Wozniacki, una de las mejores en la segunda parte del año

La tenista danesa superó su ruptura sentimental centrándose en el tenis y logrando grandes resultados en la segunda parte de la temporada, que la han llevado ha conseguir un título, firmar dos finales y dos semifinales.

 

La danesa Caroline Wozniacki ha ido de menos a más en la temporada, en un año que se quedó fuera del Top Ten y llegó a bajar hasta la décimo octava plaza de la clasificación mundial, pero tras una gran segunda parte del año, Wozniacki lograba volver al Top Ten y también al torneo que reúne a las ocho mejores del mundo.

Con las dudas en su juego planteadas tras una campaña muy irregular en 2013, Wozniacki comenzó 2014 sin mucha confianza, tal vez dedicando más tiempo a su relación con el golfista Rory McIlroy y centrada en los preparativos de su boda. Así las cosas, la gira australiana fue decepcionante, cayendo en la segunda ronda de Sydney y en la tercera ronda del Open de Australia, lo que la hizo caer del Top Ten. No sería hasta el torneo de Dubai, perdió en su debut en Doha, cuando la danesa lograra alcanzar sus primeras semifinales del año.

Las cosas no fueron mejor con la llegada de marzo y el torneo de Indian Wells, ahí Wozniacki defendía final y, sin embargo, perdió en los octavos ante Jankovic, lo que la hizo descender en el ranking hasta la décimo octava posición.  Mejor le fueron las cosas en Miami alcanzando la cuarta ronda y más tarde en Monterrey, donde firmó sus segundas semifinales del año.

Wozniacki afrontó la temporada de tierra centrada más en su boda y su bagaje fue negativo, en Madrid, único torneo previo a Roland Garros que jugó, cedió ante la italiana Roberta Vinci en segunda ronda. Justo antes de la disputa del segundo Grand Slam del año, su comprometido ponía el punto y final a su relación, algo que hizo que la danesa no estuviera todo lo centrada que tenía que estar en París, despidiéndose en la primera ronda.

Pese a que muchos pudieran pensar que Wozniacki tocaba fondo, su ruptura sentimental le hizo bien, ya que volvió a volcarse en el tenis y el trabajo no tardó en dar sus frutos. De este modo, llegó a las semifinales en la hierba de Eastbourne y firmó octavos en Wimbledon, pero el punto de inflexión en la temporada de Wozniacki llegó en Estambul, donde logró el título, su primero del año, desplegando un gran tenis.

Con la confianza de haber ganado en Estambul se presentó en la gira americana, donde logró grandes resultados y solo pudo ser frenada por la estadounidense Serena Williams. Fue Serena quien la ganó en dos grandes partidos en los cuartos de Montreal y una semana más tarde en las semifinales de Cincinnati. Antes del US Open cayó en octavos de New Haven, para firmar en Nueva York una gran actuación, alcanzando su segunda final de un ‘Grande’, la primera fue también en el US Open en 2009. En la final, nuevamente Serena se cruzó en su camino, pero la buena actuación de la danesa la devolvía al Top Ten y dejaba encarrilada su clasificación para Singapur.

En la gira asiática Wozniacki siguió demostrando su buen estado de forma y alcanzó la final de Tokio, cayó ante Ivanovic, y las semifinales de Wuhan, donde perdió ante Bouchard. Ya muy justa de fuerzas por un calendario muy cargado, Wozniacki perdió en su debut en Beijing y decidió bajarse del torneo de Moscú.

Wozniacki vuelve al WTA Championships después de que no jugará el torneo desde 2001, en la que será su cuarta participación Tiene una gran oportunidad de certificar su gran mejoría y de plantar cara a las mejores del mundo.

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es