"Faltan torneos y falta motivación para el tenis femenino argentino"

La argentina Clarisa Fernandez, quien tuvo que retirarse a inicios de 2008 debido a unos problemas crónicos en sus rodillas, llegó a ser la 26 del mundo y alcanzó las semifinales de Roland Garros en 2002. Ahora, centrada en sus estudios de Administración de Empresa, hace un repaso para www.master1000.es de lo que fue su carrera y la actualidad del tenis, tanto masculino como femenino, de su país.

 

Dejó el tenis en 2008, jugando su último partido en primera ronda del Open de Australia. ¿fue difícil tomar esa decisión?

La verdad que fue difícil tomar la decisión, pero ya jugar era muy costoso ya que mis lesiones en ambas rodillas me imposibilitaban jugar al 100 por 100. Decir adiós a un deporte que lo jugué desde muy pequeña no fue una tarea fácil.

¿Llevaba meditando la decisión de dejar el tenis mucho tiempo?

La verdad que no, siempre pensé que podía rehabilitarme, pero mis problemas de rodilla empezaron en 2003 y cada día se fue incrementando el dolor. Si bien me operé tres veces, no pude recuperarme para jugar el circuito.

¿Cuál era su problema?

Un problema motor de nacimiento en ambas rodillas, que hacía que rompiera mis cartílagos y se inflamara.

¿Dónde cree que hubiera podido llegar de no sufrir esa lesión crónica?

La verdad que es muy difícil poder saber hasta donde hubiera llegado, pero cuando pude jugar al 100 por 100 pude ganar buenos partidos y de igual a igual con las mejores.

Rafa Nadal lleva alejado de las pistas desde julio por un problema en su rodilla. ¿Es difícil sobreponerse a este tipo de lesión?, ¿cree que el español podrá jugar muchos años más en el circuito?

Nadal es un jugador increíble, que, seguramente, si lo dejan las lesiones va a volver al máximo del ranking como siempre estuvo.

Volviéndo a usted. En 2012 hacían diez años desde que sorprendiera al mundo del tenis y se colara en las semifinales de Roland Garros con solo 20 años, ¿qué recuerdos tiene de aquello?

La verdad que son recuerdos hermosos, ya que era muy joven e inexperta y fue todo de golpe. Viví hermosos momentos que nuca olvidaré.

Ganó a tenistas como Clijsters, Dementieva o Paola Suárez, ¿cómo afrontaba esos partidos?

Cuando uno tiene esa clase de partidos sabe que tiene que jugar a un nivel superior que lo hace normalmente, porque son jugadores de alta categoría. Para que suceda esto, debe trabajar la mente para jugar punto por punto, sin pensar en lo que puede llegar a pasar. Muchas veces, por miedo a cometer errores, uno se paraliza y deja de hacer su juego. Hay que ser positiva y jugar al máximo cada punto.

Luego en semifinales perdió ante Venus, ¿cómo logra una tenista tan joven soltar los nervios durante el partido?

Fue un partido muy particular, ya que era la primera vez que jugaba en ese estadio y los nervios de una semifinal no me permitieron soltarme al máximo. Fue una pena, pero igual fue muy bueno el torneo.

Después de todo eso, ¿cómo llevó la presión mediática?

La verdad que en ese momento preferí no volver al país y continuar con la temporada de hierba. Tomé esa decisión ya que era muy joven y con un perfil más bien bajo.

Usted jugó en una época en la que en el circuito convivían pegadoras con tenistas que cambiaban las alturas, buscaban efectos, ¿qué tenis le gustaba más el de ese momento o el de ahora?

Hoy en día es difícil encontrarse con jugadoras con cambio de ritmo, slice y variación en el juego. Está claro que el deporte cada vez es más potencia, pero también sería bueno para el circuito contar con jugadoras que tengas variación, subidas a la red, combinación de tiros, etc. Creo que a veces es más fácil que los entrenadores enseñen solo de fondo, es importante que de pequeñas aprendan todos los tiros y enseñarles a combinar jugadas.

¿Cómo se definiría usted como tenista?

Creo que era una jugadora que combinaba tiros, que podía ir a la red, y mi fuerte era el saque y la derecha. Claro que para ganar buenos partidos era necesario correr mucho y llegar a todas las bolas.

En la actualidad, Argentina cuenta con un gran potencial en el tenis masculino, pero no así en el femenino. ¿Qué cree que es lo que está pasando con las chicas en Argentina?, ¿hay futuro en el tenis femenino argentino?

La verdad que cuesta mucho sacar jugadoras. Hoy en día, cuando son jóvenes prefieren ir a otro deporte como es el Hockey, y si eligen el tenis lo dejan en la adolescencia. Faltan torneos y falta motivación para el tenis femenino a nivel nacional.

Parece que en el tenis argentino existe una obsesión con la Copa Davis, ¿cree que es una competición que se conseguirá en breve?

Cada vez se va a complicar más la Davis, ya que después del Del Potro no se ven jugadores de esa escala. David ya está mayor y no sabemos por cuánto tiempo más estará en el circuito. Él ha sido siempre una figura importante tanto en individuales como en dobles.

Desde que dejó el tenis en 2008, ¿nunca ha pensado en intentar regresar al circuito?

La verdad que el circuito es una etapa pasada, y nunca pensé en volver. Hoy en dia, estoy a un año de recibirme de Bussness Administration y estoy muy enfocada a ello.

¿Le gustaría en un futuro ser entrenadora o estar ligada a este deporte?

La verdad que es un deporte increíble y me encantaría en un futuro, luego de terminar la universidad, continuar conectada a este deporte.

¿Cómo le va la vida fuera de las pistas?

La verdad que muy bien. Muy contenta y feliz de estar en mi ciudad con mis seres queridos.

¿Podría contarnos alguna anécdota que le haya pasado en la pista de tenis?

Mi primer Grand Slam fue en Wimbledom y me tocaba la primera ronda con Magui Maleeva y estaba muy nerviosa. Al momento que me llamaron para entrar a jugar me quise poner desodorante  y no me di cuenta que tome el sprait para el pelo. Realmente me quedó todo muy pegajoso (risas).


Para terminar diez preguntas cortas:

1. Partido que recuerda con más orgullo: contra Clisjters

2. Peor partido que jugó: contra una brasileña

3. Manías en la competición: elegir las bolas antes de sacar

4. Cómo se concentraba antes de un partido: estando en un lugar tranquilo, sin ruido

5. Rival a la que no le gustaba medirse: Mauresmo

6. Mejor derecha del circuito: Graf

7. Mejor revés: Kuerten

8. Mejor saque: Roddick

9. Rival más completa: Henin

10. Amigas dentro del circuito: mi ex entrenador Leonardo Lerda, Milagros Sequera.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es