por Flavia Pennetta y Gisela Dulko, cayeron en tres mangas ante la dupla rusa integrada por Svetlana Kuznetsova y Vera Zvonareva.

Pese a perder el primer set por 6-3, las rusas reaccionaron y se llevaron las dos siguientes mangas por 6-3 y 7-6. En cuartos de final podrían enfrentarse a sus compatriotas María Kirilenko y Nadia Petrova.


 

Kvitova se salva in extremis de la eliminación ante Carla Suárez, Sharapova y Serena ganan sin problemas

La española estuvo muy cerca de dar la gran sorpresa del torneo al ir ganado por 2-0 en el tercer set, aunque la checa, con un tenis muy agresivo, supo sobreponerse y llevarse el encuentro.

 

La checa Petra Kvitova, número dos del mundo, sobrevivió a un duro partido de segunda ronda ante la española Carla Suárez Navarro, quien jugó un gran tenis para forzar a la segunda favorita a ganarla en tres sets por 6-2, 2-6 y 6-4, pese a que la tenista canaria gozó de un break de inicio en el último parcial.

La checa, campeona en Wimbledon el año pasado, arrasó en el primer set gracias a un gran saque y una buena derecha. Según comenzó el encuentro, nada hacía presagiar que Kvitova sufriría para sellar su pase a la tercera ronda. Y es que Suárez empezó a sentirse más cómoda en la pista y con un bello y efectivo revés a una mano, fue dominando los puntos. De este modo y la alegría de las gradas de Melbourne, que querían más tenis, la canaria se llevó el segundo set por 6-2 y se adelantó en el tercero por 2-0.

Fue en ese momento cuando la checa reaccionó y empezó a conectar golpes ganadores, tanto con su derecha como con su revés, para dar la vuelta al marcador y devolver el break a la española. Con 5-4 y servicio, Kvitova no perdonó y se clasificó para la tercera ronda, donde deberá medirse a la rusa María Kirilenko, quien doblegó en tres mangas a la canadiense Aleksandra Wozniak.

Por otra parte, Serena Williams consiguió una contundente victoria por 6-0 y 6-4 ante la checa Barbora Zahlavova Strycova, en poco más de una hora de juego.

Williams, cinco veces campeona en Melbourne, no pudo defender sus títulos de 2009 y 2010 el año pasado por una lesión y se dudó sobre su participación en esta edición tras haber abandonado el torneo preliminar en Brisbane por un problema de tobillo.

Después de la primera ronda ante Tamira Paszek, Williams mostró mayor calidad el jueves y castigó a Strycova con buenos golpes ganadores desde el fondo de la pista para quedarse con el set inicial.

La menor de las hermanas Williams, de 30 años, se enfrentará en tercera ronda a la húngara Greta Arn, quien dio la sorpresa al eliminar a la eslovaca Dominika Cibulkova, cabeza de serie número 17, por 6-2, 3-6 y 10-8.

También ganó sin problemas la rusa Maria Sharapova, cuarta favorita, que solo permitió hacer un juego a la estadounidense Jamie Hampton para terminar imponiéndose por 6-0 y 6-1. La rusa tendrá en tercera ronda el difícil compromiso de la alemana Angelique Kerber.

Ivanovic sigue, Pavlyuchenkova cae

La jornada fue buena para las cabezas de serie, ya que también sellaron su pase a la tercera ronda la serbia Ana Ivanovic, vigésimo primera favorita, que derrotó por 6-2 y 6-3 a la holandesa Michaella Krajicek; la alemana Sabine Lisicki, décimo cuarta, quien se deshizo de la israelí Shahar Peer por 6-1 y 6-2; y la rusa Svetlana Kuznetsova, décimo octava, que venció a la estadounidense Sloane Stephens por 7-6 y 7-5.

En la cara opuesta encontramos a la estonia Kaia Kanepi, vigésimo quinta, que cayó a manos de la rusa Ekaterina Makaraova por 2-6 y 5-7; la rusa Anastasia Pavlyuchenkova, décimo quinta, que cedió frente a la estadounidense Vania King por 7-5, 3-6 y 4-6, tras cometer 11 dobles faltas; la rusa Nadia Petrova, vigésimo novena, eliminada por un doble 6-2 por la italiana Sara Errani; y la italiana Roberta Vinci, vigésimo tercera, que sucumbió ante la china Jie Zheng por 4-6 y 2-6.

Precisamente, Zheng será la próxima rival de la francesa Marión Bartoli, novena cabeza de serie, en la tercera ronda, en lo que será uno de los duelos más destacados de dicha fase. Bartoli se ha clasificado para la tercera ronda al vencer a la australiana Jelena Dokic, en la sesión nocturna, por 6-3 y 6-2.

Con la eliminación de Dokic, el cuadro femenino se queda sin participantes locales, después de la prematura e inesperada eliminación en la primera ronda de Samantha Stosur a manos de la rumana Sorana Cirstea, que sigue viva en el torneo gracias a su victoria en tres mangas ante la menor de las hermanas Radwnaska.

 

Las protagonistas del día: 

         

Serena Williams

La estadounidense con su triunfo en segunda ronda ante Barbora Zahlavova Strycova, ha sumado su victoria número 500 en el circuito desde que es profesional.

 

Greta Arn

La veterana tenista húngara ha logrado, por primera vez en su carrera, pasar a la tercera ronda del Open de Australia, gracias a eliminar a Dominika Cibulkova.

 

Ekaterina Makarova

La rusa ha dejado fuera del torneo en la segunda ronda a la estonia Kaia Kanepi, vigésimo quinta favorita, y flamante vencedora en el torneo de Brisbane.

 

Jie Zheng

La semifinalista en 2007 y 2008 ha vuelto ha clasificarse para la tercera ronda del primer Grand Slam del año. parece que Zheng se ha reencontrado con su tenis.


 

Wozniacki, Azarenka, Clijsters y Li avanzan a tercera ronda sin ceder un set

La danesa fue la que más sufrió para pasar ronda, ya que la georgiana Anna Tatishvili la obligó a llegar a la muerte súbita en el segundo parcial, mientras que Azarenka y Clijsters solo dejaron a sus rivales hacer un juego.

 

Las principales favoritas de la parte alta del cuadro del Open de Australia ganaron sin problemas sus partidos de segunda ronda. De este modo, la danesa Caroline Wozniack, número uno del mundo, se deshizo de la georgiana Anna Tatishvili por 6-1 y 7-6.

Tras una primera manga jugada a placer por la número uno del mundo, la georgiana subió su nivel en el segundo set y obligó a la danesa a dar lo mejor de sí mismo, obligándola a llegar al tie break y llevándose el partido en algo más de hora y media de juego.
En la tercera ronda, Wozniacki deberá medirse a la rumana Mónica Nicolescu, vigésimo primera cabeza de serie, quien se impuso por 4-6, 6-4 y 6-1 a la francesa Pauline Parmentier.

Anteriormente, la belga Kim Clijsters, viegnte campeona del torneo, rlogró una aplastante victoria ante la francesa Stephanie Foretz Gacon por 6-0 y 6-1, en menos de una hora de juego.

La belga, undécima preclasificada, mostró un tenis de gran calidad y en tercera ronda deberá medirse a la eslovaca Daniela Hantuchova, que remontó un set de desventaja ante la ucraniana Lesia Tsurenko.

En el último partido del día, la bielorrusa Victoria Azarenka, tercera cabeza de serie, volvió a arrollador a su rival, la australiana Casey Dellacqua, por 6-1 y 6-0. Azarenka también ganó por el mismo marcador su partido de primera ronda.

Su tercer partido en Austrlia no será fácil para la bielorrusa, ya que deberá medirse a la alemana Mona Barthel, una de las tenistas que más en forma está en este inicio de año, ya que viene de ganar el título en Hobart.

Otros nombres importantes que tendrá la próxima ronda serán el de la polaca Agnieszka Radwanska, octava preclasificada, y el de la serbia Jelena Jankovic,decimotercera, que vencieron a la argentina Paula Ormaechea y a la taiwanesa Chang Kai-Chen, respectivamente.

Schiavone y Peng, eliminadas

Pero la tercera jornada del primer Grand Slam del año, también deparó algunas sorpresas, como lo fueron las eliminaciones de la italiana Francesca Schiavone, décima cabeza de serie, o de la china Shua Peng, décimo sexta.

Schiavone no pudo hacer nada frente a su compatriota Romina Oprandi por 6-3 y 6-4. La undécima jugadora mundial cometió demasiados errores no forzados y estuvo muy imprecisa con su servicio, con el que contabilizó nueve dobles faltas.

Oprandi jugará en tercera ronda ante la alemana Julia Goerges, que se vio beneficiada por la retirada de la griega Eleni Daniilidou, cuando la germana dominaba en el marcador por 6-2 y 2-0.

Por su parte, Peng volvió a caer ante una de sus bestias negras del circuito, la checa Iveta Benesova por 6-2 y 6-4. Benesova se ha impuesto a Peng en los tres duelos que han disputado entre ambas y en cuartos se verá las caras ante la rusa Nina Bratchikova, que dio cuenta de la italiana Alberta Brianti por 6-2 y 6-1.

Medina Garrigues ante Li

La única española que ha sido cabeza de serie en Australia, Anabel Medina Garrigues, se clasificó para la tercera ronda al vencer con absoluta facilidad, por 6-1 y 6-0, a la bielorrusa Olga Govortsova.

La valenciana jugó un tenis muy completo y planteó de forma inteligente el partido, defendiéndose bien ante las embestidas de su rival y esperando el error de ésta, pero atacando en cuanto tenía opción, trabajando bien los puntos.

En tercera ronda, Anabel tendrá una complicada rival en la china Na Li, quinta cabeza de serie y finalista en Melbourne el pasado año, que dejó fuera del torneo a la tenista local, Olivia Rogowska, por un doble 6-2.
 

Las protagonistas del día:

 

         

Mona Barthel

La alemana participa por primera vez en Australia y ya ha alcanzado la tercera ronda. Ahora tendrá una dificil rival, como lo es Azarenka. Habrá que ver que es lo que puede hacer.

 

Nina Bratchikova

Pese a tener 26 años, la tenista rusa nunca había disputado la fase final de un Grand Slam. En australia ha dejado fuera a Pennetta y Brianti y ahora le espera Benesova.

 

Romina Oprandi

La tenista italiana nunca había pasado de la primra ronda en el primer Gran Slam del año y en esta edición, tras ganar a Schiavone, jugará tercera ronda.

 

Daniela Hantuchova

La eslovaca ha jugado dos partidos al límite en Austrlia y los dos los ha gando remontando el primer set. Ahora le toca medirse a Clijsters, donde no tiene opción al fallo.


 

Clijsters inicia con éxito la defensa del título, en un día en el que también ganan Wozniacki, Azarenka y Li

La polaca Agnieszka Randwnaska, octava favorita, sufrió más de lo previsto para pasar a segunda ronda, ya que tuvo que remontar un set de desventaja ante la estadounidense Bethanie Mattek-Sands.

 

La belga Kim Clijsters, número 14 del mundo y vigente campeona en Australia, inició con éxito la defensa del título conseguido el año pasado en el primer Grand Slam del año al vencer a la zurda portuguesa, Maria Joao Kohler, por 7-5 y 6-1.

La tenista portuguesa, procedente de la previa, aguantó muy bien en el primer set y consiguió llevar el marcador ante el 5-5, momento en el que perdió por primera vez su servicio en el partido y le valió la pérdida del set.

Tras ello, Kim jugó mucho más tranquila y segura desde el fondo de la pista y anotó ocho de los últimos nueve juegos para llevarse el partido y el pase a la segunda ronda. “Fue difícil leer su servicio, ya que nunca había jugado ante ella. "Es fantástico volver, siempre me encanta venir a Australia pero la sensación es aún más fuerte después del año pasado. Es genial estar de vuelta en esta pista, me trae muy buenos recuerdos", afirmó la belga.

Por su parte, la danesa Caroline Wozniacki, número uno del mundo, ganó sin problemas a la australiana Anastasia Rodionova por 6-2 y 6-1, en poco más de una hora de juego.

El partido pareció prometer mucho más en un principio, ya que la australiana jugó unos buenos puntos a las líneas, pero empezó a cometer demasiados errores, algo que pagó caro ante la número uno mundial. “Estaba un poco nerviosa antes del partido, pero la muñeca me respondió bien y me he sentido muy cómoda en la pista”, señaló Wozniacki.

También mostraron su candidatura al título final la bielorrusa Victoria Azarenka, número tres del mundo, y la china Na Li,  finalista en la pasada edición, que superaron con comodidad a la inglesa  Heather Watson por 6-1 y 6-0 y a la kazaja Ksenia Pervak por 6-3 y 6-1, respectivamente.

Otras favoritas que ganaron sin problemas fueron la serbia Jelena Jankovic a la inglesa Laura Robson, la china Shuai Peng a la francesa Aravane Rezai o la alemana Julia Goerges a la sueca Polona Hercog.

Pennetta, Wickmayer y Safarova eliminadas

Las primeras sorpresas en el primer Grand Slam del año fueron las eliminaciones de la italiana Flavia Pennetta, décimo novena favorita, la checa Lucie Safarova , vigésimo cuarta, y la belga Yanina Wickmayer, vigésimo octava. 

Penneta cayó en tres mangas a manos de la rusa  Nina Bratchikova por 3-6, 6-1 y 2-6; Safarova hizo lo propio ante la estadounidense Christina Mchale por 2-6 y 4-6; y  Wicmayer se vio sorprendida por la kazaja Galina Voskoboeva por 5-7 y 2-6.

Cabe destacar, que tanto Pennetta como Wickmayer habían llegado a la final en uno de los torneos de preparación del Open de Australia, por lo que su juego estaba en alza, aunque la tenista italiana tuvo que abandonar en la final de Auckland por problemas en su espalda.

También estuvieron al borde la eliminación la cabeza de serie número ocho, la polaca Agnieszka Radwanska, la eslovaca Daniela Hantuchova, vigésima, o la rumana Mónica Nicolescu, trigésimo primera. Todas ellas tuvieron que remontar un set de desventaja para terminara ganado sus encuentros de primera ronda.

Radwnaska logro imponerse a la estadounidense Bethanie Mattek-Sands por 6-7, 6-4 y 6-2, antuchova a la también estadounidense Varvara Lepchenko por 4-6, 6-3 y 6-2, y Nicolescu a la francesa Alize Cornet por 5-7, 6-0 y 6-3.

Cara y cruz para las españolas

En lo que se refiere a la participación española en el cuadro femenino, Anabel Medina Garrigues, vigésimo sexta favorita, se clasificó para la segunda ronda al elimnar por un doble 6-3 a la checa Eva Birnerova. Ahora deberá medirse en segunda ronda a la bielorrusa Olga Govortsova.

La cruz fue para la catalana Laura Pous Tio, que cedió sin resistencia ante la italiana Francesca Schiavone, décima favorita, por 1-6 y 3-6, en poco más de una hora de juego y tras cometer 33 errores nos forzados.

 

Las protagonistas del día

         

Christina McHale

La joven estadounidense es una de las tenistas que habrña que tener en cuenta de cara al futuro. Ante Safarova necesitó poco más de una hora y mostró un juego muy sólido.

 

Monica Nicolescu

La rumana avanzó a la segunda ronda tras jugar un partido de más de tres horas ante la francesa Alize Cornet. Ambas terminaron llorando en la pista por el esfuerzo físico realizado.

 

Paula Ormaechea

Es la primera participación de la tenista argentina en un Grand Slam y ya se encuentra en la segunda ronda, gracias a su triunfo ante la rumana Simona Halep.

 

Eleni Daniilidou

La griega ha sido la encargada de poner el punto y final en Australia a la japonesa Kiminko Date-Krumm, la tenista más veterana del cuadro femenino.

 


 

Seis tenistas buscarán salir de Australia como número uno del mundo

La belga Kim Clijsters tratará de revalidar el título conseguido el año pasado ante la china Na Li en la que parece que será su última participación en el Open de Australia.

 

La presente edición del Open de Australia en su versión femenina se presenta más abierta que nunca, con seis tenistas candidatas a terminar el torneo como número uno mundial (Wozniacki, Kvitova, Azarenka, Sharapova, Stosur y Radwanska), nueve campeonas de Grand Slam en su cuadro principal (Kvitova, Sharapova, Li, Stosur, Schiavone, Clijsters, Williams, Kuznetsova e Ivanovic), y cinco exnúmeros uno Sharapova, Clijsters, Williams, Jankovic y Ivanovic.

Con estas cifras, la actual defensora del título, la belga Kim Clijsters, no lo tendrá fácil para poder revalidar el Grand Slam que ganó el año pasado ante la china Na Lo. Clijsters querrá ofrecer lo mejor de si misma, sabedora que esta puede ser su última participación en Melbourne, lugar donde siempre le han tratado como si fuera jugadora local, desde que mantuviera, durante varios años, una relación sentimental con el tenista e ídolo australiano Lleyton Hewitt. Pero Kim no lo tendrá fácil, ya que en tercera ronda podría medirse a la eslovaca Daniela Hantuchova, en octavos jugar contra Li, en lo que sería revivir la final del año pasado, en cuartos ante Caroline Wozniacki y en semifinales ante Azarenka o Radwanska.

Precisamente, la danesa Caroline Wozniacki, número uno del mundo, intentará retener dicho privilegio y buscará conseguir el primer 'Grande' de su carrera. Aunque, al igual que Kim, no tiene una parte del cuadro asequible.

Por la parte baja del cuadro, la checa Petra Kvitova buscará llegar a la final y lograr alzarse con el número uno del mundo, auqneu para ello tenga que dejar en su camino a rivales de la entidad de la francesa Marion Bartoli o la serbia Ana Ivanovic. Además, en cuartos, podría medirse a la favorita del público, la australiana Samantha Stosur.

Por esa misma zona del cuadro va la estadounidense Serena Williams, aunque no debería medirse a Kvitova hasta una hipotética semifinal. Serena podría cruzarse en el camino de las rusas Vera Zvonareva y María Sharapova.

Un cruce de primera ronda que hay que destacar, aunque ninguna de ellas es favorita al triunfo final, es el que protagonizarán la australiana Jelena Dokic y la rusa Anna Chakvetadze, ambas extop ten.

Lo cierto es que el cuadro está más abierto que nunca y ganar el título no va a ser una tarea fácil. Eso sí, quien se lleve el primer Grand Slam del año, dará un golpe de autoridad de cara al resto de la temporada. Una temporada en la que está en juego la Medalla de Oro de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Las favoritas:

         

Kim Clijsters

Es la gran favorita para los australianos y la actual defensora del título. Si las lesiones la respetan, la belga está llamada a ser una de las principales favoritas al título final. Además de siempre jugar muy bien en Australia, esta podría ser su última participación en el torneo.

 

Petra Kvitova

La que muchos ven como la sucesora de Wozniacki en el número uno mundial, ya firmó un gran papel el año pasado en Australia, donde puso contra las cuerdas a la rusa Vera Zvonareva. Ya sabe lo que es ganar un Grand Slam y su potencial tenístico la hacen la adversaria más temible.

 

Victoria Azarenka

Su triunfo en Sydney la ha catapultado a ser una de las principales candidatas a llevarse la corona en Melbourne. Pese a no tener ningún Grand Slam, la bielorrusa es una de las habituales en las rondas finales y la mejora en su tenis hará que gané uno dentro de poco.

 

Serena Williams

La menos de las Williams quiere volver a ganar un Grand Slam y Australia siempre se le ha dado bien. Habrá que ver como llega físicamente, tras su lesión de tobillo, pero seguro que es una de las tenistas que llega hasta la ronda final. Volverá ¿Serena a a lo más alto?

 

A tener en cuenta:

         

Na Li

La tenista china tiene un registro envidiable en Australia, ya que de sus últimos 23 partidos ha ganado 20. Es la actual finalista del primer Grand Slam del año y tras hacer una dura pretemporada afirma volver con "hambre" de títulos. Será una de las que esté en las rondas finales.

 

Caroline Wozniacki

La actual número uno del mundo volverá a tener la oportunidad de demostrar que es capaz de ganar un Grand Slam o, al menos, hacer un buen papel. El no ser una de las principales favoritas al título final, puede que le ayude a jugar sin presión y hacer su mejor tenis.

 

Agnieszka Radwanska

Es una de las jugadoras con el tenis más versatil del circuito. Domina muy bien las alturas y los efectos y sabe cuando es el moento de cambiar los ritmos en los peloteos, aún así puede que su físico aún sea débil para aguantar dos semanas de competición al máximo nivel.

 

Maria Sharapova

Pese a venir de una lesión de tobillo, la rusa siempre ofrece su mejor versión en las citas importantes. En Australia siempre ha firmado grandes actuaciones y querrá demostrar que es una de las tenistas a tener en cuenta en la presente temporada para llegar al número uno.

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es