"No me gustaría dejar el individual, pero sí he pensado centrarme más en el dobles"

A sus 31 años, Arantxa Parra Santoja asegura que de cara a 2014 su "principal objetivo" será el dobles, disciplina que jugará, en la mayoría de los primeros torneos del año, con la rusa Vera Dushevina. Parra Santoja, quien ya jugó en Londres 2012, afirma que "una de las cosas por las que a lo mejor seguirá en activo dos años y medio más sería por los Juegos Olímpicos de Río".

 

¿Cómo valora su año?

La verdad es que ha sido un año complicado, ya que seguí con el individual y también quería hacerlo bien en dobles, por lo que decidí dividir la temporada y hacer la mitad del calendario para jugar a cada cosa. Me he dado cuenta que es muy complicado, ya que al separar los torneos y jugar unos en dobles y otros en individual te pasas mucho tiempo sin jugar continúo a ninguna de las dos.  Al menos estoy contenta, ya que he logrado mantenerme y en el dobles he hecho muy buenos resultados.

Imagino que uno de los problemas de jugar el dobles era que no entraba en esos torneos en el cuadro individual por ranking y tenía que jugar la previa

¡No entraba ni en las previas!. Yo iba a jugar el dobles y solo tenía opción de jugar el cuadro de dobles. Al ir a jugar en torneos grandes no podía entrar ni en la previa del individual. Cuando volvía a un torneo individual, después de dos o tres seguidos solo jugando dobles, me sentía perdidísima, ya que realmente no tiene nada que ver jugar individual o dobles. Por todo eso, me ha costado muchísimo poder hacerlo bien en los torneos individuales

¿Lección aprendida de cara a 2014 a la hora de planificar su calendario?

He aprendido. No me gustaría dejar el individual porque ahora me siento muy bien, pero realmente sí que he pensado centrarme más en dobles y jugar en todos los torneos que pueda el individual, aunque mi objetivo principal es el dobles.

Esta temporada ha formado pareja en los Grand Slam con la japonesa Kimiko Date-Krumm, ¿qué ha aprendido de ella?

Es un fenómeno. Creo que es un ejemplo para todos de trabajo, sacrificio e ilusión. La ves como si fuera una junior, con mucha ilusión y entrenando como la que más. Es un ejemplo para disfrutar de ella. Durante tu carrera pasas por momentos muy malos y no llegas a disfrutar del todo del tenis y creo que viéndola a ella se aprende muchísimo en eso.

¿Seguirán jugando juntas?

En Australia no jugaré con ella, pero a lo largo del año sí espero que podamos disputar algún torneo juntas. Este año, en la gira asiática jugué con Dushevina y nos fue super bien. No había jugado con ella desde hace mucho tiempo, y la otra vez que jugamos juntas también se nos dio bien, así que hemos quedado para jugar la mayoría de torneos posibles en 2014. Para el Open de Australia ya había quedado para jugar con otra chica, pero en Brisbane jugaré con Dushevina, al igual que en París, Doha, Dubai…

Dushevina también se encuentra en la misma situación que usted, con un buen ranking en dobles y no tan bueno en individual

Sí, ella también anda igual. Me dijo que no podía comprometerse en el dobles a tope, ya que quiere recuperar su ranking individual, así que andamos ahí las dos.

Hablamos de un descenso en su ranking individual, ¿han sido complicados estos últimos años?

Han sido muy complicados, la verdad que sí. Mi objetivo era disputar unos Juegos Olímpicos y la oportunidad era en el dobles, por eso decidí centrarme en el dobles para lograrlo y eso hizo que perdiera mi ranking individual. Esa fue la decisión y la verdad es que no me arrepiento, porque nunca había jugado unas Olimpiadas y, a lo mejor, no las vuelva a jugar nunca más. Era lo que me faltaba en mi carrera y me hacía muchísima ilusión. Sí que es verdad que me da mucha pena haber perdido el ranking individual y sé que ahora es complicado recuperarlo, ya que si quiero dedicarme más al dobles me va a costar, pero disputar los juegos es una experiencia que no me va a quitar nadie y me hacía muchísima ilusión en ese momento y por eso tome esa decisión.

En relación a los Juegos Olímpicos de Londres, usted venía formando pareja con Nuria y, de buenas a primeras, a pocos torneos de jugar en Londres cambian de pareja

Bueno, cambiáis... a mí me vino por sorpresa. Fue ella quien me dijo que quería cambiar, que quería probar con María José y yo tuve que buscarme la vida. Tuve la suerte de que Anabel quiso jugar conmigo y lo pasamos genial, aunque yo no me esperaba la decisión de Nuria y fue un palo para mí.

¿Se ve jugando en los de Río?

Si llego a Río será el último torneo de mi carrera (risas). Una de las cosas por las que a lo mejor seguiré en activo dos años y medio más, que me lo he planteado, sería por los Juegos Olímpicos de Río. No sé si llegaré, pero si alargo mi carrera será por eso.

¿Qué objetivos se marca para la próxima temporada?

Todavía no me los he marcado, pero a mí me gustaría hacer algo bonito en dobles en un Grand Slam. Ya en China, que es un torneo grande, hice final y me gustaría ganar un título así.

Ha hablado que se centrará más en el dobles, pero ¿tiene pensado, al menos, jugar las previas de individuales de los cuatro Grand Slams?

Lo voy a intentar. En Australia no sé si entraré por ranking, pero de momento no he buscado pareja en dobles ni para Sydney ni Hobart, para ver si hay suerte y logro entrar en la previa del Open de Australia.

Usted es una tenista que juega ambos golpes a dos manos, ¿qué beneficios encuentra y que desventajas?

Para mí el juego a dos manos creo que tiene pocos beneficios, pero uno de ellos es que le saco mayor potencia a la derecha, y cuando estoy muy buen colocada logro hacer muy buenos tiros. Lo malo es que hay que estar muy bien colocado siempre, si no estás bien de físico la verdad es que perjudica muchísimo.

Conoce bien a Nuria Llagostera, ¿podía esperar lo que ha pasado?

No, para nada. La quiero defender porque la conozco de hace muchos años y pongo la mano en el fuego por ella. La conozco muchísimo, ella no bebe y es super eléctrica, qué necesidad tiene jugando el dobles de tomar algo. Es que es imposible. En este caso yo la defiendo a muerte y creo que la mayoría de las compañeras también. Se ha encontrado con una injusticia en la que no se ha podido defender, porque si ella hubiese tomado algo que más le da decir pues sí me he equivocado, incluso le habrían rebajado la sanción, pero es que es imposible en Nuria. He hablado con ella mil veces que lo siento muchísimo y que es una injusticia.

 

 

master1000.es  |  webmaster1000@hotmail.es