Schivone alza un título el año de su retirada 

La tenista, de 36 años, batió en dos sets en la final de Bogotá a Lara Arruabarrena.

 

En la que será su última temporada como profesional, la italiana Francesca Schiavone logró el octavo título de su carrera a sus 36 años, al derrotar a la española Lara Arruabarrena por 6-4 y 7-5.

"Estoy muy feliz y emocionada", dijo tras su victoria. "Hoy fue un partido de desastre, pero ganar fue lo más importante, Lara está mejorando mucho, creo que tuvo un tirón en un músculo y no pudo correr tan bien como puede, pero le doy gracias a Dios por poder ganar los últimos tres juegos".

Schiavone, exnúmero cuatro del mundo, llegaba al torneo sin haber sido capaz de ganar un partido en un cuadro final de un torneo de la WTA en todo el año. En Bogotá jugó gracias a una invitación de la organización y no la desaprovechó, dejando por el camino a la primera favorita, la holandesa Kiki Bertens.

"En este momento tengo recuerdos de mi campeonato en Roland Garros. Siempre he tenido muy buenas actuaciones en tierra, hace demasiado tiempo que gané un título y estoy muy contenta de volver a ganar. Ha sido un muy buen torneo para mí aquí en Bogotá. Me sentí muy emocionada de jugar mi juego", explicó la transalpina, que subirá más de 60 puestos en el ranking, lo que le permitirá el acceso directo para jugar en el segundo Grand Slam del año.

Con este triunfo, Schiavone logró la victoria número 600 de su carrera. "No estoy pensando en retirarme", apuntó, para terminar asegurando que "etoy disfrutando del tenis".

En la final de dobles, Beatriz Haddad Maia y Nadia Podoroska se hicieron con el título al superar a Veronica Cepede Royg y Magda Linette por 6-3 y 7-6.


 

Soler Espinosa se reencuentra con la victoria

La española no ganaba un partido de un cuadro final de la WTA desde hace un año, cuando también lo hizo en Bogotá.

 

Ha tenido que pasar un año para que la española Silvia Soler Espinosa haya vuelto a conseguir una victoria en un cuadro final de un torneo de la WTA.

Lo ha hecho en la primera ronda del torneo de Bogotá, precisamente donde había conseguido su última victoria el año pasado en las semifinales, después de deshacerse, no sin problemas, de la griega Maria Sakkari, octava preclasificada, por 6-3 y 7-6 en dos horas y 18 minutos.

Tras llevarse la primera manga, el partido tuvo que suspenderse debido a la lluvia. Soler Espinosa jugó bien tras la reanudación, tomando una ventaja de 5-3, pero no logró cerrar el partido pese a tener tres bolas de victoria con su servicio y dos más al resto. Sakkari llegó incluso a disfrutar de un 40-15 para igualar a un set, pero la española rompió y forzó el tie break, donde logró su pase a la segunda ronda a la séptima oportunidad.

También ganó en su debut Sara Sorribes, que se impuso a la checa Denisa Allertova por 6-1 y 7-6, citándose así en la segunda ronda con la checa Katerina Siniakova, segunda cabeza de serie, que derrotó a la suiza Jil Teichmann por 6-0 y 6-4.

Fue una jornada en la que debutó la principal favorita, la holandesa Kiki Bertens, que o tuvo problemas para superar a la serbia Nina Stojanovic por 6-4 y 6-1.

El día también deparó las victorias de las italianas Sara Errani y Francesca Schiavone, La paraguaya Victoria Cepede Royg, la polaca Magda Linette, la rusa Irina Khromacheva y la eslovena Dalila Jakupovic, quien fue la encargada de dejar fuera del torneo a la defensora del título, la estadounidense Irina Falconi.


 

Arruabarrena remonta en un mal debut

La campeona de 2013 sufrió para acceder a la segunda ronda.

 

La española Lara Arruabarrena superó la primera ronda del torneo de Bogotá, donde parte como cuarta cabeza de serie, al ganar a la suiza Conny Perrin, procedente de la fase previa, por 4-6, 6-3 y 6-2 en dos horas y tres minutos de juego.

La tolosarra, campeona en Bogotá en 2012, no comenzó bien el partido y terminó cediendo el primer set. Ya en el segundo rompió de inicio a su rival, una ventaja que le valió para igualar el encuentro.

Pese a ello, su entrenador Alejo Mancisidor no estaba contento con el resultado y no dudó en hacérselo ver a su rival, pese a que ya dominaba el partido con 2-1 y break en la tercera manga. “Ella no te va a estar fallando todo el rato. Eres tú la que da los pasos para atrás todo el rato y a no fallar. Eres tú la que está igualando el partido”, le apuntaba. “Todo esto pasa porque no estás positiva. Ahora estás obsesionada con ganar y vas a perder seguro, ya que a la que está igualado no puedes jugar. Cuando te pones por delante te vas atrás y al final iguala el partido. Hazle algo, que sino será un drama. Todo lo que sale de tu boca es negativo”, añadía.

Unas palabras que hicieron efecto en Arruabarrena, que mucho más agresiva y confiada lograba ganar cuatro de los últimos cinco juegos para sellar su pase a la segunda ronda.

Una ronda en la que también estará la sueca Johanna Larsson, tercera preclasificada, que se impuso a la francesa Fiona Ferro, procedente de la fase previa, por 2-6, 6-2 y 6-1.

La que no pudo superar su debut fue la colombiana Mariana Duque Mariño, campeona en 2010, que cayó a manos de la serbia Aleksandra Krunic por 6-2 y 6-4.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es